La expansión de Los Zetas al sur
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La expansión de Los Zetas al sur

Por Omar Granados
18 de enero, 2011
Comparte

Los Zetas, toman el control del sureste de México

Los Zetas, toman el control del sureste de México

Los Zetas se expanden más allá de la frontera sur de México, creando terror y sin enfrentar la respuesta de las autoridades. Así como lo han hecho en el norte, los grupos que dicen ser Zetas han establecido redes para controlar las rutas de tránsito para las drogas, los inmigrantes y el contrabando”, reportaron el LA Times, el Washington Post y otros diarios estadounidenses el fin de semana.

Los diarios cuentan también que Los Zetas intimidan a la población y cometen violentos asesinatos para asustar y poner un ejemplo para quien no quiera cooperar con ellos. Hace cuatro años este cártel se mudó a Oaxaca, Chiapas y otros estados del sur y luego el norte de Guatemala, donde los ataques a la población llegaron a ser tan comunes que el gobierno envió 300 soldados a recuperar el control de la provincia fronteriza de Alta Verapaz, declaró estado de excepción y suspendió las libertades civiles.

Pero no es la primera vez que la prensa internacional reporta sobre la actividad de los Zetas en el sur del país. Desde diciembre pasado, el ministro de Defensa salvadoreño anunció un desplazamiento hacia el sur, a pesar que Mauricio Funes aceptó que México ha hecho un buen trabajo contra el narcotráfico en México.

Álvaro Colom, presidente guatemalteco, declaró después de dar un golpe a Loz Zetas en su país en el que se encontraron arsenales y aviones, que “estos individuos no se estaban preparando sólo para enfrentar a las fuerzas de seguridad, sino que se preparaban para tomar el control del país”. Colom habría sido amenazado de muerte por el cártel, según el Barómetro de Conflictos 2010. Carlos Menocal, ministro del Interior de Guatemala, ha reconocido que el grupo criminal de Los Zetas, tienen al menos una base de operaciones en la provincia de Alta Verapaz, frontera con México, en donde desde el 19 de diciembre pasado inició una ofensiva militar en su contra.

zetas

El cártel de Los Zetas otorga incentivos a sus miembros de diversas formas, incluso con acuñación de monedas. Foto: especial

Los Zetas, por su parte, han hecho público un comunicado en el que amenazan a Colom con lanzar una guerra en Guatemala y afirman que dieron dinero a la campaña presidencial del mismo:  “Sólo queremos que sepa el país que el presidente Álvaro Colom recibió 11 millones 500 mil dólares antes de cerrar elecciones de este país y pagará por no cumplir, con culpables o inocentes, empezará la guerra en este país, en centros comerciales, escuelas y comisarías”, asegura el texto de la amenaza.

Desde hace meses, el 25 de enero de 2010, las embajadas de EU en México y Guatemala informaban al Departamento de Estado norteamericano por medio de un cable diplomático que México y Guatemala no protegen su frontera,  planteando la posibilidad de que esto se debe a su incapacidad.

En las ciudades del istmo oaxaqueño y el centro de la ciudad de Oaxaca, los ricos, así como los vendedores ambulantes y los migrantes han sido secuestrados y extorsionados. El mes pasado, Los Zetas fueron acusados de la desaparición de más de 40 inmigrantes centroamericanos en Oaxaca. El secuestro atrajo atención internacional cuando la cancillería de El Salvador reportó el crimen, pero el gobierno mexicano negó inicialmente lo sucedido. Posteriormente, El Salvador, Guatemala y Honduras anunciaron que acudirían a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el caso del secuestro.

Los migrantes centroamericanos fueron vistos por última vez el 16 de diciembre cerca de la ciudad de Ixtepec, en la ruta de las vías del tren. Alrededor de 20 de los viajeros escaparon y se refugiaron en un albergue para inmigrantes dirigido por el padre Alejandro Solalinde, quien dice que ha aprendido que los secuestradores tienen nexos con Los Zetas.

El padre Solalinde, protegido por el gobierno federal, organizó posteriormente la Caravana por la Paz, en la que recorrió, en compañía de migrantes y organizaciones pro  migrantes, los estados de Chiapas y Oaxaca, hasta llegar a Cahuites. El padre Solalinde ha reiterado la responsabilidad e inacción de las instituciones federales de seguridad, como la SSP, aunque reconoce la intervención de la SIEDO en el caso del secuestro del 16 de diciembre en Chauites.

Según el padre, la solución  al secuestro de migrantes pasa por que las personas de alto nivel que están coludidas sean castigadas; que de verdad las instituciones y el INM, entiendan que no pueden estar por encima de los derechos humanos; y, respecto a los legisladores, que se apuren a sacar esa nueva ley migratoria porque va a ayudar mucho a proteger la vida de las personas.

La Procuraduría General de la República (PGR), anunció el arresto de un nicaragüense y un mexicano sospechosos de estar involucrados en el secuestro de Ixtepec, pero no dijo nada acerca de los Zetas o los inmigrantes desaparecidos. Según LA Times, autoridades mexicanas dicen que el cártel ha contratado a soldados guatemaltecos de contrainsurgencia que han desertado, para entrenar a nuevos reclutas, además un campo de entrenamiento de sus sicarios fue descubierto en la frontera con Guatemala el año pasado.

Alejandro Poiré, portavoz de México del gobierno en materia de seguridad, dijo que el alcance de la actividad de Los Zetas en el sur no es comparable con la batalla entre ellos y sus competidores en el norte, donde una fracción de sus antiguos empleadores, el Cartel del Golfo, ha provocado ataques con granadas y tiroteos regular la luz del día.

Sin embargo, para Solalinde, un hombre amenazado por el cártel, Los Zetas “son un terrible poder de facto”. “Lamentablemente, tenemos un país muy corrupto, con los organismos policiales infiltrados” por el crimen organizado, dijo el sacerdote. Cuatro días después de que Solalinde informó del secuestro y mencionó a Los Zetas, fue visitado por un hombre corpulento, de cabeza rapada que la policía identificó como un asesino a sueldo conocido, por lo que la policía patrulla fuera de la vivienda de habitaciones bloques de hormigón sin terminar, donde los inmigrantes duermen en cartones o mantas y los perros y gatos callejeros deambulan.

Los Zetas controlan a través del miedo, amenazando a la policía, a los funcionarios municipales, periodistas y todo aquél que se interponga en su camino. Se han registrado diversos asesinatos y se han encontrado cadáveres y cabezas en lugares muy transitados en señal de amenaza o ejemplo para quienes no cooperen, como lo dijo a LA Times un reportero que pidió anonimato, “Hay lugares, cantinas, donde todos sabemos que venden drogas, donde se reúnen Los Zetas. Todo el mundo sabe, pero nadie hace nada”.

Las autoridades, sin embargo, se oponen a la idea de que no están haciendo nada. En el estado de Chiapas, en la frontera con Guatemala, más de 240 agentes de policía locales y estatales han sido despedidos o detenidos desde 2008 por tener vínculos con Los Zetas, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

El titular de Gobernación, José Francisco Blake Mora, afirmó “estamos trabajando para reducir el tiempo que pasan los inmigrantes sin papeles en las estaciones migratorias. Actualmente el promedio es de 30 días, queremos reducirlo en el corto plazo por lo menos a la mitad”. “Están en Guatemala, Honduras y El Salvador”, comentó por su parte en conferencia de prensa Rubén Beltrán, subsecretario para América Latina de la cancillería mexicana

El cártel de Los Zetas se formó en la década de los 90 a partir de un pequeño grupo de soldados de élite mexicanos (Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales, GAFE) con sede en Tamaulipas, que desertaron para trabajar para el cártel del Golfo. Ellos ganaron su notoriedad al convertirse en los primeros en mostrar públicamente sus rivales decapitados, incluso, en abril de 2006, se encontró a las cabezas dos agentes de policía en Acapulco. Las cabezas fueron encontradas en picos fuera de un edificio del gobierno con un mensaje firmado con una “Z”, que decía:” Para que aprendan a respetar”.

En ese año, el cártel del Golfo, envalentonado después de retener el control de la ciudad fronteriza del norte de Nuevo Laredo, envió a sus entonces subordinados, Los Zetas, para hacerse cargo del sur, que se mantuvo después de que su jefe, el ex líder del Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, fue extraditado a los EE.UU. Osiel fue reemplazado posteriormente por su hermano, apodado Tony Tormenta, quien fue abatido en un enfrentamiento con fuerzas especiales de la Marina.

Hacia 2008, Los Zetas, con operaciones en las 28 ciudades mexicanas más importantes, según un análisis realizado por el Grupo Savant, centro de investigación privado sobre seguridad con sede en Washington.

El cártel opera sin complicaciones en el sur, pues mientras otros cárteles se preocupan por el mantenimiento de sus puertos en la costa del Pacífico y sus rutas de tráfico en la frontera norte, Los Zetas hacen cientos de millones de dólares con la extorsión y el tráfico de mercancías provenientes desde Guatemala.

El gobierno federal reconoce que Los Zetas no tienen una concentración geográfica como otros cárteles, por lo que han aparecido en distintas partes del país. Esta organización funciona casi como franquicias, enviando un miembro a un área que quieren controlar para reclutar a criminales locales.

Para los centroamericanos que emigran hacia el norte, hay pocas opciones, además de arriesgar sus vidas cruzando el territorio controlado por los Zetas. Los centroamericanos migran a pesar de las rupturas familiares, siempre con el objetivo de encontrar una oportunidad laboral a pesar de los riesgos de ser secuestrado, torturado o asesinado persiguiendo el sueño americano.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en EU: quién ganó, quién perdió y qué significan los resultados hasta ahora

Fue, tal como se había predicho, una buena noche para los republicanos, pero sus esperanzas de un marea roja que los llevaría a la victoria en decenas de contiendas, hasta el momento no se ha materializado.
9 de noviembre, 2022
Comparte

Horas después del cierre de las primeras urnas, aún quedan por conocerse los resultados de muchas contiendas clave en las elecciones de mitad de término en Estados Unidos y el control del Senado, en particular, aún está en juego.

Fue, como se predijo, una buena noche para los republicanos, pero sus esperanzas de un maremoto que los llevaría a la victoria en decenas de contiendas hasta ahora no se ha materializado.

Ya han perdido un escaño en el Senado, en Pensilvania, y necesitan que se volteen dos de los tres estados de Nevada, Arizona y Georgia, para tomar el control de esa cámara.

Aquí compartimos algunos de los puntos clave hasta el momento.

1. Republicanos en camino a ganar la Cámara de Representantes

Aunque los demócratas han ganado algunas contiendas reñidas, parece que los republicanos están en camino de obtener la mayoría en la Cámara de Representantes. La pregunta, sin embargo, es qué tan grande será la mayoría.

Gracias a su desempeño sorprendentemente fuerte en 2020, los republicanos estaban a solo un puñado de escaños de la mayoría. Y comenzaron estas elecciones con una ventaja incorporada después de rediseñar algunas fronteras nuevas en los distritos electorales en estados conservadores.

Con cualquier forma de mayoría, los republicanos podrán darle un portazo a la agenda legislativa demócrata y aumentar las investigaciones sobre el gobierno de Biden. Eso es una victoria desde cualquier punto de vista.

Pero si el margen es estrecho, los republicanos tendrán que ejercer una increíble habilidad táctica y estratégica para mantener unido a su partido en las votaciones más importantes.

2. Florida reelige al republicano Ron DeSantis

Hace cuatro años, Ron DeSantis ganó la gobernación de Florida por una fracción de uno por ciento sobre el demócrata Andrew Gillum.

Después de cuatro años de su liderazgo conservador, donde se inclinó por temas culturales candentes como los derechos de las personas transgénero y la “teoría crítica de la raza”, criticó las restricciones de la pandemia de coronavirus y se convirtió en un elemento fijo en los medios de comunicación conservadores, ganó la reelección por un cómodo margen.

Cómo lo hizo es particularmente notable.

En 2018, perdió el bastión demócrata del condado de Miami-Dade por un 20 %. Este año, está en camino de ser el primer candidato republicano a gobernador en ganar en el área de mayoría hispana desde Jeb Bush en 2002. Incluso podría hacerlo por un porcentaje de dos dígitos.

La decisión de DeSantis de volver a trazar los límites de los distritos del estado para favorecer en gran medida a los candidatos republicanos también ha dado dividendos a nivel nacional: le ha dado a su partido al menos dos de los cinco escaños que necesita para ganar el control de la Cámara de Representantes.

Reelección de DeSantis

Getty Images

Estos éxitos contribuirán en gran medida a proporcionar al gobernador de Florida un trampolín desde el cual lanzar una campaña presidencial, si así lo desea.

Como para enfatizar esto, la multitud en el mitin de victoria de DeSantis el martes por la noche coreó “dos años más”, un reconocimiento tácito de que si su hombre decidiera postularse para candidato a presidente, tendría que renunciar como gobernador en la mitad de su mandato de cuatro años.

Si DeSantis quiere ganar la nominación presidencial republicana en 2024, es posible que tenga que pasar por el residente republicano más destacado de su estado, el expresidente Donald Trump, para hacerlo.

3. Noche mixta para Trump

Es posible que Donald Trump no haya estado en las papeletas de votación, pero aun así las ha ensombrecido. El martes, temprano por la noche, el expresidente pronunció un breve discurso desde su casa en Mar-a-Lago y reclamó una abrumadora victoria para los candidatos que respaldaba.

La verdad, sin embargo, es más complicada. En las contiendas de más alto perfil, donde respaldó a los candidatos sobre las opciones republicanas más convencionales, sus elecciones han tenido problemas.

Donald Trump

Getty Images

Mehmet Oz perdió su carrera por el Senado en Pensilvania. Herschel Walker parece dirigirse a una segunda vuelta en Georgia. Blake Masters está rezagado en Arizona. Solo JD Vance en Ohio obtuvo una clara victoria, aunque por un margen más estrecho de lo que sugeriría el estado de tendencia conservadora.

Los republicanos van a cuestionar sus instintos políticos después del martes por la noche. Y si lanza una nueva candidatura a la presidencia la próxima semana, será con desventaja.

4. Decepción para las estrellas demócratas

En 2018, Beto O’Rourke en Texas y Stacey Abrams en Georgia perdieron sus contiendas estatales, pero se ganaron el corazón de los demócratas con la estrechez de sus derrotas. Su capacidad para recaudar millones de dólares en fondos de campaña y construir bases impresionantes hizo que muchos de la izquierda los consideraran el futuro del partido.

Stacey Abrams

Getty Images
Stacey Abrams concedió su derrota.

Los partidarios esperaban poder escalar la montaña proverbial cuando ambos se postularon para el cargo en sus estados de origen nuevamente este año. Ambos se quedaron cortos.

Abrams, quien perdió por poco ante el republicano Matt Kemp hace cuatro años, terminará muy por detrás de él esta vez. O’Rourke perdió su carrera ante el gobernador republicano Greg Abbott por un margen mayor que el que perdió ante el senador Ted Cruz.

Los demócratas tendrán que ir en busca de nuevas estrellas.

5. Triunfo de John Fetterman en Pensilvania

John Fetterman

Getty Images

La contienda entre John Fetterman y su rival republicano Mehmet Oz fue una de las de más alto perfil de la elección, con giros y vueltas en una campaña que involucró de todo, desde afirmaciones sobre la matanza de cachorros hasta preguntas sobre la salud del candidato demócrata.

Fetterman tenía una gran ventaja al principio de la campaña, pero sufrió un derrame cerebral en mayo.

Permaneció fuera del ojo público durante meses, y en su lugar utilizó anuncios de televisión y una campaña agresivamente sarcástica en las redes sociales para generar una ventaja en las encuestas sobre su oponente, el famoso cirujano Oz, a quien describió como un político oportunista superrico de fuera del estado.

En octubre, un informe de que el republicano había realizado experimentos con cachorros generó memes en las redes sociales.

Pero la reticencia de Fetterman a participar en entrevistas televisadas generó dudas sobre su salud y estado físico para servir como senador, y esto pareció haberse reflejado en las encuestas que se ajustaron drásticamente en los últimos días de la contienda.

A pesar de las dificultades, Fetterman salió victorioso.

*Anthony Zurcher, de BBC News en Washington, contribuyó con información y análisis para este artículo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.