Los que acompañarán a Moreno Valle
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los que acompañarán a
Moreno Valle

Por Ernesto Aroche Aguilar y Brenda Herrera
31 de enero, 2011
Comparte

Puebla, Pue.- Con una conformación heterogénea de su gabinete, Rafael Moreno Valle Rosas busca afianzar la red política que lo llevó a ganar la gubernatura y que lo podría llevar más lejos. En su cuerpo de apoyo, el expriista hoy con el corsé de panista, incluyó lo mismo a elbistas, convergentes, excompañeros de su partido y a algún albiceleste del ala radical.

Y aunque el gobernador electo –que entrará en funciones el 1 de febrero próximo— ha tratado de limitar las especulaciones sobre sus posibles compañeros de viaje al afirmar que sólo los que actualmente integran su equipo de transición tendrían su lugar seguro en el próximo gobierno, lo cierto es que muchos de los que suenan ya se han presentado en las dependencias que estarán a su cargo.

En esa intención de extender su influencia más allá del estado, Moreno Valle ha colocado ya a uno de sus hombres más cercanos, Eukid Castañón Herrera, como secretario adjunto del Comité Ejecutivo Nacional de Convergencia. El otro hombre de todas sus confianzas Fernando Manzanilla Prieto –novio de su hermana Gabriela Moreno Valle Rosas— se quedará en Puebla como una especie de vicegobernador al ocupar primero la Secretaría de Gobernación (Segob) que luego se transformará en la Secretaría General del Gobierno que tendrá como facultades la atención de la política interior pero además fungirá como jefe de gabinete y concentrará la política de comunicación estatal.

Manzanilla Prieto, egresado del ITAM y con una maestría en políticas públicas de la Escuela John F. Kennedy de Gobierno de la Universidad de Harvard, comenzó su carrera política en el equipo de campaña de Ernesto Zedillo, de ahí fue reclutado por Moreno Valle para integrarse al equipo que llevaría las riendas de la secretaría de Finanzas durante el sexenio del exgobernador Melquiades Morales Flores.

Los firmes

El 17 de enero pasado en una entrevista radiofónica Moreno Valle trataba de eliminar los rumores sobre la conformación de su futuro gabinete al afirmar, tajante, que sólo Fernando Manzanilla, Amy Camacho, Ardelio Vargas y Pablo Rodríguez Regordosa tenían un lugar seguro en su administración; del resto de los nombres en juego aún se estaba “evaluando, midiendo capacidades, rendimiento, relaciones e interacciones”.

Ardelio Vargas Fosado, actual diputado federal por el PRI y a quien se le ubica ya en la Secretaría de Seguridad Pública del próximo sexenio, llega con el estigma de los violentos operativos en Atenco y Oaxaca como director de la Policía Federal Preventiva. Fue además director del Área de Inteligencia del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y actualmente preside la comisión de Seguridad en la Cámara de Diputados.

Su nombramiento como integrante del equipo de transición del morenovallismo fue cuestionado por organizaciones no gubernamentales especializadas en la defensa de los derechos humanos en Puebla.

Pablo Rodríguez Regordosa, diputado federal del PAN fue uno de los pocos militantes de sus partido que participaron en la campaña de Moreno Valle. Fungió como su vocero oficial y se prevé que ocupe la Secretaría de Desarrollo Económico.

Rodríguez Regordosa es hijo de Heberto Rodríguez Concha dirigente del Frente Universitario Anticomunista (FUA) y uno de los fundadores de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), institución educativa semillero del Yunque y la ultraderecha; y sobrino de Luis Regordosa Valenciana, uno de los patriarcas empresariales del estado.

En ese primer grupo, Amy Camacho Wardle, propietaria y directora general del parque Zoológico Africam Safari es uno de pocos perfiles ciudadanos. A la mujer se le ubica en la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Los que vienen

Y aunque en esa declaración, Moreno Valle no incluyó al senador de Convergencia, Luis Maldonado Venegas, nadie duda que será el próximo responsable de la Secretaria de Educación Pública en el estado; él mismo lo confirmó a Animal Político hace unas semanas.

Con la  inclusión del aún coordinador parlamentario del partido naranja en su gabinete, Moreno Valle cierra la pinza que abrió con el nombramiento de Castañón Herrera como integrante del CEN del instituto político que dirige Luis Walton.

Víctor Carrancá Bourguet, hijo del abogado Raúl Carrancá y Rivas y quien ya fungió como subprocurador de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, será el nuevo titular de la Procurador General de Justicia del estado.

Por su oficina pasaron casos como el del asesinato del conductor Francisco Stanley y el de la defensora de derechos humanos Digna Ochoa. Como abogado se encargó de la defensa del diputado perredista René Bejarano y recientemente de la señora Valentina de Albornoz, acusada de lesiones y fraude derivado de malas prácticas estéticas.

Del Distrito Federal también llegará Mauricio Tornero Salinas, exdirector de la policía judicial del DF y exsubprocurador de Averiguaciones Previas en la PGJDF, a ocupar la Secretaría Técnica del Consejo Estatal de Seguridad Pública. Carrancá y Tornero son personajes cercanos a Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal, quien los recomendó con Moreno Valle, de acuerdo con versiones periodísticas locales.

Los panistas

Roberto Moya Clemente, contador público egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y maestro en Políticas Públicas por la Universidad de Londres, Inglaterra, actual director adjunto de Promoción de Financiera Rural, asumirá la Secretaría de Finanzas luego de que se le mencionara como posible titular de la Secretaría de Desarrollo Rural. Moya Clemente es de los futuros secretarios que ya se han paseado por las que serán sus futuras oficinas.

La Secretaría de Desarrollo Social será ocupada por Myriam Arabian, quien ha fungido como diputada federal y desempeñado como coordinadora de delegados de la Sedesol y titular del Consejo Nacional para las personas con Discapacidad (Conadis), a cuyo paso sumó críticas de grupos dedicados a la protección de los derechos de las personas con discapacidad.

Miriam Arabian fue propuesta directa del presidente Felipe Calderón Hinojosa, dada la buena relación que mantiene con su esposa Margarita Zavala.

Antonio Gali Fayad, delegado regional de la Sistema de Administración Tributaria (SAT) y uno de los encargados de recaudar fondos para la campaña presidencial de Felipe Calderón en el 2006, asumirá la Secretaría de Obras Públicas que de acuerdo con el proyecto de gobierno en unos meses más pasará a llamarse Secretaría de Infraestructura.

Gali Fayad podrá presumir un poder importante en el próximo sexenio pues tendrá un hijo y un yerno en el Congreso del estado: Antonio Gali López y Elías Abaid Kuri, coordinadores de las fracciones del PRD y del PVEM respectivamente, este último partido que fue en alianza con el PRI en el proceso electoral pasado.

Del PAN también llegará Norberto Tapia Latisnere, exdirector general de relaciones interinstitucionales de la Coordinación de Comunicación de la Presidencia  y director general de Televisión Educativa de la Secretaría de Educación Pública, será el nuevo coordinador de Comunicación Social del gobierno poblano.

La sombra de Elba Esther

A principios de enero, Cirilo Salas Hernández, dirigente estatal del Sindicato Nacional de Trabajadores la Educación (SNTE), declaraba que Moreno Valle “es un proyecto de carácter nacional” para ese gremio.

No obstante, Guillermo Aréchiga Santamaría, presidente del Comité de Acción Política del SNTE y diputado del Partido Nueva Alianza, es el presidente de la gran comisión del congreso del estado, posición que logró con los votos del grupo parlamentario del PAN al que se adhirieron los diputados de Convergencia, Panal y PRD.

Las posiciones del Panal incluyen a José Calaban Macari, primo hermano del presidente nacional de ese instituto político, Jorge Kahwagi, y dirigente estatal del instituto político de Elba Esther, se ocupará de la secretaría de Administración. Cabalán es otro de los integrantes del grupo más cercano a Moreno Valle desde que ocuparan la secretaría de Finanzas en el sexenio de Melquiades Morales.

El resto

La Secretaría de Turismo será presidida por el empresario Ángel Trauwitz, propietario de las Bodegas del Molino y de las sucursales de Ruta de los Vinos, localizadas en Playa del Carmen, Puebla y Guadalajara.

Desarrollo Rural será para Leonel Ramírez Farías, coordinador de Asesores de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas y exdirector general de Administración de Riesgos y Proyectos de Inversión de la Sagarpa.

En la Contraloría quedará Patricia Leal Islas y Jorge Aguilar Chedraui, aún delegado en Puebla del ISSSTE, tendrá a su cargo la Secretaría de Salud, ambos colaboradores de Moreno Valle desde los tiempos en que controlaban la Secretaría de Finanzas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cali Baja, la megarregión en la frontera entre EU y México que genera millones de dólares

La frontera entre EU y México suele ser noticia por su muro y por los migrantes que intentan cruzar. Pero en su extremo occidental existe una región económica integrada y una comunidad que se autodefine como binacional.
12 de abril, 2022
Comparte

Ester Villalobos tiene 27 años y es madre de una niña de 6.

Vive en Tijuana, México, pero trabaja en San Ysidro, una localidad fronteriza de San Diego, Estados Unidos.

“Cada mañana y tarde cruzo con mi moto”, le cuenta a BBC Mundo un mediodía caluroso de marzo frente a su trabajo a metros del boulevard San Ysidro, la calle principal de esta ciudad que alberga pequeños negocios familiares, casas de cambio y de empeño que atienden a clientes de ambos lados de la frontera.

“A veces tardo 40 minutos en la línea, otras 5 horas”, dice.

La línea es lo que los locales llaman al paso fronterizo de la Garita Internacional de San Ysidro, el más occidental entre México y Estados Unidos y por donde se calcula que cruzan casi 100.000 personas a diario, 60.000 de ellas para trabajar.

Se trata del cruce con mayor circulación del país.

Garita Internacional San Ysidro

Analía Llorente
La Garita Internacional San Ysidro es el cruce más occidental de la frontera entre Estados Unidos y México.

La frontera entre Estados Unidos y México suele ser noticia por el muro que la divide y por los migrantes que intentan cruzarlo. Pero en el extremo oeste de esos casi 3.200 kilómetros, también convive una comunidad que está en constante interacción.

“Es una ciudad flotante”, define David Shirk, jefe del departamento de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad de San Diego (USDC), California.

“Miles de personas cruzan para hacer sus compras, ir a la escuela, trabajar… es una ciudad pequeña que cruza la frontera a diario porque es una sola economía que intercambia consumidores, trabajadores e inversionistas”, añade.

La región de Cali Baja

BBC

“Somos una región binacional e inseparable. Tenemos lo mejor de México y lo mejor de Estados Unidos en la misma esquina”, asegura, por su parte, Jason Wells, que nació en Chicago hace 48 años, pero que vivió entre Tijuana y San Diego casi los últimos 30.

Wells, que está al frente de la Cámara de Comercio de San Ysidro, cruza varias veces a la semana a Tijuana para hacer compras, por citas médicas, para llevar a los perros al veterinario o simplemente para comer unos tacos de birria (carne de borrego con una salsa de chiles y especies), típicos de la ciudad mexicana.

Jason Wells, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de San Ysidro

Analía Llorente
Jason Wells es el director ejecutivo de la Cámara de Comercio de San Ysidro, en EE.UU., y cruza semanalmente a México para hacer compras.

Pero más allá de los beneficios del tipo de cambio entre el dólar y el peso mexicano para quienes ganan en moneda estadounidense, a nivel macroeconómico esta zona fronteriza tiene un componente particular.

Funciona como una región económica integrada binacional habitada por unos 7 millones de personas y aunque una línea los divide, ambos lados dicen que trabajan juntos desde hace décadas para salir a competir globalmente como una unidad bajo el nombre de Cali Baja.

¿Qué es Cali Baja?

Cali Baja surge de la fusión entre los nombres del estado de California (EE.UU.) y el estado de Baja California (México).

La región la componen los condados de San Diego y Valle Imperial del lado estadounidense y los cinco municipios de Baja California del lado mexicano: Tijuana, Tecate, Mexicali, Playas de Rosarito y Ensenada.

Cali Baja tiene un Producto Interno Bruto (PIB) regional de US$250.000 millones y flujos comerciales transfronterizos estimados en US$70.000 millones, señala el informe de 2022 The Cali Baja Regional Economy (“La economía regional de Cali Baja”), de la USDC.

Cartel: "Welcome to San Ysidro" (Bienvenidos a San Ysidro)

Analía Llorente

Las principales industrias son la manufacturera audiovisual, el equipamiento médico, la producción de muebles, herramientas, semiconductores y otros componentes electrónicos, instrumentos musicales y la industria aeroespacial.

La región también cuenta con grandes zonas agrícolas, una industria turística y puertos importantes para el comercio con Asia y otras partes del mundo.

Según explica el profesor Shirk, Cali Baja se beneficia, por un lado, de la capacidad de producción y de la competitividad del salario que ofrece México y por el otro, de la eficiente administración de cadenas de suministro para la exportación y la capacidad de venta de Estados Unidos.

La combinación de las dos economías es algo especial y no se encuentra fácilmente”, analiza.

En cifras

Cali Baja no cuenta con mediciones de inversión y exportación regionales, pero existen cifras de ambos lados de la frontera que dan una idea de su impacto.

Personas con maletas hacen fila al ingreso a EE.UU. desde México.

Analía Llorente
El paso fronterizo de San Ysidro es el más transitado de todo Estados Unidos. Se calcula que unas 100.000 personas lo cruzan a diario.

Los ocho grupos principales de la industria manufacturera binacional representan aproximadamente 52.000 puestos de trabajo en San Diego y el Valle Imperial y 177.500 empleos en Baja California, dice el informe de la USDC, con datos de 2018.

Colectivamente, estas industrias generaron el 7% del PIB de la región.

El área de San Diego y Valle Imperial aportó un valor agregado (es decir, la utilidad adicional que adquieren los bienes y servicios tras ser transformados en el proceso productivo) de US$14.900 millones, esto significó unos US$287.500 por trabajador.

Mientras que en la zona de Baja California, el valor agregado generado fue de US$2.200 millones, representando US$12.250 por empleado.

Por otra parte, la inversión extranjera directa en Baja California en 2020 fue de US$1.106 millones, según datos del Ministerio de Economía de México.

Además, el capital de riesgo que fluye hacia San Diego aumentó considerablemente en los últimos años y superó los US$2.000 millones trimestrales a mediados de 2021, principalmente en biotecnología y productos farmacéuticos.

Trabajadoras en la industria maquiladora en México en 2001.

Getty Images
Las industrias maquiladoras surgieron en México a mediados del siglo pasado como una forma de fomentar la inversión extranjera.

Y la región también se beneficia de los incentivos que ofrece México.

“Cuando salimos a promover ofrecemos todo tipo de industria, pero la que más ha crecido es la industria maquiladora“, dice Kurt Honold, secretario de Economía e Innovación del estado de Baja California, México.

La maquiladora es un tipo de línea de producción en México, y especialmente en Tijuana, cuyos capitales suelen ser extranjeros. La empresa importa materia prima sin ningún tipo de arancel para fabricar un determinado producto y luego lo exporta.

Las maquiladoras surgieron a mediados del siglo XX en México como una forma de fomentar la inversión extranjera y combatir el desempleo en el país, aunque este modelo presenta numerosas críticas sobre explotación laboral.

Cómo nació Cali Baja

La organización CaliBaja Bi-national Mega-Region comenzó como una iniciativa de varios empresarios y cámaras de comercio de San Diego, Valle Imperial y Tijuana. Más tarde se sumaron otros actores.

Cartel de Tijuana, México.

Analía Llorente

Se trató de una estrategia de marketing-económica que empezó a operar en 2010, pero la idea de una región binacional se venía gestando e incluso aplicando en los hechos desde la década de 1980 por las industrias maquiladoras en el lado mexicano y tras el crecimiento de la población del suroeste de Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial.

“Yo no lo pienso dos veces antes de subirme a mi auto y cruzar al otro lado de la frontera para encontrarme con alguien para hacer negocios”, dice Timothy Kelley, presidente y director ejecutivo de Imperial Valley Economic Development Corporation en Estados Unidos.

“Somos una región única porque tenemos oportunidades binacionales para ofrecer. Armamos una organización para atraer inversiones y quisimos crear una iniciativa para que a nivel nacional y global, conozcan y miren a la región de una manera diferente y no como subregiones”, añade Kelley, que es miembro fundador de CaliBaja Bi-national Mega-Region.

“La gente que vive en esta región es bicultural, binacional y bilingüe. Queremos asegurarnos de que se entienda que se pueden hacer negocios en los dos países al mismo tiempo”, enfatiza a BBC Mundo.

"Somos una región binacional e inseparable. Tenemos lo mejor de México y lo mejor de Estados Unidos en la misma esquina"", Source: Jason Wells, Source description: Director ejecutivo Cámara de Comercio de San Ysidro, California (EE.UU.), Image: Jason Wells

Del otro lado de la frontera resaltan también esta especial interdependencia económica y social de sus comunidades.

“Si a ellos les da una gripa a nosotros también nos da una gripa. Somos iguales, entonces hemos decidido trabajar juntos, sobre todo en la economía, para salir a promocionar la región”, dice Honold.

“En Cali Baja no existen las fronteras. Una línea nos divide, pero no la vemos”, añade.

Calle de Tijuana.

Analía Llorente

Lo cierto es que el concepto de Cali Baja se popularizó entre los círculos económicos de ambos lados del borde, aunque la actividad no esté directamente asociada a la organización que funciona bajo ese nombre.

“La gente usa la palabra Cali Baja como parte de la lengua vernácula regional y eso es bueno”, analiza Christina Luhn, asesora en política comercial que fue miembro fundadora de la organización Cali Baja Bi-national Mega-Region.

Existen varios sectores en la larga frontera entre EE.UU. y México donde también sus comunidades interactúan y se relacionan económicamente de manera binacional, como el caso de El Paso-Ciudad Juárez; pero no albergan a tantas personas ni sus industrias están tan interrelacionadas como la fusión que existe en Cali Baja.

Ventajas

La región Cali Baja trae consigo puntos a favor y en contra.

“Hay aspectos positivos y negativos. Cuando los pones todos juntos, los positivos aumentan y los negativos disminuyen”, dice Kelley.

Según él, una ventaja fundamental es la diversidad tanto en las industrias que ofrece la región como en la población que la conforma.

“Más allá de la frontera, la mayoría de la gente no se da cuenta de la importancia que tiene México en nuestro país”, afirma el estadounidense.

Para el secretario de Economía e Innovación del estado de Baja California, Kurt Honold, los beneficios de la región binacional son múltiples.

“Trabajamos juntos para resolver problemas porque cuando se crea un trabajo en México, también se genera otro en California. La conjunción de las fuerzas nos ayuda a atraer más inversión a los dos lados de la frontera”, afirma.

Kenia Zamarripa

Gentileza Kenia Zamarripa
Kenia Zamarripa es directora Ejecutiva de Negocios Internacionales de la Cámara regional de Comercio de San Diego y vive en Tijuana. “Soy binacional”, dice.

Según las fuentes consultadas, es difícil medir la efectividad de este tipo de asociaciones regionales binacionales.

“Cuando la gente me preguntaba: ‘¿cómo sabremos si esto tendrá éxito?’, yo respondía: ‘pregúntame de nuevo en 50 años’. El desarrollo económico es una apuesta a largo plazo“, detalla Christina Luhn.

Pero algunos de los entrevistados dicen que el ejemplo claro de éxito en Cali Baja es el puente binacional Cross Border Xpress (CBX) que se inauguró en 2015.

Se trata de una terminal aeroportuaria ubicada en el área de Otay Mesa, al este de San Ysidro, del lado estadounidense, que con un puente de acceso se conecta con el Aeropuerto Internacional de Tijuana. Esto convierte a este último en un aeropuerto geográficamente binacional.

“Algunos levantan muros, otros construimos puentes”, opina Kenia Zamarripa, directora Ejecutiva de Negocios Internacionales de la Cámara regional de Comercio de San Diego, en referencia al muro fronterizo entre Estados Unidos y México.

Muro fronterizo en la frontera entre Estados Unidos y México.

Analía Llorente
El muro de la frontera entre Estados Unidos y México tiene tramos de varias vallas y otros que están incompletos.

El endurecimiento de las medidas migratorias durante el gobierno de Donald Trump produjo también un efecto en Cali Baja, aunque tuvo aparentes vetas positivas.

“Tuvimos piedritas que hicieron que se pusiera un poco más duro para gente buena que llegaba a México y que buscaba cruzar a Estados Unidos para alcanzar el sueño americano”, analiza Honold, del gobierno de Baja California, que destaca que esos migrantes permanecieron en el país aumentando la capacidad laboral.

Dificultades

Una de las dificultades que enfrenta Cali Baja para potenciar sus negocios es justamente la frontera que la divide.

Varios de los entrevistados coinciden en el reclamo a los gobiernos federales para agilizar el cruce tanto de peatones como de autos y camiones en los cinco pasos fronterizos que tiene Cali Baja: cuatro terrestres (San Ysidro-Tijuana, Otay Mesa-Tijuana, Tecate-Tecate y Calexico-Mexicali) más el puente CBX.

“Necesitamos tener un buen flujo de personas y bienes para cruzar la frontera. Esto va a beneficiar tanto a México como a Estados Unidos”, asegura Kelley del Valle Imperial.

Kurt Honold coincide con la demanda de tecnología para agilizar el cruce que suele verse congestionado: “Muchos de los trabajadores son estadounidenses o tienen su permiso para poder trabajar en Estados Unidos. Ese dinero que ganan lo gastan del lado mexicano y viceversa”.

Cruce de autos desde Estados Unidos hacia México en la Garita Internacional de San Ysidro el 15 de marzo de 2022.

Analía Llorente
Cruce de autos desde Estados Unidos hacia México en la Garita Internacional de San Ysidro el 15 de marzo de 2022.
Cruce de autos en la frontera de México hacia Estados Unidos.

Analía Llorente
Cruce de autos desde Tijuana, México, a Estados Unidos, el 15 de marzo de 2022.

Cali Baja enfrenta también problemas ambientales con la contaminación del río Tijuana que suele perjudicar las playas de San Diego, muchas veces provocando sus cierres.

“Trabajamos juntos para buscar la manera de resolverlo porque son temas binacionales, calibajianos, que nos afectan a los dos”, describe el funcionario de México.

Y desde el punto de vista académico, David Shirk dice que hace falta capacitar a los trabajadores.

“En el lado estadounidense hay una falta trágica de personas que hablen español. No invertimos en educar a nuestros estudiantes anglo para que puedan aprovechar la región binacional”, opina.

"Algunos levantan muros, otros construimos puentes"", Source: Kenia Zamarripa, Source description: Directora Ejecutiva de Negocios Internacionales de la Cámara regional de Comercio de San Diego, EE.UU., Image: Kenia Zamarripa

Representantes de Cali Baja se reúnen bimestralmente para trabajar en mejorar la región y también hacen viajes anuales a Ciudad de México y Washington para plantear a los gobiernos federales problemas que tienden a ser únicos en ese rincón de la frontera.

Es una comunidad transfronteriza y es difícil de entender. Por ejemplo, en Washington no comprenden que somos interdependientes. Nuestro primer obstáculo como región es la falta de entendimiento de cómo funcionan las regiones fronterizas”, analiza el profesor de la Universidad de San Diego.

“Crisis de identidad”

Ester Villalobos dice que le encanta vivir en un país y trabajar en el otro.

“No hay rivalidad entre la gente en la frontera. Hay mucha empatía”, afirma.

Ester Villalobos con su moto.

Analía Llorente
Ester Villalobos cruza a diario la frontera con su moto. Creó el grupo de Whatsapp “Línea” para comunicar a diario cuán congestionado está el paso.

Su jefe, Mike Mattia, es estadounidense y no habla español, pero apostó por abrir su negocio de franquicia de una empresa de transporte de paquetes en San Ysidro en noviembre de 2020, en plena pandemia.

“Solo contrato gente local”, dice y cuenta que tres de sus cuatro empleados viven en Tijuana y cruzan la frontera a diario para trabajar.

“Este es un lugar especial, aquí la gente es muy inteligente y hábil. La comunidad entiende la frontera y sus necesidades”, asegura.

La alta renta y las dificultades para acceder a una vivienda en San Diego hace que la mayoría de los habitantes de esta región transfronteriza viva en Tijuana y trabaje del lado estadounidense.

BBC Mundo cruzó la frontera caminando para buscar cómo Cali Baja se ve y vive del otro lado de la línea.

En esa zona del cruce de San Ysidro, el alto muro de metal está incompleto y la gente forma fila para cruzar de un lado hacia otro como si fuese una cola para el banco o el supermercado.

Cruce peatonal desde Tijuana, México, a San Ysidro, Estados Unidos.

Analía Llorente
Cruce peatonal desde Tijuana, México, a San Ysidro, Estados Unidos, el 15 de marzo de 2022.

Miguel Marshall es un joven sandieguino que eligió vivir e invertir en Tijuana. Cuenta que es la quinta generación de una familia binacional.

“Mis raíces son de Tijuana. Tengo negocios aquí y estoy pensando en emprender en San Diego”, dice Marshall que es desarrollador inmobiliario urbano y emprendedor gastronómico que apuesta en Cali Baja.

“En Tijuana soy feliz, somos una multiregión y la comida es una fusión de los dos lados”, describe.

Miguel Marshall

Analía Llorente
Miguel Marshall que es desarrollador inmobiliario urbano y emprendedor gastronómico que apuesta en Cali Baja.

Kenia Zamarripa también vive en Tijuana y cruza todas las semanas a San Diego para trabajar en la Cámara de Comercio regional de esa ciudad.

“Somos una comunidad dividida en dos por una línea”, detalla.

“A veces siento que no soy del todo mexicana, ni tampoco del todo estadounidense. Yo nací en EE.UU., pero me siento migrante. Hay una crisis de identidad”, describe.

“Pero a mí me gusta así, porque tengo las dos cosas de los dos lados”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=YzNpZ77KNUM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.