76% de armas decomisadas en México, sin datos de procedencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

76% de armas decomisadas en México, sin datos de procedencia

Por Omar Granados
10 de febrero, 2011
Comparte
Arsenal decomisado por autoridades mexicanas en abril pasado. Foto: Cuartoscuro

Arsenal decomisado por autoridades mexicanas en abril pasado. Foto: Cuartoscuro

De las 30 mil armas decomisadas por autoridades mexicanas en 2008, alrededor de 22 mil 800 no fueron rastreadas, según un estudio publicado hoy por Stratfor (Strategic Forecasting Inc.), consultora global de inteligencia.

Aunque Stratfor ha hecho ya otros estudios sobre el tema, en esta ocasión se dedicó a revisar la afirmación de que el 90% de las armas traficadas hacia México provienen de EU. Dicha afirmación proviene de autoridades mexicanas, aunque ha sido replicada por autoridades norteamericanas recientemente.

Para desmitificar la cifra, Stratfor recurrió a las cifras de autoridades mexicanas sobre los decomisos de armas hechos en 2008 en nuestro país, para después revisar el resultado de las investigaciones sobre el origen de las armas.

Resultado de las investigaciones sobre el origen de las armas decomisadas en México en el 2008. Fuente: Stratfor.

Resultado de las investigaciones sobre el origen de las armas decomisadas en México en el 2008. Fuente: Stratfor. (Haz click para agrandar)

Según el último informe al Congreso de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de EU (GAO, por sus siglas en inglés), de las 30 mil armas de fuego que fueron decomisadas a delincuentes por las autoridades mexicanas en 2008, la información relativa a 7 mil 200 de ellas (es decir, 24% del total) fue presentada a la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) para que fueran rastreadas.

De estas 7 mil 200 armas de fuego, sólo unas 4 mil pudieron ser rastreadas efectivamente por la ATF, y de estas 4 mil, aproximadamente 3 mil 480 (es decir, 87% de las que fueron efectivamente rastreadas y/o 12% del total incautadas) fueron relacionadas con un origen en los EU.

Esto significa que el mencionado 87% de armas, el cual se sugiere que proviene de EU, es correcto sólo en relación con el número de armas que pudieron ser rastreadas por la ATF (4 mil), y no del número total de armas confiscadas por las autoridades mexicanas en 2008 (30 mil). Incluso se puede  afirmar que del 90% de las 30 mil armas decomisadas en México  en 2008, menos del 12% del total se relacionan con EU (3 mil 480).

Las restantes 22 mil 800 armas de fuego incautadas por las autoridades mexicanas en 2008, y que no fueron enviadas a la dependencia estadounidense ATF, no fueron investigadas y no se sabe sobre su origen. Además de factores burocráticos y negligencia, muchas de las armas incautadas o bien no tienen números de serie o sus números de serie han sido alterados o borrados.

Stratfor resalta que las autoridades mexicanas simplemente no se molestan en enviar algunas clases de armas a la ATF pues éstas  se identifican como provenientes de las fuerzas armadas y la policía, o armas que pueden ser rastreadas porque fueron vendidas a través de la Dirección de Comercialización de Armas y Municiones (DCAM), que está subordinada a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Del mismo modo, nuestras autoridades no piden que la ATF rastree explosivos militares de terceros países, como las granadas de fragmentación provenientes de Corea del Sur, comúnmente utilizadas en los ataques de cárteles.

Tipos y fuentes de las armas

Para comprender la dinámica del flujo de armas en México, es útil dividir las armas incautadas en tres grandes categorías:

Tipo 1: Armas legalmente disponibles en México. Éstas incluyen armas de fuego más pequeñas que un magnum .357, como .380, .38 Super y .38 Special. La mayor parte de estas armas usadas por los delincuentes se compra en México, o es robada a sus legítimos propietarios.

Mientras el DCAM tiene regulaciones muy estrictas para la población civil para comprar armas, los delincuentes utilizan a los compradores legales para obtener armas de fuego o las obtienen de los funcionarios corruptos. No es raro ver pistolas .38 súper incautados de cárteles (un calibre que no es popular en los Estados Unidos), y muchas de estas pistolas son de origen mexicano. Del mismo modo, los sicarios suelen usar pistolas 0.380 equipadas con silenciadores.

En muchos casos, estas pistolas son compradas en México, los silenciadores son de fabricación nacional y los cañones están adaptados para recibir los silenciadores mexicanos. Cabe señalar, sin embargo, que debido al costo y la molestia de comprar armas en México, muchas de las armas en esta categoría son compradas en EU y de contrabando en el país. Según Stratfor, las armas como las 0.380 y los rifles y pistolas de calibre 22, se encuentran entre las comúnmente rastreadas en EU.

Tipo 2: Las armas disponibles legalmente en EU, pero no en México. Muchos calibres populares, tales como 9 mm, .45 y .40, se reservan para los militares y policías y no están disponibles para la venta a la población civil en México. Estas armas, que se venden legalmente y muy frecuentemente en EU, constituyen la segunda categoría, que incluye también fusiles calibre .50, las versiones semiautomáticas de fusiles de asalto como el AK-47 y M16 y la pistola FN Five-Seven.

En cuanto a este segundo tipo de armas, una gran proporción se encuentran en México y puedan ser compradas en EU. En efecto, señala el informe de la GAO, muchas de las armas comúnmente encuentran su origen en EU y también hay muchas calibre 45 y 9 mm, pistolas semiautomáticas y revólveres 0.357 obtenidos a partir de los desertores del ejército mexicano y la policía, compradas a las corruptas autoridades mexicanas, o incluso traídos de América del Sur (armas de fuego hechas por fabricantes como Taurus y Bersa).

Esta categoría también incluye las variantes de los fusiles de asalto semiautomáticos y rifles de combate, que a menudo son convertidos por armeros mexicanos para ser capaces de fuego completamente automático. Uno puede comprar este tipo de armas en el mercado internacional de armas y es más barato y más fácil simplemente comprarlas en los EU o América del Sur y contrabandearlas a México.

De hecho, hay una industria entera desarrollada para el contrabando de estas armas, y no todos los clientes son sicarios de cárteles. Hay muchos ciudadanos mexicanos que tienen armas en calibres como el .45, 9 mm, .40 y .44 Magnum para defensa propia – a pesar de que estas armas son ilegales en México.

Tipo 3: Armas No disponibles para los civiles en México o EU. La tercera categoría de armas encontradas en México son aquellas que por lo general no están disponibles para su venta en EU o México. Esta categoría incluye las granadas de mano, granadas de 40 milímetros, misiles propulsados por cohetes, rifles automáticos de asalto y rifles de batalla y ametralladoras ligeras.

Este tercer tipo de arma es bastante difícil y muy caro de obtener en los Estados Unidos (especialmente en el gran número en el que los carteles las emplean). Este tipo de armas es también peligroso de conseguir en EU debido al fuerte escrutinio policial, por lo tanto, la mayoría de los artefactos militares utilizados por los cárteles mexicanos proviene de otras fuentes, tales como el mercado internacional de armas (cada vez provienen más de China a través de las mismas redes que suministran los precursores químicos para la fabricación de estupefacientes), o de elementos corruptos en el Ejército mexicano e incluso desertores que se llevan sus armas con ellos.

Además, los artículos tales como granadas de fragmentación de Corea del Sur y RPG-7s, a menudo utilizadas por los cárteles, simplemente no están en el arsenal de EU, esto significa que muy pocas de las armas en esta categoría provienen del vecino del norte.

En los últimos años, los cárteles (en particular sus grupos como Los Zetas, Gente Nueva y La Línea) se han dedicado cada vez más al manejo de armamento militar en lugar de armas deportivas. Un examen detallado de las armas incautadas a los grupos de sicarios y sus campos de entrenamiento demuestra claramente esta tendencia hacia la munición militar, incluidas las armas no tan comunes en EU. Algunos de estos ataques han incluido ametralladoras M60 y cientos de granadas de 40 mm, obtenidos a partir de los arsenales militares de países como Guatemala.

Sin embargo, Guatemala no es la única fuente de tales armas. América Latina está inundada de armas que fueron enviadas en las últimas décadas para abastecer la diversa insurgencia y contrainsurgencia de la región. Cuando este tipo de armas de uso militar se combina con la corrupción rampante en la región, éstas rápidamente encuentran su camino en el mercado negro de armas.

Según Stratfor, los cárteles mexicanos tienen contactos en la cadena de suministro que usan para traer drogas a México desde América del Sur y son capaces de utilizar esta misma red para obtener armas en el mercado negro en América del Sur y Central y luego pasarlas de contrabando hacia México.

Si bien hay muchas armas en esta categoría que fueron fabricadas en los Estados Unidos, la gran mayoría de las armas de fabricación estadounidense de este tercer tipo se encuentran en México – como los cohetes LAW y ametralladoras M60 – vienen a México procedentes de terceros países y no directamente de los Estados Unidos. Hay también algunos casos de solapamiento entre las clases de armas. Como se señaló anteriormente, China se ha convertido en una fuente cada vez más común para las armas de guerra como granadas y fusiles de asalto automáticos en los últimos años.

Clasificaciones previas

Stratfor ya había publicado la siguiente clasificación sobre las armas traficadas:

1) Las armas blancas: son transferidas legalmente, en conformidad con las leyes nacionales de las partes implicadas y los tratados internacionales o sus restricciones.

2) Las armas grises: Cuando el mercado de armas blancas es manipulado, tenemos el mercado gris. Literalmente, las armas blancas se cambian de manos hacia alguien que no es el destinatario oficial. Una de las formas clásicas de hacer esto es falsificar un certificado de usuario final, o sobornar a un oficial en un tercer país para firmar un certificado de usuario final.

3) Las armas negras: Son armas de contrabando desde el primer momento y todo el negocio se lleva a cabo bajo la mesa. No hay certificados de usuario final y las armas se introducen de contrabando en secreto. Ejemplos de esto serían el contrabando de armas de la antigua Unión Soviética y Afganistán hacia Europa a través de lugares como Kosovo y Eslovenia, o el contrabando de armas hacia América del Sur de Asia, la antigua Unión Soviética y de Oriente Medio por parte de Hezbolá y las bandas criminales en la región de la Triple Frontera.

Las tres guerras del narco

En su análisis, Stratfor destaca “la forma en que el gobierno mexicano ha tratado de desviar la responsabilidad de la guerra contra las drogas lejos de sí mismo y hacia los Estados Unidos”. El análisis de Stratfor también afirma que “de acuerdo con el gobierno mexicano, la guerra de los cárteles no son el resultado de la corrupción en México ni de la dinámica económica y social que deja a muchos mexicanos marginados y desesperados por encontrar una manera de ganarse la vida”. La consultora norteamericana afirma que el gobierno atribuye la guerra al “insaciable apetito estadounidense por drogas y el interminable flujo de armas que de EU a México”.

Stratfor ha dado seguimiento a lo ocurrido en la lucha de las autoridades mexicanas contra los cárteles de la droga y las organizaciones delictivas, seguimiento a partir del cual considera que en el país se libran tres guerras simultáneas, estas son 1) la guerra entre los diversos cárteles de la droga, 2) la guerra entre el gobierno y los cárteles y 3) la guerra que libran los ciudadanos y las empresas contra los delincuentes.

“Curiosamente”, afirma el análisis, “el argumento referente a las armas ha sido adoptado por muchos políticos y funcionarios de EU en los últimos años. Incluso se ha vuelto muy común escuchar a funcionarios de EU afirmar con seguridad que el 90% de las armas utilizadas por los carteles mexicanos de la droga provienen de EU”. Sin embargo, según la consultora, un escrutinio detallado de la guerra de los cárteles en México demuestra que el número no es más que retórica política, pues según su propio recuento, esto sería al revés: casi 90% (88% exactamente) de las 30 mil armas decomisadas en México en 2008 no son relacionadas con EU.

Lea el reporte de Stratfor.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo es la estrategia del triple confinamiento y qué tan efectiva es para contener el COVID

En la región india de Kerala se implementó una estrategia que incluye la vigilancia estricta de ciertos sectores con tres premisas para contener la propagación del virus, después de un rebrote alarmante de casos en las últimas semanas.
Getty Images
21 de julio, 2020
Comparte

La pandemia del covid-19, que ha causado más de casi 15 millones de contagios y más de 600,000 muertes, ha llegado indistintamente a casi todas las regiones del planeta, pero los países han aplicado estrategias distintas para combatir la expansión del virus en sus territorios.

Mientras algunos prefieren confinamientos severos y cierre de fronteras, otros han optados por medidas más sectorizadas.

Y uno de los casos más llamativos es la estrategia que utilizó la región de Kerala, en la costa suroeste de India: lo han llamado el “triple confinamiento”.

“Es una aproximación sanitaria que toma varios elementos que se han implementado separadamente en otras regiones de India y tiene como objetivo combatir el virus en ciudades densamente pobladas”, explica el periodista del servicio indio de la BBC Inram Qureshi.

Y aunque el modelo se había aplicado primero en abril y mayo, lo cierto es que un grave resurgimiento de casos en los primeros días de julio obligó a las autoridades a introducir esta medida de nuevo.

El gobierno estatal reportó transmisiones locales del virus en las comunidades costeras, en lo que constituye la primera admisión de este tipo de contagios por parte de funcionarios de cualquier estado de India desde el comienzo de la pandemia.

“El real aumento en Kerala está sucediendo ahora. El virus había sido frenado anteriormente en una situación controlada, cuando se cerraron las fronteras del estado”, le dijo a la BBC Lal Sadasivan, un especialista en enfermedades infecciosas que trabaja el tema desde Washington DC.

Por eso, el estado indio decidió recurrir a un modelo que le había dado buenos resultados, al menos en los papeles. Pero, ¿en qué consiste? ¿Y es realmente efectivo?

Mucha gente, poco espacio

Una de las principales variables que tienen que analizar las autoridades de cualquier país a la hora de establecer las medidas de protección es la densidad poblacional.

En líneas generales (y aunque hay excepciones), una mayor concentración de habitantes por espacio entraña mayor riesgo de contagio. Por eso India, un país con cerca de 1.300 millones de personas, ha tenido un desafío importante.

Hasta este martes, y de acuerdo al análisis que realiza el John Hopkins Institute, el país asiático contabilizaba 1 millón 155,338 casos y más de 28,000 muertos por el nuevo coronavirus.

Policía haciendo controles.

Getty Images
Una de las principales características del triple confinamiento es el control de la policía en las zonas cerradas.

En las últimas semanas ha visto un resurgimiento en los contagios, lo que llevó a varias regiones a tomar decisiones localizadas para evitar la propagación.

Kerala entre ellas.

Esta pintoresca región costera, con 34 millones de habitantes, tuvo en principio pocos casos en comparación con otras zonas del país.

Tardó 110 días en reportar sus primeros mil contagios, un logro a los ojos de las autoridades. Pero a mediados de julio, reportaba alrededor de 800 infecciones por día, con un total de 12,000 enfermos y 43 muertes, todavía notoriamente por debajo de otras regiones del país.

Y el estado quiere protegerse frente al avance del virus cueste lo que cueste.

“El triple confinamiento sirve a ese fin, es un proceso de gestión por etapas y muy vigilado por la policía. Primero por sectores, después se focaliza en la casa o el apartamento donde se registra un caso positivo y por último en las personas contagiadas”, señala Qureshi.

El ensayo de Kerala

El pasado 6 de julio, el gobierno regional y la policía local pusieron en vigor este triple plan que ya habían ensayado previamente para contener el virus, durante el primer crecimiento de la curva.

De acuerdo a las autoridades sanitarias de Kerala, el nuevo pico se registró al aliviar las medidas de confinamiento después de que lograron aplanar la curva, en mayo.

No es casual, señalan los expertos: alrededor del 17% de la población económicamente activa de Kerala trabaja fuera del estado y casi medio millón de trabajadores regresaron desde los países del Golfo y otras partes de la India una vez se abrieron las fronteras.

Así, se vieron obligados a utilizar otra vez la estrategia del triple cierre.

Liderado por la policía y aplicado inicialmente en la capital del estado, Thiruvananthapuram, se trata de una medida de tres pasos que intenta contener el virus en medio de una área metropolitana y condados cercanos, en los que hay una población cercana a los nueve millones de habitantes (y que está bajo una oficina administrativa que se conoce como la Thiruvananthapuram Municipal Corporation).

El primer paso, que la policía ha llamado ‘Bloqueo 1’ y que fue impuesto desde el primer día del confinamiento, fue evitar que la gente se moviera dentro del distrito que ha sido cerrado”, señaló Qureshi.

En este caso, el triple confinamiento fue aplicado a ciertos distritos de los 100 que tiene el área metropolitana bajo la Thiruvananthapuram Municipal Corporation, donde se registraron más nuevos contagios.

“La policía bloqueó vías, instaló barricadas y no permitió la salida ni la entrada de personas de esos distritos. Además, se suspendió el transporte público. Y se invitó a la gente a quedarse en sus casas”.

El segundo paso, denominado “Bloqueo 2”, se activa cuando se confirma que un vecino da positivo de COVID-19: la casa del paciente se declara como “zona de contención”.

Esto significa que todas las personas que viven en ese espacio no pueden salir de la vivienda, deben guardar una cuarentena de 14 días y están vigiladas constantemente por la policía.

Ahora, si el paciente vive en un departamento, entonces los pisos que están arriba y debajo del suyo también se declaran como zona de contención.

De acuerdo a los documentos de las autoridades de Thiruvananthapuram, la última instancia del confinamiento es la etapa de “Bloqueo 3”, que consiste en que las personas que dan positivo por covid-19, tengan síntomas o no, son llevadas a un hospital para que cumplan con la cuarentena sin concesiones.

Este lunes se conoció que el triple confinamiento había sido extendido hasta el próximo 26 de julio.

Las autoridades de Kerala anotaron que habían implementado la medida después de que resultó efectiva para controlar los brotes que se habían registrado en abril, cuando se contaron 155 casos en un solo distrito.

Mujeres indias con ni;os

Getty Images
El estado de Kerala tiene cerca de 34 millones de habitantes.

“Hay que señalar que este triple confinamiento es una medida muy similar a otras regiones vecinas de la India, pero lo que ellos han hecho es convertirla en una estrategia mucho más visible y clara para las personas, con pasos precisos y protocolos por cada una de las tres instancias”, anota Qureshi.

¿Qué tan efectiva es la medida?

De acuerdo al reporte de medios locales, la decisión de probar un confinamiento de tres niveles se tomó cuando los oficiales de salud de la ciudad notaron que los casos en la ciudad se habían reportado sin que se pudiese establecer el origen del contagio.

Durante la primera semana de julio se conocieron 43 casos nuevos sin origen claro en Thiruvananthapuram.

Además, desde el 13 de julio, el modelo del triple confinamiento se extendió a otras ciudades ubicadas en la costa sur de India y que pertenecen al estado de Kerala.

Para Abdul Latheef Naha, habitante de Kerala y corresponsal del diario The Hindu, la estrategia ha resultado efectiva por varias razones, entre ellas porque focaliza los controles y no los extiende a toda la ciudad.

“Yo no vivo en una zona que ha sido confinada, lo que nos permite continuar con nuestras actividades diarias. Y creo que eso es una medida que es adecuada para lugares con tanta población como esta región de India”, le dijo Naha a BBC Mundo.

Barco en Kerala

Getty Images
Un barco atraca en un puerto de la región de Kerala y es custodiado por la policía

“Sin embargo, el control policial es muy estricto”, agrega. “Esto que puede causar desconfianza por parte de las personas que viven en las zonas confinadas”, agrega.

En particular, una app desarrollada localmente para controlar a los que cumplen cuarentena, que envía una alerta a la policía si alguien se aleja más de 50 metros de su sitio de residencia, ha despertado críticas y preocupaciones por atentar contra la privacidad, según señalan medios locales.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que la respuesta de vigilancia y control contra la enfermedad adoptada por el estado indio son una respuesta apropiada al incremento en el número de casos.

“El rastreo y las pruebas exhaustivas de contactos son la base de la respuesta ante el COVID-19. El estado adaptó la guía de la OMS de rastrear, testear y aislar a la mayor cantidad (de casos) posible”, señala la organización en su reporte “Respondiendo a COVID-19: Las lecciones de Kerala”, del 2 de julio.

Confinamiento

Getty Images
El triple confinamiento logró reducir el contagio en la región de Kerala en el mes de abril.

Una representante de la OMS para India señaló, además, que “este plan podría servir como un gran ejemplo para que otros estados emulen”.

En los confinamientos realizados en abril y junio, de acuerdo al reporte de las autoridades y conocidos por BBC, se había logrado controlar la expansión del virus en las áreas donde se había aplicado el triple cierre.

Y, a pesar del resurgimiento de casos, el estado de Kerala sigue manteniendo la tasa más baja de mortalidad a causa del covid-19 de todo el país

“En gran medida ha sido efectivo. Lo cierto es que las estrategias hechas en los meses anteriores el área de confinamiento tenía un radio de unos tres kilómetros y un anillo exterior de unos cinco kilómetros de la casa o grupo de pacientes positivos”, anota Qureshi.

“Lo que sí hay que decir es que este tipo de medidas hubo violaciones, no solo en Kerala o Karnataka, sino también en otros lugares”, agrega.

“Lo que hace pensar si el bloqueo de la policía es en realidad tan efectivo o si hay otros factores en juego que no vemos. También porque eso permitiría saber si el control policial tan estricto es sostenible y necesario”, concluye.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kLdwBsIG5bY

https://www.youtube.com/watch?v=QZ9JbrioTiw

https://www.youtube.com/watch?v=bDR5eXAxyfs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.