Jalisco: Auditor recibió 10 millones, su suegro otros cinco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Jalisco: Auditor recibió 10 millones, su suegro otros cinco

Por Carlos Maguey
15 de febrero, 2011
Comparte

Alonso Godoy Pelayo.

A pesar que la auditoría realizada por la empresa Russell Bedford evidenció irregularidades por 579 millones de pesos en el manejo de los recursos de la anterior legislatura local, éstas podrían no ser sancionadas, pues el Auditor Superior del Estado, Alonso Godoy Pelayo, y su suegro, también recibieron parte de los recursos que habrían sido mal ejercidos.

Adicionalmente a sus pagos de sueldos y prestaciones, entre 2007 y 2008 el Auditor Superior recibió siete cheques por 2 millones 996 mil pesos (Mural, 25-enero-11), pero en 2009 subió la cantidad de recursos, pues le tocaron 6.5 millones de pesos (Público 20-dic-10), poco antes que terminaran su periodo los anteriores diputados.

De la cuenta abierta en el banco IXE y que según la auditoría de Russel Bedford no cumple con los requerimientos de la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público, salieron 10 pagos a Alfredo Vargas Padilla, suegro de Godoy Pelayo, por 500 mil pesos cada uno, es decir, fueron 5 millones de pesos.

Una de las irregularidades marcadas por la auditoría señala que Alfredo Vargas Padilla no aparece registrado como proveedor del Congreso, además que no existe contrato con éste que respalde los pagos que le hicieron.

A raíz de que se dieron a conocer estos pagos para el Auditor Superior y su suegro, los actuales diputados citaron al funcionario para que explicara por qué recibió pagos extraordinarios a su sueldo.

En la comparecencia del 4 de febrero indicó que se trataba de diversos adeudos del Congreso, y dijo que entre otros se le pagaron las vacaciones que desde 2004 no había tomado, por lo que se las pagaron en efectivo, aunque dijo que no revisó los detalles de los conceptos de lo recibido y qué él no los cobró, sino que fue decisión del Congreso.

“Yo pregunté que si eran del todo legales y que necesitaba el soporte y así fue como se me entregó”, dijo el Auditor Superior cuando fue cuestionado por los actuales diputados sobre los pagos que le hicieron los anteriores legisladores.

“No lo recuerdo (el detalle de los conceptos que le pagaron), se habla de todo el aspecto de compensaciones, de gratificaciones, de la percepción anual que los servidores públicos del Congreso los siguen percibiendo, una serie de prestaciones que no tengo yo el desglose porque no entra dentro de mi ámbito competencial”.

Cuando los diputados le preguntaban quién específicamente le había llamado para pedirle que acudiera a cobrar esas prestaciones el Auditor Superior respondía con frases como “el área administrativa” o “el personal del Congreso”, lo que originó reclamos de algunos legisladores como el priista José Luis Ocampo.

“No hay respuestas claras, no hay desgloses, no hay nombres de los que han sido sus comparsas, en lo particular me deja un mal sabor de boca su comparecencia”, dijo el diputado.

Hasta el ejercicio 2008 las revisiones de las cuentas públicas que enviaba la Auditoría Superior del Estado al Congreso, podían ser modificadas por los diputados aunque no existieran elementos técnicos para ello, sino sólo criterios políticos.

Sin embargo, los diputados de la 58 Legislatura modificaron la ley para dotar de facultades a la Auditoría Superior del Estado que le permitieran proponer cargos en las cuentas públicas o no, de manera que los diputados sólo pueden votarla a favor o rechazarla, pero no pueden modificarla.

Posterior a su comparecencia, el presidente de la Coparmex en Jalisco, Pablo Lemus, publicó en Twitter (@pablo_lemus) opiniones sobre la necesidad de que haya un cambio en la Auditoría Superior.

“Olvidaba mencionar el interés de exdiputados por mantener a Godoy en su puesto, seguramente necesitan alguien que cuide lo que hicieron”, publicó el 10 de febrero en Twitter, “Si existe pérdida de confianza en el responsable de revisar la aplicación de los recursos la relación no puede continuar. Adiós al Auditor”.

Incluso el diputado priista Salvador Barajas del Toro, presidente de la Comisión de Vigilancia, anunció que sugerirá que se realice una investigación formal una vez que ha tenido información sobre Godoy Pelayo.

Las inconsistencias

En su calidad de Auditor Superior, Alonso Godoy ha enviado dictámenes al Congreso en los que se han hecho observaciones a entes públicos por hacer pagos de la misma forma en que él recibió dinero.

Como parte de los últimos 6.5 millones de pesos, Godoy Pelayo dijo que una parte fueron vacaciones no disfrutadas de 2004 a 2009, que le tuvieron que pagar en efectivo, y aunque reconoce que contraviene la Ley de Servidores Públicos, explicó que se basó en un criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que explica que cuando ya no es posible disfrutar de la prestación, se debe pagar en efectivo.

Sin embargo en la revisión de la cuenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del año 2009, Godoy Pelayo observó como irregular el pago de vacaciones no disfrutadas a un empleado que fue despedido.

Argumentó que otra parte de esos pagos corresponden a diversos bonos, pues aunque están prohibidos en Jalisco, él fue designado un mes antes que entrara en vigor esta restricción; sin embargo en la cuenta pública del Gobierno del Estado de 2003 sugirió cargos por haberse pagado estos bonos a varios directores pues indicó que habían sido pagados en diciembre, cuando ya la reforma había entrado en vigor.

Los funcionarios que cobraron estos bonos, estaban en su misma situación, pues habían sido nombrados antes de dicha reforma.

De acuerdo con la nueva Ley de Fiscalización Superior y Auditoría Pública del Estado de Jalisco y sus Municipios, los diputados ya no pueden hacer modificaciones a los dictámenes que emita la Auditoría Superior del Estado, pero sí pueden rechazar por una única ocasión el documento.

Esta modificación se realizó porque durante años se criticó que los diputados hacían valoraciones políticas a las revisiones de cuentas que tenían un carácter técnico, por lo que se transfirió esta determinación a los integrantes de la Auditoría Superior del Estado, que hoy encabeza Godoy Pelayo.

Revisión de cuentas

Después que se dieron a conocer las irregularidades en el gasto del Congreso, incluyendo estos pagos a Godoy Pelayo, la Auditoría Superior del Estado hizo pública la conclusión de auditorías a los ejercicios de 2009 para los Ayuntamientos de Zapopan y de Tlajomulco de Zúñiga, en el primero de los casos se fincan cargos por más de mil 300 millones de pesos, mientras que en el segundo, por 346 millones de pesos, que son los cargos más altos que se han realizado a estos municipios.

Godoy Pelayo aseguró que la intención de sacar a la luz los pagos que recibió, es para desacreditar su trabajo, pues es la primera ocasión en que se fincan cargos tan altos y en ambos casos se trata de administraciones emanadas del PAN.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en Colombia: Gustavo Petro se impone a Rodolfo Hernández y será el primer presidente de izquierda del país

Los resultados preliminares dan ventaja al candidato de izquierda Gustavo Petro sobre el independiente Rodolfo Hernández.
19 de junio, 2022
Comparte

El candidato de izquierda Gustavo Petro se impuso sobre el independiente Rodolfo Hernández en la segunda vuelta de las elecciones de Colombia y se convertirá en el primer presidente de izquierda del país, según los resultados entregados por la Registraduría.

Con más del 99,25% de mesas informadas, Petro tiene un 50,47% de los votos contra el 47,27% de Hernández. Este era su tercer intento de llegar a la presidencia.

Petro, de 62 años, es economista especializado en medio ambiente, exguerrillero que hasta ahora ejerce como senador y fue alcalde de Bogotá.

Su triunfo confirma el cambio en un país que tras la firma de los acuerdos de paz empezó a expresar otras demandas sociales no atendidas y que explotaron con los estallidos sociales de 2019 y 2021.

“Hoy es dia de fiesta para el pueblo. Que festeje la primera victoria popular. Que tantos sufrimientos se amortiguen en la alegría que hoy inunda el corazón de la Patria. Esta victoria para Dios y para el Pueblo y su historia. Hoy es el dia de las calles y las plazas”, expresó Petro en twitter.

En la primera vuelta fue el más votado con 8,5 millones de apoyos, una cifra histórica para un candidato de izquierda.

Petro aprovechó el descontento social de un país que estalló en protestas y que salió de la pandemia más consciente de la tremenda desigualdad del país, una de las mayores del mundo.

Petro no sólo quiere ser el primer presidente de izquierda del país, sino ser el primer presidente costeño, y de la mano de la primera vicepresidenta negra, Francia Márquez, reflejar el país multicultural que es Colombia.


Las claves del triunfo de Petro

Análisis de Daniel Pardo, corresponsal de BBC Mundo

Gustavo Petro rompe la historia de Colombia al convertirse en el primer presidente de izquierda pura y dura. El proyecto de paz y reconciliación le ganó, esta vez, al del pragmatismo y el crecimiento económico. Le tomó 40 años de carrera política.

Cuatro razones por las que ganó:

Primero, su carrera. La empezó como guerrillero, luego, como congresista, denunció lo peor de la corrupción y la violación de derechos humanos.

Después usó la alcaldía de Bogotá como plataforma para la presidencia. Y en su tercera postulación, venció.

Segundo, la coyuntura. Un proceso de paz que abrió ventanas para un futuro distinto, dos estallidos sociales, una pandemia que profundizó la pobreza y un gobierno de Iván Duque impopular generaron el momento propicio para una presidencia de Petro.

Tercero, la crisis de la clase política. Como nunca, los colombianos se pusieron de acuerdo en que había que echar a “los mismos de siempre” del poder, ahora en manos del impopular Duque. Con Álvaro Uribe cuestionado legalmente, la centroderecha se dividió y desprestigió.

Y cuarto, el país de los 60 años de guerra eligió a un exguerrillero. Y eso se debe a un cambio generacional que dejó atrás la dicotomía de la Guerra Fría y se puso a hablar de desigualdad, medio ambiente y derechos sociales. Petro supo representar a esa nueva Colombia.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Mm5r7WdRWIE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.