Recuento: Los 18 días de conflicto en Egipto. Adiós a Mubarak.
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Recuento: Los 18 días de conflicto en Egipto. Adiós a Mubarak.

Por Omar Granados
11 de febrero, 2011
Comparte
Soldado egipcio frente al edificio de la televisión estatal en El Cairo, mientras miles protestan. Foto: Yannis Behrakis/Reuters

(Haga clic en las imágenes para agrandar) Soldado egipcio frente al edificio de la televisión estatal en El Cairo, mientras miles protestan. Foto: Yannis Behrakis/Reuters.

En Egipto miles de activistas llamaron a un levantamiento en su propio país, para protestar contra la pobreza, el desempleo, la corrupción gubernamental y el Estado del presidente Hosni Mubarak, quien ha estado en el poder durante tres décadas. Las protestas se dieron en el contexto del exitoso movimiento de protesta llevado a cabo en Túnez, país vecino. Al Jazeera elaboró un detallado recuento a partir de su cobertura en el Medio Oriente.

Miles de manifestantes hacen sus oraciones de la tarde frente a militares. Foto: Pedro Ugarte/AFP/Getty Images

Miles de manifestantes hacen sus oraciones de la tarde frente a militares. Foto: Pedro Ugarte/AFP/Getty Images

25 de enero: En un día de fiesta nacional para conmemorar a las fuerzas policiales, los egipcios salieron a las calles en gran número, calificándolo de un “día de ira”. Miles de personas marcharon en el centro de El Cairo hacia las oficinas del gobernante Partido Nacional Democrático, así como al Ministerio de Relaciones Exteriores y a la televisión estatal. Protestas similares se reportaron en otras ciudades de todo el país. Después de unas horas de relativa calma, la policía y los manifestantes chocaron, la policía disparó gases lacrimógenos y agua contra los manifestantes que gritaban “¡Abajo con Mubarak!” en la plaza Tahrir, la principal de El Cairo.

Protestas estallaron en la ciudad mediterránea de Alejandría, el Delta del Nilo, las ciudades de Mansura y Tanta y en las ciudades del sur de Asuán y Assiut. Horas después del comienzo de las protestas en todo el país, el Ministerio del Interior lanzó un comunicado culpando a los Hermanos Musulmanes de Egipto de fomentar los disturbios, algo que la Hermandad Musulmana negó.

Organizadores de la protesta en Egipto afirmaron que en gran medida se basó en los medios de comunicación sociales como Facebook y Twitter. El ministro del Interior de Egipto dijo que tres manifestantes y un policía murieron durante las manifestaciones contra el gobierno.

Manifestantes cantan consignas de forma festiva en la plaza Tahrir en El Cairo. Foto: Pedro Ugarte/AFP/Getty Images.

Manifestantes cantan consignas de forma festiva en la plaza Tahrir en El Cairo. Foto: Pedro Ugarte/AFP/Getty Images.

26 de enero: Un manifestante y un policía murieron en el centro de El Cairo tras un choque entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad con piedras y bombas de gasolina por segundo día consecutivo, según testigos.

La policía utilizó gases lacrimógenos, cañones de agua y toletes para dispersar a los manifestantes en El Cairo. Los testigos dijeron que municiones de guerra también fueron disparadas al aire. En Suez -el escenario de sangrientos enfrentamientos del día anterior- la policía y manifestantes chocaron de nuevo.

El personal médico en Suez dijo que 55 manifestantes y 15 policías resultaron heridos.

Robert Gibbs, portavoz de Barack Obama, el presidente de EU, dijo a los reporteros que el gobierno debe “demostrar su capacidad de respuesta al pueblo de Egipto” por el reconocimiento de sus “derechos universales”.

Hassan al Roueini, comandante militar de El Cairo se une a los manifestantes en la plaza Tahrir. Foto: Suhaib Salem/Reuters

Hassan al Roueini, comandante militar de El Cairo se une a los manifestantes en la plaza Tahrir. Foto: Suhaib Salem/Reuters

27 de enero: Mohamed El Baradei, el exjefe del organismo de control nuclear de la ONU y ganador del Nobel de la Paz, llegó a Egipto para unirse a las protestas. El Baradei se dijo dispuesto a “liderar la transición” en Egipto.

Facebook, Twitter y los servicios de Blackberry Messenger fueron interrumpidos.

Mientras tanto, continuaron las protestas en varias ciudades. Cientos fueron arrestados, pero los manifestantes dijeron que no se rendirían hasta que se cumplieran sus demandas. Manifestantes chocaron con la policía en los barrios de El Cairo.

La violencia llegó también a la ciudad de Suez  y en la zona norte de Sinaí, el jeque Zuweid y varios beduinos tuvieron un choque con la policíaen el que murió un joven de 17 años de edad.

Abogados protestaron en la ciudad portuaria mediterránea de Alejandría y la ciudad del delta del Nilo Toukh, al norte de El Cairo.

Manifestantes besan a un soldado egipcio en la plaza Tahrir. Foto: Asmaa Waguih/Reuters

Manifestantes besan a un soldado egipcio en la plaza Tahrir. Foto: Asmaa Waguih/Reuters

28 de enero: Los usuarios de teléfonos móviles, mensajes de texto y de Internet reportaron falla en estos servicios mientras el país se preparaba para una nueva ola de protestas, por lo que militares reforzaron estado de sitio en Egipto.

La agencia de noticias Associated Press afirmó que una fuerza de élite antiterrorista especial se desplegó en puntos estratégicos alrededor de El Cairo en las horas previas a las protestas previstas.

Se reporta que el gabinete egipcio renunció ante las protestas generalizadas en todo el país.

Mientras tanto, un abogado de la opositora Hermandad Musulmana, dijo que 20 miembros de este grupo proscrito han sido detenidos durante la noche. Egipto se mantuvo en el borde, mientras la policía y manifestantes chocaron en todo el país.

Once civiles murieron en Suez y hubo 170 heridos. No se reportaron muertes en El Cairo. Al menos 1.030 personas fueron lesionadas en todo el país. Los disturbios continuaron durante toda la noche y el movimiento advirtió que rechaza el gobierno de Mubarak, quien de nuevo se negó a dimitir y no apareció en público.

Después de que los militares anunciaran que las demandas de los egipcios serían cumplidas, la gente celebra en El Cairo. Foto:Tara Todras/Whitehill/AP

Después de que los militares anunciaran que las demandas de los egipcios serían cumplidas, la gente celebra en El Cairo. Foto:Tara Todras/Whitehill/AP

29 de enero: Soldados egipcios aseguraronn el famoso museo de El Cairo, protegiendo miles de artefactos de valor incalculable, como la máscara de oro del rey Tutankamón. La mayor amenaza para el Museo Egipcio, que atrae a millones de turistas al año, provino del fuego que ardió en la sede del partido del gobierno, incendiado por los manifestantes contra el gobierno.

Miles de manifestantes contra el gobierno en la plaza Tahrir de El Cairo mantuvieron su posición a pesar de que las tropas dispararon al aire en un intento por dispersarlos.

Hosni Mubarak, por primera vez durante sus tres décadas en el poder renovó el gabinete y nombró a un vicepresidente. Omar Suleiman, fue nombrado segundo al mando. Suleiman, antiguo jefe de espionaje del país, ha estado trabajando en estrecha colaboración con Mubarak, durante la mayor parte de su reinado.

Fuentes de Al Jazeera indicaron que el ejército ha sido desplegado en la ciudad turística de Sharm el Sheij. El corresponsal de Al Jazeera en la ciudad de Suez dijo que la ciudad fue testigo de una “noche totalmente caótica”, pero que las calles estaban tranquilas al amanecer.

En un comunicado dado a conocer en Berlín el sábado, los líderes de Gran Bretaña, Francia y Alemania dijeron que estaban “profundamente preocupados por los acontecimientos en Egipto”.

La embajada de EU en El Cairo ha informado a todos los estadounidenses actualmente en Egipto piensan en abandonar lo antes posible, habida cuenta de los disturbios. Las autoridades británicas han aconsejado en contra de todo viaje no esencial al país para sus ciudadanos.

Opositores egipcios muestran el signo de la victoria en la plaza Tahrir. Foto: Yannis Behrakis/Reuters

Opositores egipcios muestran el signo de la victoria en la plaza Tahrir. Foto: Yannis Behrakis/Reuters.

30 de enero: Miles de manifestantes contra el gobierno en la plaza Tahrir de El Cairo mantuvieron su posición, a pesar de que las tropas disparan al aire en un nuevo intento por dispersarlos. Hosni Mubarak, por primera vez durante sus tres décadas en el poder, nombró a un vicepresidente.

Prohiben y cierran las instalaciones de la televisora árabe Al JAzeera.

El hombre ahora el segundo al mando es Omar Suleiman, jefe de espionaje del país antiguo, que ha estado trabajando en estrecha colaboración con Mubarak, durante la mayor parte de su reinado. Turquía ha anunciado que va a enviar aviones para evacuar a sus ciudadanos, después de la embajada de EU en El Cairo informó a todos los estadounidenses actualmente en Egipto a pensar en abandonar lo antes posible.

Blogueros antibubernamentales trabajan en sus laptops desde la plaza Tahrir. Foto: Patrick Baz/AFP/Getty Images

Blogueros antibubernamentales trabajan en sus laptops desde la plaza Tahrir. Foto: Patrick Baz/AFP/Getty Images

31 de enero: el presidente Hosni Mubarak se negó a renunciar, en medio de crecientes llamados para su renuncia. Los manifestantes desafiaron el toque de queda impuesto por los militares.

Miles de personas se reunieron en la plaza Tahrir de El Cairo y cientos de personas marchan a través de Alejandría. El acceso a Internet en Egipto se reportó de mala calidad según la mayoría de los informes.

El nueva vicepresidente prometió un diálogo con el fin de impulsar reformas constitucionales. Los manifestantes acampados en la plaza Tahrir conformaron una variedad de grupos políticos y demográficos.

Los grupos de oposición convocaron a una “marcha de un millón de personas” y a una huelga general  para conmemorar una semana desde que el movimiento de protesta comenzó.

Las fuerzas armadas reiteraron que no se intenta hacer daño a los manifestantes. 250 mil personas se reunieron en la plaza Tahrir de El Cairo, el presidente Mubarak pidió a su nuevo primer ministro, Ahmed Shafiq, iniciar conversaciones con la oposición.Los militares aceptaron como legítimas las demandas opositoras.

La UE hizo un llamamiento para celebrar elecciones libres y justas en Egipto. Los inversionistas en todo el mundo retiraron un importante capital de Egipto en medio de crecientes disturbios.

Egipto liberó a los seis periodistas de Al Jazeera que fueron arrestados en la capital egipcia, El Cairo. La estrella del cine egipcio Omar Sharif, conocido por su papel en Lawrence de Arabia, añadió su voz a los que piden, Hosni Mubarak, que dimita, informó Reuters.

El ex presidente de EE.UU. Jimmy Carter pidió que tras los disturbios en Egipto -un “temblor en la tierra”, y dijo que Mubarak, “tendrá que salir”.

Israel instó al mundo a bajar el tono de la crítica a Mubarak, en medio de los disturbios. El presidente Mubarak pidió a su nuevo primer ministro, Ahmed Shafiq mantener los subsidios del gobierno y los precios reducidos.

Al Jazeera dijo que su señal a través de la región árabe se enfrentó a una interferencia en una escala que no ha experimentado antes.

Manifestantes en la plaza Tahrir muestran un poster gigante que dice "los mártires de la revolución". Foto: Amr Nabil/Associated Press

Manifestantes en la plaza Tahrir muestran un poster gigante que dice "los mártires de la revolución". Foto: Amr Nabil/Associated Press

1 de febrero: Hosni Mubarak anunció en un discurso televisado que no se postulará para la reelección, pero se negó a dimitir de su cargo -lo cual fue la demanda principal de millones de manifestantes que protestaron a través de Egipto.

Mubarak prometió reformas a la Constitución, en particular el artículo 76, el cual hace prácticamente imposible que los candidatos independientes para postularse para un cargo. El ahora expresidente dijo que su gobierno se centrará en la mejora de la economía y crear puestos de trabajo.

Mohamed ElBaradei, la figura de la oposición egipcia que regresó a El Cairo para participar en las protestas, dijo que la promesa de Mubarak de no presentarse de nuevo a la presidencia fue un acto de engaño. Abdelhalim Kandil, líder del movimiento de oposición de Egipto Kifaya (Basta), dijo que la oferta de Mubarak para no servir a un sexto mandato como Jefe de Estado no fue suficiente.

Obama elogió a los militares egipcios por su patriotismo y por permitir las manifestaciones pacíficas. Dijo que sólo el pueblo egipcio puede escoger a sus líderes. Poco después de su discurso, se produjeron enfrentamientos entre los partidarios de Mubarak y los manifestantes antigubernamentales en la ciudad mediterránea de Alejandría

El número de manifestantes en la plaza Tahrir de El Cairofue de más de un millón de personas. Otros miles salieron a las calles en todo Egipto, también en Alejandría y Suez.

Opositor ondea banderas en la plaza Tahrir: Yannis Behrakis/Reuters

Opositor ondea banderas en la plaza Tahrir: Yannis Behrakis/Reuters

2 de febrero: El ejército mantuvo tanques desplegados en diferentes posiciones en los alrededores de la plaza Tahrir. Google mejoró su tecnología speak2tweet para el pueblo en Egipto, la cual permite que sus mensajes de voz se puedan leer en una cuenta de Twitter.

El diario LA Times informó que el empresario de Boston Hadid Habbab pidió a voluntarios ayudar a encontrar a su amigo desaparecido, el ejecutivo de Google, Wael Ghonim, que desapareció durante las protestas.

Los servicios de Internet se reportaron por lo menos parcialmente restaurados en El Cairo, después de un apagón de cinco días destinado a obstaculizar las protestas contra el régimen.

El vicepresidente de Egipto dijo que las protestas contra el gobierno se deben detener antes del diálogo mientras violentos  enfrentamientos se extendieron alrededor de la plaza Tahrir en el centro de El Cairo.

Hasta mil 500 personas resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad, y al final del día por lo menos tres muertes fueron reportadas por la agencia de noticias Reuters.

Militares egipcios permitieron que miles de partidarios de Mubarak, armados con palos y cuchillos, entraran en la plaza Tahrir para golpear a los manifestantes.

El gobierno comunista de China censuró las noticias provenientes de Egipto y sólo permitió la publicación de noticias de la agencia estatal de noticias Xinhua.

Un soldado observa a los manifestantes rezar en la plaza Tahrir. Foto: Emilio Morenatti/AP

Un soldado observa a los manifestantes rezar en la plaza Tahrir. Foto: Emilio Morenatti/AP

3 de febrero: Se reportaron fuertes ráfagas de disparos dirigidos a los manifestantes antigubernamentales en Tahrir. Hubo al menos cinco personas muertas y varias más heridas, según informes.

El Ejército egipcio se desplegó por primera vez de forma masiva en la Plaza Tahrir, mientras un ciudadano mexicano se reportó herido en el país africano.

Ráfagas de armas automáticas y de gran alcance comenzaron a las 4 de la mañana se prolongaron durante más de una hora.

Manifestantes ondean la bandera nacional con la consigna "Enero 25". Foto: Mohammed Abed/AFP/Getty Images.

Manifestantes ondean la bandera nacional con la consigna "Enero 25". Foto: Mohammed Abed/AFP/Getty Images.

4 de febrero: Cientos de miles de manifestantes antigubernamentales se reunieron en la plaza Tahrir de El Cairo en lo que han denominado el “Día de Salida” de Mubarak. Cantos instando a Hosni Mubarak para irse resonaron en toda la plaza.

Los multitudinarios rezos del viernes transcurrieron en El Cairo sin altercados y en particular en la Plaza Tahrir, donde cientos de miles volvieron a concentrarse en el que denominaron el “Día de la partida” del presidente Hosni Mubarak.

El gobierno de Estados Unidos dialogó con altos funcionarios egipcios sobre la posible renuncia inmediata del presidente Hosni Mubarak y la formación de un gobierno interino con apoyo militar, mientras se informó que las protestas cuestan 310 millones de dólares diarios.

El presidente Hosni Mubarak hizo una declaración de 17 minutos a la nación. Foto: Egypt TV vía APTN/AP

El presidente Hosni Mubarak hizo una declaración de 17 minutos a la nación. Foto: Egypt TV vía APTN/AP

5 de febrero: Miles de personas dentro de la plaza Tahrir en medio del temor de que los militares busquen evacuar la plaza, mientras Mubarak se reunió con su gabinete en medio de una enorme tensión.

El presidente Barack Obama dijo que el mandatario egipcio Hosni Mubarak debería actuar como un estadista y transferir el poder a un gobierno más representativo.

El ministro de Salud egipcio dijo que 11 personas murieron, mientras que la ONU dijeron que 300 personas habrían muerto en todo el país desde que comenzaron las protestas. Las agencias de noticias contabilizaorn este día más de 150 muertos en morgues en Alejandría, Suez y El Cairo.

Reuters citó a la televisión estatal egipcia que afirmó que “terroristas” han apuntado a un gasoducto entre Israel y Egipto en el norte de Sinaí. El gobernante de Egipto renunció al liderazgo del Partido Nacional Democrático, junto con su hijo Gamal Mubarak

Opositores a Mubarak agitan sus zapatos contra el ahora expresidente. Foto: Pedro UgarteAFP/Getty Images

Opositores a Mubarak agitan sus zapatos contra el ahora expresidente. Foto: Pedro UgarteAFP/Getty Images

6 de febrero: La opositora Hermandad Musulmana, dijo en un comunicado que “ha decidido participar en una ronda de diálogo a fin de comprender la gravedad de los funcionarios para hacer frente a las demandas del pueblo”.

Los bancos fueron oficialmente reabiertos durante 3,5 horas, y la policía de tránsito estuvo de vuelta en las calles de El Cairo, en un intento de  volver a la normalidad.

Las protestas continuaron en la Plaza Tahrir, hubo informes de disparos al aire del ejército cerca del cordón establecido dentro de las barricadas, cerca del Museo Egipcio.

Cables filtradospor Wikileaks enviados por fax al interior de Egipto sugirieron que Omar Suleiman, el nuevo vicepresidente de Egipto, llevaba mucho tiempo tratando de demonizar a la opositora Hermandad Musulmana con sus contactos en EU.

Manifestantes reaccionan contra Mubarak por su negativa a renunciar. Foto: Chris Hondros/Getty Images

Manifestantes reaccionan contra Mubarak por su negativa a renunciar. Foto: Chris Hondros/Getty Images

7 de febrero: Miles de personas acamparon en la Plaza Tahrir, negándose a ceder. Los bancos volvieron a abrir, las escuelas y la Bolsa permanecen cerrada.

Un cortejo fúnebre simbólico se llevó a cabo en memoria del periodista Ahmed Mahmoud, asesinado mientras filmaba los enfrentamientos entre manifestantes y la policía antidisturbios. Los manifestantes exigieron una investigación sobre la causa de su muerte.

El gobierno de Egipto aprobaron un aumento del 15% de los salarios y las pensiones en un intento por apaciguar a las masas enojadas.

Wael Ghonim, un ejecutivo de Google y activistas políticos detenidos por las autoridades estatales, fueron liberados.

Manifestantes reaccionan contra la negativa de Mubarak a renunciar. Foto: Suhaib Salem/Reuters

Manifestantes reaccionan contra la negativa de Mubarak a renunciar. Foto: Suhaib Salem/Reuters

8 de febrero: Mubarak formó una comisión para debatir y recomendar cambios constitucionales que moderarían los requisitos para ser candidato a la presidencia.

Los manifestantes continuaron reunidos en la plaza Tahrir, que se asemejaba a un masivo conglomerado de tiendas de campaña. Los manifestantes en la capital también se reunieron para protestar fuera del parlamento.

En El Cairo se vio posiblemente el mayor número de manifestantes, entre ellos egipcios que han regresado del extranjero y otros recién llegados movilizados por la liberación del activista Wael Ghonim.

Omar Suleiman, el vicepresidente de Egipto, advirtió que su gobierno “no puede tolerar las continuas protestas” durante mucho tiempo. También anunció una serie de reformas constitucionales y legislativas.

Ban Ki-moon, el jefe de la ONU, dijo que el diálogo genuino que se necesitaba para poner fin a la crisis actual, y agregó que una transición pacífica fue crucial.

Opositores y soldados escuchan la declaración del presidente egipcio. Foto: Emilio Morenatti/AP

Opositores y soldados escuchan la declaración del presidente egipcio. Foto: Emilio Morenatti/AP

9 de febrero: Los sindicatos se unieron a los manifestantes en la calle, con algunos de ellos pidiendo que Mubarak dimitiera.

Huelgas masivas comenzaron en todo el país. Treinta y cuatro presos políticos, incluidos los miembros de la Hermandad Musulmana, fueron puestos en libertad el martes, según la televisión estatal egipcia.

Human Rights Watch dijo que 302 personas murieron desde el inicio del levantamiento en favor de la democracia en Egipto el mes pasado. Sobre la base de visitas a un número de hospitales en Egipto, la organización dijo que los registros muestran el número de muertos ha llegado a 232 en El Cairo, 52 en Alejandría y 18 en Suez.

Con información de funcionarios de seguridad egipcias, Reuters informó que varios manifestantes sufrieron heridas de bala y uno murió cuando 3 mil manifestantes salieron a las calles en Wadi al-Jadid,

Citando fuentes médicas, la agencia de noticias AFP informó que hubo cinco muertos y 100 heridos en los enfrentamientos que ocurrieron durante dos días.

Ahmed Aboul Ghiet, ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, le dijo a la red al-Arabiya el miércoles que el ejército egipcio podría intervenir para “proteger al país de un intento de algunos aventureros que buscan tomar el poder”.

Opositores observan la declaración de Mubarak en la plaza Tahrir. Foto: Emilio Morenatti/AP

Opositores observan la declaración de Mubarak en la plaza Tahrir. Foto: Emilio Morenatti/AP

10 de febrero: El recién nombrado ministro de Cultura, Gaber Asfour, renunció. Su familia dijo que fue por motivos de salud pero el principal diario de Egipto, el periódico Al-Ahram, dijo que Asfour, quien también es escritor, fue criticado por sus colegas literarios por tomar el puesto.

Este día, se reportó  máxima tensión en El Cairo por amenaza de intervención militar.

El primer ministro egipcio formó un comité para reunir pruebas sobre “las prácticas ilegítimas” del gobierno en los acontecimientos de las últimas semanas. La comisión recibió informes de los ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil y presentó un informe al fiscal. El tribunal penal de Egipto hizo suya la decisión de la prohibición de la salida del país de tres exministros y el gobierno congeló sus activos.

El jefe de seguridad de la ciudad egipcia de Wadi al-Jadid (Nuevo Valle) fue despedido y el capitán de la policía, quien ordenó disparar contra los manifestantes, fue detenido y será juzgado.

En medio de rumores de que se retiraría esta noche, Mubarak, da un discurso televisado que dice es “de corazón”, en el que repitió su promesa de no postularse en las próximas elecciones presidenciales.

Los manifestantes en el centro de El Cairo reaccionaron con furia cuando Mubarak dijo que permanecería en el poder hasta el mes de septiembre.  Los manifestantes agitaron sus zapatos en el aire y demandaron al ejército que se sumaran a la rebelión. El embajador de Egipto en EU, Sameh Shoukry, confirmó que Hosni Mubarak, transfirió todos los poderes del presidente al vicepresidente, Omar Suleiman, lo que a su juicio lo conviertió en el presidente ‘de facto’.

Manifestantes celebran la renuncia de Hosni Mubarak en la Plaza Tahrir. Foto: Dylan Martinez/Reuters

Manifestantes celebran la renuncia de Hosni Mubarak en la Plaza Tahrir. Foto: Dylan Martinez/Reuters

11 de febrero: Medios internacionales reportaron la salida de Mubarak de El Cairo y posteriormente se reportó que Mubarak entregó el poder a las fuerzas armadas.

El anuncio estuvo a cargo de Omar Suleiman, el vicepresidente.

El Cairo estalló de júbilo ante renuncia de Mubarak.

“La milicia tendrá que asegurar una transición que sea creíble a los ojos de los egipcios”, dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a unas horas de que Hosni Mubarak renunció al poder de Egipto. “La fuerza de Egipto fue la no violencia”.

Con información de Al Jazeera y El País.

Fotos de Boston.com.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Corea del Norte: Kim Jong-un admite que el brote de COVI-19 es un gran desastre

El líder de Corea del Norte culpa del brote a la incompetencia burocrática y médica.
14 de mayo, 2022
Comparte

El brote de Covid-19 que se propaga rápidamente en Corea del Norte es un “gran desastre” para el país, dijo su líder, Kim Jong-un, según los medios estatales.

Kim anunció una batalla total para abordar la propagación del virus durante una reunión de emergencia.

La medida se produce después de que se confirmaran los primeros casos, aunque los expertos creen que el virus probablemente ha estado circulando durante algún tiempo.

Se teme que un brote importante pueda tener consecuencias nefastas en Corea del Norte.

Su población, de 25 millones, es vulnerable debido a la falta de un programa de vacunación y un sistema de salud deficiente.

Y el sábado, los medios estatales informaron que ha habido medio millón de casos de fiebre inexplicable en las últimas semanas. El país tiene una capacidad limitada para hacer test de Covid-19, por lo que la mayoría de los casos no están confirmados.

La cifra marcó un aumento importante en los números dados unos días antes, lo que podría proporcionar alguna indicación de la escala del brote en Corea del Norte.

“La propagación de la epidemia maligna es agitación que ha caído sobre nuestro país desde la fundación”, dijo Kim, citado por la agencia oficial de noticias KCNA.

Culpó de la crisis a la incompetencia burocrática y médica, y sugirió que se pueden aprender lecciones de la respuesta de países como China.

La imagen muestra a Kim Jong Un en una reunión

EPA
Kim Jong-un convoca una reunión de respuesta a Covid el 12 de mayo

Los medios estatales informan que 27 personas han muerto desde abril después de sufrir fiebre.

Los informes no dicen si dieron positivo por Covid, aparte de una muerte en la capital, Pyongyang, que se confirmó que era un caso de la variante Omicron.

El reconocimiento sin precedentes marcó el final de dos años de afirmaciones de Corea del Norte sobre estar libre de Covid-19.

El reservado país rechazó las ofertas de la comunidad internacional de suministrar millones de dosis de AstraZeneca y de fabricación china el año pasado. En cambio, afirmó que había controlado la Covi-19 al sellar sus fronteras a principios de enero de 2020.

El país comparte fronteras terrestres con Corea del Sur y China, que han luchado contra fuertes brotes. China ahora está luchando por contener una ola de Omicron con bloqueos en sus ciudades más grandes.

En una reunión que delineó las nuevas reglas de Covid-19, se vio a Kim usando una máscara facial en la televisión.

Ordenó controles de virus de “máxima emergencia”, que parecían incluir órdenes de cierres locales y restricciones de reunión en los lugares de trabajo.

Corea del Sur ha dicho que ofreció ayuda humanitaria después del anuncio del 12 de mayo, pero Pyongyang aún no ha respondido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kk1kYd5s1fM&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.