Reportan máxima tensión en Egipto por amenaza de intervención militar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Reportan máxima tensión en Egipto por amenaza de intervención militar

10 de febrero, 2011
Comparte

La tensión en Egipto se ha disparado en las últimas horas ante la posible intervención de las fuerzas militares que han sido desplegadas en los alrededores de El Cairo con vistas a las grandes manifestaciones convocadas para mañana viernes.

Los rumores de que el Ejército se plantea usar la fuerza para silenciar la protesta y acabar con las masivas manifestaciones iniciadas hace ya 17 días corren hoy por El Cairo como un reguero de pólvora.

Se temen nuevos enfrentamientos este jueves o mañana cuando se han convocado nuevas marchas de protestas tras los rezos del viernes, el día de descanso que prescribe el Islam.

“Aquí nos encontrarán, como en los últimos 17 días”, dijo con tono desafiante el joven Mahul, que no teme una intervención militar porque “las cámaras de todo el mundo vigilan” la Plaza Tahrir, donde hoy seguían miles de egipcios.

“¿Que pueden hacernos? Si nos atacan será mil veces peor para el régimen”, agregó.

Los rumores de una posible intervención militar se desataron la víspera tras una entrevista que el vicepresidente Omar Suleiman concedió a los principales editores de prensa en Egipto, y en la que manifestó que “las manifestaciones en la Plaza Tahrir no pueden continuar”, tras advertir que en algún momento habrá que ponerles fin de una u otra manera.

El ministro de Exteriores, Ahmed Aboul Gheit, fue aún más lejos al señalar que “el ejército podría actuar para salvar a la nación”.

En las últimas décadas el Ejército es el verdadero garante del régimen y todos los dirigentes del país, incluidos el presidente Hosni Mubarak y el vicepresidente Suleiman, fueron militares. Para darle una cara más nacionalista civil abandonaron el uniforme.

Algunas informaciones en medios locales señalan que el Ejército ha colocado tropas a las afueras de la capital por si tuviera que llevar a cabo una intervención militar mañana, día en el que la oposición convocó nuevas manifestaciones.

En los últimos días las protestas se han extendido y ya no se centran únicamente en la Plaza Tahrir, de la Liberación, sino que también hay manifestantes durmiendo frente al Parlamento, vigilados por la atenta mirada del Ejército.

En otros lugares del país el frágil balance de principios de semana se rompió al usar la policía fuego real contra manifestantes y provocar, en el sur, la muerte de por lo menos cinco personas y heridas a cientos más.

Las huelgas sindicales en el sector petrolero, el del transporte, el médico y, sobre todo, la de empleados de un consorcio estatal que administra el crucial Canal de Suez -vía de aprovisionamiento de occidente- sólo aportan mayor tensión en un país que parece al límite de un enfrentamiento generalizado.

El portavoz del movimiento islámico Hermanos Musulmanes, Issam Elorian, criticó las palabras de los dirigentes egipcios sobre un posible uso de la fuerza militar para aplastar la revuelta y la valoración política de Suleiman que “Egipto no está preparado para la democracia”.

“El vicepresidente dice que Egipto no está preparada aún para la democracia, pero es lo que el pueblo pide. Las amenazas del uso de la fuerza militar son inaceptables. No vemos que el gobierno está escuchando nuestras demandas”, manifestó el portavoz islámico en señal de desafío.

Asimismo, y por si la situación no fuera suficientemente crítica, varias organizaciones de derechos humanos denunciaron torturas de manifestantes sufridas durante su detención en los primeros días de la revuelta, y un informe del diario británico The Guardian habla de la desaparición y torturas de miles de activistas y manifestantes en las últimas dos semanas.

Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: por qué la invasión ordenada por Putin es un gran desafío para China

El gobierno de Xi Jinping tiene preocupaciones comerciales, pero también está atento a la percepción de su población ante el nuevo conflicto en Europa.
28 de febrero, 2022
Comparte

La invasión de Rusia en Ucrania plantea un gran desafío para China en muchos frentes.

En los Juegos Olímpicos de Invierno se pudo ver la estrecha relación diplomática entre el país asiático y el gobierno ruso, luego de la asistencia del presidente Vladimir Putin a la inauguración en Pekín del evento deportivo.

El mandatario de Rusia esperó hasta justo después de que terminaran los Juegos para reconocer las dos regiones separatistas del este de Ucrania, Donetsk y Luhansk, y enviar tropas para invadir el territorio ucraniano.

En sus pronunciamientos públicos, el gobierno chino ha instado a todas las partes a reducir las tensiones en Ucrania.

Más recientemente, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, discutió la situación con el secretario de Estado de EE.UU., Anthony Blinken, y reconoció que las cosas estaban “empeorando” y reiteró los llamados a “todas las partes para que ejerzan moderación”.

Pero ahora que Rusia ha prescindido de toda esa moderación, ¿dónde deja eso la posición oficial de China a medida que aumentan los enfrentamientos?

Posición ambivalente

Xi Jinping junto a Vladimir Putin

Getty Images

El gobierno chino considera que no puede percibirse que apoye la guerra en Europa, pero también quiere fortalecer los lazos militares y estratégicos con Moscú.

El socio comercial número uno de Ucrania es China e, idealmente, a Pekín le gustaría mantener buenas relaciones con Kiev, pero esto podría ser difícil cuando está claramente alineado con el gobierno que está enviando sus tropas al territorio ucraniano.

También existe la posibilidad de un retroceso comercial de China en Europa Occidental si se considera que está respaldando la agresión de Rusia.

Además, una frase común de los líderes de China es que no interfieren en los asuntos internos de los demás y que otros países no deben interferir en los suyos.

Una foto suministrada por el servicio de prensa del Ministerio del Interior de Ucrania muestra las secuelas de una explosión en el edificio de una unidad militar en Kiev.

EPA/Ministerio del Interior de Ucrania
Una foto suministrada por el servicio de prensa del Ministerio del Interior de Ucrania muestra los efectos de una explosión en el edificio de una unidad militar en Kiev.

Pero como el exfuncionario de inteligencia estadounidense, John Culver, publicó en Twitter: “La anexión rusa de partes de Ucrania, o la invasión y toma de Kiev, violan la posición de China de que la soberanía es sacrosanta”.

Los efectos en su población

Lo que más preocupa al Partido Comunista chino es cómo la intervención puede afectar a su propia gente y su visión del mundo.

Por esta razón, está manipulando y controlando las conversaciones sobre la situación en Ucrania en la prensa y las redes sociales.

Y no iba a pasar mucho tiempo antes de que Taiwán fuera arrastrado a esta situación.

El Partido considera que la isla autónoma es esencialmente una provincia rebelde que debe unificarse con el continente.

En Weibo, la versión china de Twitter, los nacionalistas del país han utilizado la invasión rusa de Ucrania para llamar a su propia nación a hacer lo mismo con comentarios como: “¡Ahora es la mejor oportunidad para recuperar Taiwán!”.

Mapa mostrando las regiones de Luhansk y Donetsk

BBC

Cuando el gobierno chino rechazó la imposición de sanciones a Rusia en los últimos días, sabía que podría enfrentar un trato similar si toma medidas para apoderarse de Taiwán por la fuerza, en lo que sería un ejercicio sangriento y costoso.

Quizás por esta razón la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, dijo en una conferencia de prensa en Pekín que China no considera las sanciones como la mejor manera de resolver los problemas.

Las fronteras

Si los ciudadanos chinos comienzan a vincular la justificación de Rusia para invadir Ucrania y aplicarla a su propio país, esto podría cambiar por completo la explicación que ofrece el gobierno chino sobre sus fronteras actuales.

Vladimir Putin dice que está liberando a los rusoparlantes dentro de Ucrania. ¿Qué pasa con los mongoles, coreanos, kirguises y grupos similares que ahora son parte de China? Aún más potencialmente explosivo para Pekín, ¿qué pasa si los tibetanos o los uigures renuevan los llamados a una mayor autonomía o incluso a la independencia?

Que esto no suceda es más importante para la administración de Xi Jinping que cualquier otra cosa.

En Kiev, la policía y el personal de seguridad inspeccionan los restos de un proyectil en una calle.

AFP
En Kiev, la policía y el personal de seguridad inspeccionan los restos de un proyectil en una calle.

Dado eso, solo hay que mirar los comentarios en las redes sociales chinas para ver la dirección en la que los medios del Partido están conduciendo a la población en términos de la forma en la que debería ver los movimientos de Putin en Europa del Este.

La prensa estatal tiene sus propias cuentas en Weibo y controla las respuestas en sus publicaciones sobre Rusia y Ucrania.

Aquí hay una muestra de los comentarios:

-“¡Putin es increíble!”

-“Apoyo a Rusia, me opongo a EE.UU. Eso es todo lo que quiero decir”

-“¡Estados Unidos siempre quiere crear desorden en el mundo!”

Si bien también hay muchas personas que piden la paz, las publicaciones que atacan a EE.UU. reciben mucha promoción.

El campo minado que Pekín quiere evitar

En cuanto a los chinos que realmente cuestionan las ambiciones de Rusia en Ucrania, hay que buscar cuentas individuales de Weibo que no estén conectadas con los hilos de los medios del Partido Comunista.

Personas en una andén de una estación del metro de Kiev

BBC
Habitantes de Kiev se dirigieron a la estaciones subterráneas del metro para refugiarse. Una situación similar se vivió durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Uno escribe: “No entiendo por qué tanta gente apoya a Rusia y Putin. ¡Deberíamos oponernos a cualquier forma de guerra!”.

Según otro: “Putin reconoce la independencia de las regiones separatistas de Ucrania, lo que obviamente está interfiriendo en los asuntos internos de otro país”.

Esa última publicación expresa precisamente la conclusión a la que Pekín no quiere que llegue su gente.

Es la esencia del campo minado por el que atraviesa el gobierno chino.

Dentro de Ucrania, la embajada de China ha enviado un mensaje a sus ciudadanos que viven en el país.

Ha recomendado que las personas coloquen una bandera china en su automóvil y “se ayuden unos a otros” mientras muestran “la fuerza de China”.

Consultada sobre si lo que está ocurriendo ahora mismo en Ucrania equivale a una invasión, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, dijo en una rueda de prensa que el “contexto histórico es complicado” y que la situación actual es “causada por todo tipo de factores”.

Se está produciendo una gran conmoción en Europa.

Xi Jinping tiene que tomar algunas decisiones importantes en términos de cómo su país la enfrentará.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=apxTgY97o-Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.