Iniciarán mesas de diálogo por presa El Zapotillo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Iniciarán mesas de diálogo por presa El Zapotillo

Por Víctor López
2 de abril, 2011
Comparte

El próximo lunes iniciarán las mesas de diálogo entre autoridades federales y el grupo de habitantes y organizaciones externas que se oponen a la construcción de la presa El Zapotillo, en esta localidad.

Lo anterior se acordó después de que funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob) y de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sostuvieran una reunión de trabajo en la localidad de Temacapulín, en este municipio.

La reunión la encabezaron Carlos Armando Reynoso Nuño, titular de la Unidad de Gobernación, y Raúl Antonio Iglesias Benítez, director General del Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico de la Conagua, quienes sentaron las bases de negociación entre ambas partes.

Después de la jornada de trabajo se establecieron los primeros acuerdos, entre éstos, que el próximo lunes se instalará la primera mesa de diálogo, con el compromiso de los opositores al proyecto de levantar el plantón y el bloqueo que mantienen en la zona y permitir la reanudación de los trabajos.

Clausuran opositores construcción de presa El Zapotillo

Más de 200 personas, entre habitantes del poblado Temacapulín y miembros de organizaciones civiles del país, mantienen un plantón permanente en el sitio donde se construye la presa El Zapotillo, en la zona conocida como los Altos de Jalisco.

Desde el domingo 27 de marzo, en la noche, los habitantes de Temacapulín, decidieron sostener esta acción para detener definitiva las obras en “tanto las autoridades involucradas no acaten los fallos judiciales, la oposición bien fundamentada de los pueblos amenazados de inundación por el macro-proyecto y se establezca un imperante diálogo entre las autoridades involucradas y nuestro pueblo”, sostuvo el Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmareno, que son los tres poblados que inundará el proyecto hídrico.

El lunes 28, alrededor de las 10 de la mañana “tomaron” de manera pacífica un acceso y un puente donde la empresa La Peninsular realiza la obra. Los activistas instalaron pancartas, cocinas y lonas en el lugar.

Mediante un comunicado, el Comité Salvemos Temacapulín denunció la presencia de policías municipales de Cañadas de Obregón tomando imágenes y placas de vehículos de los activistas.

“Miembros de la empresa La Peninsular intentaron persuadir a los pobladores de Temacapulín para que se retiraran ofreciéndoles reparación de caminos y predios,  lo cual es un absurdo cuando el pueblo quedaría inundado”, consigna el comunicado.

En el plantón se encuentran personas de diversas organizaciones civiles de Chiapas, Nayarit, DF, Colima, Oaxaca, Guanajuato, Guerrero y del Área Metropolitana de Guadalajara, agrupados en el Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (Mapder).

El abogado de los afectados, Guadalupe Espinosa, del Colectivo Coa, enumeró las violaciones a la legislación ambiental y a los derechos humanos de los pueblos que serán inundados: la presa El Zapotillo carece de los cambios de uso de suelo por parte del Ayuntamiento de Cañadas de Obregón, la cabecera municipal donde está asentado Temacapulí, para levantar una cortina del embalse de 105 metros.

Además, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) emitió la Recomendación 35/2009 en donde se documentan las violaciones a derechos humanos y a principios de enero de este año realizaron una consulta pública para aceptar o rechazar la presa. El resultado fue que más del 98% confirmaron que no quieren el proyecto hídrico.

Guadalupe Espinoza recuerda también que el gobierno de Jalisco y la Comisión Nacional del Agua no han cumplido con la resolución del amparo 2245/2008 y su acumulado 2262/2008 que indica la cancelación inmediata de la obra.

El abogado dice que “esta acción vigorosa y definitiva responde al alto nivel de hartazgo y desesperación en que las comunidades afectadas por represas y macro-proyectos antidemocráticos en México se encuentra”.

Los activistas del Madper le exigen al gobierno mexicano la cancelación de manera definitiva la presa El Zapotillo, “y que admitan que no siguieron con protocolos mínimos democráticos para realizar este proyecto; es una imposición”.

Por otra parte, Amnistía Internacional hizo un llamado a las autoridades de Jalisco para que garanticen los derechos humanos de los manifestantes que protestan contra la construcción de la presa El Zapotillo, la cual es resultado, desde su perspectiva,  de la negativa de las autoridades a respetar y garantizar los derechos de las personas afectadas por la presa y  el incumplimiento de una orden judicial .

Existe una sentencia de amparo del Juzgado Primero de Distrito Auxiliar en Guadalajara, Jalisco de 31 de enero de 2011, el cual concluyó que con la planeación y construcción de la presa la Comisión Nacional del Agua, la Comisión Estatal del Agua y la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales “habían violado garantías constitucionales como el derecho a la igualdad, medio ambiente adecuado, vivienda digna, información, consulta, propiedad y libertad de cultos, entre otros”, apuntó AI.

Con información de Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué dar positivo a COVID no siempre significa estar infectado

La mayoría de personas solo están infectados durante una semana, pero pueden seguir dando positivo semanas después.
Getty Images
7 de septiembre, 2020
Comparte

El test más común para diagnosticar el COVID-19 es tan sensible que podría estar detectando fragmentos del virus que ya están muertos, según algunos científicos.

Y es que la mayoría de personas solo permanecen infectadas alrededor de una semana. Sin embargo, el diagnóstico podría seguir dando positivo semanas después.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Oxford, este hecho podría estar sobreestimando la escala real y actual de la pandemia.

Pero por otro lado advierten que otro tipo de test, con menos sensibilidad, corre el riesgo de no detectar todos los casos.

El profesor Carl Heneghan, uno de los autores del estudio, afirma que en vez de arrojar un resultado positivo o negativo, las pruebas diagnósticas deberían tener un límite en el que pequeñas cantidades de virus no provoquen un positivo.

Según Heneghan, esta detección de virus muerto o viejo podría explicar cómo en varios de los países que se enfrentan a una segunda ola de infecciones las hospitalizaciones se mantienen estables.

El Centro de Medicina Basada en Evidencia de la Universidad de Oxford analizó 25 estudios en que se colocaron muestras de pruebas positivas sobre una placa de petri para ver si el virus crecía.

Investigador trabajando con placas de petri.

Getty Images
Los científicos de la Universidad de Oxford pusieron varias muestras positivas sobre una placa de petri para analizar si el virus crecía.

Este método, conocido como “cultivo viral”, indica si el virus hallado en un diagnóstico positivo puede reproducirse y propagarse en un laboratorio o persona.

Según Nick Triggle, corresponsal de salud de la BBC, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde el comienzo y que ilustra por qué las estadísticas de la COVID-19 están lejos de ser perfectas.

¿Cómo se diagnostica el coronavirus?

La prueba más común de diagnóstico, la llamada PCR, utiliza químicos que amplifican el material genético del virus para que pueda estudiarse.

Una vez se toma la muestra, esta pasa por varios ciclos de laboratorio para recuperar la mayor cantidad de virus posible.

El número de ciclos necesarios puede indicar qué tanto virus queda, si son pequeños fragmentos o varias cantidades del virus completo.

Realización de prueba PCR a un paciente en Barcelona.

Getty Images
El test PCR es la prueba más común para detectar el coronavirus.

Esta práctica parece revelar la probabilidad de infección del virus. Es decir, mientras más ciclos de amplificación sean necesarios, menos probabilidades de que el virus sea reproducible en el laboratorio.

El riesgo de falso positivo

Cuando uno se hace la prueba de coronavirus, se obtiene un “sí” o un “no”. Pero no hay un indicador de cuánto virus se detectó en la muestra y si se trata de una infección activa.

Una persona con mucha cantidad de virus activo y otra que solo tenga pequeños fragmentos restantes de una infección pasada dan el mismo resultado: positivo.

Sin embargo, Heneghan apunta que la “infectividad del coronavirus parece disminuir tras alrededor de una semana”.

Es decir, su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Añadió que, si bien no sería posible verificar todas las pruebas para detectar si el virus estaba activo o no, el número de falsos positivos podría reducirse si los científicos establecieran un punto de corte.

Mujeres con mascarilla en Italia.

Getty Images
La infectividad del virus es su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Esto podría prevenir que una persona dé positivo cuando en realidad solo se le ha detectado los restos de una infección ya pasada.

Para Heneghan, esto ahorraría cuarentenas individuales innecesarias y ofrecería una escala más adecuada de la pandemia.

La sanidad pública de Inglaterra coincidió en que los cultivos virales eran útiles a la hora de evaluar las pruebas de coronavirus y que estaban trabajando con laboratorios para reducir el número de falsos positivos.

Sin embargo, explican que establecer un punto de corte no es fácil porque se usan muchas pruebas con diferentes sensibilidad y formas de detección.

Pero el profesor Ben Neuman, de la Universidad de Reading, dijo que cultivar el virus de una muestra de un paciente “no es trivial”.

“Esta revisión corre el riesgo de correlacionar falsamente la dificultad de cultivar Sars-CoV-2 a partir de una muestra de un paciente con la probabilidad de que se propague”, dijo.

Toma de temperatura en Wuhan, China.

Getty Images
Varios estudios coinciden en que alrededor de un 10% de contagiados retiene virus vivo después de 8 días de infección.

El profesor Francesco Venturelli, epidemiólogo italiano, destaca que no existe “certeza suficiente” sobre cuánto tiempo el virus permanece infeccioso mientras se recupera el paciente.

Algunos estudios basados en cultivos virales indican que alrededor del 10% de infectados permanece con virus vivo después de ocho días de infección.

“En Italia sobreestimamos el número de casos por varias semanas” a causa de pacientes positivos que se habían infectado varias semanas antes, dice Venturelli.

El test PCR es un método muy sensible a la hora de “detectar material genético residual del virus”, explica el profesor Peter Openshaw, del Colegio Imperial de Londres.

“No hay evidencia de la infectividad del virus, pero existe un consenso clínico de que es bastante improbable que un paciente sea infeccioso más allá del décimo día de la enfermedad“, agrega Openshaw.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.