Caravana por la Paz: Los consensos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Caravana por la Paz:
Los consensos

Por Paris Martínez
10 de junio, 2011
Comparte

 10 de junio

La Caravana por la Paz en Ciudad Juárez, Chihuahua. Foto: Cuartoscuro.

Hoy a las 19:00 horas, la Caravana por la Paz tuvo una sesión plenaria en el monumento a Juárez en Ciudad Juárez, Chihuahua, con el objetivo de llegar a consensos que sirvan como médula espinal del Pacto Ciudadano por la Paz.

En seis horas se alcanzaron estos consensos:

*Organizar jornada internacional contra el lavado de dinero, con toma simbólica de la sede del Banco de México y otros bancos del mundo.

*Desmilitarización de cuerpos policiales del país, propuesta que madure en un Encuentro Nacional con fecha por definir.

*Tipificación en todos los códigos penales de los estados los delitos de desaparición forzada y feminicidio.

*Revisión ciudadana de la Iniciativa Mérida.

*Cancelación del sistema de selección universitaria, para que no haya más rechazados.

*Decretar un aumento al salario mínimo que garantice acceso a todos los servicios básicos.

*Cancelar el reclutamiento de estudiantes para cuerpos de seguridad o fuerzas armadas.

*Eliminación del fuero de guerra.

*Creación de una subprocuraduría para atención a feminicidios y una base de datos genéticos de desaparecidos.

*Revocación de mandato a servidores públicos corruptos.

*Organizar un foro de debate sobre legalización de las drogas.

*Crear comités “de autodefensa barrial”.

*Boicot tributario y cierre de puentes fronterizos de prevalecer la corrupción generalizada.

*Oposición a la Reforma Laboral con una amplia movilización.

*Promoción de un fondo gubernamental para atención a víctimas del crimen organizado.

*Establecimiento del plebiscito, referéndum y revocación de mandato.

*Cumplimiento a cabalidad de los Acuerdos de San Andrés Larrainzar.

*Cancelación de concesiones mineras en el desierto de Wirikuta, San Luis Potosí, y de la tala en Cherán.

*Realizar una caravana por la paz hacia el sur del país.

*Crear logo y página web del movimiento ciudadano. Aprovechamiento de redes sociales.

 

Globos y cruces puestos por la Caravana por la Paz en Ciudad Juárez. Foto: @paris_martinez

Hoy más temprano, la Caravana por la Paz, encabezada por el poeta Javier Sicilia, estuvo presente en el campo algodonero donde en el año 2001 se localizaron los cuerpos de nueve mujeres asesinadas.

Durante su visita, el poeta expresó que “es el momento de hacer un cambio, desde aquí queremos crear una resistencia civil para transformar las instituciones que no funcionan” y afirmó que “desde este campo de sangre, que no de algodón, exigimos a las autoridades que dejen de humillar a juarenses, que hagan justicia”.

Después, la actriz y activista Ofelia Medina, reiteró que Ciudad Juárez “es el epicentro del dolor” y que desde aquí empezarán a despertarse conciencias, por lo que espera que también los funcionarios despierten.

Al campo algodonero arribaron más de 800 integrantes de la Caravana por la Paz, quienes prendieron veladoras junto a las cruces en honor de las víctimas.

Para concluir este evento soltaron centenares de globos púrpura y blanco, simbolizando el dolor y la paz que se quiere recuperar en el país.

La marcha partió de este punto a la Universidad de Ciudad Juárez, en donde a las 10:00 horas empezaron a formarse las mesas de trabajo, donde dirigentes de asociaciones civiles harán un pliego petitorio que será entregado a la autoridad federal.

Hoy comenzarán las discusiones sobre la desmilitarización del país, los posibles cambios a la estrategia del combate al crimen organizado, la lucha contra la corrupción de funcionarios, la reestructuración de las instituciones y una política social dirigida a brindar más oportunidades a los jóvenes.

Se planea que el Pacto se firme hoy a las 19:00 horas

El eco del Pacto Nacional en el Mundo

Globos y cruces en Ciudad Juárez. Foto: @Paris_Martinez

En diversos países se realizan actividades de adhesión al Pacto Nacional por la Paz en México:

*Corea del Sur: Habrá una manifestación virtual en redes sociales.

*Japón: Elaborarán mil grullas de origami por la sanación de México.

*Francia: Frente a la torre Eiffel se montará un tendedero con cartas simbólicas de víctimas dirigidas a Calderón.

*España: Habrá una marcha silenciosa en La Rambla, donde se juntarán firmas de adhesión al Pacto por la Paz.

*Brasil: El grupo No Más Sangre emprende jornadas de reflexión sobre las políticas mundiales contra el narcotráfico.

*Alemania: Lanzan reflexión sobre el Pacto Nacional. Aquí la propuesta.

9 de junio

“Con una noticia triste”, tal como la definiera Javier Sicilia, comenzó la marcha que ayer realizó la Caravana por la Paz y la Justicia con Dignidad en la capital de Chihuahua, la última escala antes de llegar a Ciudad Juárez: la captura del activista juarense Laurencio Barraza, quien fue detenido por agentes federales, con pretexto de una presunta falta vial y quien fue mantenido bajo caución en instalaciones de la policía municipal.

 

Con la exigencia de su liberación, que se concretó luego del mediodía, Sicilia, la Caravana y la organización Justicia para Nuestras Hijas arrancaron a las 9:00 horas la caminata del  Monumento a la Madre al Palacio de Gobierno de la capital chihuahuense, donde en la época colonial, se recordó, colgaban las cabelleras de los indígenas sacrificados y que, en la Revolución, sirvió de tribunal para el juicio en el que fue condenado a muerte el estratega villista Felipe Ángeles.

Ya en la plaza central, donde se encuentra el Memorial conocido como La Cruz de Clavos (en el que están inscritos los nombres de las mujeres víctimas de feminicidio en el estado), la activista Lucha Castro se encargó de enumerar los agravios contra los habitantes: la proliferación de ataques a civiles, como la masacre de Creel o el centro de rehabilitación Fe y Vida; la represión contra defensores de derechos humanos; el despojo de tierras de los pueblos indígenas, a manos de grupos del narcotráfico y caciques locales; la proliferación de desapariciones forzadas, así como la trata de mujeres, las violaciones lo mismo a manos de delincuentes que de autoridades, los feminicidios, todo lo cual es producto, consideró, de que sus cuerpos son considerados “botín de guerra” por todos los bandos en pugna.

En su turno, Julián LeBarón, quien en estos días se consagró como orador principal de los mítines de la Caravana, lanzó una dura crítica a todos los sectores sociales, a raíz del asesinato de Marisela Escobedo, en el mismo punto donde quedó tendido el cuerpo de la madre que protestaba por la liberación del homicida confeso de su hija, Rubí.

“Yo acuso al gobierno federal -dijo el ganadero oriundo del municipio chihuahuense de Galeana, y cuyo hermano fue ejecutado por el crimen organizado al negarse a pagar extorsiones- por la muerte de Marisela. Y también acuso a todos los panistas del país, y a todos los priistas, a los perredistas, y a los que no tienen partido político. Yo acuso a las iglesias por la muerte de Marisela, y también a todos los que no creen en Dios. Acuso a los gobernadores, presidentes municipales, a los padres de familia y también a sus hijos. Yo los acuso a todos ustedes por la muerte de Marisela. Yo me acuso a mí mismo, Julián LeBarón, por la muerte de esta mujer, mis manos están manchadas con su sangre, porque debí estar aquí con ella ese día, todos debimos haber estado con ella, pero la dejamos sola y por eso la mataron.”

Con esta reflexión, LeBarón demandó no sólo solidaridad con las víctimas, sino acciones efectivas contra toda expresión de violencia por parte de todos los integrantes de la sociedad.

Luego, Javier Sicilia encabezó la reinstalación de una placa de bronce en memoria de la madre asesinada (cuyos atacantes siguen prófugos, lo mismo que el homicida de su hija) y advirtió al gobierno estatal que no debe volver a retirar esta insignia, ya que “las plazas, las calles, la soberanía pertenecen al pueblo, y el pueblo quiere que se recuerde a Marisela”, tras lo cual instó a colocar placas póstumas en todos los puntos en donde han aparecido las víctimas mortales de la guerra contra el crimen organizado, pero no sólo en Chihuahua, sino en el país entero.

Tras la concentración en la capital del estado, la Caravana, integrada hasta ayer por 600 personas de todo el país (según cálculos de los organizadores), partió rumbo a su destino final, Ciudad Juárez, donde fue recibida por cientos de personas en la vía de ingreso a la urbe, coronada por el monumento al Benemérito de las Américas.

Ahí, Sicilia fue recibido en nombre de todos los juarences por la señora Luz María Dávila, la madre de dos de los 17 niños masacrados en la colonia Villas de Salvárcar en enero de 2010 y quien, durante una visita del presidente Felipe Calderón le increpó su presencia en el estado, aclarándole que no era bienvenido.

De hecho, al saludar a Sicilia, la consigna coreada por los ciudadanos congregados para verlo fue: “Sicilia, amigo, tú sí eres bienvenido”.

Las actividades de la penúltima jornada de la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad se desarrollaron en el deportivo Villas de Salvárcar, donde más de dos mil personas aguardaron para saludar su llegada al “lugar más adolorido del país”, donde, tal como sucedió en cada plaza visitada, familiares de víctimas denunciaron casos emblemáticos de violencia, impunidad e inseguridad, tales como el de la Miss Ana, la maestra a la que presuntamente introdujeron droga en la cajuela de su auto, sin su conocimiento, misma que fue descubierta al intentar cruzar la frontera con Estados Unidos para recibir un reconocimiento académico otorgado a su hija, y quien se encuentra bajo proceso por tráfico de drogas.

Cabe destacar que tras concluir el acto, entre los asistentes corrió la versión de que justo fuera del deportivo una persona fue despojada de su vehículo mientras dentro se realizaba el mitin, aunque esta información no pudo ser corroborada.

Este viernes la Caravana iniciará actividades a las 8:00 horas con una concentración en el predio conocido como Campo Algodonero, punto en el que en 2001 fueron hallados tres cadáveres de mujeres, por cuyos asesinatos y la mala integración de las investigaciones al respecto la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al gobierno mexicano.
Luego, se dirigirá a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, donde se instalarán las mesas de discusión del Pacto Nacional por la Paz (que serán a puerta cerrada). Los acuerdos alcanzados serán, luego, presentados y votados en sesión plenaria entre las 14:00 y las 17:00 horas, para luego firmar el pacto a las 19:00 horas, ante el monumento a Benito Juárez.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo 52 personas de distintas partes del mundo fueron engañadas para trabajar en una empresa ficticia

En medio de la pandemia, decenas de personas en distintas ciudades recibieron ofertas de trabajo de una compañía inexistente. Aquí te contamos cómo iniciaron los hechos.
22 de febrero, 2022
Comparte

La llamada de Zoom tenía casi 40 participantes, o por lo menos eso era lo que pensaban los que se habían conectado. La reunión de todos los empleados de la glamorosa agencia de diseño había sido convocada para darle la bienvenida a los nuevos reclutas de la compañía en crecimiento.

El nombre de la empresa era Madbird y su dinámico e inspirador jefe, Ali Ayad, quería que todos fueran rebuscadores ambiciosos como él.

Pero lo que no sabían aquellos quienes habían encendido sus cámaras era que algunos de los que también estaban en la reunión no eran personas reales.

Sí, aparecían como participantes. Algunos incluso tenían cuentas de correo electrónico activas y perfiles de LinkedIn. Pero sus nombres habían sido fabricados y sus retratos eran los de otras personas.

Todo era falso. Los empleados reales habían sido ‘jobfished’ (término en inglés para referirse a la práctica de ofrecer puestos de trabajo falsos a través de internet). La BBC ha dedicado un año a investigar qué fue lo que ocurrió.

Una opción de trabajo en pandemia

Chris Doocey, un gerente de ventas de 27 años de la ciudad de Manchester, comenzó en Madbird en octubre de 2020, unos meses antes de la llamada de Zoom. Se le dijo que iba a trabajar desde la casa. La pandemia aún estaba en pleno furor, así que era algo normal.

La COVID había dado un vuelco a la vida de Chris. Le había costado su último trabajo y esta era la razón por la cual había aplicado a este trabajo en Madbird. El anuncio describía a la compañía como “una agencia de diseño digital centrada en humanos, nacida en Londres pero operando a nivel mundial”. Sonaba bien.

Chris Doocey

BBC
Para Chris Doocey, Madbird era una buena opción de trabajo

Madbird contrató a más de 50 personas más. La mayoría trabajaba en ventas, algunos en diseño y algunos habían sido traídos para supervisar. Cada nuevo recluta recibía la instrucción de trabajar desde casa, enviándose mensajes a través de correo electrónico y hablando los unos a los otros a través de Zoom.

Otra parte del personal vivía por fuera del Reino Unido. Ansiosos por alcanzar el mercado global, el departamento de recursos humanos de Madbird publicó anuncios en línea para un equipo de ventas internacionales basado en Dubai. Contrataron al menos una decena de personas de Uganda, India, Sudáfrica, Filipinas y otros.

Para ellos, el trabajo representaba más que un cheque de salario, también era una visa al Reino Unido. Sus contratos decían que Madbird patrocinaría su traslado al Reino Unido si superaban su periodo de prueba de seis meses y alcanzaban sus objetivos de ventas.

El enigma de Ali Ayad

Ali Ayad sabía lo que significaba hacer una vida nueva en el Reino Unido. En varias ocasiones habló con empleados de Madbird sobre su pasado, antes de asentarse en Londres.

Pero hubo muchas versiones de su historia. A una persona se le presentó como un mormón de Utah, en EU. Para otros, él era del Líbano, donde una difícil niñez le había enseñado a rebuscarse la vida.

Hasta su nombre cambiaba. A veces agregaba una segunda “y” a su apellido, y lo escribía “Ayyad”. En otras ocasiones, firmaba como “Alex Ayd”.

Ali Ayad en una estación de metro en Londres

BBC
Ali Ayad en una estación de metro en Londres

Pero algunos capítulos de la historia que le contaba a la gente eran consistentes. Clave, ante todo, era la época que vivió como diseñador creativo en Nike. Le dijo a todo el mundo que había trabajado en la sede de la marca de moda en Oregon, en EU. Fue allí donde conoció a Dave Stanfield, el cofundador de Madbird.

Las historias sobre la prominente carrera de Ali no parecían descabelladas. Operaba calmadamente en las videollamadas: era intenso, carismático e incluso, demostraba interés. Hablaba con confianza, a veces con optimismo desmesurado. Fue así como convenció a al menos tres personas para que renunciaran a sus trabajos y se fueran a trabajar con él.

Los empleados de Madbird no tenían ninguna razón para dudar las historias de Ali sobre Nike. Y si lo hacían, lo único que tenían que hacer era revisar su perfil de LinkedIn. Brillaba con largos comentarios de ex colegas.

Las primeras inconsistencias

Por meses, los negocios diarios de Madbird navegaron pacíficamente, se contrataron más diseñadores para cumplir con los expedientes atrasados que el equipo de ventas estaba negociando.

Pero incluso antes de que se revelara la verdad sobre Madbird, sus trabajadores ya tenían un problema. Por la manera inusual en la que se habían redactado sus contratos, aún no se les pagaba. Aceptaron trabajar únicamente con comisiones durante los primeros seis meses.

Solo hasta que superaran su periodo de prueba iban a recibir un salario: 47 mil 300 dólares al año para la mayoría. Mientras tanto, solo ganarían un porcentaje por cada acuerdo que lograran negociar.

Eran todos adultos jóvenes buscando trabajo y atravesando una pandemia. Muchos sintieron que no tenían opción sino aceptar los términos de sus contratos.

Antonia Stuart

BBC
Antonia Stuart trabajaba para Madbird como ‘gerente creativa’ en Dubai.

Pero los acuerdos nunca se concretaron. Para febrero de 2021, no se había firmado un solo contrato con clientes. Ninguno de los empleados de Madbird había recibido un centavo.

Algunos reclutas dejaron la empresa después de algunas semanas, pero muchos se quedaron. Muchos habían estado ahí durante casi seis meses, obligados a sacar tarjetas de crédito y pedir dinero prestado de sus familias para mantenerse al día en las cuentas.

El explosivo correo

Ahora es obvio por qué nadie recibió dinero. Madbird no estaba recibiendo ingresos. Pero eso no era obvio para los empleados nuevos. De manera equivocada asumieron que sus contratos de salario eran únicos y que sus gerentes sí estaban recibiendo salarios.

Además, Madbird estaba al borde de firmar una gran cantidad de contratos. El dinero finalmente estaba llegando. O por lo menos así parecía hasta que una tarde todo se vino abajo.

Gemma Brett

BBC
Gemma Brett tuvo sospechas durante su tiempo de Madbird

Gemma Brett y Antonia Stuart eran dos empleadas con sospechas. Después de investigar en internet, usando buscadores de imágenes, se dieron cuenta que muchos de sus colegas no existían.

Decidieron enviar un correo a todos los empleados usando un alias: Jane Smith. El correo, enviado en una ocupada tarde de semana, acusaba a los fundadores de Madbird de comportamientos “no éticos e inmorales”, incluyendo robar el trabajo de otros y “fabricar” miembros de equipo.

Las revelaciones fueron devastadoras para los miembros reales del equipo. Todo lo que habían estado haciendo, al parecer, se había construido sobre mentiras. Ahora parecía que nunca iban a ver nada de dinero en compensación por meses de tiempo y trabajo.

Fue en este momento en el que empezamos nuestra propia investigación sobre Madbird. Corroboramos los argumentos incluidos en el correo de Jane Smith e incluso, fuimos más allá.

Mentiras y perfiles robads

La reportera Catrin Nye intentando descifrar quién es real y quién no.

BBC
La reportera Catrin Nye intentando descifrar quién es real y quién no.

A diferencia de lo que argumentaba, la compañía no llevaba “transportando productos y experiencias a nivel local y global por 10 años”.

De hecho, Ali Ayad solo registró Madbird como una empresa en el Reino Unido el mismo día en el que entrevistó a Chris Doocey para que se convirtiera en gerente de ventas, el 23 de septiembre del año 2000.

Al menos seis de los empleados de más alto rango en Madbird eran falsos. Sus identidades eran una amalgama de fotos robadas de diferentes esquinas de la red y nombres inventados.

Esto incluía al cofundador de Madbird, Dave Stanfield, a pesar de que tuviera un perfil en LinkedIn y que Ali se refiriera a él constantemente.

Algunos de los empleados engañados incluso recibieron correos de su parte. Ali le dijo a un empleado que si quería contactar al señor Stanfield, debía enviarle un correo electrónico porque estaba muy ocupado con proyectos de Nike como para asistir a la llamada.

Usando tecnología de reconocimiento facial fuimos capaces de contrastar la foto de Dave Stanfield con la de su dueño original, un constructor de panales de abejas en Praga llamado Michal Kalis. Cuando localizamos a Michal, confirmó que nunca había oído hablar de Madbird, o de Ali Ayad o de Dave Stanfield.

Nigel White era otro. Incluso, alguien usando ese nombre se conectó a esa llamada de Zoom de enero. Pero su foto no era la de un diseñador gráfico sino la de un modelo cuya imagen es uno de los primeros resultados cuando buscas “hombre pelirrojo” en el archivo de Getty Images. Su cara aparecía en todo internet.

El supuesto co fundador de Madbird "Dave Stanfield" y el supuesto gerente "Nigel White"

BBC
Dos de los supuestos altos directivos de Madbird eran, en realidad, fotos tomadas de internet

Otras eran incluso más locas. Las fotos de un diseñador gráfico, un gerente de crecimiento de marca y un gerente de mercadeo en Madbird resultaron ser las de un doctor libanés, un actor español y un influencer de modas italiano.

Todas sus fotos habían sido robadas para crear identidades falsas.

Contactamos a las 42 marcas que Madbird citó como antiguos clientes, incluyendo a Nike, Tate y Toni & Guy. Ninguna dijo haber trabajado alguna vez con Madbird.

Un pasado ficticio

Cuando empezamos a investigar, la misma historia de Ali se cayó también. Nunca había trabajado para Nike en Estados Unidos como “líder creativo”, como él argumentaba. Nike nos confirmó a través de un documento que no había contratado a nadie con ese nombre o ninguno de sus alias.

Y luego estaba la cuenta de Instagram de Ali, donde publicaba actualizaciones de su carrera como modelo e influencer a sus más de 90 mil seguidores. Su presencia en las redes sociales había sido una de las razones por las cuales muchos de los trabajadores de Madbird lo admiraban y confiaban en él.

Pero la vida que Ali presentaba en Instagram apenas tenía una relación lejana con su realidad.

Una publicación en específico llamó nuestra atención.

Era una foto mostrando una edición abierta de la revista GQ, con Ali Ayad modelando un blazer en un anuncio de página completa para la marca española de modas Massimo Dutti.

Pero cuando logramos adquirir la edición de GQ y la abrimos en la página 63, la foto de Ali no estaba allí. Era la publicidad de un reloj. Ali Ayad nunca había modelado para Massimo Dutti, y nunca había aparecido en la GQ británica.

Los extrabajadores de Madbird estaban devastados. Algunos habían pasado tanto como seis meses sin pago. Ahora estaban sin trabajo, aún en medio de la pandemia, y haciendo un esfuerzo para siquiera describir lo que les acababa de pasar.

Las víctimas

El gerente de ventas Chris Doocey había llegado a acumular más de 13 mil 500 dólares en deudas en una tarjeta de crédito pagando sus recibos mientras recibía su primer salario.

Y luego estaban los empleados extranjeros. En un punto, Elvis John, originario de Chennai en India, había estado esperando estar en un vuelo al Reino Unido. Estaba a apenas semanas de terminar su periodo de seis meses de pruebas y esperando a que Ali le patrocinara su visa. Cuando el correo de Jane Smith llegó, cayó en depresión. “Mis sueños se destruyeron”.

Elvis John

BBC
Algunos empleados de Madbird esperaban contar con visas para el Reino Unido

“No se si Ali alguna vez entenderá lo que nos hizo pasar”, dice Elvis, quien cree que todo el asunto se manejó como si fuera un juego.

Muchos estaban avergonzados de haberse visto envueltos. Algunos esperaron días, e incluso semanas, antes de decirle la verdad a sus familiares y amigos.

Y para otros, la historia era difícil de explicar y siempre estuvo recibida por preguntas que ninguno de los empleados engañados podía contestar.

¿Habrá entendido Ali la consecuencia de sus acciones?

Durante un tiempo, Ali dijo que iba a hablar con nosotros y dar su versión de los hechos. Luego de meses de mensajes finalmente aceptó sentarse y dar una entrevista en cámara para la BBC.

Pero luego, con un día de anticipación, canceló. Si íbamos a tener la versión de los hechos de Ali Ayad, no tendríamos otra opción sino buscarlo.

Confrontando a Ali

Lo seguimos hasta una calle del oeste de Londres una tarde de octubre, donde lo confrontamos. Estaba vestido con una chaqueta negra de cuero y se dirigía a una estación del metro. Si se sorprendió con nuestra presencia, no lo aparentó y, al principio, decidió ignorar nuestras preguntas. Pero luego de un rato, no pudo evitar hablar.

Insistió que estaba tratando de hacer algo bueno.

“Lo único que sé es que creamos oportunidades para la gente, en medio de la COVID”.

Cuando lo acusamos de crear identidades falsas y robarse el trabajo de otras personas, se enfureció.

“¿Lo hice? ¿Cómo saben que lo hice?”. ¿Estaba argumentando que alguien más había estado involucrado? Cuando lo presionamos, no mencionó a nadie.

Siempre existió la posibilidad de que alguna mente anónima estuviera detrás de todo, y es algo que consideramos seriamente. Pero sin nombres o la ayuda de Ali, fue un camino que no pudimos explorar.

Ali también insistió que Madbird sí tenía una oficina. Pero cuando lo cuestionamos, se arrepintió, asegurando que se refería a una oficina virtual. “No tienes realmente computadores ni nada, ¿cierto? Es una compañía digital”.

Eventualmente, dejó de contestar nuestras preguntas.

Mientras Ali Ayad se rehuse a contestar, nunca sabremos con certeza por qué creo Madbird.

Confrontación con Ali Ayad en Londres

BBC
Confrontación con Ali Ayad en Londres

¿Qué pudo pasar?

Para aquellos que pasaron la mayoría del tiempo en línea con él, intercambiando correos y en videollamadas, se destacan dos teorías.

Una es que todo el asunto es un intento por empezar un negocio real. Pudo haber empezado como una mentira, pero de pronto Madbird hubiera eventualmente conseguido contratos reales y generado ingresos.

La compañía, creen algunos empleados, estaba apenas a días de firmar con clientes cuando todo se vino abajo. Si las mentiras no se hubieran descubierto, de pronto nadie hubiera expuesto los turbios orígenes de Madbird.

Otra explicación es que tiene que ver con algo más allá que el dinero. A lo mejor Ali disfrutaba pretendiendo ser un jefe. Sinceramente parecía disfrutar su tiempo dirigiendo Madbird.

Las entrevistas de trabajo con él duraban generalmente más de una hora. Contaba historias de cómo había cambiado las vidas de personas descubriendo sus talentos y dándoles una oportunidad. Enviaba enlaces de música house a sus empleados para que escucharan mientras trabajaban.

Quería ser un jefe cool y así lo trataron durante los meses que Madbird estuvo funcionando.

La pandemia cambió la forma en la que muchos de nosotros trabajamos, comunicarse a través de una pantalla se convirtió en la regla.

Ali Ayad explotó eso. Era como si quisiera ser el próximo Elon Musk, su ídolo, y con Madbird pensó que había encontrado un atajo. Un universo donde Ayad sería juzgado solamente por su presencia virtual, en vez de su realidad por fuera de la web.

Y la parte más impactante de la apuesta de Ali Ayad es el hecho de que vivimos en una época en la que casi funciona.

Diseño gráfico de Lilly Huynh


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3DcAg6VIlgw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.