San Jerónimo: un corredor del juego
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

San Jerónimo: un corredor del juego

Por Dulce Ramos , enviada
27 de agosto, 2011
Comparte

El presidente Felipe Calderón montó una breve guardia ayer frente al Casino Royale. Foto: Cuartoscuro.

Monterrey NL.- La esquina de la avenida San Jerónimo y Doctor Jesús María González huele a alfombra quemada. A plástico chamuscado. A combustible que ardió. Ahí estaba el Casino Royale. Ese que atraía a los vecinos del poniente de Monterrey con el lema The Luckiest Place on Earth. El lugar con más suerte en el mundo.

Hoy, el lugar de irónico eslogan es una suerte de caja gigante ennegrecida por el hollín. En el segundo piso, donde hubo ventanales, se asoman cables ennegrecidos, restos de alfombra tiznada y concreto pulverizado. En el primero se distinguen las entrañas de la cocina. Fogones.  Una máquina cafetera. Pero el fuego dejó todo como una fotografía tomada en blanco y negro.

La Avenida San Jerónimo y la colonia del mismo nombre tienen una atmósfera lúgubre. De estupor. La calle donde está lo que queda del Royale es fundamental para el tráfico de la zona y está llena comercios, escuelas y corporativos que ayer cerraron. En la ruidosa zona sólo quedó el ruido de una lluvia inusual para el verano regio.
Más adentro de la colonia hay calles tranquilas, edificios departamentales que conviven junto a casonas de los años 40 y 50. En aquellas décadas, la clase media alta de Monterrey se avencindó en San Jerónimo, a la par de la transformación industrial de la ciudad.
Igual que Monterrey, el barrio ha cambiado su rostro de escenario bucólico a zona industrial y de área de corporativos a corredor del juego. En el triángulo que forman las avenidas San Jerónimo, Gonzalitos y Fleteros –donde hoy es el sector principal de la colonia—las luces de las salas de apuestas invitan al juego las 24 horas del día.

Muy cerca del Casino Royale se encuentra el Red Casino Entertainment. Unos metros más adelante, en la intersección de Gonzalitos y Fleteros, un Play City llama a las apuestas. A unos pasos de ahí, una sucursal de Caliente hace lo propio.

‘¿Y la patrulla?’

El cerco que mantiene la Sedena y la Policía Estatal en la Avenida San Jerónimo no sólo mantiene a los curiosos a raya. También los vecinos se abstienen de salir de casa. Hasta la tienda de conveniencia en la esquina con José Luna Ayala, que usualmente vive un trajín, pasó el día prácticamente sin ventas.

Una vecina que paró a comprar cigarros, y que se niega a dar su nombre comenta:

–En la gasolinera de enfrente siempre hay patrullas vigilando hacia el Red y al Royale.  Y ayer no había ni una sola.

–Es mucha casualidad, ¿no? –le responde una dependienta.

–Los carros donde venían los narcos se estacionaron aquí al ladito.

En la farmacia. ¿Y la patrulla? ¡Nada!—agrega otra.

De pronto, otra mujer vestida de negro interrumpe la charla.

–¿Puedo estacionar aquí mi carro? En la funeraria de la esquina ya no hay lugar.

Donde inicia la avenida san Jerónimo hay una agencia de automóviles, varias oficinas y luego el Royale. En el otro extremo, una de las funerarias más antiguas de Monterrey. Ahí se ve adivina el rostro de quienes la tarde del jueves se divertían en el casino, antes de que en dos minutos y medio seis delincuentes decidieran que la partida de esa tarde, no la ganaría nadie.

En una capilla están los féretros de tres hermanas que rondaban los 45 años. Les reza un enorme grupo de familiares y amigos de clase media alta entre coronas y ramos de flores blancas.

En la sala contigua, decenas de señores de bigote oscuro y entrecano rematan sus abrazos con palmadas en la espalda.

Cada quién llora a una persona distinta, pero en cuanto en una capilla inician misa, todos se vuelven una familia que llora el mismo dolor. No importa que no se conozcan.

Entre los 52 muertos que dejó el ataque del crimen organizado al Casino, la mayoría eran mujeres mayores.  De 43 cuerpos que han sido identificados, 36 tienen rostro femenino. Alrededor de los féretros, hombres y mujeres –la mayoría adultos jóvenes–  lloran a su madre.
Es común ver a señoras y señores mayores divirtiéndose en los casinos, es cierto. Pero San Jerónimo y las colonias aledañas como Cumbres u Obispado están habitadas por familias de clase media alta que son tan regiomontanas como el cabrito.

Generaciones de regios se han criado en la colonia desde los años 50, cuando abrieron colegios como el Mexicano o el Centro Universitario Franco Mexicano. En los terrenos donde alguna vez estuvo la Hacienda de San Jerónimo se consolidaron familias y recientemente, padres, madres y abuelos, tuvieron en los casinos un espacio de diversión a ‘tiro de piedra’.

Pero la convivencia entre corporativos, colegios, departamentos  y los recién llegados casinos mostró su rostro peligroso. En 2009 hubo una balacera entre sicarios y el Ejército. El año pasado, recuerdan los vecinos, hubo un granadazo en una gasolinera. Hace dos meses, los alumnos del Colegio Mexicano iniciaron el día con el cuerpo de una mujer decapitada a las puertas del plantel.

Rodrigo Medina, gobernador de Nuevo León. Foto: Cuartoscuro.

La ‘muerte’ de la autoridad

A unos 10 minutos de la calle que acapara la atención de México, Carlos, un hombre corpulento de 32 años, vela a su madre, Aída, en una modesta funeraria del centro.

–Que no me digan que la gente que va a los casinos es a la que le gusta el dinero fácil.

Con los párpados enrojecidos de llanto, pero sereno, el abogado cuenta que su madre, de 62 años,  iba al Casino a apostar algo del dinero que ganaba en un puesto de tacos con el que se mantenía desde hace 20 años.

–Jugaba unos 70, 80 pesos. Nada más.

En las palabras pocas que el dolor le permite hilar, cuenta que un funcionario de Salud estatal, conocido suyo, se acercó cuando esperaba el cuerpo de su madre en Servicio Médico Forense.

–Lo siento mucho –le dijo el funcionario con unas palmadas en el hombro.

–Si lo sintieras, estarías en las escuelas previniendo la drogadicción –espetó Carlos.

De ese momento surgió un encontronazo moral con la autoridad que resume con voz firme.

–Yo perdí a mi madre, pero a pesar de eso yo no quiero matar ni al Gobernador Rodrigo Medina, ni a su mamá. El Gobernador, para mí, ya está muerto. Está muerto porque ve el horror de lo que pasa y no hace absolutamente nada.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

El punto débil del COVID que encontró una científica mexicana (y cómo puede servir para neutralizarlo)

La física mexicana Mónica Olvera de la Cruz detectó con su equipo de científicos que el nuevo coronavirus tiene un componente que puede ser bloqueado para evitar su transmisión al cuerpo humano.
Getty Images
18 de agosto, 2020
Comparte

Como especialista en física enfocada en la ciencia de los materiales, la doctora mexicana Mónica Olvera trabajaba en sus propios desarrollos tecnológicos hasta que la pandemia de COVID-19 cambió las cosas.

Un familiar suyo enfermó de gravedad en México, lo cual llevó a la científica a enfocar sus estudios en entender cómo el virus SARS-CoV-2 interactúa con el cuerpo humano a un nivel físico-biológico.

“Yo no tenía nada qué ver con medicina. Yo soy científica en ciencia de materiales. Pero a la hora de ver este problema tan fuerte, entramos en acción”, dice a BBC Mundo la especialista.

Su equipo en la Universidad Northwestern (Estados Unidos) analizó las diferencias entre el coronavirus que causó la epidemia SARS de 2003 y el causante de la enfermedad COVID-19.

Y encontró un punto débil con el que se le puede atacar.

“Estamos bloqueando el virus”, señala al explicar cómo su experimento a nivel molecular ha reducido de manera inicial en 30% la conexión del patógeno con los receptores humanos.

Una ilustración del SARS-CoV-2 atacando una célula

Getty Images
Las espigas (amarillas) del coronavirus se conectan a las células AC2 (en turquesa) del cuerpo. Si se impidiera eso, se neutralizaría.

“Antes de entrar el virus (en el cuerpo), sí podemos atacarlo para que ya no tenga tanta energía de atracción, que no sea capaz de infectar. Y si entra, que esté bloqueado el sitio”, explica la científica.

“Es otra manera de curar. Esto no son anticuerpos , los cuales tienen el problema de que pueden hacer resistente al virus. Hay muchos casos en los que los virus se vuelven resistentes a los anticuerpos”, añade.

En tres meses Olvera espera diseñar un polímero -un compuesto químico- que triplique la efectividad del bloqueo y que esto se convierta en una forma de proteger al cuerpo de un virus tan contagioso como el SARS-CoV-2.

¿Cuál fue el hallazgo?

El SARS-CoV-2 ingresa al cuerpo a través de sus proteínas S, que hacen contacto con la enzima convertidora de angiotensina (AC2) de las células humanas.

Las células AC2 también están presentes en el corazón, en el estómago, en el riñón, “por eso cuando uno se infecta (con el virus SARS-CoV-2, este) puede dañarlos”, explica Olvera.

Gráfico de cómo se reproduce el coronavirus en el cuerpo

BBC

Así que en su estudio, hecho en colaboración con el doctor Baofu Qiao, detectó que el SARS-CoV-2 tiene conexiones con cargas positivas en la proteína espiga (o spike) de su corona que pueden ser bloqueadas.

“La energía de atracción entre ese grupo que está en la spike y las células epiteliales era más débil en el primer coronavirus que en el SARS-CoV-2″, explica Olvera.

“Nos dimos cuenta de que si mutábamos los que no estaban en el de 2003, la atracción con el receptor bajaba. Nada más lo mutamos y bajó muchísimo su atracción“, añade.

El trabajo de bloqueo se dio en uno de los tres grupos de la proteína espiga, lo que redujo en un 30% la capacidad del virus para conectarse con el receptor, en este caso las células del cuerpo.

A diferencia de otras investigaciones, Olvera y Qiao detectaron un sitio con carga positiva, llamado sitio de escisión polibásico, a 10 nanómetros (algo sorprendentemente “lejano” de la base, en términos de esas mediciones) en la proteína espiga.

https://www.youtube.com/watch?v=Zh_SVHJGVHw&t=5s

Así que si se obtiene un polímero que bloquee los tres grupos, como lo están investigando, el resultado podría triplicarse y hacer que el nuevo coronavirus tuviera muy poca oportunidad de atacar al organismo.

“Yo quiero diseñar uno que ataque a todos. Es muy complicado, es un diseño difícil. Pero la idea es crear una protección bajo un diseño que funcione y quede probado en un laboratorio”, señala la científica.

¿Cómo puede adoptarse en la medicina?

El proceso de crear un polímero que actúe contra las espigas del SARS-CoV-2 puede tomar de dos a tres meses.

Una vez creado, habría que elegir un medio de administración. Olvera considera que podría funcionar a través de un aerosol, con las ventajas que eso tiene.

“Los virus son tremendos. Pueden usar las cápsidas de otros virus y el ARN, duplicarse y mutar”, advierte.

Y es que las vacunas en las que trabajan a contrarreloj varios países y organizaciones enfrentan el problema de que los anticuerpos que generen puedan ser inefectivos ante mutaciones del SARS-CoV-2.

“Nosotros queremos crear algo que no sea biológico, que no cree resistencia. Evitar que el virus encuentre otras maneras de salir adelante. Creemos que puede ser una manera de debilitar el virus, diferente a lo que se está haciendo”, añade.

Si las mutaciones mantuvieran los mismos grupos polibásicos para atraer células receptoras del cuerpo, el remedio seguiría funcionando.

El trabajo desde diferentes ángulos de la ciencia, como la física en el caso de Olvera, puede aportar soluciones a un problema que afecta a toda la humanidad.

“Se está haciendo un esfuerzo enorme. Todos estamos de alguna manera relacionados con esto, es un problema mundial y qué mejor que todos los científicos estén trabajando en esto”, dice la científica mexicana.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9JOee6bCojU

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.