3 claves para entender el conflicto por la Ley de Seguridad Nacional
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

3 claves para entender el conflicto
por la Ley de Seguridad Nacional

Por Paris Martínez
15 de agosto, 2011
Comparte

Javier Sicilia durante la marcha del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

El próximo miércoles será retomado el diálogo entre el poder Legislativo y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, quebrado a principios de mes tras aprobarse el predictamen de reforma a la Ley de Seguridad Nacional, cuyo análisis continuarán diputados y senadores en mancuerna a partir de las próximas semanas.

Animal Político te resume los puntos clave de la reforma legislativa en debate, defendida por autoridades e impugnada por las víctimas de la violencia, tal como fueron planteados en un inicio por el poder Ejecutivo, así como los retoques experimentados por el documento a su paso por el Senado y la Cámara de Diputados, además de algunas de las propuestas que en oposición formuló la UNAM y que retoma como propias el movimiento de víctimas.

¿Cómo definir la seguridad?

El concepto de “Seguridad Nacional” que actualmente rige en el país es el establecido en la ley que en la materia fue aprobada hace seis años, durante el gobierno de Vicente Fox, y que la define como “las acciones destinadas de manera inmediata y directa a mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano”.

En abril de 2009, sin embargo, el presidente Felipe Calderón propuso entender por Seguridad Nacional a la integridad y estabilidad del Estado, y no aquellas acciones emprendidas para preservar tales atributos.

El Proyecto de Decreto  del titular del Ejecutivo reconoce, además, la presencia de “riesgos a la estabilidad y desarrollo nacionales”, así como de “amenazas a la existencia misma del Estado”, las cuales atentan contra la Seguridad Nacional y que pueden provenir lo mismo del exterior (en forma de ataques de otros países), o del interior, en forma de “agentes no estatales“, ante las cuales deben intervenir todas las instituciones, en sus respectivas áreas de competencia.

Javier Sicilia con Emilio Álvarez Icaza y Julian LeBarón.//FOTO: Cuartoscuro

El Senado de la República suscribió esta nueva acepción de Seguridad Nacional y, luego, la Cámara de Diputados agregó en el predictamen aprobado a principios de agosto que su preservación “corresponde al titular del Poder Ejecutivo Federal, mediante la aplicación de políticas, acciones, recursos y medios, incluyendo el empleo de la Fuerza Armada“.

En contraste, en el documento denominado Elementos para la Construcción de una Política de Estado para la Seguridad y la Justicia en Democracia, presentado este mes por la UNAM y que ya ha sido adoptado como propio por el Movimiento por la Paz, se destaca que en México “se tiende a sobrecargar el concepto de seguridad nacional, como si se tratara de una bolsa donde caben y deben ser contenidos todos los riegos y amenazas, e incluso se ignora que el texto constitucional hace referencia expresa a la seguridad interior, a la seguridad nacional y a la seguridad pública, asignándoles a cada una un ámbito y responsables claramente definidos”.

Es por ello que, destaca la institución académica, se debe respetar el área de acción de cada una de las instituciones vinculadas con la seguridad, y “rediseñar un plan para el regreso de las Fuerzas Armadas a las funciones que le son naturales, tan pronto como sea posible (…) y adscribirse al modelo de Seguridad Ciudadana”, lo cual implicaría brindar “protección a las personas, respeto a los derechos humanos, ejercicio de la ciudadanía y de la participación social, (así como) solución pacífica de conflictos interpersonales y sociales”.

¿Para qué sirven las Fuerzas Armadas?

El artículo 89 de la Constitución mexicana  reconoce como una “facultad” del presidente, “disponer de la totalidad del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea para la seguridad interior y la defensa exterior” del país. Lo de la “defensa exterior” va claramente dirigido a las amenazas de Estados extranjeros o de “sujetos de derecho internacional“, pero ¿a qué se refiere la Constitución al admitir el uso de la milicia en casos de seguridad interior?

Felipe Calderón con los secretarios de Defensa y de Seguridad durante el XXX Aniversario Colegio Defensa Nacional.//FOTO: Cuartoscuro

Hasta el momento, se carece de una norma que dé respuesta a tal cuestionamiento, lo cual ha justificado desde 2006 el empleo del Ejército y la Marina en labores policiacas en todo el país.

Sin embargo, para llenar este vacío legal el presidente Calderón propuso la creación de una figura jurídica denominada “Declaración de existencia de una afectación a la seguridad interior”, que obligaría al despliegue de la milicia mexicana ante en cualquier situación que ponga a la sociedad en grave peligro y conflicto, tales como: actos terroristas o genocidas, de sabotaje, de traición a la patria o espionaje; obstrucciones a la lucha contra el crimen organizado; la sublevación de una entidad federativa; actos que hagan peligrar la paz y la seguridad pública de un municipio, estado o región del país; acciones de extorsión colectiva; así como “cualquier otra situación que podría derivar en una perturbación grave del orden”.

Cabe destacar que el mecanismo propuesto por Calderón fue respaldado por el Senado y, en comisiones, por la Cámara de Diputados, que tanto en sus respectivos minuta y predictamen  avalan que la Declaratoria emitida por presidente requiera únicamente de la aprobación del Consejo de Seguridad Nacional, instancia que estaría encabezada por el mismo titular del Poder Ejecutivo que invoque a la perturbción de la seguridad interior.

Así, tanto en la iniciativa de Calderón, como en lo aprobado por senadores y luego por diputados, se establece que durante el tiempo que unilateralmente decida el poder Ejecutivo, las Fuerzas Armadas podrían realizar espionaje telefónico, arrestos, cateos y retenes, sin contar con la autorización previa de un Ministerio Público.

Además, podrían llevar a cabo interrogatorios “voluntarios”, labores de vigilancia y seguimiento de ciudadanos, así como recabar información “mediante el uso de medios e instrumentos y cualquier herramienta que resulte necesaria.”

La medida propuesta por el Ejecutivo y respaldada por el Legislativo no se plantea como una acción indefinida, ciertamente, pero el límite para su aplicación sí podrá prorrogarse todas las veces que el presidente en turno considere necesarias.

Al respecto, tanto la Universidad como el Movimiento por la Paz pusieron de relieve el grave riesgo que representa depositar en una sola persona el control discrecional de todo el aparato militar del país, otorgándole la libertad de ponerlo en funcionamiento aún cuando no exista un conflicto bélico, sobre todo si se toma en cuenta que “el uso de la fuerza es la primera herramienta de respuesta del sistema de seguridad mexicano, y no la última”.

Además, destaca la evaluación de la UNAM que “el empleo de las Fuerzas Armadas en funciones de seguridad pública y procuración de justicia, ambas ajenas al mandato que les es natural, está directamente asociado a la neutralización de liderazgos civiles capaces de encabezar y consolidar exitosas políticas públicas de seguridad”.

José Narro, Jorge Carpizo, Olga Sánchez Cordero, Miguel Ángel Mancera y Carlos Ramírez Marín durante la presentación de la propuesta de Estado Seguridad y Justicia en Democracia realizada por la UNAM.

¿Y cuál es la opción sugerida?

El documento presentado por la UNAM, y que recoge las conclusiones a las que llegaron 88 académicos de esta institución tras el Foro de Seguridad y Justicia que se realizó en esta casa de estudios entre el 6 y el 10 de junio pasados, no es una contrapropuesta a la iniciativa de Calderón, cuyo aval avanza en el Congreso, y, por tanto, carece de una alternativa que refute cada una de las líneas trazadas por las autoridades.

Su lectura de la violenta realidad que vive el país, en cambio, ensaya soluciones que en la mayoría de los casos resultan complementarias, medidas aplicables desde ámbitos ajenos al de la seguridad, pero que pueden impactar directamente en ésta.

De las 36 sugerencias formuladas (de manera muy general), doce están dirigidas a la atención laboral a la población juvenil, así como al fortalecimiento educativo; dos, a la prevención y atención de adicciones; tres, a la rendición de cuentas de las autoridades; tres más, a la reinserción social y dignificación de los agentes de policía; y el resto, a la reforma del sistema penitenciario, el combate al lavado de dinero, la indemnización de las víctimas y la construcción de acuerdos entre políticos y sociedad “en un ánimo de colaboración”.

Y es que, después de todo, subraya el dictamen de la máxima casa de estudios, éste “es momento de unir voluntades y esfuerzos, no de dividirnos“.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

5 características que hacen tan mortal a la COVID-19

La COVID-19 es un maestro del engaño para nuestro cuerpo y para los expertos que tratan de hacerle frente. Sus peculiaridades frente a otros virus es lo que le hace peligroso y difícil de combatir.
Getty Images
26 de octubre, 2020
Comparte

Un simple virus ha frenado en seco la vida tal y como la conocíamos.

Nos hemos enfrentado a amenazas virales antes, incluyendo pandemias, pero el mundo no se detiene por cada nueva infección o temporada de gripe.

Entonces, ¿qué pasa con este coronavirus? ¿Cuáles son las peculiaridades en su biología que representan una amenaza única para nuestros cuerpos y nuestras vidas?

Maestro del engaño

En las primeras etapas de una infección el virus es capaz de engañar al cuerpo.

El coronavirus puede estar corriendo desenfrenadamente en nuestros pulmones y vías respiratorias y, aun así, nuestro sistema inmunológico piensa que todo está bien.

“Este virus es brillante, te permite tener una auténtica fábrica viral en la nariz y tú sentirte completamente bien”, dice el profesor Paul Lehner de la Universidad de Cambridge.

Las células de nuestro cuerpo empiezan a liberar sustancias químicas -llamadas interferones- una vez que son asaltadas por un virus y esto es una señal de advertencia para el resto de nuestro organismo y el sistema inmunológico.

Pero el coronavirus tiene una “asombrosa capacidad” para desactivar esta advertencia química, asegura el profesor Lehner. “Lo hace tan bien que ni siquiera sabes que estás enfermo”.

Cuando miras las células infectadas en el laboratorio, no puedes decir que han sido realmente infectadas y, sin embargo, las pruebas muestran que están “gritando” de la acumulación de virus existente. Y este es solo una de los comodines que el virus puede jugar, sostiene.

Se comporta como un asesino a la fuga

La cantidad de virus en nuestro cuerpo comienza a alcanzar su máximo el día antes de que empecemos a enfermarnos.

Pero toma al menos una semana antes de que el COVID progrese hasta el punto de que el infectado necesite tratamiento hospitalario.

“Esta es una táctica evolutiva realmente brillante porque no te metes en la cama de inmediato, sino que sales por ahí y te diviertes”, dice Lehner.

Así que el virus es como un conductor que huye de la escena del accidente: ha pasado a la siguiente víctima mucho antes de que se recupere o muera.

Hablando claramente, “no le importa” si mueres, continúa el profesor Lehner, “es un virus que te golpea y se fuga”.

El contraste con el comportamiento del coronavirus original, el SARS, que se manifestó en 2002, es radical. Este último era más infeccioso días después de que el paciente se sintiera enfermo, así que fue fácil de aislar.

Coronavirus

Getty Images
La cantidad máxima del virus se concentra en el cuerpo antes de que el infectado se sienta enfermo y, por tanto, es más susceptible de contagiar a otros.

Es nuevo, nuestros cuerpos no están preparados

¿Recuerdas la última pandemia? En 2009 hubo grandes temores sobre el H1N1, también conocido como gripe porcina.

Sin embargo, no resultó ser tan mortal como se había previsto porque las personas mayores ya tenían cierta protección. La nueva cepa era lo suficientemente similar a algunas que se habían encontrado en el pasado.

Hay otros cuatro coronavirus humanos, los cuales causan síntomas de resfriado común.

La profesora Tracy Hussell, de la Universidad de Manchester, explica la diferencia: “Este es uno nuevo, de modo que no creemos que haya mucha inmunidad previa”.

La novedad del Sars-CoV-2, que es su nombre oficial, puede ser “un gran shock para su sistema inmunológico”.

Esta falta de protección previa es comparable a cuando los europeos llevaron la viruela con ellos al Nuevo Mundo, con mortales consecuencias.

Construir una defensa inmunológica desde la nada es un verdadero problema para las personas mayores, ya que su sistema inmunológico es lento.

Aprender a combatir una nueva infección implica mucho ensayo y error por parte de dicho sistema.

Pero en la vejez producimos un conjunto menos diverso de células T, un componente central del sistema inmunológico, por lo que es más difícil encontrar unas que puedan defenderse contra el Coronavirus.

Hace cosas peculiares e inesperadas al cuerpo

COVID comienza como una enfermedad pulmonar (incluso allí hace cosas extrañas e inusuales) y puede acabar afectando a todo el cuerpo.

El profesor Mauro Giacca, del King’s College de Londres, sostiene que muchos aspectos del Covid son “únicos” de la enfermedad, de hecho “es diferente de cualquier otra enfermedad viral común”.

Dice que el virus hace más que simplemente matar las células pulmonares: también las corrompe. Se ha visto que las células se fusionan masivamente con otras, llamadas sincitios, que funcionan mal y que parecen quedar adheridas.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Después de una gripe severa, se puede tener una “completa regeneración” de los pulmones, algo que “no sucede” con el COVID, argumenta Giacca. “Es una infección bastante peculiar”.

La coagulación de la sangre también falla extrañamente con el COVID, conociéndose historias de médicos que no pueden poner una vía en un paciente porque se bloquea inmediatamente con sangre coagulada.

Los marcadores de coagulación en la sangre son “200%, 300%, 400% más altos” de lo normal en algunos pacientes de COVID, informa la profesora Beverly Hunt, del King’s College London.

“Sinceramente, tengo una larga carrera y nunca he visto un grupo de pacientes con la sangre tan pegajosa”, reflexiona en la revista Inside Health.

Estos efectos en todo el cuerpo podrían deberse a la puerta celular por la que el virus entra para infectar nuestras células, llamada el receptor ACE2. Este se encuentra en todo el organismo, incluyendo los vasos sanguíneos, los riñones, el hígado y los pulmones.

El virus puede causar una inflamación galopante en algunos pacientes, haciendo que el sistema inmunológico se active de manera exagerada, con consecuencias perjudiciales para el resto del cuerpo.

Persona obesa

Getty Images
La obesidad es un factor de riesgo muy importante si te infectas de coronavirus, según los expertos.

Y somos más obesos de lo que deberíamos ser

COVID es peor si eres obeso, ya que una cintura generosa aumenta el riesgo de necesitar cuidados intensivos o, incluso, morir.

Esto es inusual.

“Su muy fuerte vinculación con la obesidad es algo que no hemos visto en otras infecciones virales. Con otras afecciones pulmonares, a las personas obesas a menudo tiene una mejor evolución”, afirma el profesor Sir Stephen O’Rahilly, de la Universidad de Cambridge.

“Parece bastante específico , algo que probablemente ocurre también en la gripe pandémica, pero no en la común”.

La grasa que se deposita por el cuerpo, en órganos como el hígado, causa una alteración metabólica que parece combinar mal con el coronavirus.

Los pacientes obesos son más propensos a tener niveles más altos de inflamación en el cuerpo y proteínas que pueden llevar a la coagulación.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.