Conclusiones de las nuevas rutas del #PeriodismoCultural
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Conclusiones de las nuevas rutas del #PeriodismoCultural

Por Francisco Sandoval
24 de septiembre, 2011
Comparte

Participantes del ciclo de conferencias “Nuevas Rutas” de la FNPI.

“El periodismo atraviesa un encrucijada inédita: los formatos impresos parecen tener los días contados”, fue una de las ideas que planteó el escritor y maestro de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Juan Villoro, durante el cierre del ciclo de conferencias las “Nuevas Rutas” del #PeriodismoCultural que organizó la FNPI y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), con el objetivo de estimular a la reflexión en torno al futuro del periodismo cultural.

Con una afluencia de alrededor de 800 personas de manera presencial y otras 900 a través de la trasmisión en vivo que se hizo por internet, tres maestros de la FNPI, la editora de la revista Gatopardo para el Cono Sur, Leila Guerreiro, así como el novelista mexicano, Jorge Volpi, hablaron sobre el tema y establecieron una serie de conclusiones que podrían ayudar a mejorar la cobertura periodística cultural no sólo en México sino en toda América Latina.

Leila Guerriero.

Animal Político te presenta algunas de las conclusiones que ofrecieron los ponentes del ciclo de conferencias celebrado en el Centro Nacional de las Artes y que fueron publicadas en la página de internet de la FNPI.

Primera Conferencia: El relato hecho añicos: tecnología y escritura: Francis Pisani (maestro de la FNPI).

La nota informativa no existe más como la conocemos en los medios tradicionales porque no es un producto acabado sino que se está transformando casi en el instante. Es líquida. El ladrillo constitutivo de nuestro oficio está cambiando; pero ese cambio parece que no lo está captando el periodismo cultural.

Trazó tres ejes en el cambio del periodismo cultural desde las tecnologías de la información: La publicación (los soportes), la organización y la distribución. Los medios impresos tienen muchos más lectores virtuales, desde la red, que en la versión de papel. Eso ellos lo saben y están replanteando, modificando conceptos que antes no se tenían contemplados, entre ellos: obicuidad, movicuidad e hiperconectividad. Deben existir nuevos códigos de ética para los nuevos tiempos.

Muchos periodistas se están mostrando renuentes a ensayar las nuevas tecnologías, pero con argumentos que no sirven, que no valen, al menos, para el momento en que estamos viviendo la información. No es sólo cuestión de los medios informativos sino en lo individual de los periodistas. Debimos entrarle a la tecnología desde antier…negar e ignorar las tecnologías de la información es negar que el mundo está cambiando y además es quedarse fuera, porque al final nadie se salva.

(Aquí el resto de las conclusiones)

Héctor Felliciano. Foto: FNPI.

Segunda conferencia: El cuento de nunca acabar: Héctor Feliciano (Maestro de la FNPI)

Trazó seis ejes principales para una investigación periodística profesional: intuición, curiosidad, modestia, ingenuidad, terquedad y paranoia. Todas son sumamente importantes para darle profundidad a la reportería, debemos inventarnos un lector interior que sea muy exigente aunque no un erudito, que deberá vigilar el proceso de investigación y escritura.

La reportería de base es la melodía y el ritmo fundamental de nuestro oficio. Antes de la investigación seria el reportero debe hacerse una serie de preguntas respecto al objeto de estudio: cómo me lo explico, cómo lo entiendo, cómo lo entenderá mejor el lector. Esto ayudará a que el reportero piense primero como lector y se vaya haciendo las interrogantes que tendrán que estar debidamente respondidos una vez concluida la investigación.

La investigación periodística debe estar acompañada de una dosis de paranoia: Se trata de utilizar para bien aquel sentimiento de persecución del periodista, el sentimiento de que existen complots y conjuras, maquinaciones e intrigas sobre el tema; de que un desconocido –cuyo nombre terminará, naturalmente, por salir a la luz– intenta escondernos lo que uno debe revelar. (Aquí el resto de conclusiones)

Tercera conferencia: El periodismo cultural no existe: o los calcetines del pianista: Leila Guerriero (ganadora del premio Nuevo Periodismo CEMEX-FNPI)

El periodismo cultural no existe como tal porque un acontecimiento de esta naturaleza debe ser tan bien escrito como si se estuviera escribiendo una crónica de la matanza de mujeres en Ciudad Juárez.

Todo buen reportero no importa si cubre cultura o deportes, en todos los casos debe saber quién es Octavio Paz.

No debe haber diferencia entre un periodista cultural y otro que cubra cualquier fuente porque los mejores periodistas son aquellos que pueden escribir sobre cualquier cosa. Lo que no se debe perder de vista es que un escritor es mucho más que un hombre que escribe, así como cuando se hace la reseña de un concierto de piano no se debe dejar de ver al instrumento y su ejecución, ni tampoco a los calcetines del pianista. Debemos fijarnos en lo infraordinario.

Cuarta conferencia: Los dilemas del periodismo cultural por televisión: Jorge Volpi (novelista y colaborador de los periódicos El País y Reforma).

Si me tuviera que referir al periodismo cultural por el tiempo que la televisión le dedica, entonces sería prácticamente nulo… La televisión ha marginado a tal grado los contenidos culturales porque se pondera más el espectáculo y la farándula.

Son muchos los factores que se han sumado para que la cultura y su tratamiento en los medios esté pasando a ser un bien menor, entre ellos, la preponderancia de la sociedad del espectáculo y la crisis global que, sin duda, ha afectado a todos los medios de comunicación. (Aquí el resto de conclusiones)

Quinta conferencia: Itinerarios del ornitorrinco: el periodismo cultural en la arena pública: Juan Villoro (maestro de la FNPI)

En tiempos de comida congelada y activos mensajeros en motocicleta, las necesidades se satisfacen más y mejor que los caprichos. Los verduleros y los periodistas de tentación no siempre encuentran espacio para ofrecer los duraznos que frotan con esmero en sus solapas. Y pese a todo, no han dejado de demostrar una paradoja: también la tentación es necesaria. A fin de cuentas nada es tan humano como sucumbir a una debilidad. En El abanico de Lady Windermere, Oscar Wilde resume el tema: “Puedo resistirlo todo, salvo la tentación”.

Ciertas debilidades degradan, otras enaltecen, otras más son tan comunes que ni se notan. El gran desafío del periodismo de tentación consiste en mejorar las debilidades de los lectores.

¿Cómo lograrlo? Los hechos ocurren al menos dos veces, en la realidad y en la mente de los testigos. La primera obligación del periodista cultural consiste en reconocer que trabaja en el orden de la representación, no sólo por abordar formas del arte que son, en sí mismas, reelaboraciones de lo real, sino porque la sola contemplación de los sucesos implica valorarlos, seleccionarlos, entenderlos, aplicar la subjetrividad. En otras palabras: la realidad del periodismo no está en la “realidad”. Todo texto es una construcción. Ser fiel a lo que ocurrió no depende de reproducirlo en forma neutra e indiscriminada sino de recuperarlo con verosimilitud narrativa. En este sentido, todo buen periodismo cultural es una pieza literaria, trabajada desde el lenguaje. (Aquí el resto de la plática)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Síntomas de COVID-19: ¿los perros pueden detectarlos 5 días antes de que empiecen?

En Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, entre otros países, están entrenando perros para que puedan detectar la enfermedad en pacientes asintomáticos.
24 de octubre, 2020
Comparte

¿El covid-19 tiene olor?

Esa es una respuesta que solo nos podría dar con exactitud un perro.

La capacidad olfativa de una de nuestras mascotas preferidas se ha convertido en otra herramienta para combatir la pandemia del covid-19, que ya ha causado más de 20 millones de contagios y un millón de muertes en todo el mundo.

En países como Finlandia, Líbano, Argentina, Chile, Alemania, EE.UU., Colombia y México, las autoridades están entrenando canes para que puedan detectar si las personas están contagiadas con el nuevo coronavirus.

Desde hace algunas semanas, por ejemplo, perros especialmente entrenados para identificar mediante el olfato el covid-19 comenzaron a rastrear pasajeros como parte de un programa piloto en el aeropuerto de Helsinki-Vantaa de Finlandia.

De acuerdo con la profesora Anna Hielm-Bjorkman, de la Universidad de Helsinki, los perros pueden detectar el virus en humanos cinco días antes de que se desarrollen síntomas.

“Son muy buenos . Nos acercamos al 100% de efectividad”, explica.

Un pasajero (izquierda) se prepara para ser examinado por el perro rastreador Kossi.

EPA
A los pasajeros que llegan a Finlandia se les pide que se froten con un papel para que el perro lo olfatee.

Por su parte, Felipe Valencia, médico veterinario colombiano y experto en adiestramiento de perros que está realizando un proyecto similar en conjunto con la Universidad de Antioquia de ese país, anota que la capacidad de los perros podría volverlos muy confiables en estos casos.

Los perros utilizan el 40% de su cerebro para procesar lo que olfatean, así que pueden convertirse en una excelente herramienta para combatir esta enfermedad”, señala.

La idea de la mayoría de estos programas es utilizar a los perros en lugares de acceso a los países, como aeropuertos o estaciones de tren, con el fin de facilitar la circulación de las personas sin necesidad de imponer restricciones o confinamientos.

Pero, ¿cómo pueden los perros detectar el covid-19?

Sudor y lágrimas

De acuerdo con varias investigaciones, es difícil establecer qué es realmente lo que los perros olfatean.

Como lo señala la doctora Susan Hazel, veterinaria de la Universidad de Adelaide en Australia, en su artículo “Estos perros están entrenados para husmear el coronavirus”, lo que huelen los perros son muestras de sudor de las personas, que pueden estar contagiadas o no.

Perro olfatea.

MDD/Neil Pollock
Los perros deben olfatear varias muestras que contienen sustancias como orina, saliva y sudor de personas contagiadas con el covid-19.

“Los compuestos orgánicos volátiles (COV) que se desprenden de las muestras de sudor son una mezcla compleja. Entonces, es probable que los perros estén detectando un perfil particular en lugar de compuestos individuales”, señala la veterinaria.

Los perros, añade, tienen en promedio 220 millones receptores olfativos en la nariz, lo que les permite detectar mínimas alteraciones en las sustancias.

La premisa es la misma que maneja el equipo de expertos de Chile, otro de los países que está entrenando perros para detectar el covid-19 en personas asintomáticas.

“No es que el virus tenga un olor particular, sino que la reacción que hace una persona frente a la infección es lo que se detecta”, le dijo al portal Diario.es el veterinario Fernando Madrones, de la Universidad Católica de Chile.

Según Madrones, cuando alguien se contagia con covid-19 genera una serie reacciones metabólicas y orgánicas, que su vez producen estos COV, que se concentran en los órganos vinculados con el sudor.

Incluso con varios días de anticipación a que la persona muestre algún síntoma.

En los experimentos alrededor del mundo se han utilizado muestras de orina, saliva y sudor.

Instructores con perros rastreadores Valo (izquierda) y E.T. en el aeropuerto de Helsinki. Foto: septiembre de 2020

Reuters
Las pruebas de coronavirus canino tardan unos minutos en completarse en los lugares donde se han implementado, como en Finlandia.

Esta no es la primera vez que los perros son utilizados en la detección de enfermedades. Se sabe que este procedimiento se aplica en enfermedades como la diabetes, cáncer de seno y mal de Parkinson.

Incluso, como lo señala el profesor John Logan de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en el caso de la malaria los perros y su olfato tienen “una efectividad superior a las pruebas de la Organización Mundial de la Salud“.

Entrenamiento

Pero, ¿cómo se entrena a los perros para que detecten el “olor” del covid-19?

Hay distintos métodos, pero la mayoría de los entrenamientos se basan en la estrategia de la recompensa y la omisión.

“Aunque muchos de los perros con los que trabajamos ya tienen una base de entrenamiento, ellos deben primero aprender a reconocer el virus”, le dice Valencia a BBC Mundo.

Valencia señala que se les ponen muestras, en este caso de saliva de personas contagiadas, junto a la comida o un objeto con el que entrenan habitualmente.

Después se les quita la comida o el objeto y solo se les deja la prueba positiva“, señala Valencia.

“El siguiente proceso es alternar esas muestras con otras que no contengan el virus. Cuando reconocen la que contiene la muestra positiva, se les da un premio”, indica el entrenador.

Perro

Felipe Valencia
El trabajo de Felipe Valencia con los perros para detectar el covid-19 ha demorado siete meses.

Y cuando dan positivo a una muestra que no tiene covid-19, se omite la conducta y se les motiva a ir en busca de ese olor característico del virus que para los humanos no es distinguible.

Sin embargo, Valencia deja claro que la efectividad del procedimiento depende mucho del entrenamiento que se haga con los perros.

Nosotros llevamos más de seis meses en este proceso. Y creo que para poder llegar a un nivel de efectividad confiable se debe trabajar con los perros por lo menos cuatro meses”, anota.

Pero, ¿pueden los canes llegar a contagiarse?

“No, realmente no hay una posibilidad de que puedan llegar a contagiarse porque las muestras están protegidas por un material que evita el contacto con el animal. Además, les hacemos pruebas regulares para saber su estado de salud”, indica.

En el caso finlandés, los perros ya se encuentran en el aeropuerto olfateando a las personas que ingresan al país, mientras los otros países se encuentran en fase de entrenamiento con la idea de que el método sea “100% confiable”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=32WN2Ssveis

https://www.youtube.com/watch?v=fTCVrVu3V4c&t=

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.