10 claves para entender a los indignados de Wall Street
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

10 claves para entender a
los indignados de Wall Street

Por Omar Granados
11 de octubre, 2011
Comparte

El 17 de septiembre pasado, un grupo no muy numeroso de jóvenes  y del que se tenían pocas expectativas, tomó casi por sorpresa las calles aledañas al corredor financiero más importante del mundo: Wall Street.

Tras cuatro  semanas de movilizaciones tratando de ocupar Wall Street, muchos nos preguntamos, quién conforma al movimiento #OccupyWallStreet, cómo llegó a obtener el éxito y la fortaleza que muestra hoy y cuáles son sus perspectivas y demandas.

Para responder estas incógnitas, Animal Político presenta los diez puntos clave para entender el movimiento de los indignados en EU, o bien, como ellos suelen llamarse: “el 99%“.

La primera convocatoria lanzada por AdBusters el 13 de julio pasado.

1.- El origen de #OccupyWallStreet

El 17 de septiembre, día en el que algunas decenas de jóvenes empezaba la ocupación en Wall Street,  ya acumulaban casi dos meses de trabajo organizativo.

Dos meses antes, el 13 de julio, la organización de protesta cultural AdBusters (@Adbusters) convocó abiertamente a ocupar Wall Street con la intención de juntar a 20 mil manifestantes en las calles que protestaran, al menos, durante dos meses desde el 17 de septiembre.

Esta primera organización tuvo como inspiración las asambleas de Egipto, España, Túnez y otras que han sucedido en este agitado 2011. Para resumir el origen del movimiento, una frase contenida en la convocatoria de AdBusters:

“El tiempo ha llegado para desplegar este plan de acción contra el mayor corruptor de nuestra democracia: Wall Street, la Gomorra financiera de Estados Unidos.

En los siguientes días, las asambleas empezaron a surgir cerca de Wall Street, con el fin de generar un “momento Tahrir”, en referencia a la Plaza de la Liberación egipcia, la cual gestó el derrocamiento de Hosni Mubarak. Con los días, la organización Anonymous en EU se sumó y pidió a sus simpatizantes unirse a #OccupyWallStreet, en su búsqueda de la democracia en EU y contra la “corporatocracia”.

Primera reunión de #OccupyWallStreet el 17 de septiembre pasado.

2.- El 17 de septiembre

Después de planear por más de dos meses la movilización, 5 mil manifestantes aparecieron en Wall Street en esta fecha. La meta era llegar al corazón financiero de EU para expresar la ira contra el sistema financiero, el cual según sus opiniones, “favorece a los ricos y poderosos a expensas de los ciudadanos ordinarios.”

Las cosas no salieron como se esperaban: No llegaron los 20 mil manifestantes previstos ni se pudo llegar al final del recorrido debido a cortes viales realizados por la policía de Nueva York en calles cercanas a la Bolsa de Valores. Sin embargo, los 20 mil manifestantes sí se reunirían semanas después, junto con la solidaridad de otras organizaciones.

Los organizadores, acivistas y simpatizantes de la protesta llamaron al 17 de septiembre “El día de la ira de EU”, en alusión a los movimientos contra la guerra de Vietnam en Chicago en 1969. Cientos acamparon desde entonces, intentando replicar el tipo de protestas que se hicieron en el mundo árabe este año. Esta primera jornada de acampada es el inicio de un movimiento que sigue en pie y que se ha fortalecido.

AdBusters.

3.- AdBusters y el liderazgo

Si bien AdBusters fue el convocante original a las manifestaciones para ocupar Wall Street, esta organización no es un partido político ni se ha impuesto sobre los organizadores, opiniones o acciones derivadas de las protestas.

AdBusters ha servido más como un catalizador del descontento social, en compañía de decenas de organizaciones sociales, que han sido, junto con los ciudadanos a título individual, los protagonistas de las acciones y de la toma de decisiones del movimiento.

En un principio, los jóvenes activistas fueron una mayoría abrumadora de los primeros miles que se sumaban a la protesta, pero conforme el apoyo ciudadano empezó a llegar, miles de hombres y mujeres de todas las edades han salido a las calles.

Posteriormente, sindicatos de varias ramas de la producción se han sumado a la protesta contra el poder económico y político de EU dando una organización política que no permite la posibilidad de un liderazgo.

Prueba de lo anterior son las convocatorias a diversas acciones todos los días en estas primeras tres semanas de protestas. El movimiento se ha mantenido sin líderes y es un ente de miles de cabezas situado en cientos de ciudades, como se puede observar en las acciones convocadas en EU y el mundo en solidaridad con esta protesta.

La clave ha sido la forma de activismo de consignas, parodias, carteles, y otras acciones -también por internet- realizadas masivamente por todos los estadounidenses que simpatizan y quieren aportar su esfuerzo.

Protesta del 23 de septiembre pasado. Foto: AdBusters.org.

 4.- ¿Quiénes son los indignados estadounidenses?

En esencia, los manifestantes en Nueva York fueron en un principio jóvenes hartos del sistema político, económico y social, pero hoy también debe incluirse  a ciudadanos de todas las edades y orígenes que ven un sistema corrupto que no rinde cuentas.

El sector joven brilla por sus habilidades en internet y redes sociales (han incluso conseguido que simpatizantes de todo el mundo los ayuden ordenando pizzas para ellos en una pizzería local) y ha convocado por medio de la red a personas de todas las opiniones políticas.

Las organizaciones que se han sumado van desde los sindicatos hasta Anonymous en EU. Ellos saben que son la mayoría y gustan de llamarse “el 99%”, para situar la diversidad de sus miembros y la amplia convocatoria. Además, han mostrado su apoyo personalidades como Michael Moore, Yoko Ono, Susan Sarandon, entre otros.

La autodefinición de AdBusters puede dar una luz sobre quién conforma el movimiento, pues se explican a sí mismos como “una red de artistas, activistas, escritores, bromistas, estudiantes, educadores y emprendedores que quieren adelantar un nuevo movimiento de activismo social de la era de la información.”

Además de las consignas, en las calles se han mostrado las demandas por medio de carteles.

5.- ¿Qué quieren los manifestantes?

El método de protesta “culture jamming” (interferir la cultura) es el que ha sido utilizado por AdBusters y otras organizaciones desde los años 80 y hoy es llevado a la práctica por miles en las calles. “Culture jamming”, acuñado en 1984, denota un sentimiento anticonsumista contra las instituciones culturales e ideológicas y su “cultura comercial“.

Podemos ver las demandas de #OccupyWallStreet a partir de la amplia gama de demandas expresadas por cada uno de sus participantes en las protestas, así como por su manifiesto.

Las demandas han sido tantas, que muchos analistas de los medios en EU (Paul Krugman, Tina Susman, Nicholas Kristof) han dicho que el movimiento no tiene demandas específicas.

Sin embargo, es innegable que los participantes protestan contra la desigualdad, la avaricia corporativa y la influencia de los grandes capitales en el gobierno y los legisladores. AdBusters espera que todos los asistentes exijan sus propias demandas. Algunas de las demandas que ya se han enarbolado son: elevar los impuestos a los ricos y a las corporaciones, terminar los beneficios de los corporativos, apoyar al sindicalismo y proteger la seguridad social.

Algunas demandas más radicales y directamente contra el sector financiero son: cancelar las deudas de los estadounidenses, investigar a Wall Street y crear un impuesto a los bancos por cada transacción financiera.

A pesar de que en general, la demanda principal de la protesta es la “”justicia económica”, según opiniones de algunos comentaristas, el problema para los medios establecidos es que se tiene o no se tiene una demanda concreta, o las demandas son muchas, o les parecen irreales.

Ciudades convocadas para tomar las calles el próximo 15 de octubre. Foto: 15october.net.

6.- Las ciudades que han alcanzado

Las protestas han alcanzado 45 ciudades en EU, así como otras ciudades en 20 países.

OccupyTogether.org ha hecho un esfuerzo por coordinar o al menos difundir las protestas en más de mil ciudades en el mundo, según afirman.

7.- ¿Qué hizo Wall Street?

A raíz de la crisis económica internacional de 2008, el papel de los principales grupos financieros en EU quedaron en una pésima estima en la opinión pública. Junto con ellos, el gobierno, que permitió que mientras se aprobaran medidas para un rescate de emergencia pagado por los impuestos de los estadounidenses, mientras los ejecutivos de los bancos y de todo el sector financiero se seguían permitiendo vacaciones y bonos millonarios. A raíz de esta crisis y de la sensación que dejó en los estadounidenses, se formó un manifiesto por parte del movimiento, aquí un fragmento de lo dicho contra los que

“han tomado nuestras casas a través de un proceso de ejecución hipotecaria injusta, a pesar de no tener la hipoteca original. (…) tomado rescates de los contribuyentes con impunidad, mientras siguen dando a sus ejecutivos bonificaciones exorbitantes (..) envenenado el suministro de alimentos a través de negligencia, y socavado el sistema de cultivo a través de la monopolización (…) Que han buscado continuamente despojar a los empleados el derecho a negociar por mejores salarios y más seguras condiciones de trabajo (…) que tienen mano de obra subcontratada y la utilizan constantemente como palanca para reducir la salud de los trabajadores y los salarios.”

Las acusaciones contra el régimen continúan ampliamente en el Manifiesto enarbolado por #OccupyWallStreet.

 

Wall Street. Foto: AP.

8.- La represión

Desde el primer día la policía detuvo el paso de los manifestantes que se dirigían al corazón del corredor financiero de Wall Street, en Nueva York.

A partir de ese momento las cosas sólo subieron de tono entre agentes y los participantes en las protestas.

El Departamento de Policía de Nueva York ha dejado múltiples lesionados por golpes con sus toletes, así como decenas de afectados por su gas pimienta.

Sin embargo, se ha analizado también que al igual que sucediera en Madrid, Barcelona o El Cairo, la policía se pone involuntariamente del lado de #OccupyWallStreet dándole vida de manera determinante, pues las imágenes de los cientos de arrestos indiscriminados e injustificados y la violencia de los policías, se han replicado viralmente en internet y en medios de comunicación, conmoviendo a los sectores más progresistas de la sociedad estadounidense.

La consecuencia es sencilla: la violencia policial injustificada atrae a los medios y a algunos personajes públicos y líderes de opinión, lo cual lleva más manifestantes a la próxima cita.

9.- El 15 de Octubre #15O

Finalmente, activistas involucrados en #OccupyWallStreet, así como ciudadanos de todo el mundo, han convocado el próximo 15 de octubre a “levantarse” en cientos de ciudades buscando un “cambio global”.

Hay mapas (aquí y aquí), páginas y eventos de Facebook  que muestran las convocatorias de cada protesta para el próximo sábado.

10.- #OcupaMx

En México, se ha convocado al menos a ciudades para participar en estas manifestaciones.

Las ciudades mexicanas donde se preparan protestas en el marco de #150, son las siguientes:

Tijuana, Cananea, Ciudad Juárez, Chihuahua, Monterrey, Zacatecas, Guadalajara, Querétaro, Toluca, Ciudad de México, Puebla, Xalapa, Playa del Carmen.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID en China: compras 'de pánico' y test masivos en Pekín ante el repunte de casos y el miedo a un nuevo confinamiento

La capital china teme un cierre similar al que sufre Shanghái desde hace unas semanas.
25 de abril, 2022
Comparte

Pruebas masivas de covid y largas colas en los supermercados.

Pekín, la capital de China, registra un aumento de casos del virus y ya se han empezado a cerrar algunas urbanizaciones para evitar su propagación.

Solo en el fin de semana, el distrito de Chaoyang, el más poblado de la capital y que concentra desde embajadas hasta rascacielos corporativos, ha reportado 26 casos durante el fin de semana, el número más alto hasta ahora en esta última oleada. Se ha exigido a quienes vivan o trabajen en la zona que se sometan a tres pruebas de ácido nucleico durante esta semana.

Y, a pesar de que el gobierno ha ofrecido garantías de que habrá suficiente comida, la gente se ha lanzado a las tiendas en busca de provisiones.

En el aire está el temor a que Pekín se pueda enfrentar a una situación similar a la de Shanghái, que lleva ya varias semanas bajo confinamiento estricto.

La gente hace cola para hacerse un test de covid

BBC
La gente en Pekín teme que los confinamientos sean similares a los de Shanghái.

Por ahora, se ha suspendido la llegada de turistas a la capital a partir de este lunes y se ha exigido a las agencias de viajes que reembolsen el importe de los paquetes de viajes.

Ni carne, ni huevos ni gambas

En Chaoyang se concentran los mayores temores ante el aviso del equipo de prevención de enfermedades de la ciudad de las rondas de pruebas masivas a las que deberán someterse sus habitantes.

La noticia hizo que los residentes corrieran a abastecerse de suministros esenciales. Las imágenes que empezaron a circular en los medios locales mostraban los estantes de los supermercados vacíos y largas colas en los mostradores para pagar.

Ante el aumento de la demanda, los principales supermercados de Pekín han ampliado sus horarios de apertura.

“La gente en Pekín está viendo los confinamientos en Shanghái, la falta de comida y de medicamentos. Y aunque no se sabe si Pekín tendrá unas medidas similares, la gente se está poniendo nerviosa dada la experiencia de lo que ha pasado”, apunta el corresponsal de BBC en China, Stephen McDonell.

Algunas personas en áreas cerradas de Shanghái dicen que están teniendo dificultades para acceder a los suministros de alimentos y se han visto obligados a esperar a que el gobierno les entregue verduras, carne y huevos.

“Nunca pensé que iría al mercado tan temprano por la mañana… Cuando llegué, todos los huevos y gambas habían desaparecido y toda la carne había sido saqueada“, dijo un usuario de Weibo -una red social usada en China-, en Shanghái, antes de agregar que logró conseguir algunas verduras.

Otro usuario de Weibo en Shanghái dijo: “Ver a la gente en Pekín apresurarse a comprar comida es divertido y angustiante. Es ver cómo era mi propia vida el mes pasado”.

El medio estatal de noticias The Global Times dijo que se ordenó a las compañías de alimentos frescos de Pekín que aumenten el suministro de comestibles como carne, huevos de aves y verduras.

También citaron a expertos en salud diciendo que los resultados de las pruebas masivas indicarían si es necesario intensificar aún más las medidas, como bloquear varias áreas de la capital.

Por otra parte, Pang Xinghuo, subdirector del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Pekín, dijo al medio de comunicación estatal China Daily que se espera que la cantidad de casos en Pekín aumente en los próximos días.

El último brote en Shanghái, detectado por primera vez a fines de marzo, ha registrado más de 400.000 casos hasta ahora y 138 muertes.

Alarmas electrónicas y evacuaciones a la fuerza

Algunas de las medidas que han aplicado las autoridades chinas en Shanghái incluyen poner alarmas electrónicas en las puertas para evitar que los infectados salgan y evacuar a la fuerza a las personas de sus hogares para realizar procedimientos de desinfección.

La gente se agolpa a las afueras de un supermercado en Pekín para conseguir comida

Getty Images
La estrategia de cero covid de China fue efectiva en un primer momento, pero no con las últimas variantes.

La última polémica en Shanghái es que, durante la noche y sin previo aviso, han aparecido en algunas urbanizaciones unas enormes vallas verdes, de unos dos metros de altura, para impedir que los residentes salgan de sus casas.

Las redes sociales recogieron este fin de semana imágenes de personas confinadas que criticaban desde el balcón a los trabajadores que, enfundados en trajes blancos de protección, levantaban estas cercas y protestaban ante la hipótesis de que, de producirse un incendio, no podrían salir de sus hogares de ninguna manera.

Algunas de estas vallas se levantaron en complejos residenciales en los que se han detectado positivos y la razón, según las autoridades municipales, es que algunas zonas deben activar un “confinamiento duro” y evitar a toda costa que la gente salga y así evitar nuevos contagios.

A diferencia de muchos otros países, China está siguiendo una estrategia de cero covid con el objetivo de erradicar el virus del país por completo. En este momento, el número total de contagiados sintomáticos activos en la China continental asciende a 29.178.

Si bien los funcionarios lograron mantener los niveles de infección relativamente bajos al comienzo de la pandemia, los confinamiento posteriores no han servido del todo para contener las variantes recientes y más transmisibles del virus.

La prensa oficial reconoce que “China ha atestiguado un prominente incremento de rebrotes en todo el país”, con más de 500.000 contagios desde marzo, pese a lo cual el país debe “insistir en la política de ‘covid cero’ y garantizar la salud de la población en la mayor medida posible”.

Según opina hoy el diario Global Times, “hay que actuar” y “ser lo más rápidos en la medida de lo posible” para impedir la propagación del virus, algo que, destaca el periódico, lograron ciudades como Cantón tras detectar sus primeros casos.

“Un confinamiento total solo se puede poner en marcha cuando la propagación está en una fase avanzada o si se detecta temprano pero no se controla de forma decidida. Debemos ser incisivos e identificar a tiempo las fuentes de infección para evitar repuntes”, acota el rotativo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=t4rIlX9zFTY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.