close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manifiesto de los indignados en NY (textual)
11 de octubre, 2011
Comparte

Manifestante en las calles de Wall Street. FOTO: AP

Este documento fue aprobado por la Asamblea General de Nueva York “Ocupando Wall Street”. Escrito el 29 de septiembre de 2011 y actualizado el 1 de octubre.

Mientras nos reunimos en solidaridad para expresar un sentimiento de injusticia masiva, no debemos perder de vista aquello que nos ha juntado. Escribimos para que toda persona que se sienta agraviada por las fuerzas corporativas del mundo sepa que somos sus aliados.

Como un solo pueblo, unido, reconocemos la realidad: Que el futuro de la raza humana requiera de la cooperación de sus miembros; que nuestro sistema debe proteger nuestros derechos y que cuando este sistema se corrompe, son los individuos los que deben proteger sus derechos individuales y de sus vecinos; que un gobierno democrático deriva su poder legítimo del pueblo, pero que las corporaciones no buscan consentimiento para extraer bienes de las personas y de la tierra; y que una democracia verdadera es inalcanzable cuando el proceso está determinado por poderes económicos. Nos acercamos a ustedes en un momento en el que las corporaciones, que ponen a la ganancia por encima de las personas, el interés propio por encima de la justicia y la opresión por encima de la igualdad, manejan nuestros gobiernos. Nos hemos reunido aquí de manera pacífica, por ser nuestro derecho, para que estos hechos se sepan.

  • Ellos han ocupado nuestras casas a través de un proceso de ejecución hipotecaria ilegal, a pesar de no poseer la hipoteca original.
  • Ellos han cobrado rescates financieros de los contribuyentes con impunidad y continúan dando a los ejecutivos bonos económicos exorbitantes.
  • Ellos han perpetuado la inequidad y discriminación en el trabajo, basándose  en edad, el color de la piel, el sexo, el género, la identidad sexual y la orientación sexual.
  • Ellos han envenenado el suministro de alimentos por su negligencia y han socavado el sistema de cultivo a través de la monopolización.
  • Ellos se han beneficiado económicamente de la tortura, el encierro y el maltrato de incontables animales.
  • Ellos han buscado continuamente despojar a los empleados de su derecho a negociar por una mejor paga y un ambiente de trabajo más seguro.
  • Ellos han mantenido a los estudiantes como rehenes con decenas de miles de dólares en deudas por la educación, que es, por sí misma, un derecho universal.
  • Ellos han usado, consistentemente, la subcontratación como palanca para cortar los beneficios de salud y el pago de los trabajadores.
  • Ellos han influido el sistema legal para tener los mismos derechos que el pueblo, sin tener las mismas responsabilidades u obligaciones.
  • Ellos han gastado millones de dólares en equipos de abogados que buscan formas de librarlos de cumplir con contratos de seguros de salud.
  • Ellos han vendido nuestra privacidad como una mercancía.
  • Ellos han usado las fuerzas policiales y militares para cooptar la libertad de expresión.
  • Ellos se han negado, deliberadamente, a retirar productos que ponen en peligro la vida en busca de ganancias.
  • Ellos dirigen la política económica, a pesar de los fracasos catastróficos que estas políticas han producido y siguen produciendo.
  • Ellos han donado grandes sumas de dinero a los políticos responsables de regularlos.
  • Ellos continúan bloqueando las formas alternas de energía para mantenernos dependientes del petróleo.
  • Ellos continúan bloqueando los medicamentos genéricos que podrían salvar vidas o proporcionar alivio con el fin de proteger inversiones que ya han dado una ganancia sustancial.
  • Ellos han ocultado deliberadamente derrames petroleros, accidentes, contabilidad fraudulenta e ingredientes inactivos en busca de ganancia.
  • Ellos mantienen deliberadamente al pueblo desinformado y temeroso, a través de su control de los medios de comunicación.
  • Ellos han aceptado contratos privados para asesinar prisioneros aún cuando se han presentado pruebas que ponen seriamente en duda su culpabilidad.
  • Ellos han perpetuado el colonialismo en este país y en el extranjero.
  • Ellos han participado en la tortura y asesinato de civiles inocentes en el extranjero.
  • Ellos siguen creando armas de destrucción masiva para recibir contratos gubernamentales

A todos los pueblos del Mundo.

Nosotros, la Asamblea General de Nueva York “Ocupando Wall Street” en Liberty Square, los instamos a ejercer su poder.

Ejerzan su derecho a reunirse pacíficamente, a ocupar espacios públicos, a crear un proceso para enfrentar los problemas a los que nos enfrentamos y a generar soluciones accesibles para todos.

A todas las comunidades que tomen acción y formen grupos siguiendo el espíritu de la democracia directa les ofrecemos apoyo, documentos y todos los recursos a nuestro alcance.

¡Únanse a nosotros y hagamos que nuestras voces sean escuchadas!

*Documento proporcionado por Renato Guillén (@tattoo_hunter).

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Por qué no deberías fiarte de la gente demasiado segura de sí misma
Algunos líderes tienen un sentimiento de superioridad ilusorio que los lleva a convencer a los demás de que son mejores, aunque no siempre sea así.
Getty Images
3 de junio, 2019
Comparte

El exceso de confianza está por todos lados. Desde el político que asegura saber cómo liderar un país, el médico que hace un diagnóstico, el jefe que dirige una empresa o incluso tú mismo, cuando te presentas a una entrevista de trabajo e intentas demostrar que eres la mejor alternativa.

Al menos en el mundo occidental, hay cierto nivel de consenso en términos de valorar la confianza como algo positivo.

Admiramos a los que confían en sí mismos, pero… ¿estamos en lo correcto?

Esta es una adaptación del programa de radio de la BBC, Why Factor, conducido por Michael Blastland.


Cuando un mago nos deslumbra y luego nos explica cómo hacer el truco, suele parecer extremadamente sencillo.

¡Obvio, cómo no me di cuenta antes que era tan fácil!

Pero lo que no sabemos, es que en realidad el truco es fácil para quien lo ha practicado muchas veces y no para el novato que cree que aprendió en pocos minutos.

“Nuestros estudios dicen que, aunque hayas memorizado los pasos, no aprenderás realmente a hacer algo hasta que lo practiques tú mismo”, dice Ed O’Brien, profesor de Ciencia de la Conducta, de la Escuela de Negocios de la Universidad de Chicago.

Ver cómo otros hacen su trabajo, nos da una “ilusión de capacidad” y aumenta nuestra confianza, aunque seamos ignorantes.

Es lo que se conoce como el “Efecto Dunning-Kruger”, un sesgo cognitivo según el cual los individuos con escasas habilidades en una materia, tienen un sentimiento de superioridad ilusorio, considerándose más inteligentes que otras personas más preparadas.

Es decir, evalúan sus capacidades por encima de lo real y no son capaces de reconocer sus ineptitudes.

“En muchos campos la correlación entre la confianza de una persona y sus resultados es esencialmente cero”, agrega O’Brien.

“Los menos competentes suelen ser los más seguros, porque ni siquiera saben lo que no saben”.

“Viveza criolla”

Hay una conocida frase en inglés que suele ser utilizada en Estados Unidos: “fake it until you make it“, que podría traducirse informalmente como “aparenta hasta que lo consigas”.

¿Qué hay detrás de esa visión?

Según Tomás Chamorro-Premuzic, psicólogo argentino y autor de “Confianza, la sorprendente verdad sobre cuánto la necesitas y cómo lograrla”, la frase tiene una fuerte connotación moral.

Yo crecí en Argentina, donde nos especializamos en el engaño, en la arrogancia”.

Cuenta que existe una expresión, “viveza criolla”, justamente para destacar la habilidad de estafar a otro, de saltarse las reglas, de sacar ventaja de las situaciones.

“Individualmente somos muy buenos haciendo eso. Pero cuando la mayor parte de una sociedad tiene esa habilidad, el país colapsa“, argumenta.

Desde su perspectiva, una mejor sociedad es aquella que identifica el verdadero talento o habilidad de la gente y tiene un sistema meritocrático.

Pero en la sociedad en general, suelen triunfar aquellos que son buenos aparentando, que se atribuyen éxitos, o que culpan a otros por sus propios errores.

Culturalmente, también cambia la perspectiva sobre el exceso de confianza, dependiendo del país donde te encuentres.

“En Escandinavia, Japón o Corea del Sur la gente enfatiza más la humildad y la modestia”, apunta.

La confianza en el mundo de los negocios

Una observación que confirma el Glen Fukushima, investigador senior del Center For American Progress.

“En Estados Unidos la gente se pregunta cómo puedo tener confianza en ti, si tú no tienes confianza en ti mismo”.

Es por eso, explica, las personas se sienten presionadas a demostrar confianza para dejar en claro que son capaces de cumplir.

“Es común que la gente hable de sus logros para impresionar a otros”.

En el otro extremo están los japoneses, quienes generalmente no consideran que la autopromoción sea algo positivo.

“No necesitas decirle a los demás lo maravilloso que eres. Si lo haces, das la impresión que no eres genuino, que no tienes integridad”.

“Los dos extremos son malos. Preferiría algo en el medio”, apunta Fukushima, quien trabaja en los dos países y ha tenido que adaptarse a las diferencias en los ambientes corporativos de ambas culturas.

Así como hay muchos estudios que apuntan a que el exceso de confianza puede demostrar ignorancia o ineptitud, otros señalan que hay características positivas asociadas a la seguridad en uno mismo.

De hecho, hay personas muy inteligentes, muy talentosas y al mismo tiempo, muy seguras de sí mismas, aunque otra cosa es andar gritando a los cuatro vientos lo genial que somos.

En ese sentido, seguridad y arrogancia no tienen por qué ir de la mano, aunque en muchas ocasiones hacen una mezcla explosiva.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.