close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Discurso íntegro de Ebrard al dar a conocer los resultados de la encuesta

15 de noviembre, 2011
Comparte

Propuse en mayo una encuesta para determinar la candidatura a la presidencia de las fuerzas progresistas entre Andrés Manuel y yo. Eran varios los objetivos estratégicos:

1. Garantizar una candidatura unitaria;

2. Asegurar que la selección del candidato fuese a partir de los electores y su opinión;

3. Sentar las bases para una nueva etapa en la vida política de las fuerzas progresistas.

Desde entonces, recorrí el país con el apoyo de la Fundación “Equidad y Progreso”, “Demócratas de izquierda”, personalidades destacadas de la vida nacional y numerosas organizaciones civiles y sociales.

Representamos una propuesta para cambiar el rumbo del país hacia la igualdad, la construcción de la paz, la prosperidad y el cambio de régimen político. La propuesta ha crecido y ganado presencia y apoyo. Se fundamenta en una concepción incluyente, basada en una visión de largo plazo y alejada de la cortedad de miras y mezquindad que tanto daño le hace a nuestra convivencia política.

La encuesta se realizó conforme a lo previsto y se presenta a la opinión pública tal cual resultó.

De las cinco preguntas yo gano dos y Andrés gana tres. El saldo de opinión me es favorable y el potencial de crecimiento de mi candidatura sería alto. La intención de voto favorece hoy a Andrés Manuel.

Sería posible argumentar que estamos en una posición muy equilibrada, que no he podido estar en campaña mediática o que en una de las preguntas, la diferencia está en porcentajes estrechos.

Podría empecinarme en llamar a ir a las internas a partir de diciembre. Si, se podría, pero entonces cabría preguntarse: ¿En dónde quedó la congruencia?, ¿Dónde quedaron los objetivos estratégicos planteados?. La izquierda dividida sólo va al precipicio. No seré yo, nunca, quien conduzca las posibilidades de cambiar el rumbo de México al fracaso.

Acepto y acato los resultados de las encuestas. Cumplo lo que he dicho. Así sea la diferencia que sea, pequeña o no, hago honor a mi palabra con dignidad y optimismo.

Soy optimista porque creo firmemente en el futuro progresista de México.

Soy optimista porque el acto que hoy nos congrega es el principio del mañana para la izquierda, en lugar de ser el principio del fin de los sueños de nuestra generación.

Soy optimista porque sé que quienes simpatizan conmigo y la propuesta que encabezo, respetan ante todo la congruencia y la altura de miras.

Le he propuesto a Andrés Manuel que demos paso a un frente amplio que, en su momento, pueda transitar a un partido frente capaz de incluir a los partidos de la izquierda, capaz de superar la recurrente lucha de facciones que tanto daño han hecho y capaz, sobre todo, de representar a la amplia gama de colectivos, causas y aspiraciones que se han alejado de los partidos progresistas.

Le he propuesto que vayamos a un frente amplio en el que se respete a todos pero, sobre todo, a una dinámica política colegiada y de consenso que pueda atraer a intelectuales, empresarios, clase medias, causas ambientales, la defensa de los derechos humanos y las libertades, de la equidad de género y las nuevas y diversas reivindicaciones de las generaciones más jóvenes.

Le he propuesto también que cese el conflicto con el PRD y sus dirigentes, que la campaña del 2012 incluya a todos, que se intensifique el diálogo con el sector privado, las clases medias y el exterior. No veo otro camino para el triunfo.

Hay acuerdo sobre esas bases. No he buscado en estos días, otra cosa, que actuar con el patriotismo y la altura de miras que, quienes me han seguido y apoyado, siempre han esperado de mí. Hoy les soy leal. El futuro de la causa que nos anima está antes y por encima de los deseos personales y la vanidad.

A Andrés Manuel le deseo el mayor de los éxitos, sabe que contará con mi sincero apoyo y solidaridad.

Seamos optimistas

Construyamos el futuro

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué se ha disparado el precio del aguacate y hasta cuándo seguirá subiendo

En México, el aguacate ha alcanzado un precio de hasta casi 120 pesos; el precio promedio para el consumidor mexicano aumentó 38%.
7 de agosto, 2019
Comparte

Hay un “boom” del aguacate a nivel global.

Consumidores estadounidenses, europeos y asiáticos están cada vez más interesados en comprar esta fruta, también conocida en Sudamérica como palta.

“La gente está enamorada del aguacate”, le dice a BBC Mundo David Magaña, vicepresidente y analista sénior de la consultora RaboResearch Food & Agribusiness, con sede en Estados Unidos.

“Es la fruta cuyo consumo ha aumentado más en la última década a nivel global”.

Aunque más del 80% del aguacate en EE.UU, proviene de México, la primera economía del mundo también produce esta fruta en California y, recientemente, ha comenzado a importar aguacate de Perú y de Colombia.

El “boom” global por el aguacate

“Al menos en Estados Unidos, la demanda está en su punto más alto en la historia“, explica Magaña.

Y las razones son varias: es versátil (se puede usar en muchos platos); los restaurantes lo incluyen cada vez más en sus menús y se ha vuelto más popular en la cocina de las casas.

Eso se debe a que la gente le agrega aguacate a las hamburguesas, a los sándwich o a las tostadas, entre otros, y que suponen nuevos hábitos de consumo que se suman a la expansión de la gastronomía mexicana.

Trabajadora empacando

Getty Images
La demanda global por aguacate en el mundo se disparó en la última década.

El valor del aguacate hass de tamaño medio al por mayor llegó a US$85 la caja de 25 libras (11.3 kilos) en la primera semana de julio, el precio más alto en esta época del año desde que se llevan registros (unos 15 años).

Eso es un 130% más que el mismo mes del año pasado.

Y aunque en agosto el precio de la caja ha bajado a unos US$65 (porque California está produciendo más), aún se mantiene alto.

De hecho, un precio promedio normal se sitúa entre los US$30 o US$40 la caja.

Las razones de la frenética escalada

Según Magaña, el récord del precio en las últimas semanas en el mercado estadounidense se produjo por una combinación de factores.

Precio del aguacate de exportación. Desde México a EE.UU. (mes de julio, US$). Gráfico del precio del aguacate de exportación .

  • La producción en California bajó a la mitad. Hubo una ola de calor que impactó la floración.
  • Como había escasez, México cosechó antes para suplir la falta de aguacate de California, con precios más elevados.
  • En julio hubo una transición de temporadas entre la cosecha anterior y la nueva, que hizo subir aún más los precios
  • La demanda estadounidense está en su punto más alto.

El precio depende de cómo se combina la cosecha de California y la de México. En teoría, en octubre lo precios deberían estar mucho más bajos, siguiendo una tendencia de reducción gradual.

“Esperamos que en el primer semestre de 2020 los precios regresen a la normalidad” en el mercado estadounidense, proyecta el analista, siempre y cuando no haya interrupciones en el suministro desde México, ya sea por razones climáticas, huelgas o cualquier otro motivo.

Otro aspecto interesante desde el punto de vista de la oferta es que el aguacate tiene un ciclo alternado de dos años: este año era el ciclo bajo (menos fruta en los árboles) y el próximo toca el “año bueno”.

Justamente para evitar tanta volatilidad en los precios y responder al alza en la demanda, grandes cadenas de restaurantes como Chipotle, están aumentando la importación de aguacate proveniente de Perú y mirando hacia otros mercados como Chile, para suplir una parte de sus compras en períodos de escasez.

¿Qué está pasando en México?

En algunos comercios pequeños de Ciudad de México el kilo de aguacate llegó en julio a los US$6 (120 pesos), marcando un alza superior al 120%.

Pero ese fue un caso extremo que no representa la media del mercado local.

Cosecha de aguacates en la municipalidad de Uruapán, en el estado mexicano de Michoacán

Getty Images
En México el precio promedio del aguacate subió casi 40% en el mercado local.

Comparando julio de este año con el mismo mes del año anterior, el precio promedio para el consumidor mexicano aumentó 38%, le dice a BBC Mundo Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

Pero donde se produjo el mayor incremento fue en el aguacate mexicano de exportación, con un alza del 85% en el mismo período, una cifra récord en más de una década.

“El aumento del precio del aguacate se debe principalmente a que la producción cayó por razones climáticas y la demanda siguió aumentando”, explica Anaya.

Precio al consumidor en México. Aguacate Hass - mes de julio, en pesos. .

“Es un tema de oferta y demanda, el mercado se encarga. Esto es bueno para el productor y malo para el cliente”.

“Mi esposa me dice que está demasiado caro y yo le digo: ‘Pues compra menos'”.

En los próximos meses el precio bajará, pronostica Anaya, básicamente porque aumentará la producción.

Sin embargo, su proyección es que más allá del factor estacional, la demanda de Estados Unidos seguirá creciendo y, por lo tanto, los precios tenderán a estabilizarse en un rango un poco más alto que los valores históricos.

A nivel mundial, México es por lejos el principal productor y exportador de este producto. Tanto es así, que concentra tres cuartas partes de todo el aguacate que se produce en el planeta.

Y dentro de México, la mayor parte de la producción proviene de Michoacán.

El “guacamole falso”

Con estos precios históricamente altos, no es de extrañar que en restaurantes mexicanos y estadounidenses sirvan el llamado “falso guacamole”, que en realidad es una salsa de aguacate sin aguacate.

En esta salsa, el aguacate es sustituido por calabacín, un vegetal que en México es llamado calabacita.

Un plato de salsa de aguacate

Getty Images
En algunos restaurantes y taquerías venden salsa de aguacate sin aguacate.

El calabacín aporta una consistencia y sabor similar al aguacate cuando se condimenta con tomate verde o tomatillo, ajo, cilantro, jalapeño, sal y aceite vegetal, razón que explica por qué mucha gente no se da cuenta del cambio.

Expertos en gastronomía mexicana dicen que sería más correcto decir “falsa salsa de aguacate”, porque ese es el producto que se vende adulterado.

Sin embargo, para el paladar no especializado como el de los turistas que van a México y los consumidores de otros países, guacamole y salsa de aguacate pueden ser prácticamente lo mismo.

Y como la receta de la salsa con calabacín tiene un sabor que parece de aguacate real, es difícil no caer en el engaño.

Es probable que esta práctica siga existiendo si los precios siguen al alza a nivel global en los próximos años.

“El comercio de aguacate fresco y su consumo ha subido en los últimos 15 años”, declaró Philippe Binard, gerente de Freshfel Europe, la Asociación Europea de Productos Frescos.

Y en la última década se disparó, agregó. La producción mundial de esta fruta pasó de tres millones de toneladas métricas hace una década a cerca de cinco millones de toneladas métricas, según los últimos datos disponibles.

En ese escenario, al liderazgo indiscutido de México se sumarán otros países que quieren aumentar sus exportaciones en los próximos años como Perú, Colombia, Chile, Indonesia y Kenia.

Y un dato clave que facilitó Binard: el consumo per cápita de aguacate en EE.UU. se ha más que triplicado desde el año 2000.

Así las cosas, parece que el “boom” del aguacate está lejos de llegar a su fin.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=o8u_cuNTP8E

https://www.youtube.com/watch?v=tuYURBKMZzc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.