Así mataron a don Trino
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Así mataron a don Trino

José Trinidad de la Cruz planteó a las autoridades "la urgencia de que se implementaran rondines en la zona de Xayakalan, ante el acoso que dicha comunidad sufría a manos de grupos paramilitares, que disputan a los pobladores el control de las localidades adyacentes al puerto de Lázaro Cárdenas.
Por Paris Martínez
8 de diciembre, 2011
Comparte

El 28 de noviembre pasado, en un encuentro con funcionarios de la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de la Defensa Nacional, así como del gobierno de Michoacán, José Trinidad de la Cruz, representante del municipio de Santa María Ostula, planteó a las autoridades “la urgencia de que se implementaran rondines en la zona de Xayakalan” (ubicada dentro de este municipio), ante el acoso que dicha comunidad sufría a manos de grupos paramilitares, que disputan a los pobladores el control de las localidades adyacentes al puerto de Lázaro Cárdenas.

Según la minuta de dicho cónclave, realizado en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán, los representantes de esta dependencia se comprometieron a coordinarse “con la Procuraduría General de Justicia del estado, a efecto de incrementar los rondines en las zonas que se indican”.

Este martes, sin embargo, ocho días después de aquel encuentro, el dirigente de los habitantes de Santa María Ostula, de 73 años de edad, fue secuestrado por cuatro hombres armados, ante los ojos de doce miembros del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) que lo acompañaban en un recorrido por el municipio y, horas más tarde su cuerpo fue hallado con signos de tortura, maniatado, con una oreja cercenada y cuatro impactos de bala.

Es así como este campesino se convirtió en el tercer integrante del Movimiento por la Paz asesinado desde su surgimiento, en mayo pasado, y es, también, la segunda víctima mortal perteneciente a este grupo ciudadano, en una semana, luego del asesinato de Nepomuceno Moreno, ocurrida en Sonora el 28 de noviembre pasado, el mismo día en que las autoridades de Michoacán prometieron atender las solicitudes de protección formuladas por don Trino,  como el anciano de Ostula era conocido por sus vecinos.

Además, con su secuestro y asesinato, por tercera ocasión se vio frustrada la consulta cívica en la que los ejidatarios analizarían el plan de pacificación propuesto por las autoridades para esta zona del estado, donde la operación de grupos delictivos había dejado –hasta inicios de la semana– 27 comuneros muertos y cuatro desaparecidos, consulta que se realizaría justo el día del ataque.

El de don Trino es, pues, el asesinato número 28 ocurrido en el marco del conflicto de Ostula, iniciado en 2009 y que en 2010 motivó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitara protección oficial para algunos activistas.

Don Trino, minutos antes del ataque

Don Trino, minutos antes del ataque

“Lo estaban acuchillando…”

“Saliendo al camino que va de Xayakalan a Ostula –narra Citlali Hernández, una de las integrantes de la delegación del MPJD emboscada el martes–, nos interceptó un grupo de cuatro personas armadas que estaban escondidas en los matorrales, estos sujetos identificaron a don Trino y, con un disparo al aire, nos obligaron a todos a pasarnos a la parte trasera de la camioneta en que nos transportábamos; luego subieron ellos y llevaron el vehículo hasta una vereda.

Primero bajaron a don Trino –señala la joven, apenas 20 horas después del ataque–, luego bajaron a los demás, nos obligaron a tirarnos al piso. Ahí nos amenazaron con realizar una masacre, hablaron de asesinarnos a todos y, mientras esto pasaba, golpeaban a don Trino, oíamos sus gemidos, creemos que lo estaban acuchillando, esa es la impresión que tenemos, por los gritos que emitió y por lo que ellos (los atacantes) estaban diciendo.”

El grupo del Movimiento por la Paz había viajado a Michoacán, de hecho, para realizar labores de observación ciudadana durante la consulta ejidal programada para el pasado martes, y antes de llegar a Ostula, habían recogido a don Trino en la comunidad de Xayakalan, perteneciente a dicho municipio aunque, apenas abandonaron el poblado, fueron emboscados.

En conferencia de prensa, rendida ayer por los integrantes del Movimiento por la Paz, éstos denunciaron que la delegación de víctimas de la violencia había sido escoltada por la Policía Federal durante todo el trayecto desde la Ciudad de México, pero, “inexplicablemente”, señaló el profesor Pietro Ameglio, los agentes abandonaron la custodia justo a la entrada de Xayakalan, “propiciando así el ataque de los paramilitares”.

 Citlali y Pietro, emboscados

Citlali y Pietro, emboscados

“Lo dejamos ahí…”

Citlali continúa su narración: “Luego de golpear a don Trino, los hombres armados le pidieron que se levantara, para dejarnos ir a nosotros, ahí fue cuando nos quitaron los celulares (para impedir que se diera aviso del ataque)… A causa del dolor, don Trino no podía levantarse, le preguntaban si podía pararse, y él, con gemidos, respondía que no, pero aún así lo obligaron a golpes a ponerse en pie y se lo llevaron hasta donde ya no alcanzábamos a mirarlo.”

Este no era, cabe destacar, el primer atentado contra el dirigente agrario. Ya antes, el 14 de noviembre, don Trino denunció que tres integrantes del grupo paramilitar que opera en la zona (a los que identificó como Prisciliano Corona, Margarita Pérez e Iturbide Alejo), lo habían “golpeado duramente, en presencia de la comunidad, con un arma R-15”, amenazándolo públicamente de muerte.

Prosigue Citlali: “Luego de que los hombres armados alejaron a don Trino, nos pidieron al resto que nos pusiéramos de pie, con las manos en alto; nos ordenaron subir a la camioneta y, ya arriba, que nos fuéramos directamente hasta la ciudad de Lázaro Cárdenas (ubicada a 300 kilómetros de Xayakalan); nos dijeron que una camioneta negra nos iba a esperar a la mitad del camino, para vigilar que no nos desviáramos, y que, si nos atrevíamos a regresar, íbamos a volar en pedazos. Nos dijeron que nos fuéramos, y eso hicimos… dejamos ahí a don Trino.”

Toma entonces la palabra Araceli Rodríguez, cuyo hijo fue desaparecido en 2009 cuando se dirigía a Michoacán, y quien hoy encabeza la búsqueda no sólo de éste sino de todos los casos de víctimas que se acercan al Movimiento por la Paz, y clama: “Ser defensores de derechos humanos es, aquí, un delito que se paga con el secuestro y el asesinato. Pedro Leyva está muerto (él fue, de hecho, el primer activista del movimiento asesinado, en octubre, también por el conflicto en Ostula); Nepomuceno, muerto; Don Trino… ahora llegamos a la triste desdicha de tener que oír los sollozos de nuestros compañeros, cuando son atacados. Yo le pregunto al gobierno: ¿quién sigue?”

“Notitia criminis…”

No fue sino 20 horas después de la emboscada en Xayakalan, al mediodía de ayer, miércoles, que el cuerpo de José Trinidad fue ubicado por elementos del Ejército, con las manos atadas con el cordel de un gafete, en tierras del  cercano poblado de Aquila.

De los homicidas, oficialmente, nada se sabe.

Cuestionado en torno a las denuncias y las investigaciones emprendidas por la autoridad en relación con la emboscada, el secuestro de José Trinidad y su posterior asesinato, David Peña, integrante de la Asociación de Abogados Democráticos (que brinda asesoría legal a los ejidatarios de Ostula), aseguró que los campesinos de la zona están impedidos para acercarse a la Agencia del Ministerio Público de la región, ubicada en el municipio vecino de Coahuayana, localidad que, denunció, está controlada por los grupos criminales que operan en la región.

“Los habitantes de Ostula no se pueden acercar a Coahuayana a denunciar. Se tiene el antecedente de mayo, cuando una familia acudió a presentar una denuncia relacionada con el conflicto comunal y, mientras los adultos estaban en el MP, a dos cuadras, su hijo, un niño de 16 años, fue desaparecido. La comunidad no puede ir a esa localidad, porque está el riesgo de que estos sujetos armados se encuentran en ese lugar.”

No obstante, aclaró el abogado, “el Ministerio Público no debe aguardar a que la denuncia esté formalizada para empezar a actuar: nosotros ya hicimos la denuncia pública y, a partir de ésta, el Estado tiene la obligación de empezar a investigar, porque aquí aplica un concepto jurídico denominado notitia criminis, que establece que, a partir de que entra en conocimiento de una ‘noticia criminal’, se tiene la obligación de actuar”.

Es en el poblado de Coahuayana, cabe destacar, a donde los restos de don Trino fueron conducidos, razón por la cual el MPJD exigió a las autoridades garantías de seguridad para que sus deudos puedan reclamar el cadáver “y darle sepultura dignamente”.

Pero la responsabilidad de la autoridad, señaló la Asociación de Abogados Democráticos, no se limita a investigar el asesinato y dar protección a los familiares de la víctima, sino que debe reconocer parte de la culpa por el crimen, que calificaron como “ejecución extrajudicial”, dado que “al retirarse la Policía Federal de la zona que debía estar resguardando, generó condiciones de omisión o de complicidad con los delincuentes”.

Desaparecidos…

Ayer mismo, el Movimiento por la Paz denunció que, en Guerrero, dos de sus integrantes fueron secuestrados por desconocidos que los obligaron a descender del camión de pasajeros en el que viajaban con rumbo a Chilpancingo, sin que hasta el momento se tenga conocimiento de su paradero.

Eva Alarcón, secuestrada

Eva Alarcón, secuestrada

Los activistas secuestrados son Eva Alarcón y Marcial Bautista, defensores de derechos ambientales que forman parte de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán.

El plagio de los ecologistas, quienes participaron en el primer diálogo del MPJD con el presidente Felipe Calderón, fue perpetrado alrededor de las 23:00 horas del martes.

Esta mañana, en entrevista con Carmen Aristegui, Pietro Ameglio recordó lo acontecido. Aquí el audio:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El coronavirus podría dejar un gran legado positivo: Pensadores dan su visión de un mundo postpandemia

La economista y exvicepresidenta de Costa Rica, Rebeca Grynspan, el historiador y filósofo israelí, Yval Noah Harari, y el historiador y antropólogo estadounidense, Jared Diamond, hablan sobre los desafíos y oportunidades que el mundo enfrentará tras la pandemia.
27 de agosto, 2020
Comparte
(De izq. a der.) La economista y ex vicepresidenta de Costa Rica Rebeca Grynspan, el historiador y filósofo israelí Yval Noah Harari, y el historiador y antropólogo estadounidense Jared Diamond

BBC
La economista y ex vicepresidenta de Costa Rica Rebeca Grynspan, el historiador y filósofo israelí Yval Noah Harari, y el historiador y antropólogo estadounidense Jared Diamond.

No cabe duda de que el coronavirus ha sido un desastre global que ha cobrado centenares de miles de vidas y devastado economías. Para cuando se logre controlar, ningún país y ninguna comunidad saldrán inermes. Paradójicamente, algunos creen que algo positivo podría resultar de esta tragedia.

Si hay alguna certidumbre de la actual crisis de pandemia es que grandes cambios se avecinan, algunos de los cuales ya estamos sintiendo pero apenas empezamos a entender.

¿Tenemos la capacidad de anticipar esos cambios? ¿Cómo podríamos moldearlos para beneficio de la humanidad? ¿En medio de la actual crisis tenemos la oportunidad de concebir el mundo de otra manera? ¿Cómo será en términos de las instituciones de gobierno, la economía y el medio ambiente?

Un letrero lee: "El comercio no aguanta más cuarentena"

Getty Images
Hasta ahora todavía no empezamos a entender los cambios que se avecinan.

La BBC le preguntó a tres mundialmente destacados pensadores que compartieran su opiniones sobre los desafíos y oportunidades que resultarán de esta pandemia.

Yuval Noah Harari: el historiador y filósofo israelí, autor del del bestseller “Sapiens” (libro que ha vendido más de 27 millones de ejemplares) aborda la disyuntiva de la tecnología que se ha desarrollado para combatir covid-19 y como podría llevar a “el mejor sistema de salud de la historia”, pero también abrir la puerta a una nueva era de vigilancia intrusiva y opresiva.

Rebeca Grynspan: la economista y ex vicepresidenta de Costa Rica arguye que aunque todos los países enfrentan dificultades financieras, los llamados países de “ingresos medianos” sufrirán el peor impacto. Insta a las naciones de todo el mundo a unirse, “abandonando sus intereses políticos y económicos” para proteger y apoyar a las naciones más vulnerables y los cinco millones de personas que viven allí.

Jared Diamond: antropólogo e historiador estadounidense, mejor conocido por su libro que ganó el Premio Pulitzer, “Guns, Germs and Steel” (Armas, gérmenes y acero) predice el auge de una cultura de cooperación internacional, fomentada por la respuesta global a la crisis de la pandemia.

Estas son sus opiniones:


"La vigilancia subcutánea podría crear el mejor sistema de salud del mundo, pero también el peor régimen totalitario que jamás haya existido"", Source: Yuval Noah Harari, Source description: Historiador, autor de "Sapiens", Image:

“La crisis de covid-19 podría marcar un hito, un momento de cambio significativo en la historia de la vigilancia, porque la vigilancia está siendo revolucionada”, comenta el profesor Yuval Noah Harari. “Se está transformando de una vigilancia de la piel a una vigilancia subcutánea”.

Es historiador señala que, hasta ahora, los gobiernos y las corporaciones se concentraban en monitorear lo que pasa en la superficie, “por encima de la piel.

O sea a dónde vamos, con quién nos reunimos, qué compramos.

Ahora, sostiene, a raíz de esta epidemia se están concentrando cada vez más en lo que nos pasa por dentro del cuerpo.

Vigilantes frente a pantallas

Getty Images
Hasta ahora, la vigilancia se ha concentrado en lo que pasa “por fuera de la piel”: nuestros movimientos, qué hacemos, con quién nos vemos.

“Esas observaciones les pueden informar si estamos enfermos o no, pero también les puede decir cómo nos sentimos”, dice. “Porque los sentimientos, igual que las enfermedades, son fenómenos biológicos”.

Harari explica que la vigilancia que se hace por encima de la piel le puede informar al gobierno prácticamente toda tu actividad: los sitios que visitas en tucomputador, las personas con las que hablas por teléfono, inclusive si estás leyendo este artículo.

Pero si usas un brazalete biométrico que monitorea lo que sucede a nivel subcutáneo -como los que registran el metabolismo, la temperatura, etc.- el gobierno también puede saber lo que estás sintiendo mientras lees este artículo.

A través de las señales que emiten tus funciones biológicas se puede deducir si crees lo que estás leyendo, si manifiestas escepticismo, si algo te molesta, inclusive si sientes miedo.

Es una tecnología de doble filo, afirma el profesor.

“La vigilancia subcutánea podría crear el mejor sistema de salud del mundo, un sistema que podría detectar una enfermedad antes de que tú te des cuenta que la tienes. Pero también puede dar paso al peor régimen totalitario que jamás haya existido, un régimen que nos conoce mejor que nosotros mismos”.

Un brazalete inteligente en la muñeca de una mujer registra los latidos del corazón

Getty Images
Un brazalete inteligente registra lo que pasa dentro del cuerpo.

Sería un régimen que entiende tu personalidad mejor que tu propia madre o tu sexualidad mejor que tu pareja.

“Un brazalete biométrico que te monitorea las 24 horas del día puede fácilmente distinguir si eres homosexual o heterosexual, y si te cae bien el gobierno o no”, afirma.

Naturalmente nada de esto es inevitable, dice, pues la tecnología no es determinista.

Que semejante régimen totalitario llegue a ser depende de las decisiones que tomemos en los próximos años.

“Espero que todos tomemos las opciones más sabias”, concluye.


"Este es tal vez el momento más crítico que las instituciones internacionales han enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial"", Source: Rebeca Grynspan, Source description: Economista, ex vicepresidenta de Costa Rica, Image:

“Algunos aseguran que el coronavirus no discrimina, que nos afecta a todos por igual. Pero eso sólo es en parte verdad”, sostiene Rebeca Grynspan .

La economista y expresidenta de Costa Rica señala que las personas sufren y se recuperan de manera diferente debido a las persistentes desigualdades en el mundo.

Se refiere a los llamados países de “ingresos medianos”, que dice estarán particularmente afectados.

“Estos países representan una tercera parte del producto bruto del planeta, 75% de la población mundial y 62% de los pobres”, recuerda.

Pero en comparación con las naciones ricas, estos países tienen sistemas de salud y de protección social más débiles, con menos personal médico y un alto porcentaje de personas en riesgo.

Trabajadores de la salud en República Dominicana

Getty Images
Los países de medianos ingresos tienen sistemas de salud y de protección social más débiles, indica Grynspan.

Para Grynspan los resultados serían desastrosos para todos si se deja que los países de ingresos medios queden rezagados.

“Quiero ser clara, el mundo no puede arriesgar una recesión que podría impactar a más de 5.000 millones de personas”.

Destaca que “este es tal vez el momento más crítico que las instituciones internacionales han enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial”.

“No podemos dejar pasar un minuto más”, advierte.


"Covid-19 nos forzará a adoptar una campaña global como la que ya tuvo éxito con la erradicación de la viruela en 1980"", Source: Jared Diamond, Source description: Antropólogo, Premio Pulitzer, Image:

Uno de los temas que Jared Diamond aborda en su libro “Armas, gérmenes y acero”, es el desarrollo de poblaciones humanas densas y estratificadas, las organizaciones políticas centralizadas y las epidemias de enfermedades infecciosas. .

Con respecto a estas últimas, Jared dice a la BBC que desde antes del coronavirus, “el mundo ha estado enfrentando -y principalmente ignorando– otros problemas globales como el cambio climático y el agotamiento de recursos naturales”.

Sin embargo, resalta que el mundo no ha adoptado estrategias exitosas a nivel global contra esos problemas porque para nosotros no representan amenazas inminentes claras, como covid-19.

Un niño camina sobre un terreno árido

Getty Images
El cambio climático no se ve como una amenaza inminente, dice Diamond, pero sostiene que matará a más gente que covid-19.

“Covid-19 es una amenaza clara e inminente. Mata rápidamente”, expresa.

“Así que pronostico que covid nos forzará a adoptar una campaña global como la que ya tuvo éxito con la eliminación de la viruela en 1980”.

El historiador y autor es de la escuela que piensa que, al fin de cuentas, el cambio climático terminará matando a muchas más personas, pero el cambio climático no es un “villano evidente” porque no mata a las personas rápidamente.

“Yo espero y pronostico que el mundo aprenderá de una campaña exitosa contra el villano evidente de covid y que nosotros continuaremos con campañas exitosas contra problemas globales mayores, pero más sutiles, como el cambio climático”.

“Si eso sucede, esta tragedia del covid-19 podría resultar dejando un gran legado positivo”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.