Los delitos durante la gestión de Mancera

Ciertos delitos efectivamente han disminuido, algunos a profundidad –como el secuestro, que cayó 61% a lo largo de su gestión– y otros sólo de manera superficial –como el homicidio.

Los delitos durante la gestión de Mancera
Miguel Ángel Mancera aspirante al GDF. Foto: Cuartoscuro.

“Seguir reduciendo los índices delictivos” es la propuesta que Miguel Ángel Mancera pone por delante, como parte de la campaña proselitista denominada “Honestidad y resultados”, con la que, ya como virtual candidato de la izquierda al gobierno de la Ciudad de México, va en busca del apoyo del electorado rumbo a los comicios de julio próximo.

Y es que, tal como revelan las estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del DF (al frente de la cual estuvo Mancera de mediados de 2008 a finales 2011), ciertos delitos efectivamente han disminuido, algunos a profundidad –como el secuestro, que cayó 61% a lo largo de su gestión– y otros sólo de manera superficial –como el homicidio, con una caída de 3.9%–.

Miguel Ángel Mancera. //FOTO: Cuartoscuro

Estas mismas cifras, sin embargo, también dan cuenta de la evolución que el crimen ha experimentado en la capital del país y dejan ver que no sólo las autoridades han mejorado o modificado sus tácticas, sino que los criminales también han hecho su parte: hoy, como dejan ver las cifras, actúan con menor violencia, aunque no por eso delinquen menos.

101 pistoleros

Durante el año 2011, la Ciudad de México dio de baja de su nómina de habitantes a 779 personas, todas asesinadas de forma intencional.

Aunque esta cifra es 3.9% menor a la registrada en 2010, cuando hubo 811 homicidios dolosos, en términos reales la disminución es tan leve que el índice diario de asesinatos en la capital del país no se modificó y, durante los dos últimos años, se ha mantenido en dos casos cada 24 horas, en promedio.

Destaca el hecho de que, en 2011, 55.8% de los asesinatos (435 casos) fueron perpetrados con armas de fuego, es decir, 68 menos que en el año anterior; sin embargo, tal disminución no se traduce automáticamente en menor uso de armamento por parte de los criminales capitalinos.

De hecho, durante el año pasado 779 delincuentes fueron sorprendidos en portación de un arma de fuego, lo que representa 101 criminales armados más que en 2010.

Por otro lado, las armas de percutor son un botín cada vez más apreciado por los asaltantes en el DF, donde esta modalidad de robo aumentó de 76 casos en 2010 a 84 para el año siguiente.

Además de los 435 capitalinos asesinados por disparos, en 2011 también se acumularon otros mil 226 heridos por armas de fuego.

Otro factor es aquí valioso: mientras los asesinatos con arma de fuego bajaron 13.5% en la capital de un año para otro; aquellos cometidos con arma blanca crecieron 15%, al pasar de 133 en 2010 a 153 el año pasado.

Por la casa se empieza

Uno de los delitos que Miguel Ángel Mancera no pudo contener en su paso por la Procuraduría de Justicia del DF fue el asalto a viviendas y, de hecho, durante su gestión esta modalidad de robo prosperó.

En 2008, cuando el hoy candidato de izquierda al GDF asumió el cargo de procurador capitalino, un total de 573 viviendas fueron asaltadas (y sus habitantes sometidos por la fuerza), mientras que otras 5 mil 816 casas fueron atracadas, mientras sus moradores estaban fuera, en total: 6 mil 389 viviendas visitadas por criminales en aquel año.

De hecho, mientras que en el primer semestre de 2008 el promedio mensual de asaltos a casa-habitación era de 39 casos; durante el segundo semestre, ya bajo el control de Mancera (quien asumió el cargo el 9 de julio), este índice creció a 55 casos cada 30 días.

Para el siguiente año, 2009, se reportaron 704 viviendas asaltadas violentamente (22.8% más que el año anterior); y otras 6 mil 751 fueron invadidas por atracadores cuando sus moradores no estaban (un aumento anualizado de 16%). Así pues, en total durante ese año fueron asaltados 7 mil 455 hogares, mil 66 casos más que a la llegada de Mancera a la PGJDF.

En 2010, este delito volvió a aumentar: hubo 736 viviendas asaltadas a la fuerza (32 más que en 2009); y 7 mil 231 asaltadas sin violencia (un incremento de 7% en contraste con el año anterior).

Y, finalmente, en 2011, fueron 834 las familias asaltadas en su vivienda, mediante la sujección física, es decir 98 más que en 2010, lo que equivale a un aumento de 13%, en tanto que otras siete mil 193 fueron despojadas del patrimonio que guardaban en sus casas, aprovechando su ausencia.

Así pues, durante los tres años y medio que Mancera permaneció al frente de la Procuraduría de Justicia local, el asalto a viviendas aumentó 25%, mientras que el uso de la fuerza en esta modalidad de robos se elevó 45.5%.

Cheque en rojo

Otro de los delitos que cobró fuerza durante la gestión de Miguel Ángel Mancera al frente de la PGJDF fue el robo a bancos.

En 2008, a su llegada al puesto, en la Ciudad de México se reportaron 36 asaltos en sucursales, todos violentos, cifra que pasó a 52 al año siguiente (uno solo de los cuales se registró sin la sujección física de los empleados).

Luego, para 2010, los bancos asaltados fueron 43, lo que implica un descenso de 20% en la incidencia de este delito en general, con respecto al año anterior. No obstante, destaca el aumento de 3,500% en la modalidad de atracos no violentos a sucursales, al pasar de 1 en 2009 a 36 para 2010.

La tendencia general a la baja que se dio en ese año, no obstante, se revirtió para el 2011, cuando fueron atracadas 62 instalaciones bancarias en territorio capitalino, lo cual implica un aumento de 44% con respecto a 2010, y de 72% durante el trienio de Mancera en la Procuraduría.

Cabe destacar que la incidencia delictiva relacionada con atracos bancarios no se incluye en los reportes anuales o mensuales de la PGJDF. No obstante, este dato sí queda inscrito en el registro que sobre delitos del fuero común lleva a cabo el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Positivos incontrovertibles

De entre los delitos de alto impacto social (es decir, violentos), uno de los que efectivamente reportó un descenso constante no sólo durante los tres años y medio de Mancera al frente de la Procuraduría capitalina es el secuestro, que en 2008 alcanzó su máximo histórico, con 139 casos reportados.

Para el año siguiente, sin embargo, las denuncias captadas fueron 84, lo que representa una disminución en la incidencia anual de 39%.

En 2010, nuevamente se logró reducir la comisión de secuestros, y en ese año sólo se tomó cuenta de 60 personas privadas de la libertad con fines extorsivos, lo que equivale a un descenso de 40% con respecto al año anterior.

Para 2011, último año de Mancera como procurador General de Justicia del DF, los secuestros cayeron a 54 casos, lo que representa 11% menos que en 2010 y 61% menos que en 2008.

Asimismo, uno de los delitos que mayor expansión logró en la época de Mancera, pero que en su último año logró paliarse, fue el de la extorsión, que en 2007, al inicio del sexenio, dejó 424 víctimas.

Un año después, en 2008, ya con Mancera al frente de la PGJDF, las denuncias incrementaron en 106%, hasta llegar a 874 víctimas.

Nuevamente, para 2009 este delito incrementó 3.6%, afectando a 906 capitalinos, y para 2010 hubo otro aumento, de 23% con respecto al año anterior, y 1 mil 117 ciudadanos agraviados.

En 2011, sin embargo, las denuncias cayeron a 751 casos, lo que revela un descenso de 32.7% con respecto al año anterior, aunque aún son 77% más extorsiones de las que se denunciaban al inicio del sexenio.

Close
Comentarios