close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Nuevos penales no podrán operar por falta de presupuesto: García Luna
De las nuevas cárceles anunciadas por Calderón, ninguna se encontrará en Nuevo León, cuya población carcelaria asciende a 8 mil 936 personas. La más cercana estará a 220 kilómetros.
Por Dulce Ramos
22 de febrero, 2012
Comparte

Los nuevos penales anunciados ayer por el presidente Felipe Calderón estarán listos para este año, pero no podrán operar dado que el presupuesto para que lo hagan no ha sido aprobado, señaló el secretario de Seguridad Genaro García Luna en entrevista radiofónica.

A decir de García Luna, el problema que ha llevado a la crisis penitenciaria, no es la sobrepoblación, sino la corrupción, señaló el funcionario a Joaquín López Dóriga.

Se trata de 230 mil reclusos en todo el país, y 40 mil de ellos son del fuero federal, dijo García Luna, y agregó que la idea es que se pueda llevar a estos reclusos a penales federales, por lo cual se están construyendo 12 nuevas instalaciones, aunque no podrán funcionar hasta que no se apruebe el presupuesto para que operen.

12 penales en construcción… ni uno para Nuevo León

El presidente Felipe Calderón dijo ayer por la mañana que los sistemas penitenciarios de Nuevo León y Tamaulipas están en crisis. Por la tarde, en el penal de Apodaca –donde el domingo se fugaron 30 reos y 44 murieron en una supuesta riña— ocurrió una segunda crisis en menos de 48 horas, por el ingreso de fuerzas federales para trasladar a tres reos a un penal de Jalisco.

El mandatario afirmó que para enfrentar el problema se construye  “casi una docena” de penales en el país y la mayoría de ellos, afirmó, estará listo este año. Sin embargo, de esas 12 cárceles, ninguna se encontrará en Nuevo León, cuya población carcelaria asciende a 8 mil 936 personas. La más cercana estará en Monclova, Coahuila, a unos 220 kilómetros al oeste de Monterrey.

Nuevo León ocupa el sexto lugar en población carcelaria, según datos hasta diciembre de 2011 del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Pública. La cifra es mayor que el total de reos que hay en las cárceles de Austria (8 mil 694 reclusos) o Nueva Zelanda (8 mil 433).

De la población carcelaria en el estado, 75% pertenece al fuero común  y 25% al fuero federal. En ambos casos, los sentenciados son mayoría por escaso margen. Los del fuero común suman 59.13%, y del fuero federal, 52.07%.

La crisis en los penales de Nuevo León estaba ya anunciada. Según organizaciones como Renace, que defiende el derecho a la libertad de personas injustamente procesadas, hace tres años, la mayoría de las 15 cárceles del estado no tenían sobrepoblación, o en todo caso, era de escaso margen. No obstante, el aumento de la incidencia delictiva en el último año y medio ha aumentado el número de reos “de manera exponencial”, según explicó el director de la organización, Martín Carlos Sánchez Bocanegra.

Construcción de celdas en las Islas Marías.//FOTO: Cuartoscuro

Incluso, Renace y el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública se reunieron con autoridades de justicia estatales hace dos semanas, para exponer alternativas que “despresuricen” los penales estatales. El acuerdo en aquella ocasión fue reunirse en fecha próxima, pero la crisis penitenciaria no esperó los tiempos oficiales y ya cobró 47 vidas. A los muertos del domingo en el penal de Apodaca se suman tres reos asesinados ayer en el penal del Topo Chico a unas horas de haber ingresado.

Apodaca, el penal con más hacinamiento en NL

Si Nuevo León es el sexto lugar en número de reos, en sobrepoblación carcelaria sube una posición. Tiene una capacidad para 6 mil 317 reos y hasta diciembre de 2011 se contabilizaban 2 mil 619 más. Esto es una sobrepoblación de 41.46%.

El hacinamiento más severo se vive en el Centro de Rehabilitación Social de Apodaca, donde ocurrieron las 44 muertes. Ahí, la sobrepoblación es de 79.04%, pues la capacidad es de mil 552 reclusos y, hasta diciembre de 2011, se contabilizaban 2 mil 203.

El portavoz de Seguridad Pública de Nuevo León, Jorge Domene Zambrano, confirmó ayer la situación en una entrevista radiofónica. En el informativo Atando Cabos afirmó que actualmente hay unos 2 mil 700 internos, de los cuales, mil ingresaron en 2011. La mayoría cometieron delitos del fuero federal y se han llevado a Apodaca pues las autoridades locales han buscado que los otros dos penales estatales —Topo Chico y Cadereyta—tengan sólo población del fuero común.

Violencia, secuestros y muertes a la alza

Entre 2009 y 2010, los secuestros en Nuevo León crecieron 126%. Entre 2010 y 2011 aumentaron 64%. Lo anterior, según cifras de la Procuraduría de Justicia Estatal (PJE).

Las últimas cifras reportadas por la PJE revelan que en enero de este año se rompió la marca de homicidios dolosos mensuales. El primer mes de 2012 cerró con 149 muertes. Cinco más que en el mismo mes del año pasado, periodo que ostentaba el récord con más asesinatos en Nuevo León. El único delito que ha ido a la baja en la entidad  es el robo de vehículos. La Procuraduría reportó  que en enero la cifra cayó 19%,  respecto al mismo mes de 2011.

Los muertos de la lucha contra el crimen organizado en la entidad se concentran en la zona metropolitana de Monterrey, que comprende los municipios de Apodaca, García, General Escobedo, Guadalupe, Juárez, así como Monterrey, Santa Catarina, San Nicolás de los Garza y San Pedro Garza García. Sólo en esos nueve han muerto mil 501 personas de manera violenta en lo que va del sexenio, y 55% de esas muertes ocurrieron entre enero y septiembre de 2011.

En lo que respecta a la depuración de los cuerpos policiacos, a principios de año, Jorge Domene Zambrano informó que sólo en Monterrey, 400 elementos municipales fueron detenidos en 2011 por nexos con la delincuencia y otros 500 fueron dados de baja por haber reprobado los controles de confianza.

Avanza lento la reforma penitenciaria en NL

En el Plan Estatal de Desarrollo 2010-2015, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, puso entre sus objetivos en materia de Seguridad la modernización del sistema penitenciario bajo cuatro puntos. El primero, la transformación “a fondo” para que los centros de readaptación social cumplan sus propósitos; el segundo, modernizar las normas y procesos de los centros de readaptación; el tercero, reforzar la vigilancia en los centros; y el cuarto, mejorar la infraestructura.

Los avances en estos puntos, considera la organización Renace, con sede en Nuevo León, no son suficientes para atajar la crisis del sistema penitenciario. En la reciente reunión con autoridades y el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, la organización puso sobre la mesa dos asuntos prioritarios: revisar todos los casos de los presos para que aquellos que puedan tener ya el derecho a beneficio de libertad, lo obtengan. Con ello, estiman, entre 100 y 200 reos podrían abandonar los penales de la entidad.

La segunda propuesta es buscar a aquellos recién llegados que puedan tener un “proceso abreviado” o alcanzar libertad bajo fianza. En las cárceles de Nuevo León, según un estudio hecho por la organización en 2010, hay un abuso de la prisión preventiva.

Una tercera solución que aún está lejana es la apertura de un nuevo penal. En la entidad se construye ya uno, sin embargo Renace estima que falta aún dos años para que esté listo. Esto sin contar con que el centro sería de administrado por el estado, y lo que, a su parecer necesita el estado, es uno federal.

Justo ayer, y con motivo de la crisis en el penal de Apodaca, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré Romero, dijo que hacia el final del sexenio, para el que faltan nueve meses, estarán listos ocho nuevos centros penitenciarios que contarán con 20 mil espacios adicionales.

Actualmente, poco más del 30% de los reos federales se encuentra en penales de ese mismo tipo.

Para el final de la administración de Felipe Calderón, dijo, el número de reos en custodia federal habrá aumentado 14 veces y la totalidad de los reos pertenecientes a ese fuero estarán ya bajo custodia de la federación.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte