close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nuevos penales no podrán operar por falta de presupuesto: García Luna
De las nuevas cárceles anunciadas por Calderón, ninguna se encontrará en Nuevo León, cuya población carcelaria asciende a 8 mil 936 personas. La más cercana estará a 220 kilómetros.
Por Dulce Ramos
22 de febrero, 2012
Comparte

Los nuevos penales anunciados ayer por el presidente Felipe Calderón estarán listos para este año, pero no podrán operar dado que el presupuesto para que lo hagan no ha sido aprobado, señaló el secretario de Seguridad Genaro García Luna en entrevista radiofónica.

A decir de García Luna, el problema que ha llevado a la crisis penitenciaria, no es la sobrepoblación, sino la corrupción, señaló el funcionario a Joaquín López Dóriga.

Se trata de 230 mil reclusos en todo el país, y 40 mil de ellos son del fuero federal, dijo García Luna, y agregó que la idea es que se pueda llevar a estos reclusos a penales federales, por lo cual se están construyendo 12 nuevas instalaciones, aunque no podrán funcionar hasta que no se apruebe el presupuesto para que operen.

12 penales en construcción… ni uno para Nuevo León

El presidente Felipe Calderón dijo ayer por la mañana que los sistemas penitenciarios de Nuevo León y Tamaulipas están en crisis. Por la tarde, en el penal de Apodaca –donde el domingo se fugaron 30 reos y 44 murieron en una supuesta riña— ocurrió una segunda crisis en menos de 48 horas, por el ingreso de fuerzas federales para trasladar a tres reos a un penal de Jalisco.

El mandatario afirmó que para enfrentar el problema se construye  “casi una docena” de penales en el país y la mayoría de ellos, afirmó, estará listo este año. Sin embargo, de esas 12 cárceles, ninguna se encontrará en Nuevo León, cuya población carcelaria asciende a 8 mil 936 personas. La más cercana estará en Monclova, Coahuila, a unos 220 kilómetros al oeste de Monterrey.

Nuevo León ocupa el sexto lugar en población carcelaria, según datos hasta diciembre de 2011 del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Pública. La cifra es mayor que el total de reos que hay en las cárceles de Austria (8 mil 694 reclusos) o Nueva Zelanda (8 mil 433).

De la población carcelaria en el estado, 75% pertenece al fuero común  y 25% al fuero federal. En ambos casos, los sentenciados son mayoría por escaso margen. Los del fuero común suman 59.13%, y del fuero federal, 52.07%.

La crisis en los penales de Nuevo León estaba ya anunciada. Según organizaciones como Renace, que defiende el derecho a la libertad de personas injustamente procesadas, hace tres años, la mayoría de las 15 cárceles del estado no tenían sobrepoblación, o en todo caso, era de escaso margen. No obstante, el aumento de la incidencia delictiva en el último año y medio ha aumentado el número de reos “de manera exponencial”, según explicó el director de la organización, Martín Carlos Sánchez Bocanegra.

Construcción de celdas en las Islas Marías.//FOTO: Cuartoscuro

Incluso, Renace y el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública se reunieron con autoridades de justicia estatales hace dos semanas, para exponer alternativas que “despresuricen” los penales estatales. El acuerdo en aquella ocasión fue reunirse en fecha próxima, pero la crisis penitenciaria no esperó los tiempos oficiales y ya cobró 47 vidas. A los muertos del domingo en el penal de Apodaca se suman tres reos asesinados ayer en el penal del Topo Chico a unas horas de haber ingresado.

Apodaca, el penal con más hacinamiento en NL

Si Nuevo León es el sexto lugar en número de reos, en sobrepoblación carcelaria sube una posición. Tiene una capacidad para 6 mil 317 reos y hasta diciembre de 2011 se contabilizaban 2 mil 619 más. Esto es una sobrepoblación de 41.46%.

El hacinamiento más severo se vive en el Centro de Rehabilitación Social de Apodaca, donde ocurrieron las 44 muertes. Ahí, la sobrepoblación es de 79.04%, pues la capacidad es de mil 552 reclusos y, hasta diciembre de 2011, se contabilizaban 2 mil 203.

El portavoz de Seguridad Pública de Nuevo León, Jorge Domene Zambrano, confirmó ayer la situación en una entrevista radiofónica. En el informativo Atando Cabos afirmó que actualmente hay unos 2 mil 700 internos, de los cuales, mil ingresaron en 2011. La mayoría cometieron delitos del fuero federal y se han llevado a Apodaca pues las autoridades locales han buscado que los otros dos penales estatales —Topo Chico y Cadereyta—tengan sólo población del fuero común.

Violencia, secuestros y muertes a la alza

Entre 2009 y 2010, los secuestros en Nuevo León crecieron 126%. Entre 2010 y 2011 aumentaron 64%. Lo anterior, según cifras de la Procuraduría de Justicia Estatal (PJE).

Las últimas cifras reportadas por la PJE revelan que en enero de este año se rompió la marca de homicidios dolosos mensuales. El primer mes de 2012 cerró con 149 muertes. Cinco más que en el mismo mes del año pasado, periodo que ostentaba el récord con más asesinatos en Nuevo León. El único delito que ha ido a la baja en la entidad  es el robo de vehículos. La Procuraduría reportó  que en enero la cifra cayó 19%,  respecto al mismo mes de 2011.

Los muertos de la lucha contra el crimen organizado en la entidad se concentran en la zona metropolitana de Monterrey, que comprende los municipios de Apodaca, García, General Escobedo, Guadalupe, Juárez, así como Monterrey, Santa Catarina, San Nicolás de los Garza y San Pedro Garza García. Sólo en esos nueve han muerto mil 501 personas de manera violenta en lo que va del sexenio, y 55% de esas muertes ocurrieron entre enero y septiembre de 2011.

En lo que respecta a la depuración de los cuerpos policiacos, a principios de año, Jorge Domene Zambrano informó que sólo en Monterrey, 400 elementos municipales fueron detenidos en 2011 por nexos con la delincuencia y otros 500 fueron dados de baja por haber reprobado los controles de confianza.

Avanza lento la reforma penitenciaria en NL

En el Plan Estatal de Desarrollo 2010-2015, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, puso entre sus objetivos en materia de Seguridad la modernización del sistema penitenciario bajo cuatro puntos. El primero, la transformación “a fondo” para que los centros de readaptación social cumplan sus propósitos; el segundo, modernizar las normas y procesos de los centros de readaptación; el tercero, reforzar la vigilancia en los centros; y el cuarto, mejorar la infraestructura.

Los avances en estos puntos, considera la organización Renace, con sede en Nuevo León, no son suficientes para atajar la crisis del sistema penitenciario. En la reciente reunión con autoridades y el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, la organización puso sobre la mesa dos asuntos prioritarios: revisar todos los casos de los presos para que aquellos que puedan tener ya el derecho a beneficio de libertad, lo obtengan. Con ello, estiman, entre 100 y 200 reos podrían abandonar los penales de la entidad.

La segunda propuesta es buscar a aquellos recién llegados que puedan tener un “proceso abreviado” o alcanzar libertad bajo fianza. En las cárceles de Nuevo León, según un estudio hecho por la organización en 2010, hay un abuso de la prisión preventiva.

Una tercera solución que aún está lejana es la apertura de un nuevo penal. En la entidad se construye ya uno, sin embargo Renace estima que falta aún dos años para que esté listo. Esto sin contar con que el centro sería de administrado por el estado, y lo que, a su parecer necesita el estado, es uno federal.

Justo ayer, y con motivo de la crisis en el penal de Apodaca, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré Romero, dijo que hacia el final del sexenio, para el que faltan nueve meses, estarán listos ocho nuevos centros penitenciarios que contarán con 20 mil espacios adicionales.

Actualmente, poco más del 30% de los reos federales se encuentra en penales de ese mismo tipo.

Para el final de la administración de Felipe Calderón, dijo, el número de reos en custodia federal habrá aumentado 14 veces y la totalidad de los reos pertenecientes a ese fuero estarán ya bajo custodia de la federación.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
¿Es posible vivir un día en México sin hacer más rico a Carlos Slim?
Al comprar pan, en cada llamada por teléfono, en mensajes de texto o comunicaciones por internet. Las empresas del magnate Carlos Slim Helú están presentes en la mayoría de las actividades cotidianas de los mexicanos.
15 de abril, 2019
Comparte

Mediodía de un caluroso día de abril en Ciudad de México, uno de esos momentos en que el aire acondicionado de la oficina es un gran alivio.

Mientras se enfría la habitación al teléfono móvil llegan un par de llamadas.

La conexión a internet de la computadora se completa y en uno de los portales de noticias que se visita aparece publicidad de un restaurante.

Es un día normal de trabajo. Pero detrás de cada una de estas pequeñas actividades cotidianas hay un nombre que se repite: Carlos Slim Helú.

De una u otra forma las empresas del magnate acompañaron esos minutos en la oficina de BBC en México:

Los cables que conectan el aparato de aire acondicionado se fabricaron en Condumex, una de sus compañías.

El teléfono móvil fue contratado con Telcel, una de sus empresas más rentables.

Cabinas telefónicas de Telmex

Getty Images
Teléfonos de México, propiedad de Carlos Slim, posee la red de comunicación fija más extensa del país

La publicidad en el portal de noticias es de Sanborns, una exitosa cadena de restaurantes que es uno de los negocios más queridos de Slim.

Y aunque el servicio de internet no es de una compañía del magnate, la empresa contratada paga una cuota por utilizar la infraestructura construida por el corporativo América Móvil, propiedad del empresario.

Hace algunos años se hizo popular la frase de que “todo México es territorio Slim”.

Hoy se podría añadir: cada minuto de vivir en este país incrementa, de alguna manera, la fortuna de uno de los hombres más ricos del mundo.

Iglesias, autos, comida…

¿Se puede vivir en México sin aportar una utilidad a Carlos Slim? Es difícil. Su huella está presente en lugares y momentos que muchos pensarían ajenos al empresario.

Policías en bicicleta en el centro de la Ciudad de México

Getty Images
Si te desplazas en bicicleta en México, es probable que sea en un aparato fabricado por una empresa de Slim.

Para llegar a la oficina suelo utilizar mi automóvil. Hace unos meses fue necesario cambiarle amortiguadores.

Los repuestos que le colocaron son de la marca Gabriel, fabricados en una empresa vinculada al magnate.

En la zona donde se encuentra la sede de BBC en México, la colonia Roma, muchos utilizan bicicletas para su traslado.

En cada pedaleo se mueve la sombra de Slim. Desde 1986 el empresario es dueño de Bimex, uno de los principales fabricantes de esos vehículos en México.

En la capital mexicana no se permite fumar en restaurantes ni lugares públicos, pero todos los días, durante el almuerzo o la cena, abundan los comensales con cigarrillo en mano afuera de los negocios para cumplir las reglas.

Una de las marcas de más consumo en el país es Marlboro, fabricado por la tabacalera Cigatam de la que Carlos Slim posee el 20% de las acciones.

Venta de cigarrillos Marlboro en el "duty free" del aeropuerto de México

Getty Images
Los cigarrillos Marlboro en México son fabricados por una tabacalera en la que Slim es accionista.

Cuando se instaló la nueva oficina de BBC (junio de 2018, la anterior se dañó en el terremoto de 2017), en el barrio donde se encuentra el único proveedor de internet era Axtel.

El servicio se paga cada mes y el lugar más cercano para hacerlo es Plaza Insurgentes, controlado por uno de los corporativos de Slim Helú.

Axtel renta un espacio en el centro comercial, como también lo hacen cines, restaurantes y bancos.

Los corporativos del magnate controlan o son propietarios de este tipo de negocios en Yucatán, Tabasco, Quintana Roo, Jalisco o el Estado de México.

Pero además del entorno laboral, la presencia del magnate también aparece en mi vida familiar, y de millones de personas.

Cuando nos visitan mis padres, quienes no viven en Ciudad de México, uno de los sitios que recorren es la Basílica de Guadalupe el santuario católico más importante del país.

En 2010 el atrio de la iglesia se remodeló. La Plaza Mariana, como se llama el espacio, fue construida gratis por Grupo Carso, de Slim.

No es todo. En algunos viajes por carretera con la familia o para alguna cobertura de trabajo, en el cobro de las casetas de peaje se incluye un porcentaje para el consorcio del magnate.

Esas autopistas fueron construidas por Grupo Carso, y la modalidad más común es que la obra se pague con el cobro de impuestos por utilizarlas.

Todos pagan

Carlos Slim es dueño de algunas de las empresas más grandes y con mejor cotización en la Bolsa Mexicana de Valores, como América Móvil y Grupo Carso.

En la Bolsa Mexicana de Valores de México

BBC
Las empresas de Carlos Slim tienen gran cotización en la Bolsa Mexicana de Valores.

Pero también posee al menos 180 compañías más con actividades tan diversas como la extracción de oro, construcción de carreteras, fabricación de bicicletas, refacciones para automóviles o la producción de dulces y chocolates.

Es una presencia constante para millones de mexicanos, de muy distintas maneras.

En las grandes ciudades del país, por ejemplo, la mayoría de las farmacias cierra antes de las 10 de la noche.

Pero uno de los lugares más comunes para las compras de emergencia es Sanborn´s, una cadena de restaurantes que también ofrece medicamentos.

El grupo de restaurantes es común en las principales ciudades del país. Pero hay otros negocios que virtualmente forman parte de la vida de millones de personas.

Un ejemplo es Teléfonos de México que posee la red de comunicación fija más extensa del país.

Hasta 1990, cuando la compró Slim, Telmex era el corporativo telefónico del Estado.

En el convenio de privatización se estableció que debía construir una red para comunicar a todos los pueblos y comunidades del país.

El presidente Andrés Manuel López Obrador respalda al empresario Carlos Slim.

BBC
El presidente Andrés Manuel López Obrador respalda al empresario Carlos Slim.

Otro negocio es Telcel, que cuenta con 75,5 millones de usuarios registrados según datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

En el país existen 122 millones de líneas de telefonía celular que también proveen servicio de internet, video y mensajes de texto.

Las dos empresas forman parte de América Móvil, el mayor consorcio de telecomunicaciones del país que en 2018, según datos del corporativo, obtuvo utilidades netas por 45.700 millones de pesos, unos US$2.400 millones.

Pero quienes no son clientes de Slim también le dejaron ganancias. Telmex y Telcel construyeron la mayor red troncal de comunicaciones fijas y celulares del país.

Los competidores del magnate deben pagar una renta por utilizar esa infraestructura, y por el servicio de interconexión entre líneas de empresas distintas.

Con la Reforma de Telecomunicaciones la tarifa se redujo considerablemente, pero de todos modos el negocio es rentable para el magnate.

De acuerdo con la consultora The Competitive Intelligence Unit, los ingresos por interconexión representaron más de la mitad de los ingresos para el consorcio del magnate.

Es decir: en cada minuto de llamadas telefónicas o conexiones a Internet, en las casetas de peaje, al comprar pan o comida, suele aparecer Carlos Slim Helú.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=_cDXqCfnycM&t=21s

https://www.youtube.com/watch?v=86OzIzT-yAY&t=6s

https://www.youtube.com/watch?v=vtYdfXoK0W0&t=11s

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.