Nuevos penales no podrán operar por falta de presupuesto: García Luna
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Nuevos penales no podrán operar por falta de presupuesto: García Luna

De las nuevas cárceles anunciadas por Calderón, ninguna se encontrará en Nuevo León, cuya población carcelaria asciende a 8 mil 936 personas. La más cercana estará a 220 kilómetros.
Por Dulce Ramos
22 de febrero, 2012
Comparte

Los nuevos penales anunciados ayer por el presidente Felipe Calderón estarán listos para este año, pero no podrán operar dado que el presupuesto para que lo hagan no ha sido aprobado, señaló el secretario de Seguridad Genaro García Luna en entrevista radiofónica.

A decir de García Luna, el problema que ha llevado a la crisis penitenciaria, no es la sobrepoblación, sino la corrupción, señaló el funcionario a Joaquín López Dóriga.

Se trata de 230 mil reclusos en todo el país, y 40 mil de ellos son del fuero federal, dijo García Luna, y agregó que la idea es que se pueda llevar a estos reclusos a penales federales, por lo cual se están construyendo 12 nuevas instalaciones, aunque no podrán funcionar hasta que no se apruebe el presupuesto para que operen.

12 penales en construcción… ni uno para Nuevo León

El presidente Felipe Calderón dijo ayer por la mañana que los sistemas penitenciarios de Nuevo León y Tamaulipas están en crisis. Por la tarde, en el penal de Apodaca –donde el domingo se fugaron 30 reos y 44 murieron en una supuesta riña— ocurrió una segunda crisis en menos de 48 horas, por el ingreso de fuerzas federales para trasladar a tres reos a un penal de Jalisco.

El mandatario afirmó que para enfrentar el problema se construye  “casi una docena” de penales en el país y la mayoría de ellos, afirmó, estará listo este año. Sin embargo, de esas 12 cárceles, ninguna se encontrará en Nuevo León, cuya población carcelaria asciende a 8 mil 936 personas. La más cercana estará en Monclova, Coahuila, a unos 220 kilómetros al oeste de Monterrey.

Nuevo León ocupa el sexto lugar en población carcelaria, según datos hasta diciembre de 2011 del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Pública. La cifra es mayor que el total de reos que hay en las cárceles de Austria (8 mil 694 reclusos) o Nueva Zelanda (8 mil 433).

De la población carcelaria en el estado, 75% pertenece al fuero común  y 25% al fuero federal. En ambos casos, los sentenciados son mayoría por escaso margen. Los del fuero común suman 59.13%, y del fuero federal, 52.07%.

La crisis en los penales de Nuevo León estaba ya anunciada. Según organizaciones como Renace, que defiende el derecho a la libertad de personas injustamente procesadas, hace tres años, la mayoría de las 15 cárceles del estado no tenían sobrepoblación, o en todo caso, era de escaso margen. No obstante, el aumento de la incidencia delictiva en el último año y medio ha aumentado el número de reos “de manera exponencial”, según explicó el director de la organización, Martín Carlos Sánchez Bocanegra.

Construcción de celdas en las Islas Marías.//FOTO: Cuartoscuro

Incluso, Renace y el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública se reunieron con autoridades de justicia estatales hace dos semanas, para exponer alternativas que “despresuricen” los penales estatales. El acuerdo en aquella ocasión fue reunirse en fecha próxima, pero la crisis penitenciaria no esperó los tiempos oficiales y ya cobró 47 vidas. A los muertos del domingo en el penal de Apodaca se suman tres reos asesinados ayer en el penal del Topo Chico a unas horas de haber ingresado.

Apodaca, el penal con más hacinamiento en NL

Si Nuevo León es el sexto lugar en número de reos, en sobrepoblación carcelaria sube una posición. Tiene una capacidad para 6 mil 317 reos y hasta diciembre de 2011 se contabilizaban 2 mil 619 más. Esto es una sobrepoblación de 41.46%.

El hacinamiento más severo se vive en el Centro de Rehabilitación Social de Apodaca, donde ocurrieron las 44 muertes. Ahí, la sobrepoblación es de 79.04%, pues la capacidad es de mil 552 reclusos y, hasta diciembre de 2011, se contabilizaban 2 mil 203.

El portavoz de Seguridad Pública de Nuevo León, Jorge Domene Zambrano, confirmó ayer la situación en una entrevista radiofónica. En el informativo Atando Cabos afirmó que actualmente hay unos 2 mil 700 internos, de los cuales, mil ingresaron en 2011. La mayoría cometieron delitos del fuero federal y se han llevado a Apodaca pues las autoridades locales han buscado que los otros dos penales estatales —Topo Chico y Cadereyta—tengan sólo población del fuero común.

Violencia, secuestros y muertes a la alza

Entre 2009 y 2010, los secuestros en Nuevo León crecieron 126%. Entre 2010 y 2011 aumentaron 64%. Lo anterior, según cifras de la Procuraduría de Justicia Estatal (PJE).

Las últimas cifras reportadas por la PJE revelan que en enero de este año se rompió la marca de homicidios dolosos mensuales. El primer mes de 2012 cerró con 149 muertes. Cinco más que en el mismo mes del año pasado, periodo que ostentaba el récord con más asesinatos en Nuevo León. El único delito que ha ido a la baja en la entidad  es el robo de vehículos. La Procuraduría reportó  que en enero la cifra cayó 19%,  respecto al mismo mes de 2011.

Los muertos de la lucha contra el crimen organizado en la entidad se concentran en la zona metropolitana de Monterrey, que comprende los municipios de Apodaca, García, General Escobedo, Guadalupe, Juárez, así como Monterrey, Santa Catarina, San Nicolás de los Garza y San Pedro Garza García. Sólo en esos nueve han muerto mil 501 personas de manera violenta en lo que va del sexenio, y 55% de esas muertes ocurrieron entre enero y septiembre de 2011.

En lo que respecta a la depuración de los cuerpos policiacos, a principios de año, Jorge Domene Zambrano informó que sólo en Monterrey, 400 elementos municipales fueron detenidos en 2011 por nexos con la delincuencia y otros 500 fueron dados de baja por haber reprobado los controles de confianza.

Avanza lento la reforma penitenciaria en NL

En el Plan Estatal de Desarrollo 2010-2015, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, puso entre sus objetivos en materia de Seguridad la modernización del sistema penitenciario bajo cuatro puntos. El primero, la transformación “a fondo” para que los centros de readaptación social cumplan sus propósitos; el segundo, modernizar las normas y procesos de los centros de readaptación; el tercero, reforzar la vigilancia en los centros; y el cuarto, mejorar la infraestructura.

Los avances en estos puntos, considera la organización Renace, con sede en Nuevo León, no son suficientes para atajar la crisis del sistema penitenciario. En la reciente reunión con autoridades y el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, la organización puso sobre la mesa dos asuntos prioritarios: revisar todos los casos de los presos para que aquellos que puedan tener ya el derecho a beneficio de libertad, lo obtengan. Con ello, estiman, entre 100 y 200 reos podrían abandonar los penales de la entidad.

La segunda propuesta es buscar a aquellos recién llegados que puedan tener un “proceso abreviado” o alcanzar libertad bajo fianza. En las cárceles de Nuevo León, según un estudio hecho por la organización en 2010, hay un abuso de la prisión preventiva.

Una tercera solución que aún está lejana es la apertura de un nuevo penal. En la entidad se construye ya uno, sin embargo Renace estima que falta aún dos años para que esté listo. Esto sin contar con que el centro sería de administrado por el estado, y lo que, a su parecer necesita el estado, es uno federal.

Justo ayer, y con motivo de la crisis en el penal de Apodaca, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré Romero, dijo que hacia el final del sexenio, para el que faltan nueve meses, estarán listos ocho nuevos centros penitenciarios que contarán con 20 mil espacios adicionales.

Actualmente, poco más del 30% de los reos federales se encuentra en penales de ese mismo tipo.

Para el final de la administración de Felipe Calderón, dijo, el número de reos en custodia federal habrá aumentado 14 veces y la totalidad de los reos pertenecientes a ese fuero estarán ya bajo custodia de la federación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Salman Rushdie: qué se sabe del sospechoso del ataque al escritor británico en Nueva York, que fue acusado de intento de asesinato

Las autoridades detuvieron a un hombre de 24 años a quien identificaron como Hadi Matar, residente en Nueva Jersey. El hombre se declaró no culpable en su comparenecia ante el juez el sábado.
13 de agosto, 2022
Comparte

El hombre detenido por el ataque este viernes al escritor británico Salman Rushdie se llama Hadi Matar.

El sospechoso tiene 24 años y vive en la ciudad de Fairview, en Nueva Jersey, según informó el portavoz de la policía del estado de Nueva York, Eugene J. Staniszewski, en rueda de prensa horas después del ataque.

Este sábado, el fiscal de distrito del condado de Chautauqua, Jason Schmidt, anunció mediante un comunicado que Matar fue acusado formalmente de intento de asesinato en segundo grado y agresión en segundo grado.

El funcionario agregó que el presunto atacante fue procesado por esos cargos la noche del viernes y se encuentra en prisión preventiva sin derecho a fianza.

En su comparencia ante el juez el sábado, el sospechoso, que llevaba una mascarilla y el uniforme carcelario, se declaró no culpable.

Qué pasó

Matar tenía un pase para asistir a la conferencia que Rushdie, de 75 años, iba a dar en la Institución Chautauqua, en el noroeste del estado de Nueva York, detalló el portavoz de la policía estatal de Nueva York.

Staniszewski señaló que cuando el escritor y el presentador del evento estaban en el escenario, el hombre se subió a la tarima y asestó a Rushdie al menos una puñalada en el cuello y otra en el abdomen, e hirió levemente al moderador, Henry Reese.

Después de horas de cirugía, Rushdie permanece conectado a un ventilador que le proporciona respiración asistida.

“Las noticias no son buenas. Salman probablemente perderá un ojo, los nervios en su brazo fueron cortados y su hígado fue apuñalado y dañado”, informó el viernes Andrew Wylie, su agente de libros.

Según el relato del portavoz policial, el personal de la organización del evento y miembros de la audiencia se lanzaron sobre el asaltante y lo derribaron. Posteriormente fue detenido.

Ataque a Salman Rushdie

BBC
Salman Rushdie fue asistido por un médico que estaba en el auditorio.

Rushdie fue asistido en un primer momento por un médico que se encontraba entre el público, al igual que Reese, quien sufrió heridas en la cara pero ya ha sido dado de alta.

Staniszewski afirmó que la policía no tiene “indicios del motivo” de la agresión.

En referencia al ataque contra el escritor británico, la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, aseguró que “un agente de la policía estatal se puso de pie y salvó su vida, lo protegió a él y al moderador”.

Un testigo que estaba en el público dijo al diario estadounidense The New York Times que vio cómo un hombre alto y delgado saltó al escenario y golpeó a Rushdie tres o cuatro veces en la cara, y entonces vio la sangre: “Estaba cubierto de sangre, y había sangre derramándose por todo el suelo. La sangre le cubría los ojos y las mejillas”.

Un escritor identificado como Carl LeVan, que también asistía al acto, escribió en Twitter que Rushdie “fue apuñalado varias veces antes de que el atacante fuera reducido por la seguridad”.

Varios asistentes indicaron que no había controles de equipaje, detectores de metales u otro tipo de medidas de seguridad en la entrada del evento.

Traslado de Salman Rushdie al hopsital en helicóptero

Reuters

El escritor fue trasladado al hospital Eire de Pensilvania en helicóptero.

La fatua y la clandestinidad

Rushdie, quien reside en Estados Unidos desde el 2000, tenía previsto participar en una conferencia de la organización City of Asylum (Ciudad de asilo) para hablar precisamente sobre “su experiencia como artista exiliado en EU” junto a Henry Reese, presidente de la organización.

La conferencia de Rushdie llevaba por título “Más que cobijo” e iba a tratar sobre el carácter de Estados Unidos “como tierra de asilo y hogar para la libertad de expresión creadora”.

En 1989, Rushdie fue amenazado de muerte a través de una fatua (un pronunciamiento legal en el islam) emitida por el entonces ayatolá de Irán, Ruhollah Jomeini, por su novela Los versos satánicos.

La obra fue considerada como blasfema por los musulmanes, y cuantiosas sumas de dinero fueron ofrecidas a quien matara al escritor.

Rushdie se vio obligado a vivir en la clandestinidad durante varios años.

Portada de la novela "Los versos satánicos"

Penguin Libros

Esta amenaza de muerte causó la ruptura de las relaciones entre Reino Unido e Irán por más de una década.

Hasta el momento, el gobierno de Irán ha guardado silencio sobre el ataque.

Sin embargo, la principal agencia oficial, IRNA, publicó en su servicio en inglés: “Salman Rushdie, el autor apóstata de los versos satánicos, ha sido atacado en Nueva York (…) Rushdie es autor de Los versos satánicos, novela blasfema sobre el islam publicada en 1988 que despertó la ira de los musulmanes, lo que culminó en una fetua del imam Jomeini llamando a la muerte de Rushdie”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DPE2bG9FmyI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.