close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
8 casos absurdos del
gasto público en México
Según la ASF, algunas dependencias deciden emplear los recursos de la nación en actividades ajenas a su función en casos para el olvido.
Por Francisco Sandoval Alarcón
21 de febrero, 2012
Comparte

Poco más de 3 millones de pesos gastó la Secretaría de Gobernación durante 2010 para el desarrollo de actividades sociales y culturales que nada tenían que ver con la actividad que realizan, que es regir la política interna del país.  El ejemplo anterior, sin embargo, es apenas una muestra de lo que ocurre en muchas de las dependencias de gobierno, cuyos funcionarios, anteponiendo el bien comunitario, deciden emplear los recursos de la nación en actividades ajenas a su función o en personas cercanas a ellos. En otros casos, como ocurrió con el monumento “Estela de Luz” o la construcción de la nueva sede del Senado de la República, los gastos se incrementan de manera exorbitante por una deficiente fiscalización de los dineros públicos.

Animal Político te presenta ocho casos de dependencias que según la Auditoría Superior de la Federación (ASF) pudieron haber gastado sus recursos de manera absurda durante el 2010.

1.- Los 3 millones 235 mil 600 que gastó la Secretaría de Gobernación (Segob) para la realización de actividades y eventos sociales, culturales y deportivos para los trabajadores de la institución, como fueron la “Noche Mexicana”, la fiesta para el “Día de las Madres” y la contratación de actores para la “Fiesta Navideña”, según la ASF,  fueron gastos que no se encuentran incluidos en ningún  programa.

Funcionarios de la Segob.//FOTO: Cuartoscuro

2.-El incremento de 468 millones 704 mil pesos del contrato que, originalmente, el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México había firmado con la empresa I.I.I. Servicios, S.A. de C.V para la construcción del Monumento Bicentenario Estela de Luz.

Monumento Bicentenario Estela de Luz.

 

3.-Los  6 mil 479 millones de pesos en publicidad y promoción de imagen que gastó la Presidencia de la República en 2010. Fue casi el triple de lo autorizado por el Congreso para ese rubro (alrededor de mil 600 millones de pesos). Según la ASF, la suma gastada fue “excesiva”. Además, establecieron que en el caso de las campañas televisivas del gobierno no existían parámetros de medición para establecer que cumplieron con su objetivo.

Spot del presidente Felipe Calderón.//FOTO: Especial

4.-Los 200 millones de pesos que gastó la Secretaría de Educación para el pago de adeudos del ejercicio fiscal 2009. Los recursos tenían que ser utilizados para la compra de mesabancos, pizarrones y la instalación de laboratorios de química y física en todas las escuelas  del país.

5.-Los mil 145 millones de pesos que se tuvieron que pagar de más, por trabajos de “mala calidad”, “retrasos” y una “deficiente aplicación del ajusto de costos” en la construcción de la nueva sede del Senado de la República.  Originalmente el edificio tendría un costo de mil 954 millones de pesos; terminó costando 3 mil 99 millones.

Inauguración de la nueva sede del Senado.//FOTO: Cuartoscuro

6.- Los 3 mil 71 millones de pesos que se pagaron en el IMSS a la empresa  de informática Tata Consultancy Services de México, S.A. de C.V. La ASF concluyó que el objetivo de este contrato, que era el  modernizar los servicios informáticos de la institución, “no se logró”.

7.-Los 69 millones 600 mil pesos que la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI)  pagó para el equipamiento de albergues indígenas. En la revisión de las cuentas, la ASF estableció que existían albergues que carecían de colchones, escritorios, mesas, sillas, pizarrones, estufas, refrigeradores, luz y agua, aún cuando ya se había pagado por estos bienes y servicios.

8.- Los 902 mil pesos en apoyos económicos de programas como PROCAMPO  que entregó la Secretaría de Agricultura  a 70 servidores públicos de mandos medios de la dependencia y de ASERCA (Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria), aún cuando la propia ley prohíbe la entrega de este tipo de recursos a servidores públicos.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
El accesorio de US$1,000 de Apple que enmudeció a sus seguidores
Apple presentó el nuevo Mac Pro y la pantalla que le acompaña, pero el soporte no solo no está incluido sino que cuesta lo mismo que un iPhone nuevo. ¿Está siendo arrogante la firma?
9 de junio, 2019
Comparte

Sucede en cada evento de Apple. Cada nuevo detalle del Mac Pro, el ordenador más potente de la firma, es recibido por los asistentes a la conferencia anual con aplausos y vítores mientras se anuncian.

Este año no fue distinto. Hasta que llegó el precio de un accesorio.

La multitud presente en la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC) enmudeció al ver el costo de un simple soporte para monitores.

En la pantalla gigante apareció blanco sobre negro los US$999 que habrá que pagar por el “pro stand”.

El accesorio es necesario para quienes quieran colocar la nueva pantalla 6K y 32 pulgadas sobre la mesa, pues la Pro Display HDR que acompaña al ordenador de sobremesa está diseñada sin ese apoyo.

Los reporteros especializados en tecnología de BBC preguntaron si el elevado precio de un producto poco tecnológico puede indicar que Apple ha perdido contacto con la realidad.

El precio de US$5.999 de la computadora en sí, o incluso los US$4.999 del monitor, no sorprendió a la audiencia.

El precio de US$5.999 de la computadora en sí, o incluso los US$4.999 del monitor, no sorprendió a la audiencia.

Después de todo, estos son productos de alta gama dirigidos principalmente a profesionales en el mundo del diseño y la producción de video.

Pero colocar un precio de US$999 por el soporte, en lugar de venderlo junto con el monitor, hizo sentir a muchos que Apple estaba siendo arrogante.

Como si diera por sentado que sus fieles seguidores pagarían cualquier precio por cualquier cosa que lleve su logotipo.

Por supuesto, la firma ya ha probado esa teoría con los modelos recientes de iPhone que superan los US$1.000.

Y si quiere un portátil Mac, el precio más bajo para el MacBook Air ahora comienza en US$1.199.

Carolina Milanesi, de Creative Strategies, cree que la revuelta contra este tipo de precios puede comenzar en Europa, en lugar de en Estados Unidos.

Estima que los consumidores europeos están preocupados no por el costo del hardware en sí, sino por los servicios que vienen con sus dispositivos.

“El valor que un consumidor obtiene en Estados Unidos es muy superior al que obtienen en cualquier otro lugar del mundo”, dice.

“El despliegue de los servicios, desde la música hasta Apple Pay, y ahora el servicio de TV, no es el mismo”.

Milanesi dice que el argumento de que un cliente obtiene mucho valor añadido por las 1.000 libras que se paga por el teléfono en Reino Unido, por ejemplo, no se sostiene si no recibe un servicio igual.

Lo que nos lleva a otro servicio de Apple que ya no funciona como antes y que ha sido el otro gran anuncio de la pasada WWDC: la desaparición de iTunes.

En los últimos años, iTunes se convirtió en una aplicación desastre y lleno de errores, bajo la que se reunían varios servicios.

El anuncio revela lo que ha sufrido Apple para mantenerse al día en un mundo que pasó de las descargas al streaming como su forma favorita de consumir música y videos.

Mil millones de iPhone

Apple, que durante muchos años tuvo enormes beneficios de sus dispositivos está cambiando su modelo de negocio para centrarse, con cierto éxito, en los servicios.

Abarcan áreas muy diversas, desde almacenaje en la nube, iCloud, hasta aplicaciones como Apple Music o Apple Pay, el sistema de pago móvil que permite hacer compras con el iPhone de forma similar a las tarjetas de pago sin contacto.

A lo largo de los años, la empresa de Cupertino, California, ha vendido más de mil millones de unidades del que sería bautizado como “el teléfono de Jesús”.

Y es que durante mucho tiempo los celulares fueron la gallina de huevos de oro para Apple.

Pero si quieren que realmente los consumidores sigan viendo atractivo en el ecosistema de Apple y gastando dinero en servicios en sus iPhones, iPads y MacBooks, entonces el precio de la entrada a todos estos dispositivos tendrá que bajar.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.