8 casos absurdos del
gasto público en México

Según la ASF, algunas dependencias deciden emplear los recursos de la nación en actividades ajenas a su función en casos para el olvido.

8 casos absurdos del <br>gasto público en México

Poco más de 3 millones de pesos gastó la Secretaría de Gobernación durante 2010 para el desarrollo de actividades sociales y culturales que nada tenían que ver con la actividad que realizan, que es regir la política interna del país.  El ejemplo anterior, sin embargo, es apenas una muestra de lo que ocurre en muchas de las dependencias de gobierno, cuyos funcionarios, anteponiendo el bien comunitario, deciden emplear los recursos de la nación en actividades ajenas a su función o en personas cercanas a ellos. En otros casos, como ocurrió con el monumento “Estela de Luz” o la construcción de la nueva sede del Senado de la República, los gastos se incrementan de manera exorbitante por una deficiente fiscalización de los dineros públicos.

Animal Político te presenta ocho casos de dependencias que según la Auditoría Superior de la Federación (ASF) pudieron haber gastado sus recursos de manera absurda durante el 2010.

1.- Los 3 millones 235 mil 600 que gastó la Secretaría de Gobernación (Segob) para la realización de actividades y eventos sociales, culturales y deportivos para los trabajadores de la institución, como fueron la “Noche Mexicana”, la fiesta para el “Día de las Madres” y la contratación de actores para la “Fiesta Navideña”, según la ASF,  fueron gastos que no se encuentran incluidos en ningún  programa.

Funcionarios de la Segob.//FOTO: Cuartoscuro

2.-El incremento de 468 millones 704 mil pesos del contrato que, originalmente, el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México había firmado con la empresa I.I.I. Servicios, S.A. de C.V para la construcción del Monumento Bicentenario Estela de Luz.

Monumento Bicentenario Estela de Luz.

 

3.-Los  6 mil 479 millones de pesos en publicidad y promoción de imagen que gastó la Presidencia de la República en 2010. Fue casi el triple de lo autorizado por el Congreso para ese rubro (alrededor de mil 600 millones de pesos). Según la ASF, la suma gastada fue “excesiva”. Además, establecieron que en el caso de las campañas televisivas del gobierno no existían parámetros de medición para establecer que cumplieron con su objetivo.

Spot del presidente Felipe Calderón.//FOTO: Especial

4.-Los 200 millones de pesos que gastó la Secretaría de Educación para el pago de adeudos del ejercicio fiscal 2009. Los recursos tenían que ser utilizados para la compra de mesabancos, pizarrones y la instalación de laboratorios de química y física en todas las escuelas  del país.

5.-Los mil 145 millones de pesos que se tuvieron que pagar de más, por trabajos de “mala calidad”, “retrasos” y una “deficiente aplicación del ajusto de costos” en la construcción de la nueva sede del Senado de la República.  Originalmente el edificio tendría un costo de mil 954 millones de pesos; terminó costando 3 mil 99 millones.

Inauguración de la nueva sede del Senado.//FOTO: Cuartoscuro

6.- Los 3 mil 71 millones de pesos que se pagaron en el IMSS a la empresa  de informática Tata Consultancy Services de México, S.A. de C.V. La ASF concluyó que el objetivo de este contrato, que era el  modernizar los servicios informáticos de la institución, “no se logró”.

7.-Los 69 millones 600 mil pesos que la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI)  pagó para el equipamiento de albergues indígenas. En la revisión de las cuentas, la ASF estableció que existían albergues que carecían de colchones, escritorios, mesas, sillas, pizarrones, estufas, refrigeradores, luz y agua, aún cuando ya se había pagado por estos bienes y servicios.

8.- Los 902 mil pesos en apoyos económicos de programas como PROCAMPO  que entregó la Secretaría de Agricultura  a 70 servidores públicos de mandos medios de la dependencia y de ASERCA (Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria), aún cuando la propia ley prohíbe la entrega de este tipo de recursos a servidores públicos.

Close
Comentarios