¿Dónde quedaron los dos jefes zeta que estaban presos en Apodaca?

El Ejército los capturó y anunció como dos importantes jefes criminales. Estaban presos en un penal con historial de asesinatos, riñas, incendios y ataques.

¿Dónde quedaron los dos jefes zeta que estaban presos en Apodaca?
Apodaca Foto: Cuartoscuro.
La Procuraduría de Nuevo León presentó a varios detenidos implicados en la fuga de reos del penal de Apodaca.//FOTO: Cuartoscuro

El Ejército reportó la captura de dos importantes jefes criminales del cártel de los zetas en Nuevo León entre 2010 y 2011, pero ambos fueron recluidos en el penal estatal de Apodaca. Una cárcel con sobrepoblación de 80% y un historial de asesinatos, riñas, incendios y ataques con granadas.

Tras la matanza más descarnada en la historia carcelaria de México, que el domingo dejó 44 muertos y 30 evadidos, ninguno de los dos capos está ahí.

Óscar Manuel Bernal Soriano, alias ‘La Araña’ jefe estatal y asesino del Secretario de Seguridad Pública de García, Nuevo León, se fugó el domingo pasado. Duró menos de un año y dos meses en prisión. Marcos de León Quiroga, alias ‘El Chabelo’, líder en cuatro municipios de la entidad, fue trasladado el martes al Penal Federal de Puente Grande, Jalisco. Sólo pasó un par de meses interno en Apodaca.

Nuevo León, uno de los estados puerta para el traspaso de droga hacia Estados Unidos, ocupa el segundo lugar en incidencias al interior de los penales, sólo superado por el Distrito Federal. Entre 2010 y 2011, la cifra reportada por la Secretaría de Seguridad Pública es de 27 situaciones entre homicidios, riñas, intentos de suicidio y suicidios, así como decesos.

En el Penal de Apodaca han muerto 73 reos desde el inicio del sexenio hasta esta semana, de acuerdo con una revisión de la prensa regiomontana hecha por Animal Político. Antes de la matanza del domingo, el peor episodio del penal ocurrió el 20 de mayo de 2011, cuando tras un incendio provocado 14 internos fueron hallados calcinados.

‘La Araña’ ingresó al Cereso Nuevo León –nombre oficial del penal- en diciembre de 2010, dos después de haber sido capturado. Al año siguiente, 2011, se disparó la violencia dentro y fuera del centro.

Además del incendio, en ese año ocurrieron dos granadazos a las puertas del penal y el número de muertes creció ocho veces, al pasar de tres  a 24. Un celador y dos custodios fueron asesinados cuando se encontraban fuera de turno y el centro acumuló dos directores.

Aun cuando los hechos violentos no cesaron, a finales de ese mismo año ‘El Chabelo’ quedó recluso en el mismo penal.

Un penal estatal con 59% de reos federales

A pesar que el estado de Nuevo León es el principal responsable del centro donde internaron a los dos zetas, 59.6% de los presos que se encuentran ahí pertenece al fuero federal. Es decir,  mil 636 de los 2 mil 735 que reporta la Secretaría de Seguridad Pública hasta diciembre de 2011.

En diciembre de 2010, un juez federal de Nuevo León dictó orden de aprehensión contra Óscar Manuel Bernal Soriano, por lo que le fue levantado el arraigo bajo el que se encontraba en la Ciudad de México. Desde su detención en octubre de ese mismo año, había estado retenido en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada.

A Bernal Soriano se le inició un proceso por posesión de mariguana con fines de venta y portación de armas y cartuchos de uso exclusivo del Ejército. Los tres, delitos del fuero federal. A pesar de ello, su destino fue un penal de administración estatal y hoy, tras la evasión del domingo, su paradero se desconoce.

En octubre de 2011, previo a la captura de Marco Garza de León Quiroga o José Andrés Mireles Quiroz, ‘El Chabelo’, el municipio de Vallecillo vivió semanas de violencia constante.

El 6 de ese mes dos policías federales murieron y dos quedaron heridos en una emboscada. Menos de una semana después, un sicario y un elemento del Ejército murieron en un tiroteo. En ambos eventos se señaló al Cartel de los Zetas como presuntos responsables, y ‘El Chabelo’ era el jefe en ese y otros municipios del norte de Nuevo León y Coahuila.

El 27 de octubre de 2011, un fiscal federal obtuvo una orden de arraigo para investigar a Garza de León. Los delitos imputados, al igual que en el caso de ‘La Araña’ fueron todos del orden federal: delincuencia organizada, delitos contra la salud, así como violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

En los sitios de internet oficiales no hay registros públicos que indiquen la fecha de ingreso de ‘El Chabelo’ al penal de Apodaca, pero se estima –por los 40 días de arraigo– que pudo ser entre los últimos días de noviembre y los primeros de diciembre del año pasado.

El martes por la noche, Garza de León fue trasladado finalmente al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 2, de Puente Grande, Jalisco. El cambio obedeció a una orden del juez tercero de Distrito en Materia Penal en Nuevo León y fue confirmado ayer por la mañana por la Subprocuradora de Control Regional, Procedimientos penales y Amparo de la PGR, Victoria Pacheco Jiménez.

Las estadísticas públicas de la SSP muestran que el penal de Puente Grande tiene una presión menor que el de Apodaca. En el centro donde se encuentra ahora Garza de León han ocurrido 12 riñas en seis años y su sobrepoblación es de 1.44%. Hasta diciembre de 2011 había 848 internos en ese centro, con capacidad de 836.

Close
Comentarios