La propaganda electoral, un “mal necesario”
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La propaganda electoral,
un “mal necesario”

Algunos políticos sostienen que no hacer uso de esta herramienta de difusión, les acarrearía resultados negativos frente a sus contrincantes.
Por Francisco Sandoval Alarcón
28 de febrero, 2012
Comparte

Propaganda electoral en un deposito de basura.//FOTO: Francisco Sandoval

La propaganda electoral que se hace en México es un “mal necesario”. Mal, porque genera un daño irreversible para el medio ambiente, pero necesario porque permite a políticos posicionarse ante el ciudadano.

A decir de Federico Manzo, asambleísta del Distrito Federal (DF) por el Partido Acción Nacional (PAN) y aspirante a diputado federal, el 40 % de aceptación visual de un candidato se la debe a la propaganda que coloca en bardas, pendones, lonas y espectaculares. Al menos eso es lo que le han dicho expertos en imagen pública y campañas electorales.

“Desde luego que la propaganda permite que un candidato sea conocido”, comenta por su parte David Razú, aspirante a jefe delegacional en Cuauhtémoc por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el DF. Como asambleísta capitalino se ha pronunciado contra utilizar la propaganda electoral al considerar que no aporta nada al debate de ideas y propuestas. Aún así, se dice consciente que no hacer uso de ella le arrojaría una “desventaja” a cualquier candidato.

“Es un método para acercar la imagen”, dice Víctor Romo, también asambleísta del DF por el PRD, quien busca la jefatura delegacional en Miguel Hidalgo. Al igual que los otros dos precandidatos entrevistados, considera que el mejor método para lograr la simpatía y el apoyo de la gente es el trabajo y el acercamiento que se logre con ellos. Lo mismo piensa Leticia Robles, diputada federal del PRI y precandidata a jefa delegacional en el DF por Álvaro Obregón, quien después de ocupar cinco diferentes cargos públicos, sostiene que él único procedimiento “infalible” para lograr votos es la labor que se haga con los electores, sean de su partido o no.

Postes del alumbrado público.//FOTO: Francisco Sandoval

De efecto invernadero

El Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), ley que regula a las instituciones que se encargan de organizar las elecciones en México, así como sus métodos, establece el tipo de material que los candidatos y partidos políticos deberán utilizar para elaborar la propaganda electoral impresa.

“Que no dañen el medio ambiente, preferentemente reciclables y de fácil degradación natural”, señala el artículo 236 del Código, el cual, al referirse al último punto -la degradación natural-  abre la posibilidad de utilizar lonas y pendones elaborados a base de plástico biodegradable -sustancia que se descompone o desintegra con relativa rapidez en compuestos simples por alguna forma de vida.

Es una “estupidez” que se haya legislado a favor de elaborar propaganda biodegradable, asegura Benjamín Ruiz Loyola, maestro en Ciencias Químicas y académico por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Especializado en temas de impacto ambiental, contaminación, armas de destrucción masiva y drogas, señala que los políticos que hicieron esta ley no tenían “ni idea” de las implicaciones de permitir que la propaganda fuera biodegradable, pues aún cuando pareciera que es lo más adecuado para el medio ambiente, en la práctica no lo es.

Ruiz Loyola sostiene que este tipo de propaganda es más dañina porque al desintegrarse a cielo abierto, se transforma en partículas de dióxido de carbono (CO2), uno de los gases de efecto invernadero. En grandes cantidades, además, suele generar capas impermeables en el suelo, lo que impide  la recarga de acuíferos e incrementa el riesgo de inundaciones.

Si la propaganda se entierra -como ocurre cuando va a parar a los rellenos sanitarios-, la afectación es mayor porque se transforma en metano, que también es un gas de efecto invernadero pero 20 veces más dañino que el CO2. “Lo que tendrían que haber aprobado –los diputados-, es la exigencia para todos aquellos candidatos de recoger y reciclar todo el plástico –de polietileno- que utilicen en sus campañas”, asegura Ruiz Loyola, quien aún cuando reconoce que este material también tiene repercusiones para  el medio ambiente, es menos dañino que el biodegradable pues se puede reciclar más de 30 veces y dar diferente usos.

Propaganda en un espacio privado.//FOTO: Francisco Sandoval

Visualmente incorrecto

La contaminación visual es otra de las afectaciones que acarrea el uso indiscriminado de la propaganda electoral. Un monitoreo de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial del DF (PAOT), realizado el pasado 26 de enero a lo largo de 118 kilómetros de vialidades primarias y corredores publicitarios en la Ciudad de México, arrojó que el 96 % de los 6 mil 264 anuncios propagandísticos –la mayoría de ellos electorales- colocados en el perímetro analizado, se encontraban en sitios no permitidos. El 89 % de la propaganda había sido colocada en semáforos, puentes peatonales y postes; 3 % en árboles y áreas verdes y un 2.5 %  obstruía señalamientos viales.

“La competencia de los espacios es agresiva”, reconoce Rodrigo Atilano, director de Servicios Públicos del Gobierno del DF, quien explica que ante la falta de lugares para colocar la propaganda los precandidatos o candidatos incurren en irregularidades. Una muestra de ello son las 10 mil piezas que tras el cierre de las precampañas, la dependencia a su cargo había retirado  de las calles por obstaculizar señalamientos viales o por encontrarse tirada en la vía pública.

Atilano explicó que por ley –en el caso del DF- los partidos políticos y los candidatos están obligados a retirar su propaganda. La Dirección de Servicios Públicos sólo interviene cuando los responsables no cumplen con su obligación. Cuando eso sucede nosotros entramos a retirarla, almacenarla temporalmente y a canalizarla a la industria del reciclaje”. Hasta la tercera semana de febrero, las autoridades capitalinas habían retirado poco más de 76 mil piezas de propaganda electoral –alrededor de 46 toneladas- y faltaban por retirar 180 mil piezas más.

La afectación visual se agrava, además, porque no existe un límite de pendones, mantas o  espectaculares que los candidatos o partidos deban utilizar.  Mientras en Europa las autoridades electorales han delimitado muy bien la cantidad de espacios que cada partido político tiene al momento de colocar la propaganda electoral, lo que también ocurre en países sudamericanos como Colombia, en México sólo se ha logrado legislar sobre el tipo de espacios que se pueden utilizar, sin tocar el tema de cuántos. Lo anterior significa carta abierta para colocar los anuncios que se les antoje.

Arturo Espinosa, abogado especializado en derecho electoral, asegura que la regulación para el retiro de la propaganda es “muy general”, pues aun cuando la ley obliga a partidos y candidatos a retirarla, las sanciones quedan en el ámbito administrativo.  “Si la ley dijera que candidato que no cumpla… se le inhabilitara para ocupar puestos públicos por 15 años, entonces veríamos si no la recogen”, dice por su parte Benjamín Ruiz Loyola, académico de la UNAM,  quien además de plantear penas más severas para los candidatos incumplidos, propone generar un daño menor al ambiente utilizando propaganda electoral elaborada exclusivamente de plástico polietileno.

El problema con la propaganda electoral, sostiene el académico, es que los políticos mexicanos toman decisiones “populistas… (Si) La gente quiere algo para resolver los problemas de medio ambiente, se inventan algo. (Si) Greenpeace dice que hay que hacer (anuncios) biodegradables démosle gusto. Pero jamás se acercan a los científicos para preguntarles lo que se puede hacer”.

El mayor problema, sin embargo, no sólo radica en el impacto ambiental que deja la elaboración indiscriminada, cada tres años, de propaganda electoral  o el casi nulo castigo para los candidatos y partidos que no cumplen con retirarla. Si no que al no existir otro método más ingenioso y efectivo que permita a políticos exponer sus ideas y propuestas de gobierno, el bombardeó de mantas, espectaculares y pendones se convierte en una especie de “mal necesario” aún cuando el daño que esto acarrea al medio ambiente es perjudicial para todos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El coronavirus podría dejar un gran legado positivo: Pensadores dan su visión de un mundo postpandemia

La economista y exvicepresidenta de Costa Rica, Rebeca Grynspan, el historiador y filósofo israelí, Yval Noah Harari, y el historiador y antropólogo estadounidense, Jared Diamond, hablan sobre los desafíos y oportunidades que el mundo enfrentará tras la pandemia.
27 de agosto, 2020
Comparte
(De izq. a der.) La economista y ex vicepresidenta de Costa Rica Rebeca Grynspan, el historiador y filósofo israelí Yval Noah Harari, y el historiador y antropólogo estadounidense Jared Diamond

BBC
La economista y ex vicepresidenta de Costa Rica Rebeca Grynspan, el historiador y filósofo israelí Yval Noah Harari, y el historiador y antropólogo estadounidense Jared Diamond.

No cabe duda de que el coronavirus ha sido un desastre global que ha cobrado centenares de miles de vidas y devastado economías. Para cuando se logre controlar, ningún país y ninguna comunidad saldrán inermes. Paradójicamente, algunos creen que algo positivo podría resultar de esta tragedia.

Si hay alguna certidumbre de la actual crisis de pandemia es que grandes cambios se avecinan, algunos de los cuales ya estamos sintiendo pero apenas empezamos a entender.

¿Tenemos la capacidad de anticipar esos cambios? ¿Cómo podríamos moldearlos para beneficio de la humanidad? ¿En medio de la actual crisis tenemos la oportunidad de concebir el mundo de otra manera? ¿Cómo será en términos de las instituciones de gobierno, la economía y el medio ambiente?

Un letrero lee: "El comercio no aguanta más cuarentena"

Getty Images
Hasta ahora todavía no empezamos a entender los cambios que se avecinan.

La BBC le preguntó a tres mundialmente destacados pensadores que compartieran su opiniones sobre los desafíos y oportunidades que resultarán de esta pandemia.

Yuval Noah Harari: el historiador y filósofo israelí, autor del del bestseller “Sapiens” (libro que ha vendido más de 27 millones de ejemplares) aborda la disyuntiva de la tecnología que se ha desarrollado para combatir covid-19 y como podría llevar a “el mejor sistema de salud de la historia”, pero también abrir la puerta a una nueva era de vigilancia intrusiva y opresiva.

Rebeca Grynspan: la economista y ex vicepresidenta de Costa Rica arguye que aunque todos los países enfrentan dificultades financieras, los llamados países de “ingresos medianos” sufrirán el peor impacto. Insta a las naciones de todo el mundo a unirse, “abandonando sus intereses políticos y económicos” para proteger y apoyar a las naciones más vulnerables y los cinco millones de personas que viven allí.

Jared Diamond: antropólogo e historiador estadounidense, mejor conocido por su libro que ganó el Premio Pulitzer, “Guns, Germs and Steel” (Armas, gérmenes y acero) predice el auge de una cultura de cooperación internacional, fomentada por la respuesta global a la crisis de la pandemia.

Estas son sus opiniones:


"La vigilancia subcutánea podría crear el mejor sistema de salud del mundo, pero también el peor régimen totalitario que jamás haya existido"", Source: Yuval Noah Harari, Source description: Historiador, autor de "Sapiens", Image:

“La crisis de covid-19 podría marcar un hito, un momento de cambio significativo en la historia de la vigilancia, porque la vigilancia está siendo revolucionada”, comenta el profesor Yuval Noah Harari. “Se está transformando de una vigilancia de la piel a una vigilancia subcutánea”.

Es historiador señala que, hasta ahora, los gobiernos y las corporaciones se concentraban en monitorear lo que pasa en la superficie, “por encima de la piel.

O sea a dónde vamos, con quién nos reunimos, qué compramos.

Ahora, sostiene, a raíz de esta epidemia se están concentrando cada vez más en lo que nos pasa por dentro del cuerpo.

Vigilantes frente a pantallas

Getty Images
Hasta ahora, la vigilancia se ha concentrado en lo que pasa “por fuera de la piel”: nuestros movimientos, qué hacemos, con quién nos vemos.

“Esas observaciones les pueden informar si estamos enfermos o no, pero también les puede decir cómo nos sentimos”, dice. “Porque los sentimientos, igual que las enfermedades, son fenómenos biológicos”.

Harari explica que la vigilancia que se hace por encima de la piel le puede informar al gobierno prácticamente toda tu actividad: los sitios que visitas en tucomputador, las personas con las que hablas por teléfono, inclusive si estás leyendo este artículo.

Pero si usas un brazalete biométrico que monitorea lo que sucede a nivel subcutáneo -como los que registran el metabolismo, la temperatura, etc.- el gobierno también puede saber lo que estás sintiendo mientras lees este artículo.

A través de las señales que emiten tus funciones biológicas se puede deducir si crees lo que estás leyendo, si manifiestas escepticismo, si algo te molesta, inclusive si sientes miedo.

Es una tecnología de doble filo, afirma el profesor.

“La vigilancia subcutánea podría crear el mejor sistema de salud del mundo, un sistema que podría detectar una enfermedad antes de que tú te des cuenta que la tienes. Pero también puede dar paso al peor régimen totalitario que jamás haya existido, un régimen que nos conoce mejor que nosotros mismos”.

Un brazalete inteligente en la muñeca de una mujer registra los latidos del corazón

Getty Images
Un brazalete inteligente registra lo que pasa dentro del cuerpo.

Sería un régimen que entiende tu personalidad mejor que tu propia madre o tu sexualidad mejor que tu pareja.

“Un brazalete biométrico que te monitorea las 24 horas del día puede fácilmente distinguir si eres homosexual o heterosexual, y si te cae bien el gobierno o no”, afirma.

Naturalmente nada de esto es inevitable, dice, pues la tecnología no es determinista.

Que semejante régimen totalitario llegue a ser depende de las decisiones que tomemos en los próximos años.

“Espero que todos tomemos las opciones más sabias”, concluye.


"Este es tal vez el momento más crítico que las instituciones internacionales han enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial"", Source: Rebeca Grynspan, Source description: Economista, ex vicepresidenta de Costa Rica, Image:

“Algunos aseguran que el coronavirus no discrimina, que nos afecta a todos por igual. Pero eso sólo es en parte verdad”, sostiene Rebeca Grynspan .

La economista y expresidenta de Costa Rica señala que las personas sufren y se recuperan de manera diferente debido a las persistentes desigualdades en el mundo.

Se refiere a los llamados países de “ingresos medianos”, que dice estarán particularmente afectados.

“Estos países representan una tercera parte del producto bruto del planeta, 75% de la población mundial y 62% de los pobres”, recuerda.

Pero en comparación con las naciones ricas, estos países tienen sistemas de salud y de protección social más débiles, con menos personal médico y un alto porcentaje de personas en riesgo.

Trabajadores de la salud en República Dominicana

Getty Images
Los países de medianos ingresos tienen sistemas de salud y de protección social más débiles, indica Grynspan.

Para Grynspan los resultados serían desastrosos para todos si se deja que los países de ingresos medios queden rezagados.

“Quiero ser clara, el mundo no puede arriesgar una recesión que podría impactar a más de 5.000 millones de personas”.

Destaca que “este es tal vez el momento más crítico que las instituciones internacionales han enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial”.

“No podemos dejar pasar un minuto más”, advierte.


"Covid-19 nos forzará a adoptar una campaña global como la que ya tuvo éxito con la erradicación de la viruela en 1980"", Source: Jared Diamond, Source description: Antropólogo, Premio Pulitzer, Image:

Uno de los temas que Jared Diamond aborda en su libro “Armas, gérmenes y acero”, es el desarrollo de poblaciones humanas densas y estratificadas, las organizaciones políticas centralizadas y las epidemias de enfermedades infecciosas. .

Con respecto a estas últimas, Jared dice a la BBC que desde antes del coronavirus, “el mundo ha estado enfrentando -y principalmente ignorando– otros problemas globales como el cambio climático y el agotamiento de recursos naturales”.

Sin embargo, resalta que el mundo no ha adoptado estrategias exitosas a nivel global contra esos problemas porque para nosotros no representan amenazas inminentes claras, como covid-19.

Un niño camina sobre un terreno árido

Getty Images
El cambio climático no se ve como una amenaza inminente, dice Diamond, pero sostiene que matará a más gente que covid-19.

“Covid-19 es una amenaza clara e inminente. Mata rápidamente”, expresa.

“Así que pronostico que covid nos forzará a adoptar una campaña global como la que ya tuvo éxito con la eliminación de la viruela en 1980”.

El historiador y autor es de la escuela que piensa que, al fin de cuentas, el cambio climático terminará matando a muchas más personas, pero el cambio climático no es un “villano evidente” porque no mata a las personas rápidamente.

“Yo espero y pronostico que el mundo aprenderá de una campaña exitosa contra el villano evidente de covid y que nosotros continuaremos con campañas exitosas contra problemas globales mayores, pero más sutiles, como el cambio climático”.

“Si eso sucede, esta tragedia del covid-19 podría resultar dejando un gran legado positivo”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.