El Wikipartido da sus primeros pasos y quiere posicionarse en el DF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El Wikipartido da sus primeros pasos
y quiere posicionarse en el DF

El proyecto se lanza en abril y pretende convertirse en el primer partido político abierto por completo a la participación ciudadana.
Por Dulce Ramos
14 de marzo, 2012
Comparte

Constancia de afiliación al Wikipartido de México.

La percepción de que la política es sucia e infértil no debe privar el nacimiento de nuevos partidos. Así lo creen tres jóvenes que la semana pasada lanzaron el Wikipartido. Un proyecto que pretender convertirse en el primer partido político abierto por completo a la participación ciudadana.

Los fundadores de este proyecto, que se lanzará en abril, son ex militantes del Partido Acción Nacional en el DF que en el lapso de un año han renunciado. El PAN, dicen, dejó de ser una “escuela de ciudadanos” en la que se podía votar y proponer. Con la creación del Wikipartido buscan que los ciudadanos se planteen seriamente participar en política y tengan un espacio para generar planes de gobierno, agenda legislativa e incluso contender por puestos de elección popular.

El ex jefe delegacional de Miguel Hidago entre 2000 y 2003, Arne Aus den Ruthen es parte de los impulsores de la idea. Lo respaldan Alfonso Tamés –suplente del diputado local Carlo Pizano, empresario y militante panista por 17 años–; junto a ellos está Roberto Remes, especialista en políticas de movilidad urbana con una militancia similar a la de sus compañeros.

“Ahogar el clientelismo con participación ciudadana”

Aus den Ruthen, Tamés y Remes creen haber diseñado una agrupación que, cuando se convierta en partido político, será imposible que sus cúpulas lo capturen.

En su página web han publicado cuatro “principios fundamentales” que, afirman, no pueden ser alterados. “Son el código genético de la organización y proporcionan certidumbre a la participación libre, honesta e independiente de la ciudadanía”. Esos principios son democracia, apertura, construcción colectiva y donación del financiamiento público.

El primero estipula que todos los miembros del partido votarán los puestos directivos, candidaturas, listas, estatutos y plataformas. El segundo permite la “afiliación abierta y automática a toda la ciudadanía”. El tercero, la “construcción colectiva”, busca que los afiliados den forma a contenidos y propuestas.

Sobre los fondos públicos proponen que todo lo que el partido reciba, con excepción del gasto mínimo requerido por ley, sea entregado a una universidad que presente a concurso un proyecto benéfico para la educación y la investigación del país. Incuso estipulan que los puestos políticos que exige la ley electoral, como representante legal, tesorero y representante ante la autoridad electoral, no podrán gozar de sueldo proveniente del financiamiento público.

“En el PAN vimos gente buena que terminó pervirtiéndose porque había dinero y poder. Al alejarlo, lo evitas. La mejor forma de no tener buitres es no tener carroña”, dice Arne Aus den Ruthen en una entrevista con Animal Político en la que los otros fundadores también intervienen.

Nosotros no somos ni queremos ser políticos profesionales ni políticos de tiempo completo”, expresa Alfonso Tamés. “Es importante que todos nos involucremos en política en un punto de nuestras vidas y demos algo de nuestro tiempo, pero no tenemos por qué perpetuarnos”, añade.

Para los integrantes del proyecto, los principios que dan forma al Wikipartido evitarán “que las cúpulas se reciclen”, como ocurre en otras agrupaciones, donde las listas de legisladores plurinominales se han convertido en la vía natural para hacerlo.

Una treintena de afiliados y contando

El Wikipartido aspira a conformarse como agrupación política local para julio de 2013 y como partido político local para julio de 2014. Para el primer objetivo, las disposiciones electorales del DF les marcan contar con 80 mil afiliados y para el segundo, 140 mil. Es decir, unas 14 veces más militantes que los que tienen, por ejemplo, el PAN DF.

Para lograr el objetivo en tiempo, el Wikipartido tendría que registrar 300 afiliados al día aproximadamente, pero a una semana de su lanzamiento, llevan aproximadamente una treintena, a pesar de que la afiliación es tan sencilla como llenar una forma en su web.

El padrón, afirman, será público en su momento. Por ahora se encuentran trabajando en el aviso de privacidad que la Ley de Datos Personales les obliga a tener y, hasta que no quede resuelto el tema, no podrán ventilar los nombres de sus afiliados; aunque afirman, son ciudadanos de todo tipo y no sólo ex panistas como ellos.

Sobre el lento avance en el registro y las cuotas que establece la ley para lograr su meta, no se muestran temerosos.
“El tercer tomo del código electoral del DF es como el apocalipsis. Habla de una organización milagrosa que llegará a arrasar con la política del DF”, bromea Aus den Ruthen. En su opinión, la legislación se creó con esas disposiciones para que ninguna tribu partidista se escindiera.

“No han logrado (escindirse) porque son ineptos. Su capacidad de acarreo es proporcional a sus recursos y con esa lógica no se puede. Cuando los partidos convocan a un acto en la mañana y empiezan en la tarde, es muestra de una tremenda incapacidad de organización y eso lo van a llevar al gobierno”.

Si la meta a tres años parece ambiciosa, tienen otra que parece aún más. Para las elecciones presidenciales de 2018 esperan presentar candidatos a todos los puestos federales.

“No es fácil con la forma tradicional”, dice Aus den Ruthen, “pero por eso buscamos que la plataforma sea digital. Apoyarnos en las redes. Si Anahí (la cantante pop) tiene dos millones de seguidores y dice tonterías, yo espero que nosotros, que estamos proponiendo, lo logremos”.

–¿Están interesados en algún nombre en particular para lanzarlo candidato? –se le cuestiona.

–En los partidos tradicionales, la lógica es ‘qué tengo que hacer para ganar el hueso y luego a ver qué iniciativa me fusilo para justificar mi presencia’. En el Wikipartido queremos que sea al revés. ‘Cómo hacer para generar las mejores prácticas y luego buscar quién puede encabezar el esfuerzo y ejecutarlo’.

Alfonso Tamés afirma que la tarea no es tan difícil como parece, pues la sociedad tiene cada vez más percepción de los temas políticos, y hay quienes están logrando que pasen o no pasen cosas. Ellos buscan hacerse de esa corriente para lograr que la gente participe en un partido, genere plataforma, planes de gobierno, agenda legislativa y, que en última instancia, contienda en una elección popular.

La gente no está acostumbrada a participar en un partido político. Le parece insólita la idea, pero los partidos que tenemos no son el mejor ejemplo de buenas prácticas y de ciudadanía. Tenemos en este país una historia de falta de democracia. Una historia sólo de elecciones, por eso el PRI es tan bueno para ganarlas”, cierra Aus den Ruthen.

¿Es este un buen momento para formar un partido, cuando hay un desgaste en estas instituciones? Ellos creen que sí. “Un partido político permite trascender en proyectos más allá de la coyuntura de una elección o de la decisión de una persona por contender”, dice Tamés. “Un ente político puede generar las estructuras de una elección o la organización necesaria para llevar estos proyectos a más lugares”.

La agenda planeada

Si un ciudadano interesado en participar en el Wikipartido se pregunta qué temas impulsará esta agrupación, los fundadores responden: “La plataforma puede ser lo que tú quieras”, y ponen como ejemplo lo que ocurre con Twitter o con la propia Wikipedia. Esas herramientas digitales han sido puestas al servicio de las personas por unos fundadores, pero el discurso de ellos no es el que domina la plataforma.

“Lo que una persona proponga, eso se va a discutir”, comenta Tamés, sin embargo afirman que les gustaría que el partido tuviese un enfoque de resolución de problemas en todos los sentidos.

“Vamos a proponer los temas de eficiencia administrativa en el gobierno. Sustentabilidad, reciclaje, transporte limpio, una ciudad multicéntrica donde haya economías de barrio, que convivas con tus vecinos. Una ciudad con escala humana”, dice Arne.

Aunque los tiempos para que el Wikipartido llegue a convertirse en agrupación política local parecen holgados, el ex jefe delegacional en Miguel Hidalgo afirma que el PRD le ha ofrecido ya contender por un espacio en la Asamblea Legislativa bajo el acuerdo de que, si lo obtiene, se separará del partido y abrirá el espacio para que el ‘Wiki’ y su agenda lleguen a la asamblea. Es decir, utilizar al PRD, “como un taxi”.

La propuesta aún no está cerrada, y aún si se cierra, el siguiente paso sería someterla a la votación de los que de momento conforman el proyecto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

El Vaticano investiga el "me gusta" de la cuenta del papa Francisco a la foto de una modelo brasileña en Instagram

Un portavoz del Vaticano aseguró que "hasta donde se sabe" el "me gusta" que quedó registrado sobre la foto de una modelo brasileña no provino de la Santa Sede.
EPA
20 de noviembre, 2020
Comparte

El Vaticano está investigando el “me gusta” en la foto de una modelo brasileña ligera de ropas que se hizo desde la cuenta oficial de Instagram del papa Francisco.

No está claro cuándo la cuenta pulsó el “me gusta” en la imagen de Natalia Garibotto, que estaba vestida con un uniforme de niña escolar.

Sitios noticiosos en internet empezaron a reportar sobre el hecho el pasado viernes, antes de que la acción en la imagen fuera cambiada a “no me gusta” en la plataforma.

Ahora, el Vaticano informó que funcionarios de la Santa Sede están investigando los pormenores de lo sucedido en la cuenta del Papa.

La oficina de prensa papal dijo a la BBC que, “hasta donde se sepa el ‘me gusta’ no provino de la Santa Sede”. El Vaticano está en contacto con Instagram para establecer de dónde vino, añadió la fuente.

La cuenta oficial de Instagram del Papa, que aparece con el nombre de usuario franciscus, tiene 7,4 millones de seguidores en todo el mundo.

El martes pasado, fuentes allegadas a la oficina de prensa del Vaticano informaron a la Agencia Católica de Noticias que las cuentas eran “administradas por un equipo de empleados” y que se estaba realizando una investigación interna.

Garibotto comentó a un seguidor en Instagram que estaba “emocionada” con el “me gusta” porque ella era religiosa.

“Por lo menos iré al cielo”, escribió en Twitter.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dFy3rv552hI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.