Los ecos de la legalización de las drogas en Centroamérica
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los ecos de la legalización de las drogas en Centroamérica

Por Alejandra S. Inzunza y José Luis Pardo
31 de marzo, 2012
Comparte

Presidentes asistentes a la cumbre para debatir la legalización de las drogas. Foto: LaTribuna.hn

El lunes 5 de marzo, Ciudad de Guatemala amaneció con un supuesto mensaje de Los Zetas poco común. El ex brazo armado del Cartel del Golfo apoyaba a través de diversas narcomantas la propuesta del presidente, Otto Pérez Molina, para despenalizar las drogas. “Pérez y Baldetti (vicepresidenta), cumplan con legalizar las drogas, y apoyamos lucha contra maras… Zeta 200, y Gracias general Otto Pérez y Roxana Baldetti por legalizar las drogas… Zeta 200”, se leía en el mensaje colocado en las avenidas principales de la capital guatemalteca.

La noticia levantó ciertas sospechas en la presa local sobre si en verdad el grupo criminal daba ese mensaje de apoyo al general Pérez Molina, quien asumió el poder a mediados de enero.  Algunos, incluso lo adjudicaron a imitadores que pretendían darle eco a la propuesta del mandatario.

El presidente guatemalteco abogó públicamente hace mes y medio por la  despenalización de la producción, transporte, comercio y consumo de drogas como estrategia para enfrentar al narcotráfico, una propuesta que será presentada oficialmente durante la Cumbre de las Américas que se celebrará en abril en Cartagena de Indias, Colombia.

“Es una propuesta imposible pero que mucha gente estaba esperando oír. Y viniendo de un presidente conservador, militar, con acusaciones sobre violación de derechos humanos, es una jugada mediática maestra. Ya no se le va a recordar por eso sino por ser el primer presidente, de un país pequeño y dependiente, periférico, que se atrevió a poner el tema sobre la mesa. No va a pasar nada, pero fue audaz”, considera Edgar Martínez, ex canciller y director del Instituto de Problemas Nacionales.

El pasado fin de semana, Pérez Molina convocó a una cumbre centroamericana en Antigua Guatemala para debatir el tema. Pero entre los asistentes sólo estuvieron Costa Rica, cuya presidenta Laura Chinchilla dijo estar a favor de debatir y Panamá, quien no se pronunció al respecto.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, justificó su ausencia al decir que la cumbre había sido cancelada. Funes había mostrado su apoyo a Pérez Molina en una visita en febrero, pero se retractó inmediatmanete de su postura cuando pisó su país,  donde los temas de agenda son la prohibición de los matrimonios homosexuales y el aborto en cualquier modalidad sigue siendo un delito.

“No hay un planteamiento serio sobre la despenalización de las drogas. Significaría renunciar a la lucha antinarcótica. ¿Y el lavado de dinero? Hay un montón de temas… No es fácil. Pero no ha pasado más allá de lanzar la bomba. Ojalá sea un mensaje de que no vamos a militarizar la lucha contra las drogas”, explica Manuel Galeano, ex titular de la Secretaría de Inteligencia de Estado de Guatemala.

En un momento en que la violencia generada por el narcotráfico en Latinoamérica ha abierto el debate sobre la posibilidad de la militarización, paralelamente, han empezado a llover las ecos de legalización sin una propuesta concreta que los respalde. De hecho el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se opuso frontalemente a esta vía: “Nicaragua no considera el tema de la despenalización, estamos librando la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”.

El discurso que durante los últimos años han propuesto ex mandatarios como César Gaviria, en Colombia, Vicente Fox, en México, o Fernando Henrique Cardoso, en Brasil, todavía no se traduce en una propuesta concreta. Estados Unidos, además, nunca se ha mostrado abierto al debate. “La legalización supondría una amenaza a la salud y a la seguridad pública”, difundió la embajada estadounidense en un comunicado tras la propuesta de Pérez Molina.

El especialista en narcotráfico y crimen organizado David Amador es otro de los incrédulos: “Siendo el debate tan gris, tan oscuro y sobre tantas generalidades,  dejamos de lado la verdadera intención de Pérez Molina: Que los estadounidenses le digan no.  Y con ello, entonces, solicitar que se levante el embargo de armas que desde el 76 sufre el Ejército de Guatemala. Volvemos a la agenda real de este gobierno: militarizar no solo el conflicto sino la política integral de seguridad ciudadana y que Estados Unidos le de las herramientas para hacerlo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Soberana 01: la vacuna de Cuba contra la COVID-19 que comienza a probarse en humanos

Cuba inicia este lunes las fases de prueba en cientos de personas de su vacuna contra el coronavirus. Soberana 01 es el nombre con el que la isla bautizó a su fórmula para intentar frenar la pandemia.
24 de agosto, 2020
Comparte
Coronavirus en Cuba

Getty Images
Las pruebas de la vacuna cubana empezarán este 24 de agosto. (Foto de archivo)

Alrededor de 700 personas serán las primeras en las que se empezará a probar la vacuna que se está desarrollando en Cuba contra el coronavirus.

Autoridades y científicos de la isla -donde el impacto de la covid-19 ha sido menor que en otros países latinoamericanos- realizaron el anuncio el 18 de agosto y bautizaron al proyecto como Soberana 01.

De cumplirse todas las fases de testeo y si se logra demostrar su seguridad y eficiencia, podría ser la primera vacuna contra el coronavirus desarrollada en América Latina.

Expertos de diferentes institutos de salud y de ciencia de la isla caribeña hicieron la presentación de la vacuna cubana en un encuentro con el presidente Miguel Díaz-Canel hace unos días.

La etapa de prueba en humanos empezará este 24 de agosto y en febrero se sabrá si Cuba acredita tener un producto biofarmacéutico para inmunizar o al menos minimizar los efectos del coronavirus.

Los científicos que desarrollaron Soberana 01 son optimistas, aunque también existen voces fuera de la isla que piden cautela.

Las pruebas

Vicente Vérez Bencomo, director del Instituto Finlay de Vacunas, con sede en La Habana, explicó el 18 de agosto al Jefe de Estado cubano cómo la fórmula será probada en diferentes fases y que estas pueden culminar a mediados de febrero.

Cubanos en control de temperatura

Reuters
Cuba practica un plan de vigilancia epidemiológica constante para frenar el avance de la pandemia.

Los primeros en recibir la vacuna tendrán entre 18 y 80 años, y esta fase de prueba en humanos durará hasta finales de octubre.

El reclutamiento de voluntarios comenzará este lunes 24 de agosto con personas sin alteraciones clínicamente significativas y que otorguen por escrito su consentimiento informando de su participación en el estudio, detalla un reporte de Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos en su página web.

Los participantes recibirán dos dosis de la fórmula y el acompañamiento de su evolución en “seguridad, reactogenicidad e inmunogenicidad” estará a cargo del Instituto Finay.

Una siguiente etapa, cuya cantidad de participantes no se detalló, se realizará hasta enero de 2021 y Cuba anunciará los resultados que llegue a producir Soberana 01 hasta el 15 de febrero.

En la mayoría de las vacunas que en la actualidad se prueban en el mundo las dos últimas fases de pruebas se hacen con cientos y a veces miles de personas.

“Ese es el camino que queda por recorrer. Logramos vencer el primer escalón en tres meses. Un escalón que, en términos de coronavirus, es un escalón importante”, dijo Vérez Bencomo en una entrevista con la televisión cubana.

El científico destacó que solo existen 30 candidatos de vacuna aprobados para estudios clínicos y uno de ellos es el cubano.

Cubano con barbijo

Reuters
La isla anunciará los resultados de su vacuna en febrero.

Al menos 150 fórmulas de inmunización se desarrollan en diferentes países para contener la pandemia.

Rusia y China han registrado sendas vacunas, aunque ambas son cuestionada por expertos por la rapidez del proceso y la falta de pruebas masivas.

Los desafíos de Cuba

Felipe Lobelo, experto en epidemiología e investigador de la Universidad de Emory (Atlanta), reconoce que Cuba tiene fortalezas y a la vez algunas limitaciones para convertir a Soberana 01 en una alternativa factible.

“Pueden tener la capacidad científica y tecnológica, otra cosa es desarrollar una vacuna que pase todos los filtros de seguridad y de efectividad. Esos filtros requieren capacidad técnica y tecnológica, pero también logística”, señala.

El médico agrega que el aspecto logístico puede ser donde Cuba tenga algunos problemas dado que no es parte de los circuitos públicos y privados entre gobiernos y farmacéuticas alrededor del mundo.

“Hay una gran colaboración mundial y tal vez Cuba tenga menor acceso a esas redes científicas” añade.

Lobelo sostiene que “no confiaría” en una vacuna que no se haya probado primero en miles de personas y con los diferentes estudios de seguridad. Ese es el desafío que tiene Cuba por delante, según él.

Cubanos con mascarillas

Reuters
Para las autoridades cubanas, contar con una vacuna propia es una cuestión de soberanía.

Y otro de los grandes desafíos que el entrevistado encuentra es la búsqueda de candidatos para realizar las pruebas dado que la población en la isla es comparativamente menor a la de otros países que trabajan en sus fórmulas de inmunización.

El investigador destaca que es importante que existan diferentes fórmulas de vacuna porque pueden tener niveles distintos de efectividad en grupos de población por edad, condiciones de salud o situación geográfica.

Al respecto, el cubano Vérez Bencomo sostiene que Cuba tiene la experiencia y capacidad para desarrollar la fórmula para inmunizar a la población del coronavirus.

“Ya teníamos los conocimientos, sabíamos que teníamos que agarrar el machete y competir por esa vacuna”, indicó en la televisión cubana el 20 de agosto.

El científico añadió que “Soberana, es el primer (candidato) de Latinoamérica y el primero de un país pobre en recursos económicos, pero grande de espíritu”.

“Es la razón también por la que lo hemos logrado”, concluyó.

Pared con el rostro de Fidel Castro

Reuters
Cuba bautizó a su vacuna como Soberana 01.

Soberana 01

En el encuentro con los científicos de la isla, Díaz-Canel recordó una reunión anterior en mayo en la que dio sus argumentos para que Cuba desarrollara su propia fórmula.

“Aunque existan vacunas de otros países, nosotros necesitamos la nuestra para tener soberanía“, afirmó.

Hasta el 18 de agosto, Cuba reportó 3.482 contagios confirmados y 88 fallecidos por covid-19 desde que el virus llegó a la isla en el mes de marzo.

En los últimos días, la isla comenzó a realizar un promedio de alrededor de 4.000 pruebas diarias de coronavirus.

Los pacientes con covid-19 en ese país son tratados con medicamentos que en su mayoría son desarrollados o producidos por la industria biofarmacéutica cubana.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.