En migración, todos los presidenciales reprobados: Arena Electoral
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

En migración, todos los presidenciales reprobados: Arena Electoral

Casos como el del Padre Alejandro Solalinde y la operación del tren conocido como "La Bestia" no permean en los candidatos
28 de mayo, 2012
Comparte

Los candidatos a la Presidencia de la República buscan el voto de alrededor de 59 mil mexicanos residentes en el extranjeros -luego de que cumplieron a tiempo con los requisitos necesarios para enviar su sufragio-, pero ni así los presidenciables incluyen propuestas bien pensadas en el tema de migración.

En la evaluación sobre este rubro que coordinó el proyecto de Fundación Ethos denominado Arena Electoral, Vázquez Mota obtuvo calificación de 4.7; Quadri de la Torre, 3.0; López Obrador, 5.0 y Peña Nieto, 5.7.

En conjunto con Lupa Ciudadana convocó a expertos en la materia para revisar las propuestas de los presidenciables en torno a la migración, resultando todos reprobados.

Es claro que hablar de migración lleva necesariamente a referirse al caso del Padre Alejandro Solalinde, que es un asiduo protector de migrantes y un “incómodo” crítico del sistema político mexicano, y que hace unos días se vio obligado a dejar el país por amenazas de muerte.

Ni ante casos como éste o el de “La Bestia”, el tren de carga donde centroamericanos ilegales “viajan” con la esperanza de llegar a Estados Unidos y alcanzar el “sueño americano”, los presidenciables proponen acciones claras en el tema de migración.

Sin hacer alusión evidentemente, al Padre Solalinde,  el priista es el único que se refiere en su propuesta a “enaltecer el papel de las organizaciones y los defensores de los derechos humanos que protegen y atienden a los migrantes en todo este proceso, garantizando una convivencia armónica entre las acciones de gobierno y sus actividades”, pero no abunda. Todos los candidatos se quedan en promesas de garantizar los derechos humanos, pero sin ser claros en el “cómo” lograrlo.

Las propuestas fueron evaluadas por el Doctor Alejandro José López-Feldman (CIDE), la Maestra Alethia Fernández de la Reguera (Consejera del IMUMI), la Doctora Alexandra Delano (The New School, NY), el Doctor Jorge Guillermo Durand Arp-Nisen (U de G), la Doctora Leticia Calderón Chelius (Miembro de la Academia Mexicana de la Ciencia), el Doctor Raúl Delgado Wise (Universidad de Zacatecas) y la Maestra Nancy Pérez García (Directora General de Sin Fronteras).

Enrique Peña Nieto dividió opiniones entre lo encargados de realizar la evaluación. Entre lo criticado estuvieron por ejemplo, lo que señala Alejandro López-Feldman, respecto a que su propuesta es muy vaga y está más cerca de ser declaraciones políticas que acciones concretas.

Leticia Calderón observó que se trata de una “pésima propuesta, llena de ideas repetidas hasta el cansancio y sin ninguna propuesta nueva sobre el tema migratorio. No reconoce la complejidad que implican las nuevas formas como el retorno, la transmigración y el futuro multicultural”.

Visión limitada del fenómeno migratorio. No aborda las causas estructurales de la migración, particularmente en el marco de las políticas neoliberales y el TLCAN, afirma Raúl Delgado.

Por otro lado, para Alejandro López-Feldman, Andrés Manuel López Obrador presenta propuesta vaga y  francamente inviable en algunos puntos.

En que la propuesta tiene implementación utópica o dudosa, coincide Jorge Durand. Él mismo señala que la política migratoria actual no da para basarse en lograr convenios con Estados Unidos, legalización o alto a las deportaciones.

El enfoque es principalmente en trabajadores migrantes en EUA y migrantes centroamericanos en México, denota Alexandra Delano.

Leticia Calderón menciona que las de AMLO son ideas generales,  que incluyen algunas propuestas interesantes, pero que no tiene sustento salvo el  discurso  electoral.

Raúl Delgado, considera un planteamiento escueto, pero que aborda aspectos centrales

También, las propuestas sólo contemplan una parte de las fases del fenómeno migratorio, menciona Nancy Pérez.

A Josefina Vázquez Mota se le criticó, entre otras cosas, que presente una propuesta pragmática con propuestas concretas de tipo interno y no tanto de manejo del asunto migratorio y la negociación bilateral y regional, como hace notar
Jorge Durand.

Leticia Calderón opinó que el programa de la panista es muestra de la incapacidad de ofrecer algo diferente en este tema. “Se habla de becas a estudiantes cuando no se ofrecen condiciones para no migrar. Sinceramente desilusiona que no renueven el discurso. Fatal dada la relevancia del proceso migratorio nacional”, precisó.

Raúl Delgado, por su parte, expresa que el planteamiento de Vázquez Mota es sumamente conservador que cae en los terrenos comunes de lo que ha sido hasta ahora una política oficial en la materia. Nancy Pérez coincide en que no presenta propuestas sobre el tema migratorio en su totalidad, y que nota “un marcado interés en el tema del voto en el exterior que puede interpretarse más allá del reconocimiento de derechos políticos en la intención de atraer a posibles votantes”.

Gabriel Quadri de la Torre fue unánimamente mal calificado, pues la propuesta que presenta resulta muy limitada y atiende apenas de manera superficial algunos problemas del tema migratorio.

Algunas propuestas de Vázquez Mota:

– Convertir en Comisión Nacional al Instituto de los Mexicanos en el Exterior

– Programa de trabajadores temporales

– Trabajar con EU para darle un cauce de mutuo beneficio al flujo migratorio, legal, ordenado, seguro y digno, incluyendo una mayor vinculación con vecinos centroamericanos.

– Funcionarios especializados en Consulados

– Crear un fondo para estudiantes indocumentados.

– Incluir a un verdadero migrante en el primer nivel de gobierno.

– Impulsar el endurecimiento de las penas para los delitos de tráfico de personas, así como la creación de una fiscalía especializada en delitos contra migrantes.

– Crear la Subsecretaría de los Mexicanos en el Exterior.

– Impulsar la realización de acuerdos bilaterales para privilegiar el derecho a la unidad familiar por encima de la deportación o repatriación.

– Impulsar medidas para permitir que la matrícula consular sea reconocida como identificación oficial tanto en Estados Unidos como en México.

– Programas sociales como 4X1, Ventanillas de Salud, Ventanillas de Educación, becas, articulándolos como una estrategia de política pública transversal.

Algunas propuestas de López Obrador:

–  Sancionar el maltrato de las autoridades nacionales hacia los migrantes centroamericanos y caribeños

– Garantizar el estricto respeto de todos sus derechos humanos.

– Se apoyará a los productores nacionales con subsidios y créditos para alcanzar la soberanía alimentaria.

– Revisar el Tratado de Libre Comercio. En la agenda bilateral más que la cooperación de carácter militar, deben estar los temas del crecimiento económico y la generación de empleos en México para enfrentar las causas que originan el fenómeno migratorio, el medio ambiente, el desarrollo regional, y la cohesión social.

– Renegociar los tratados de libre comercio vigentes.

– Establecer un acuerdo migratorio con el gobierno de los Estados Unidos.

– Demandar que se deroguen las leyes racistas antiinmigrantes que han sido adoptadas en varios estados de EU.

– Programa de becas para hijos de migrantes que residan en el extranjero para que se incorporen al sistema mexicano de educación superior.

Algunas propuestas de Peña Nieto:

– Garantizar la protección de los derechos humanos de  migrantes.

– Consolidar una política de Estado que atienda las vulnerabilidades asociadas a la migración y garantice que los migrantes de todo el mundo, y particular mente de Centro América y el Caribe, en nuestro territorio verán protegidos sus derechos fundamentales.

– Garantizar los derechos laborales y humanos de los jornaleros rurales migrantes.

– Creación de un Fondo de Desarro llo Económico y Seguridad Social para migran tes

– Rechazar desde una postura diplomática respetuosa y eficaz las legislaciones con carácter racista, xenofóbico y violatorio de los derechos humanos de las perso nas migrantes y sus familias.

– Ampliar los servicios consulares que se otor gan a los mexicanos en el exterior.

– Impulsaremos una amplia reforma al Instituto Na cional de Migración.

– Gestionar una complementariedad entre los mercados laborales de EE.UU. y México al devolver la circularidad a los flujos migratorios.

Para conocer todos los comentarios de los evaluadores y las propuestas completas de los candidatos, consulta el sitio web de Arena Electoral.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Anacaona, la cacique aborigen que desafió a Cristóbal Colón y fue condenada a una trágica muerte

500 años después de su existencia sigue siendo recordada como una luchadora por los derechos de la comunidad taína en la isla Española.
12 de octubre, 2022
Comparte

Haciéndole honor a su nombre, que significa “flor de oro”, Anacaona fue una princesa taína bella y poderosa.

Pero también, fue una mujer culta y talentosa que creyó en la paz y la convivencia, y pagó por ello con su vida.

Quizás por eso es una de las pocas indígenas mencionadas por su nombre en los escritos de los primeros años de la conquista de América (siglo XV).

En su “Historia de Indias” (1527-1547), fray Bartolomé de Las Casas la describió como “una muy notable mujer, muy prudente, muy graciosa y palaciana en sus hablas y artes y meneos y amicísima de los cristianos“.

Y, según el jesuita francés Pierre François Xavier de Charlevoix, era una mujer “con mucho genio superior a su sexo y a su nación”, como escribió en Histoire de l’Isle espagnole ou de S. Domingue, de 1730.

A pesar de que pocos cronistas la conocieron o fueron testigos de los hechos, escritos como estos han permitido esbozar la historia de una mujer que se convirtió en leyenda y, más de 500 años después de su muerte, sigue viva.

Familia poderosa

El 5 diciembre de 1492, cuando Cristóbal Colón y su tripulación arribaron a la isla que los nativos llamaban Quisqueya (“madre de todas las tierras”), Bohio (“casa para los taínos”), Babeque (“tierras con oro”) y Ayti, y que los españoles bautizaron La Española, se piensa que Anacaona tenía 18 años.

En ese momento, la isla era dominio mayoritario de los taínos, y, según Las Casas, había cinco cacicazgos.

Cinco cacicazgos de la isla a la llegada de Colón.

BBC
Los cinco cacicazgos de la isla a la llegada de Colón registrados por Las Casas.

El más extenso y populoso, Jaragua, estaba bajo el mando del hermano de Anacaona, Bohechío.

Ella vivía en Maguana pues se había casado con su cacique, Caonabo.

Era respetada y querida no sólo por su estatus, sino también por componer poesías y canciones, con las que se destacaba en los areítos, una manifestación cultural y religiosa de los taínos que celebraba con canto, recitación de mitos y baile, eventos importantes como la visita de un cacique o el éxito de la cosecha.

Aunque la historia de Anacaona está imbuida de leyenda, se dice que su actitud ante la llegada de los españoles fue inicialmente positiva e incluso tras repetidas amarguras, consciente de la fortaleza de los conquistadores, nunca dejó de abogar por la paz y la convivencia.

Abusos y destrucción

En diciembre de 1492, Cristóbal Colón ordenó la construcción del Fuerte Navidad con los restos de la embarcación Santa María, en la costa norte de La Española.

Ilustración de la construcción del Fuerte Navidad. "Vida y viajes de Cristóbal Colón", Gaspar y Roig, 1851.

BBC
Ilustración de la construcción del Fuerte Navidad. “Vida y viajes de Cristóbal Colón”, Gaspar y Roig, 1851.

Dejó a 39 hombres al cuidado de esa primera construcción española en la isla.

Antes de partir, les advirtió que no abusaran de las aborígenes, pero no le obedecieron.

A su regreso, en 1493, encontró el fuerte destruido.

A todos los hombres que había dejado, según el primer cronista oficial de las Indias Gonzalo Fernández de Oviedo, los habían matado “los indios, no pudiendo sufrir sus excesos porque les tomaban las mujeres e usaban dellas a su voluntad, e les hacían otras fuerzas y enojos, como gentes sin caudillo e desordenada”.

Caonabo fue culpado, y algunos informes dicen que fue Anacaona quien, al enterarse de los maltratos de los españoles a las indígenas, lo convenció de atacarlos.

No obstante, hay quienes cuestionan esa versión de los hechos, entre ellos Luisa Navarro, exdirectora de la escuela de Historia y Antropología de la Universidad Autonoma de Santo Domingo.

Ilustración de "Vida y viajes de Cristóbal Colón" de Washington Irving.

BBC

Conversando con BBC Mundo, la historiadora resaltó que, sin medios de transporte adecuados, le era casi imposible ir a Fuerte Navidad.

“Para llegar desde donde estaba hasta el fuerte había que subir por la cordillera Septentrional y bajar del otro lado para llegar a la zona costera del valle del Atlántico”… algo que le habría tomado al menos 63 horas a pie.

“¿Cómo hizo Anacaona ese viaje para saber qué estaba pasando y volver a decírselo a Caonabo?”, se preguntó Navarro.

Otros historiadores han sospechado que Caonabo fue inculpado por razones políticas y que los cargos por los que el navegante español Alonso de Ojedase lo detuvo dos años después eran falsos.

Hasta la forma de apresarlo fue engañosa.

Monumento a Cristóbal Colón con la cacique Anacaona al pie del pedestal. Parque Colón, Ciudad Colonial Santo Domingo

Mario Roberto Durán Ortiz
Monumento a Cristóbal Colón con la cacique Anacaona al pie del pedestal. Parque Colón, Santo Domingo.

Navarro contó que antes de la detención, Ojeda le propuso un pacto al cacique: le ofreció un regalo y cuando él estiró las manos para aceptarlo le pusieron las esposas.

“Caonabo murió cargado de cadenas y grillos (grilletes)”, según Las Casas, cuando una tormenta hundió la embarcación que lo llevaba a España, en 1496.

Encuentro con Bartolomé Colón

La reina viuda de Maguana se fue a vivir con su hermano Bohechío en la vecina Jaragua, donde era “acatada y temida” como el cacique, según Gonzalo Fernández de Oviedo.

Y cuando, poco después, el hermano menor de Cristóbal Colón, Bartolomé llegó al cacicazgo, a pesar del deterioro de la relación con los conquistadores, Anacaona persuadió a Bochechío a reconocer la soberanía de los Reyes Católicos y comprometerse a pagar un tributo que el adelantado había impuesto ya en otras regiones de la isla.

Anacaona

Getty Images
A Anacaona le llamaban la atención los barcos españoles.

La visita de Bartolomé Colón, según los cronistas, fue un evento alegre, en el que fue agasajado con fiestas y tantos regalos que tuvo que fletar una carabela para poder transportarlos.

Él, a su vez, invitó a Anacaona y Bohechío a su barco y, cuando descargaron la artillería en su honor, el ruido los turbó tanto “que de espanto casi se echaron al agua; pero viendo a don Bartolomé reirse, se sosegaron“, cuenta el cronista Antonio de Herrera y Tordesillas.

Añade que, después del incidente, “miraban la popa, y proa alrededor: entraron en la carabela, bajaron abajo, estaban atónitos”, y según De las Casas, el recorrido por la carabela “dejó alegres al rey e a la reina y a todos los señores y gentes suyas muy contentos”.

Es uno de los pocos hechos que se conocen de la vida de Anacaona, y de los más felices, que son aún más escasos.

Anacaona, cacique de Jaragua y de Maguana

En 1502, Anacaona, cacique de Maguana, perdió a su hermano. En reconocimiento a su valor e ingenio fue nombrada cacique de la “médula” de toda la isla: Jaragua.

Para entonces, La Española estaba desbarajustada. Había habido una rebelión de españoles frustrados y un levantamiento de varios caciques indígenas que luchaban contra los invasores.

El nuevo gobernador de las Indias, el comendador de Lares frey Nicolás de Ovando, se propuso pacificar la isla, y el lejano cacicazgo de Jaragua estaba en su mira, no sólo porque era donde se habían refugiado los españoles sublevados, sino porque le habían llegado rumores de que Anacaona y otros caciques estaban conspirando en contra de la Corona.

Pero su idea de “pacificación” era muy distinta a la de la cacique.

Retrato de Nicolás de Ovando.

BBC
Retrato de Nicolás de Ovando.

Mientras que Anacaona, a pesar del desprecio y los continuos abusos los españoles contra los indígenas, estaba convencida que sólo una paz firme podía salvar a su pueblo, la paz a la que Ovando aspiraba no implicaba acuerdos ni salvaciones.

El gobernador organizó a sus tropas y partió rumbo a Jaragua, mientras que Anacaona organizaba un gran recibimiento y lo esperaba.

La trampa

Era un domingo de julio de 1503, cuando Anacaona recibió a Ovando en la plaza de Jaragua con gran fiesta de baile y canto, como era su costumbre.

El gobernador había venido con 70 hombres a caballo y 200 peones.

Al jolgorio acudieron también decenas de caciques súbditos de Anacaona, quien fue de las últimas en llegar a la plaza, estaba junto a su hija y otras mujeres líderes.

“Hizo un areíto ante Ovando…; e andaban en la danza más de 300 doncellas, todas criadas suyas, mujeres por casar…”, cuenta Fernández de Oviedo.

La masacre de la reina Anacaona y sus súbditos. Grabado de "Brevísima relación de la destrucción de las Indias", Bartolomé de las Casas.

BBC
La masacre de la reina Anacaona y sus súbditos. Grabado de “Brevísima relación de la destrucción de las Indias”, Bartolomé de las Casas.

Tras varias demostraciones de celebración taínas, los agasajados invitaron a los indígenas a reunirse en un bohío pues querían corresponder a los honores ofreciéndoles un espectáculo propio.

Desarmados y entusiasmados, los caciques y acompañantes se congregaron en la casa de madera y paja y mientras presenciaban un torneo, Ovando dio una señal preestablecida y sus hombres los apresaron, amarraron y quemados vivos.

Otros atacaron a los indígenas que estaban afuera. De las Casas escribe que los españoles les cortaron las piernas de los niños mientras corrían, y que incluso cuando algún español intentaba salvar a un niño subiéndolo a su caballo, otro venía y “atravesaba al niño con un lanza”.

Condenada a la horca

Durante varios meses después de la masacre, Nicolás de Ovando continuó una encarnizada campaña de persecución contra los indígenas, hasta que quedaron tan pocos que casi los exterminó en la isla, según Samuel M. Wilson en su libro Hispaniola. Caribbean Chiefdoms in the Age of Columbus.

Sus sangrientas campañas y una serie de epidemias redujeron la población de La Española de las que se estima eran 500.000 personas a la llegada de Colón a 60.000 nativos en un censo de 1507, según datos del “Manual de Historia Dominicana” de Moya Pons.

Ilustración de "Vida y Viajes de Cristobal Colón" de Irving Washington.

BBC
Ilustración de “Vida y Viajes de Cristobal Colón” de Irving Washington.

Anacaona y su hija sobrevivieron lo que pasó a la historia como la Masacre de Jaragua. También se salvó Guarocuya o Enriquillo, sobrino de la cacique, quien 15 años después se rebelaría contra los españoles.

Sin embargo, la “suerte” de la cacique sería efímera.

Fue apresada, llevada a Santo Domingo y condenada a la horca por conspiración.

El director del Museo de Anacaona dice que “fue la reina taína más amada de todo el pueblo. Hasta su último día de vida no bajó la cabeza y donó su vida por ellos”.

Por su parte, Navarro simplemente la describe como “la máxima líder de toda la población, no solamente en esta isla (Española), sino que abarcaba Puerto Rico, Cuba y parte de Jamaica”.

Su historia es recordada en canciones como “Anacaona”, del cantante puertorriqueño Cheo Feliciano. Y en los poemas del mismo nombre escritos por la poetisa dominicana Salomé Ureña.

*Con la edición de Dalia Ventura y Leire Ventas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DSeuPF0Fn_g

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.