IFE pide respetar los resultados de las urnas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

IFE pide respetar
los resultados de las urnas

El IFE, además, se compromete a “organizar elecciones limpias y confiables”.
7 de junio, 2012
Comparte

Ante los medios de comunicación, los nueve Consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) dejaron claro que el proceso electoral tiene garantías de legalidad, imparcialidad, objetividad y certeza en cada una de las etapas de preparación de los comicios.

El Consejero Presidente Leonardo Valdés, dio el mensaje y  fue contundente al afirmar que en el IFE asumen, sin titubeos, la responsabilidad de organizar elecciones limpias y confiables, gracias a un esfuerzo político compartido, entre ciudadanos, partidos e instituciones y por ello, las elecciones en México están protegidas.

Además, señaló que la organización de las elecciones ocurre con la supervisión y participación masiva de ciudadanos, observadores, así como de la auditoría permanente de todos los partidos a todos los actos que conforman el proceso electoral, y destacó  que ésta será la primera elección presidencial que permitirá, sin excusas, el recuento de voto por voto, casilla por casilla, acta por acta, distrito por distrito en todo el territorio nacional.

Ofreció apertura y al mismo tiempo demandó respeto a todos los veredictos emanados de las urnas, pues las elecciones limpias son una obligación constitucional y una convicción compartida por todos y los consejeros, por ello, “los mexicanos pueden y deben ir a votar libres, confiados y en paz. Esa es la obligación, la garantía y la razón de ser del Instituto Federal Electoral”.

Lee el texto íntegro:

Coordinador Nacional de Comunicación Social del IFE, José Luis Alcudia: Buenas tardes, compañeros de la prensa, les agradeceremos si nos acompañaran acá.

Les agradecemos a todos su presencia en este mensaje informativo que darán las consejeras y el Consejero Presidente a la ciudadanía, por lo tanto en esta ocasión no tomaremos preguntas y respuestas.

Consejero Presidente.

 Consejero Presidente del IFE, Leonardo Valdés: Muchas gracias, muy buenas noches.

A las ciudadanas y ciudadanos de México, faltan tan sólo 23 días para la jornada electoral.

El próximo 1º de julio los mexicanos podrán acudir a las urnas con plena libertad para elegir al próximo Presidente de la República, 500 diputados y 128 senadores. Además de los cargos que se renovarán en 15 elecciones locales coincidentes.

Como en toda democracia, los ciudadanos podrán decidir a quién entregan su voto entre partidos políticos y candidatos distintos, después de una competencia intensa, abierta, equilibrada y bajo reglas conocidas y avaladas por todos los contendientes.

La voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas, el voto libre y secreto será el único criterio que decida quién ganará la Presidencia de la República y la manera como se integrará el Congreso de la Unión.

El Instituto Federal Electoral ha trabajado y sigue trabajando intensamente para que todos los ciudadanos puedan ejercer su derecho al voto el primero de julio, y para ofrecer a todos los contendientes, en igualdad de condiciones, garantías de legalidad, imparcialidad, objetividad y certeza en cada una de las etapas de preparación de los comicios.

La estabilidad política de México, la gobernabilidad democrática y la convivencia pacífica en el pluralismo político, descansan enteramente sobre la confianza y credibilidad en el proceso electoral.

En nuestro país esa confianza de los ciudadanos, los partidos y los candidatos, se obtiene mediante un sistema de garantías que proporcionan las instituciones electorales y que reclaman la actividad de un sinfín de procedimientos y mecanismos legales, y la apertura de espacios de diálogo, supervisión, intercambio, explicación, etapa tras etapa, con el acompañamiento de todos los partidos políticos.

En el Instituto Federal Electoral asumimos, sin titubeos, la responsabilidad de organizar elecciones limpias y confiables.

Nuestra legislación incluye un detallado conjunto de procedimientos, controles y garantías para cada fase, para cada tramo, cada paso de la organización y celebración de las elecciones que dan completa certeza sobre el resultado y la limpieza de las elecciones.

Ofrecer condiciones para la competencia justa y limpia ha sido el logro de las sucesivas reformas electorales en las que han participado todos los partidos políticos durante los últimos años y décadas anteriores.

Gracias a ese esfuerzo político compartido, las elecciones en México están hoy protegidas por múltiples mecanismos.

La organización de las elecciones ocurre con la supervisión y participación masiva de ciudadanos, observadores, así como de la auditoría permanente de todos los partidos políticos a todos los actos que conforman el proceso electoral.

Es garantía de imparcialidad y certeza para partidos y candidatos su propia participación en cada eslabón del proceso electoral.

En este 2012 los partidos políticos han sido testigos y participantes de la construcción del Padrón y la Lista Nominal, del diseño y distribución de la documentación electoral, de la definición del número y ubicación de las casillas, de la insaculación y de la capacitación de los ciudadanos que vigilarán el voto de sus vecinos en cada casilla, del diseño de los instrumentos de difusión de resultados preliminares como el Conteo Rápido y el PREP.

Representantes de los partidos presenciarán la emisión y el conteo de los votos en las casillas, se quedarán, cada uno, con una copia del acta de cada casilla y participarán en los cómputos definitivos en los 300 distritos del país.

Esta será la primera elección presidencial que permitirá, sin excusas, el recuento de voto por voto, casilla por casilla, acta por acta, Distrito por Distrito en todo el territorio nacional. 

Todos los documentos electorales base de la elección estarán a la vista de todos.

Además, los programas del IFE se someten a la supervisión externa mediante la figura de comités técnicos formados por destacados miembros de la comunidad científica nacional.

Un ejemplo de ello es la auditoría al Programa de Resultados Electorales Preliminares que realiza la Universidad Nacional Autónoma de México.

La confianza en las elecciones se funda, asimismo, en la participación masiva de la ciudadanía en el proceso electoral. Quienes recibirán y contarán los votos el próximo primero de julio ante los ojos de los representantes de todos los partidos, son millones de ciudadanos mexicanos elegidos al azar y capacitados para ese fin.

No sólo eso, esta será la primera elección y la que el IFE pondrá a disposición de todos los ciudadanos y de todos los partidos, absolutamente todas las actas de todas las casillas instaladas para la elección.

De tal suerte que el IFE ayudará a los partidos a contar con las copias en Internet, de las actas que servirán para el proceso de cómputo distrital que sigue a la jornada electoral.

La equidad es otro de los principios torales de esta elección, desde el reparto de financiamiento público, la asignación de los tiempos del Estado en radio y televisión, la fiscalización por igual de los gastos de campaña, el derecho de partidos a quejarse para suspender acciones o propaganda ilegal, conforman una base legal y material que sustentan la equidad desde la Constitución.

Por estas y otras decenas de mecanismos de seguridad, vigilancia y transparencia, la imparcialidad en las elecciones está garantizada y si a pesar de todos esos mecanismos aún quedan dudas o inconformidad, los partidos tienen el derecho de acudir al Tribunal Electoral para resolver las cuestiones polémicas.

Sólo el número de votos obtenidos limpiamente en las urnas determinará ganadores y perdedores.

Es importante subrayar el marco constitucional y legal, y los consejeros electorales que hoy integramos el Consejo General del IFE hemos sido aprobados y designados con el consenso de todos los partidos políticos en la Cámara de Diputados y no tenemos otro compromiso que el apego a los principios de imparcialidad,  objetividad, legalidad y certeza.

Hoy a sólo tres semanas de la jornada electoral reiteramos nuestra total apertura y disposición para otorgar certeza a todos los actores políticos, resolver todas sus dudas y atender todas las solicitudes que los partidos políticos, los candidatos, los movimientos sociales, las organizaciones y los ciudadanos tengan sobre la organización y desarrollo de los comicios.

Estamos dispuestos al diálogo serio, franco, fundado con todos los partidos políticos sobre cualquier materia que sea de su preocupación.

Lo que ofrecemos es, pues, apertura y demandamos respeto a todos los veredictos emanados de las urnas.

Las elecciones limpias son una obligación constitucional y una convicción compartida por todos y cada uno de los consejeros y las consejeras electorales.

Los mexicanos pueden y deben ir a votar libres, confiados y en paz. Esa es la obligación, la garantía y la razón de ser del Instituto Federal Electoral.

Muy buenas noches. Gracias por su atención.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Qué son los adyuvantes y por qué son tan importantes como la vacuna contra la COVID

El desarrollo de la vacuna contra el coronavirus no solo implica la obtención de una fórmula antígena efectiva, también se requieren elementos como los adyuvantes, sin los cuales sería reducida su efectividad.
Reuters
12 de agosto, 2020
Comparte

Así como no es lo mismo escuchar música en el celular que en los altavoces del auto, las vacunas sin adyuvantes no tienen el mismo efecto.

Se trata de substancias que, al unirse a la fórmula de las vacunas, tienen la capacidad de incrementar la respuesta del organismo humano al ser inoculado.

“Es un amplificador”, explica la doctora María Elena Bottazi, codirectora de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Colegio Baylor de Medicina de Houston y codirectora del Centro para Desarrollo de Vacunas del Hospital Infantil de Texas, en Estados Unidos.

“El adyuvante hace que (la vacuna) llegue a más lugares dentro del cuerpo y que obviamente atraiga a diferentes componentes del cuerpo humano y así eventualmente se activen las diferentes células inmunológicas”, añade.

De ahí que, como en otros casos, son un elemento importante para el desarrollo de las vacunas para tratar el covid-19, que ya ha dejado más de 700.000 muertos y 20 millones de contagios en el mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=xhM2rTMB9I4&t

Vladimir Putin anunció este martes que Rusia ya tiene una aprobada y registrada contra el coronavirus, la Sputnick V, y otros países avanzan a contrarreloj para crear las suyas.

Más de 160 estudios preclínicos están en marcha, pero menos de 10 en una fase avanzada hasta inicios de agosto, según la Organización Mundial de la Salud.

Las investigaciones médicas y las farmacéuticas que participan se enfrentan a un problema: el desarrollo de adyuvantes no ha sido tan prolífico en la industria mundial en los últimos años.

Y la falta de estas sustancias dificultaría que la vacuna pueda ser producida de forma masiva.

“Así como hemos escuchado mucho que tenemos que generar miles de millones de dosis de la vacuna, también tenemos que producir miles de millones de dosis de cada uno de los componentes. No solo es producir las proteínas, sino también con qué se van a combinar”, explica Bottazi.

Una mujer en un laboratorio médico

Reuters
Además de los antígenos, las vacunas llevan otros componentes químicos que deben ser producidos.

La escasez de adyuvantes y otros elementos, desde las ampolletas hasta los birreactores, “puede retrasar las vacunas”, advirtieron desde mayo los especialistas Susan Athey, Michael Kremer, Christopher Snyder y Alex Tabarrok en una carta publicada en el diario The New York Times.

La vacuna en el cuerpo

Las vacunas están compuestas por tres elementos básicos: el antígeno, los adyuvantes y los preservantes.

Una vez que la dosis ingresa al cuerpo, causa una reacción del sistema inmunitario, que intenta proteger al resto del cuerpo enviando glóbulos blancos que producen anticuerpos para contener la infección.

Así, cuando un virus intenta de nuevo ingresar por cuenta propia al organismo, los anticuerpos saben cómo actuar en su contra y eliminarlo.

Cómo funcionan las vacunas

BBC

En este proceso los adyuvantes tienen dos propósitos, “amplificar la señal y al mismo tiempo guiar la para que atraiga la respuesta correcta, a las células correctas”, señala Bottazi.

“Si no se quiere que la vacuna se disemine muy rápido, sino que llegue a las células que la necesiten, entonces se necesita tiempo y eso es lo que llamamos el efecto depot, que se deposita en un lugar y da tiempo a que se disemine la información”, añade.

Los adyuvantes por sí mismos no tienen ningún efecto; es decir, son inertes.

“Es como si se tiene un parlante pero no se le pone música. Se acoplan a lo que se quiera diseminar, en este caso el componente específico de la vacuna”, explica la especialista.

Una vacuna contra el coronavirus es probable que tenga menos efecto en las personas mayores, porque sus sistemas inmunológicos no responden tan bien a la inmunización.

Así se en la vacuna contra la gripe.

Es posible superarlo administrando múltiples dosis, pero otra solución es usar adyuvantes que estimulan el sistema inmunológico.

Los problemas que se avecinan

Durante prácticamente todo el siglo XX hubo un adyuvante que se empleó prácticamente en todas las implementaciones de vacunas: las sales de aluminio, también conocidas como alumbre).

Sigue siendo el adyuvante más conocido y uno de los más fabricados hasta la fecha.

La vacuna Pandemrix y su adjuvante

Reuters
Las dosis de las vacunas para la pandemia del virus H1N1 (en la foto Pandemrix) estaban acompañadas con un adyuvante.

A finales de la década de 1990 fue que las farmacéuticas empezaron a desarrollar otras alternativas.

Como ocurrió con otros medicamentos patentados, esos adyuvantes fueron asegurados en registros de propiedad privada.

“Al ser de propiedad intelectual privada, no se sabe mucho sobre qué son exactamente, tienen una formulación que no es genérica y no conocemos su costo“, señala Botazzi como uno de los problemas de la actual carrera por la vacuna del covid-19.

“Si los adyuvantes son experimentales, de propiedad intelectual privada o de alto costo, va a ser difícil que sean accesibles para los países de bajos recursos“, añade.

Además, si se desarollan adyuvantes nuevos, estos deberán ser probados y certificados por las autoridades médicas, un inconveniente en una situación que exige urgencia, como la pandemia actual.

Eduardo Ortega-Barria, vicepresidente y director de investigación clínica para Latinoamérica de la firma británica GSK -uno de los mayores fabricantes de adyuvantes del mundo- explica el que el tiempo usualpara obtener una vacuna es de 10 años.

“En la historia la que más rápido se ha licenciado es la vacuna contra las paperas, que se demoró cerca de cinco años, pero con el coronavirus estamos intentando hacerlo entre 12 y 18 meses“, le dijo a la agencia EFE.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.