JVM y EPN aprueban en Desarrollo Agropecuario; AMLO y GQT, reprueban: Arena Electoral
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

JVM y EPN aprueban en Desarrollo Agropecuario; AMLO y GQT, reprueban: Arena Electoral

La panista y el priista alcanzaron más de 6 de calificación; Andrés Manuel López Obrador fue reprobado con 5.5 y Gabriel Quadri también reprobó con 5.3
Por Liliana Álvarez
26 de junio, 2012
Comparte

En materia de Desarrollo Agropecuario, dos de los presidenciables están aprobados y los otros dos no alcanzan el 6 de calificación, de acuerdo a los resultados que arrojó la evaluación de  las propuestas que presentan en sus plataformas electorales en este rubro que es clave para el desarrollo del país.

Indispensable, no sólo en lo que concierne a la económica y la sustentabilidad, sino porque este tema está relacionado con la calidad de vida de quienes se dedican a esta actividad.

Arena Electoral coordinó la revisión de dichas propuestas con especialistas. Junto con Lupa Ciudadana, este proyecto de la Fundación Ethos, como un ejercicio que busca contribuir a la democracia, convocó a expertos en la materia como el doctor. Gilberto Aboites Manrique, investigador del Centro de Investigaciones Socioeconómicas (CISE) de la Universidad Autónoma de Coahuila y miembro del SIN.

También la maestra Paulina Gamallo, maestra en Planeación y Políticas Metropolitanas por la UAM-Azcapotzalco, con especialidad en relaciones campo-ciudad y el  ingeniero Homero Blas Bustamante, presidente de la Sociedad Mexicana de Producción Orgánica (SOMEXPRO) y consultor independiente.

El mejor evaluado fue Enrique Peña Nieto con 6.5; Josefina Vázquez Mota obtuvo 6.3; Andrés Manuel López Obrador fue reprobado con 5.5 y Gabriel Quadri también reprobó con 5.3 de calificación.

Los que algunos evaluadores hicieron notar sobre las propuestas de los candidatos del PRI, PAN y PRD. 

Doctor Gilberto Aboites Manrique

 

PRI PAN PRD
Planteamientos dados en el marco de una elección; su objetivo es ganar votos. Es más de lo mismo, falta claridad, precisión y compromiso. Los puntos son reiterativos y contradictorios entre sí. Es un poco mejor que la del PRI y PRD, aunque también es vaga, ambigua y sesgada hacia el lado de los productores de tipo empresarial. Deja de lado a los productores transicionales y campesinos. Es igual de mala que la del PRI, con el agravante de que venden ilusiones a los ignorantes. No se perfilan mecanismos concretos de trabajo indispensables como por ejemplo, la realización de padrones. Aunque es una propuesta de izquierda ¡no promueve el empoderamiento de las bases!

Maestra Paulina Gamallo

 

PRI PAN PRD
No señala de manera específica ni los problemas, ni sus propuestas, son generalidades que por décadas ha pasado y sigue pasando en el campo mexicano. Ideas más específicas con respecto al cómo, y aunque existen algunas que son muy ambiciosas, es la que más información tiene sobre el Desarrollo Agropecuario, y por lo tanto la más pertinente. Propuesta un tanto más realista, que ya integra algunas especificaciones pertinentes.

Ingeniero Homero Blas Bustamante

 

PRI PAN PRD
La institucionalidad y la estructura normativa actual en México dificultarían esta política aspectos de cambios en las instituciones y rediseño del marco jurídico actual, no son abordados, por lo que no existe claridad en el cómo. Bajar costos de los alimentos por productividad enrarecen las metas de la propuesta. Se caracteriza por mantener la política actual y da la impresión de que muchos problemas del sector rural se resolverán en las ventanillas de los bancos. Recursos públicos con riesgo de politizar el campo al favorecer a grandes productores y mantener a los pequeños productores con programas paliativos. Divaga entre “seguridad alimentaria” y fomento a un “desarrollo de una agricultura de exportación de rango mundial”; no hay suficiente referencia al sector pecuario y parece un grave error en materia ambiental plantear un millón de hectáreas que parece más a monocultivos. No parece una política de reforestación. Se plantea cambios en regulación eso está bien.

Sobre los evaluadores:

Gilberto Aboites es doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara-CIESAS Occidente, y Maestro en Políticas Alimentarias y Desarrollo Rural.

Paulina Gamallo participa en proyectos de investigación en el área de Medio Ambiente y Sociedad en el Centro de Interdisciplinario de Investigaciones y Estudios sobre el Medio Ambiente y Desarrollo (CIIEMAD-IPN). Fue gerente del Área de Enlace Legislativo del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

Homero Blas es ingeniero agrónomo por la Universidad Autónoma Chapingo, fue director de la Oficina Regional para América latina de OCIA Internacional (Organic Crop Improvement Association) y es miembro de la International Organic Inspector Association (IOIA).

Asimismo, entre los evaluadores también estuvieron el maestro Carlos Camacho Gaos, director general de la empresa consultora Pretium S.C. y director de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Anáhuac México Norte, así como la doctora Hilda Rosalba Guerrero García Rojas, profesora-investigadora de la Faculta de Economía “Vasco de Quiroga” de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y miembro del SIN.

Para consultar las propuestas puntuales de los cuatro candidatos, los comentarios íntegros y los currículums completos de los evaluadores, visita la página web de Arena Electoral.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mascarillas 'egoistas': ¿qué son y por qué no se recomienda su uso para evitar el contagio de la covid-19?

En algunas partes del mundo las mascarillas que tienen una válvula de exhalación han sido prohibidas. Te contamos por qué expertos dicen que no son efectivas en el contexto de una pandemia.
3 de septiembre, 2020
Comparte
Mascarilla con válvula

Getty Images

Una de las discusiones que más tiempo tomó zanjar en los inicios de la pandemia giró en torno a la utilidad de las mascarillas como medida para evitar el contagio del SARS-CoV-2.

Sin embargo, ahora que Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que los gobiernos alienten al público en general a usarlas donde haya “una transmisión generalizada y sea difícil el distanciamiento físico” y como parte de una serie de medidas para la prevención, que incluyen el lavado de manos y la distancia social, el debate parece haberse trasladado a la efectividad de un modelo de mascarilla en particular: la que tiene válvula.

¿Sirven o no sirven estas mascarillas faciales para frenar el avance de la pandemia? ¿Nos protegen más que las que no tienen? ¿Y por qué han generado polémica?

Respuesta contundente

Son varias las mascarillas en el mercado que vienen con una válvula en el centro o en un costado (los modelos N95, FPP2 y FPP3 cuentan con ella).

Pero independientemente del modelo del que se trate y de qué porcentaje de partículas filtre cada una, ningún cubrebocas con válvula es efectivo en el contexto de una pandemia, advierten los expertos.

Esto se debe a que esta clase de mascarilla protege a quien la usa, pero no a los demás, dado que filtra las partículas del aire exterior cuando la persona inhala, pero permite el escape de partículas a través de la válvula cuando la persona exhala.

Es decir, si la persona que la usa está infectada, puede expulsar gotículas con el virus al exhalar, y poner en riesgo al resto de las personas.

Familia con mascarillas

Getty Images
Las mascarillas más simples son las que se recomiendan en el contexto comunitario.

Tal es así, que en junio el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) y portavoz del Ministerio de Sanidad sobre la pandemia en España, Fernando Simón, tildó estos tipos de mascarillas como “egoístas”, precisamente por proteger solo a quien la lleva.

“El problema de la válvula es que el aire que exhala la persona que la lleva, lo concentra en un punto concreto. Eso puede hacer que alguien que esté expuesto a ese aire pueda infectarse”, explicó.

“Pueden ser las mascarillas egoístas porque yo me protejo y los demás me preocupan poco”, añadió.

En opinión de Ben Killingley, especialista en medicina de urgencias y enfermedades infecciosas del Hospital del University College en Londres, Reino Unido, si bien el uso general de la mascarilla tiene el doble propósito de proteger a ambas partes, “la razón por la que se promueve es para que las gotas que exhala la gente que puede estar infectada y no lo sabe no les lleguen a los demás”.

Y, desde este punto de vista, no tiene ningún sentido que se utilicen mascarillas con válvula en el contexto comunitario.

“En realidad, solo los respiradores, que se ajustan bien a la cara, tienen válvulas, y estos están reservados para los profesionales de la salud. El público ha tenido acceso a ellos, pero la recomendación para la gente es que utilice las mascarillas faciales quirúrgicas básicas, y no este tipo de mascarillas que no brindan ningún beneficio añadido para ellos”, enfatiza Killingley.

No recomendables, excepto algunos casos

Dado que la protección funciona en un solo sentido, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), que meses atrás se adelantó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en recomendar el uso de mascarillas, también advirtió en contra de su uso.

Asimismo, autoridades de distintas regiones en España, donde el uso de mascarillas es obligatorio hasta en la calle, han prohibido esta clase de respiradores en algunas circunstancias.

Y en muchos lugares del mundo —incluidas algunas aerolíneas— tampoco se permite el ingreso a espacios cerrados con ellas.

Mascarilla con válvula

Getty Images
Las mascarillas con válvula están destinadas a los trabajadores sanitarios.

¿Para que se hacen mascarillas con válvula entonces?

“La idea de incluir una válvula que se cierra cuando se inspira y se abre cuando se exhala es que sean más cómodas para el trabajador sanitario que las usa”, explica Killingley.

“Esas mascarillas son más cómodas de usar, porque permite una mejor circulación de aire“.

Al permitir la salida de aire, la válvula ayuda a regular la temperatura y evitar que la tela se humedezca.

Por eso resultan útiles si uno está por ejemplo en una obra en construcción, un taller, o en cualquier lugar donde se genere polvo, para evitar respirar estas partículas.

La otra excepción es, como mencionamos antes, el caso de los trabajadores sanitarios, que pueden estar en contacto con personas infectadas, y donde el objetivo es que ellos no se contagien.

Aún así, los CDC dejan claro que el personal hospitalario no puede usarlas en ambientes que deban permanecer estériles (como durante la realización de un procedimiento invasivo o en una sala de operaciones), ya que la válvula “permite que el aire exhalado no filtrado entre en el ambiente estéril.

Y para otros procedimientos, cuando los trabajadores de la salud utilizan este tipo de mascarillas con válvulas, lo suelen hacer acompañados de una careta protectora.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t

https://www.youtube.com/watch?v=zERDdsdMRRE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.