Peña Nieto invita al General Naranjo como asesor en seguridad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Peña Nieto invita al General Naranjo como asesor en seguridad

El general retirado Óscar Naranjo revela que lo invitaron a formar parte del equipo de Peña Nieto en caso de que gane la elección presidencial.
15 de junio, 2012
Comparte

El general Oscar Naranjo se retiró apenas hace dos días. // Foto: AP

El ex director de la Policía Nacional de Colombia, General Oscar Naranjo, dijo que le pidieron trabajar como asesor de seguridad para el candidato presidencial mexicano Enrique Peña Nieto en caso de que éste gane las elecciones generales de julio.

Naranjo dijo a The Associated Press que la oficina de campaña de Peña Nieto se le acercó para pedirle que trabaje con él en un cargo de asesor.

Naranjo es respetado ampliamente en la región por haber tenido una participación crucial en el desmantelamiento de las principales organizaciones narcotraficantes de Colombia durante su carrera de 36 años en la policía, en coordinación cercana con agentes antinarcóticos y de espionaje de Estados Unidos.

Ello incluye la muerte de Pablo Escobar y el desmantelamiento de los cárteles de Medellín y Cali.

Naranjo dijo a la AP que planea dividir su tiempo entre México y Washington, D.C., a partir del mes próximo.

Naranjo, de 55 años, se retiró el 12 de junio.

Da click aquí para conocer 10 cosas que hay que saber del General Óscar Naranjo.

AP

A continuación, la rueda de prensa íntegra del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, y el general Óscar Naranjo:

– MODERADOR: Compañeros, buenas noches. Bienvenidos a esta conferencia de prensa, donde se va a hacer un anuncio muy importante en materia de seguridad pública.  

En primer término, va a hacer uso de la voz el señor candidato, licenciado Enrique Peña Nieto, y posteriormente, el general Óscar Naranjo.

– LIC. ENRIQUE PEÑA NIETO: Señoras y señores, muy buenas tardes.

Agradezco el que atiendan a esta invitación a esta conferencia de prensa. Espero que la fuente que amablemente me ha venido acompañando a lo largo de esta campaña, haya logrado estar aquí o llegar a tiempo, después de haber estado allá en Michoacán.

Los he convocado, porque quiero compartir con ustedes la invitación que le he formulado al señor general Óscar Naranjo, para que acepte, de llegar yo a la Presidencia de la República, que sea asesor en su momento del Presidente electo, y después del Presidente de la República; de lograrse esta aspiración y este respaldo mayoritario de la sociedad mexicana en favor del proyecto que encabezo, para que acepte el brindarnos su asesoría en materia de seguridad pública, siendo el tema más sensible entre la sociedad mexicana, como lo he venido compartiendo a lo largo de esta campaña, y tiempo antes.

Sin duda, el tema de preocupación entre los mexicanos, de mayor angustia y que sin duda hoy nos genera este ambiente de miedo entre la sociedad mexicana, es por la ausencia de seguridad.

En razón de ello, he venido señalando con toda puntualidad en dónde está la estrategia que he definido debamos seguir, ajustar la estrategia que ahora se ha seguido, para tener un objetivo central, que es reducir la violencia, que lamentablemente lastima a los mexicanos.

Y en alcance a este propósito, me complace hoy compartir con ustedes la invitación que le he formulado al señor general Óscar Naranjo, quien amablemente ha aceptado el cumplir con esta tarea de ser asesor externo, de llegar yo a la Presidencia de la República.

La trayectoria que él tiene en el ámbito de la seguridad pública, creo que es ampliamente conocida, y sin embargo, me voy a permitir compartir algunas tareas y responsabilidades que ha tenido a lo largo de su trayectoria profesional, pero sin duda es un hombre que ha trabajado en materia de seguridad durante más de 30 años en su país de origen, en Colombia, y donde hoy la experiencia que en materia de seguridad tiene Colombia y proyecta al mundo, es de logro y de éxito.

Sólo basta señalar que en su tarea como Jefe de la Policía Nacional de Colombia, la tasa de criminalidad de los últimos años se redujo de manera considerable: de más de 60 homicidios por cada 100 mil habitantes, de entonces, de cinco años a la fecha, se redujo a una tasa de poco más de 30 homicidios por 100 mil habitantes; lo cual, sin duda, acredita el éxito que ha tenido la política en materia de seguridad en el país hermano de Colombia.

A partir de esta experiencia, de este éxito y del reconocimiento que hay a su trayectoria profesional, no sólo en su país, sino en el ámbito internacional, es que le solicité amablemente aceptara asesorar a un servidor, a partir de llegar a la Presidencia de la República y de ganar esta elección.

Han circulado ya algunas notas sobre esta invitación. Y para dejar muy en claro este tema y para no generar especulaciones, por eso les he pedido me acompañaran en esta conferencia –le he pedido al señor general Óscar Naranjo estuviera presente–, solamente para compartirles que él amablemente ha aceptado ser asesor de un servidor, de llegar a la Presidencia de la República; y apoyarnos con su asesoría de carácter externo, en la formulación de la estrategia que sigamos para realmente lograr una política de mayor eficacia en materia de seguridad.

Que los mexicanos, como me lo he propuesto, vean los resultados y sientan de manera tangible una mejora en las condiciones de seguridad, que deseamos tenga nuestro país en los próximos años, de manera casi inmediata y en logros que se verán en el mediano y quizá en un mayor plazo, pero es claro que los mexicanos esperan resultados inmediatos.

He querido compartir con ustedes esto.

Y antes de cederle el uso de la voz al señor general Óscar Naranjo, déjenme sólo compartirles algunos puntos de lo que ha sido su trayectoria profesional.

Él estudió la Universidad Nacional de Colombia. Ingresó a la Policía Nacional de Colombia en las áreas de Inteligencia Policiaca. Tras su comisión en la Ciudad de Cali, en 2003, el señor general Óscar Naranjo pasó a ser el Jefe de la Dirección Central de Policía Judicial e Inteligencia, donde fue un actor central en el desmantelamiento del Cártel del Norte del Valle. Y fue ganando un gran prestigio.

En 2005 fue ascendido a general, y en 2007 el entonces Presidente de Colombia, lo nombró Director General de la Policía Nacional de ese país.

Desde ese cargo, fue uno de los principales líderes en la lucha contra la guerrilla colombiana, y logró debilitar a las FARC.

En diciembre de 2010 el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, lo ascendió como primer policía en la historia de su país, al rango de general de Cuatro Estrellas.

He dado ya cuenta de los logros importantes: que se dio la disminución de la inseguridad que había en Colombia.

Y como hoy en la mañana compartía allá en Michoacán, en la estrategia que me propongo instrumentar para darle a los mexicanos paz, seguridad y libertad, sin duda el modelo que se ha tenido en otros países, y muy señaladamente en Colombia, que es un caso de éxito en el mundo, para nosotros resulta relevante e importante, y sin duda, con oportunidad de nutrir y de alimentar la estrategia que sigamos para tener mejores resultados en nuestro país.

Por ello, públicamente le quiero agradecer al señor general Óscar Naranjo la disposición que ha mostrado para apoyarnos en la estrategia que, de llegar a la Presidencia de la República, habremos de instrumentar para tener mejores condiciones de seguridad en nuestro país.

Dejando muy en claro lo que ya he señalado en otro momento: la tarea de seguridad es una tarea del Estado mexicano. No es una tarea que corresponda a partido político o a gobierno alguno; es una tarea del Estado en su conjunto; es una tarea irrenunciable; es una tarea insustituible; es una tarea indelegable.

Y estoy convencido que la necesidad que nuestro país hoy tiene, demanda de la mejor experiencia, de estrategias probadas y de éxito, para que realmente nuestro país recupere mejores condiciones de seguridad, la paz, la tranquilidad y la libertad que el pueblo de México hoy demanda.

Señor general, muchas gracias por aceptar esta invitación, que evidentemente habrá de materializarse a partir de resultar electo el próximo 1° de julio.

Y sin más, le cedo el uso de la palabra.

Muchas gracias.

– GRAL. ÓSCAR NARANJO TRUJILLO: Muchas gracias. Un gran gusto saludarlos.

Muchas gracias, señor candidato Enrique Peña Nieto, por haber pensado en un policía con una trayectoria que usted menciona, para que, de ser usted Presidente, pueda ser su asesor externo, no operacional y totalmente por fuera de las líneas jerárquicas del gobierno mexicano.

Mil gracias por hacer esta aclaración, que me permite, en todo caso, por respeto a México, por respeto a este proceso electoral, decir que como ciudadano no nacional mexicano, no emitiré juicios de valor alrededor de candidatura alguna. No participaré ni con respuestas, ni con afirmaciones alrededor de este proceso, que estimo es democráticamente muy vigoroso, que está viviendo el pueblo mexicano.

Por otra parte, cuando he tomado la decisión de esperar el resultado, que las urnas habrán de determinar quién es el nuevo Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, lo he hecho convencido de que las propuestas de Enrique Peña Nieto, que comienzan por elevar la política de seguridad a una política de Estado, no a una política –como él lo ha señalado– de partidos o de gobiernos, hace parte esencial de una convicción profunda que tenemos alrededor de la seguridad, entendida como un valor democrático, que se expresa en una política de seguridad pública totalmente incluyente, que proteja a todos, que proteja desde el campesino más desvalido, al obrero, al sindicalista, al trabajador, pero también al empresariado, a la dirigencia y al conjunto de la ciudadanía.

Por otro lado, cuando he aceptado declararme a la expectativa para conocer el resultado, y dependiendo de ese resultado, ser asesor de Enrique Peña Nieto, si así lo determinan los mexicanos, lo he hecho en la seguridad de que él se aproxima a este tema, bajo la sensibilidad por las víctimas del delito.

La verdad, una política de seguridad pública debe motivarse y fundarse particularmente alrededor de las víctimas del delito; de tal manera que esa política sea eficaz para que no haya repeticiones de violencia, que signifiquen más víctimas.

Y, por otro lado, comparto con los mexicanos en general, porque mi cercanía a México no es nueva: he visto recorrer un largo camino, signado de grandes sacrificios, de heroísmo y de valor, como el que encarna hoy el gobierno actual, que dirige el Presidente Felipe Calderón.

Y en ese horizonte, lo que realmente deseamos todos, y tengo esa convicción, dada nuestra experiencia, dado el acumulado de intercambios con el mundo entero para combatir el crimen, es que ha llegado la hora de que México se fije un horizonte, que realmente en tiempo breve, el más corto posible, interrumpa esta cadena de violencia.

Como observador externo, lo digo con respeto, me preocupan a veces pronósticos fatalistas, que sitúan esta situación con una dinámica indefinida en el tiempo.

La verdad, tenemos convicción plena de que, dado el camino recorrido en estos años, dado el sacrificio que ha significado resultados contra el crimen organizado, el tiempo hay que reducirlo al máximo. Y por eso, diría que la política de seguridad es una política que tiene que generar confianza, más allá de los propios resultados.

Por esa razón, quiero agradecerle al señor candidato Enrique Peña Nieto, que me haya hecho este ofrecimiento.

Quiero declararme a la expectativa por respeto a este proceso democrático, como corresponde. Y estoy seguro que cualquier decisión que tome el pueblo mexicano, significará particularmente no claudicar frente al crimen y seguir avanzando en la construcción de un México vigoroso, democrático y muy participativo.

Muchas gracias, señor candidato.

–  LIC. ENRIQUE PEÑA NIETO: Señor general, muy amable.

SESIÓN DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

– DAVID LÓPEZ GUTIÉRREZ: Compañeros, les recuerdo que esta conferencia de prensa es exclusivamente para hablar del tema de seguridad pública.

– EUNICE ORTEGA, del Periódico La Razón: Buenas noches, señor candidato, general.

Preguntarle, primero que nada, general: usted ha comentado que se va a mantener a la expectativa ¿Cuál sería la estrategia a seguir después del 1° de julio: venir a quedarse un tiempo a México, hacer un análisis, una especie de diagnóstico, precisamente para después darle sus puntos de vista, ya en este caso, al Presidente electo?

Y al candidato: usted ha repetido en muchas ocasiones que su responsabilidad será ayudar en todos los gobiernos, sin importar los partidos ¿Eso lo podemos traducir de que no se va a esperar a firmar convenios, como ha sucedido últimamente, en el gobierno federal –ya en los casos bastante graves–, convenios de colaboración, como ha habido, que entra la Marina o entra el Ejército, y hacerlo de inmediato en todos los estados, en todo el país; reforzar la seguridad con las fuerzas armadas o la misma Gendarmería Nacional, que usted ha propuesto?

– GRAL. ÓSCAR NARANJO: La verdad detalles metodológicos alrededor de cómo será nuestro trabajo, todavía no están acordados. Lo que puedo significar es que mi papel será el de un consultor externo, no operativo, por fuera de las jerarquías; y en todo caso, como corresponde en estos procesos, prácticamente un animador para que los equipos del gobierno mexicano tomen las decisiones, los cursos de acción que, bajo el mandato de su Presidente, él disponga.

Pero repito, un asesor externo, fuera del gobierno, que para nada tendrá funciones, ni operativas, ni jerárquicas, desde luego que no en ese proceso.

– LIC. ENRIQUE PEÑA NIETO: Eunice, yo he señalado con toda claridad, creo que ya lo compartí hace un momento: la política en materia de seguridad debe ser una política del Estado mexicano, y que eso involucra la actuación coordinada, en colaboración de todos los niveles de gobierno, alineados en una estrategia sobre los objetivos que se tengan, para realmente lograr las condiciones de seguridad.

Yo he señalado que el objetivo central que tendrá la estrategia que habremos de instrumentar, y que espero contar con esta asesoría externa, de llegar a la Presidencia de la República, estará orientada a reducir la violencia, que lamentablemente se ha acentuado en los últimos años, y que sin duda ha generado este clima de zozobra y de intranquilidad entre los mexicanos.

– EUNICE ORTEGA, del Periódico La Razón: Inaudible

– LIC. ENRIQUE PEÑA NIETO: Yo no me adelantaría a la parte operativa, lo importante son los resultados y la decisión clara, sobre todo la visión que claramente tengo de qué y cómo debe ser la política del Estado en materia de seguridad.

Y creo que a partir de esta visión, insisto, de ser una política de Estado, no de partido político, no de gobiernos, de todo el Estado en su conjunto, creo que a partir de ello, estará la construcción de la estrategia en razón de los objetivos. Uno que he señalado ya de manera muy puntual, es central en la estrategia que tengamos; y que más allá de acuerdos, de la instrumentación operativa, creo que corresponde ya a un segundo plano.

Lo importante es tener claridad sobre cómo debe observarse y visualizarse la estrategia en materia de seguridad, la labor irrenunciable que tiene el Estado mexicano para darle seguridad a los mexicanos. Lo demás, creo que cabe en el terreno de la operación solamente.

– MARU ROJAS, Radio Fórmula: General Naranjo, dice usted que no puede hacer crítica alguna a candidatura, ojalá y sí nos pudiera regalar una opinión, como asesor externo, de lo que considera usted ha sido la estrategia de seguridad pública del Presidente Calderón.

Y al señor candidato ¿Cuánto costará, antes de que se lo pregunten los externos, esta…?

Y a propósito de su visita mañana al estado de Veracruz, que se ha convertido en el más peligroso del mundo para ejercer la labor del periodismo, su opinión del nuevo asesinato hoy de un compañero.

Gracias.

– GRAL. ÓSCAR NARANJO: Muchas gracias. La verdad, con el respeto y particularmente con la independencia de un observador externo a México, pero como un funcionario público, que lo fui hasta hace unos pocos días, quiero repetir lo que ha sido realmente la valoración que hemos hecho en relación con el combate y las tareas que se han implementado en México para contener el desafío, particularmente de la delincuencia organizada trasnacional, y muy especialmente el narcotráfico.

Lo que tengo que afirmar es que en México han acumulado méritos, han entregado vidas, hay sacrificios enormes y hay un proceso, que realmente ha develado una amenaza que la sociedad mexicana está enfrentando, y la está enfrentando con estoicismo y la está enfrentado a costos muy elevados, como el que significa el asesinato de Víctor Manuel en Veracruz.

La verdad no puede uno desconocer ese sacrificio y esos logros. Desde luego, habrá siempre maneras de perfeccionar, de profundizar, de corregir y de mejorar estrategias y políticas. Finalmente, todos los procesos son dinámicos.

Y en ese sentido, lo que puedo decir es que valoramos enormemente lo que ha hecho México por la humanidad en relación en la lucha contra el narcotráfico.

– LIC. ENRIQUE PEÑA NIETO: En primer lugar, lamento y condeno el asesinato artero que han cometido con un periodista de un medio de comunicación importante. Pero creo que esto no es más que consecuencia del clima de inseguridad que lamentablemente vive nuestro país, y que debe llevar a que la política que siga el Estado mexicano en esta materia, genere condiciones de seguridad a la población, y por supuesto al libre ejercicio de la actividad periodística.

Lamento el deceso y el artero asesinato de un compañero periodista de ustedes. Me uno a la pena que embarga a su familia. Y desde aquí expreso mi más absoluta solidaridad y sentido pésame a sus deudos.

Y sobre la pregunta particular que hicieras, Maru, es algo que no está definido, es algo que está sujeto a una condición suspensiva, como lo hemos señalado, que esta colaboración será a partir de que se logre este propósito, por el que vengo trabajando, de ganar la Presidencia de la República. Será hasta entonces que platiquemos ya de las condiciones particulares.

La razón de hacer este anuncio ahora, fue, primero, porque he tenido pláticas recientes y ya de tiempo atrás, entonces como gobernador del Estado de México, cuando tuve oportunidad de visitar Colombia, y de reconocer el éxito que ha sido en ese país el combate a la inseguridad y al crimen organizado.

En otros momentos tuve oportunidad de platicar con el señor general Óscar Naranjo, y sobre todo a partir de algunas especulaciones que se empezaron a tener en algunos medios, quise ser muy puntual y dejar hoy ante ustedes muy en claro lo que ha derivado de mis conversaciones con el general Óscar Naranjo.

La invitación que le he formulado, para que, de llegar a la Presidencia de la República, acepte ser asesor del próximo Presidente de México. De ser así, él amablemente está en esta disposición, ya que de darse esta condición el 1° de julio, para realmente colaborar con un servidor. Y entonces veremos ya la parte operativa y las consideraciones particulares, sobre las que tú preguntaste, Maru.

– ANAHÍ RAMA, de la Agencia Reuters: Para el candidato, buenas tardes. Quiero preguntarle, en  gran medida el éxito de Colombia en la lucha contra el narcotráfico tiene que ver con el Plan Colombia de miles de millones de dólares, muy superior a la iniciativa Mérida que se firmó con México. Implicó también la presencia de agentes armados de Estados Unidos en territorio colombiano.

Quería preguntar ¿Usted, de llegar a la Presidencia, estaría dispuesto a firmar con Estados Unidos un plan tan amplio, teniendo un poco en cuenta la sensibilidad que existe sobre la soberanía mexicana y la presencia también de agentes armados en territorio mexicano?

Y para el general Naranjo ¿Para usted cuáles son las principales amenazas para México en lo que a cárteles se refiere: Sinaloa y Zetas, o, hoy en día, uno mayor que otro?

Gracias.

– LIC. ENRIQUE PEÑA NIETO: Déjeme contestarle, que yo creo que la suya es una primera valoración, por qué considera usted que ha sido el éxito de Colombia.

Yo he señalado, primero, que en la relación bilateral con los Estados Unidos hay ventanas de oportunidad para trabajar en varios aspectos y ámbitos de interés para ambas naciones. Uno de ellos, sin duda, es el de la seguridad pública.

Fue tema del último debate, donde he señalado con toda puntualidad que en respeto irrestricto a la soberanía de ambos países, de nuestro país, por supuesto, estará el buscar una colaboración, que nos permita realmente tener fronteras seguras y una colaboración para una mayor seguridad en ambos países.

Sobre qué elementos fueron centrales y fundamentales para el éxito de Colombia, yo le pediría al señor general Óscar Naranjo que él pudiera verter algunos comentarios sobre la valoración que usted hace, a lo que ha sido éxito en su país. Y la otra pregunta que le formulara nuestra compañera.

– GRAL. ÓSCAR NARANJO: Muchas gracias. Comienzo por mencionar los avances colombianos.

En la seguridad de que mi país todavía no ha resuelto totalmente los problemas de violencia, de inseguridad y de narcotráfico; es decir, los avances para nada nos pueden llevar a los colombianos a ser triunfalistas, y menos en mi caso, como el director de la policía, todavía hay tareas pendientes.

Pero lo que sí resultó es que la política de seguridad se instaló para los colombianos como el bien público más preciado, y la verdad diría hoy, que el éxito colombiano es que la sociedad colombiana entendió que confrontar el crimen no es un asunto de un gobierno, de policías, de procuradores y de fiscales contra unos delincuentes; combatir y enfrentar el desafío a la delincuencia, significa particularmente una gran dosis de participación ciudadana, y significa generar confianza entre autoridades y ciudadanos para cerrarle espacio al delito.

Yo diría que ese es el valor agregado fundamental que permitió el desarrollo de estrategias particulares.

Y la otra parte, diría que cuando se hacen valoraciones del llamado Plan Colombia, se puede incurrir en exageraciones. Yo le quisiera decir al mundo entero que el presupuesto que recibimos de los Estados Unidos, por parte del Plan Colombia, siempre importante, para nada tiene un componente específico que realmente un peso significativo en el marco de los gastos de inversión que los colombianos hemos hecho por nuestra seguridad.

Probablemente el mérito del Plan Colombia significó, en un momento dado de nuestra historia, contener el propósito mafioso de conducir a nuestra nación a un narco-Estado; y por lo tanto, la valoración que yo hago hoy del Plan Colombia, un poco la distancia, es que más importante que haber capturado delincuentes, destruidos cárteles, confiscado drogas o incautado bienes del narcotráfico, el valor agregado de esa alianza fue haber permitido que la democracia actúe con total solvencia y viabilidad; y los valores que inspiran esa democracia, se conserven intactos.

Por otro lado, déjenme compartir con ustedes una lección a la hora de calificar a los delincuentes. La lección aprendida no solamente de Colombia, sino de otras latitudes del mundo, es que no hay delincuentes buenos y malos; el delincuente es delincuente, y está por fuera de la ley.

Muchas veces en estas carreras desinformativas, promovidas por los llamados cárteles, se quieren vender, caracterizaciones, que confunden a los ciudadanos, diciendo que “x” cártel es más violento que el otro, etcétera.

La verdad, la lección aprendida es que no puede haber asimetrías en el tratamiento a los delincuentes. Un delincuente es simplemente un delincuente, y punto.

– ANAHÍ RAMA, De la Agencia Reuters: Inaudible

– GRAL. ÓSCAR NARANJO: Retomo la última parte de mi respuesta. Creo que sería un error hacer juicios de valor. Creo que sería un error empezar a hacer distribuciones asimétricas entre esas organizaciones, y lo que resulta altamente efectivo, el darles un tratamiento, donde no haya asimetrías.

Ya las labores operativas irán marcando, para autoridades competentes, cuáles son las vulnerabilidades o fortalezas. Pero, repito, sería un error, y es la experiencia colombiana, pero también la experiencia de otros países que han luchado contra la mafia: no puede haber distinciones de delincuentes buenos y delincuentes malos.

– CARLOS LARA,  El Sol de México: Buenas noches. Preguntarle al general. Insistiendo en la pregunta que hizo mi compañera ¿Cuál es la valoración que se hace de los cárteles mexicanos? Porque no son los mismos cárteles, ni la misma violencia que ejercían los hermanos Rodríguez Orejuela, Pablo Escobar, allá en Colombia, a lo que se registra aquí con los Zetas y con el Cártel de Sinaloa.

También preguntarle ¿Por qué dejó su país si resultó muy buena la estrategia implementada de seguridad?

Y para el candidato, insistir, ¿Cuál será el apoyo particular que pedirá su eventual gobierno hacia Estados Unidos, en específico con el Plan Mérida?

– GRAL. ÓSCAR NARANJO: Bueno, puede resultar un poco aburrido para todos ustedes que un ex policía empiece a hablar en detalle de la fenomenología criminal de los cárteles; pero francamente no quiero defraudar a quienes me preguntan de esas diferencias o esas similitudes entre cárteles colombianos y cárteles mexicanos.

Y déjenme decir solamente esto: las historias de los pueblos son distintas, las coyunturas socioculturales son distintas, y probablemente lo único que tienen en común los narcotraficantes de esos cárteles, es que el ejercicio de la violencia, traducida en una especie de terrorismo selectivo, indiscriminado, es común a todos.

En lo que se parecen los narcotraficantes en el mundo, es que el valor por la vida, es un valor subestimado al interés material del poder económico.

Y en ese sentido, el mensaje de fondo es que luchar contra los cárteles es valorizar la vida de los ciudadanos y proteger esta vida para que nadie pueda atentar contra ellos.

– MODERADOR: Muchas gracias. Buenas noches.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Martes 13 y otras situaciones, objetos y animales que ¿traen mala suerte?

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.
13 de octubre, 2020
Comparte

En martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes.

El dicho popular recomienda no hacer nada arriesgado el martes, por considerarse un día de mala suerte.

Se trata de un famoso refrán del idioma español que tiene su base en la superstición.

Según detalla la página web del Instituto Cervantes, esto se debe a que este día de la semana estaba consagrado a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, por lo que se consideraba un día de mal agüero para emprender algo importante.

También aclara que en la antigüedad tenía la misma connotación para los egipcios y los turcos y que algunos historiadores españoles relacionaban la superstición porque “los martes se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas”.

La complicación del 13

Pero parece que, además de martes, el problema se agudiza cuando es 13.

Los países anglosajones tienen su versión también del día de mala suerte: el viernes 13.

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.

También es el capítulo del Apocalipsis o Revelación de la Biblia y en el que habla de una bestia, la causa de todo mal.

Y hasta existe la fobia al número 13: la triscaidecafobia.

Número 13

Lo concreto es que no hay una bibliografía que respalde cada una de estas creencias populares que muchas de ellas se remontan a tiempos inmemoriales.

Pero la mala suerte no solo está representada en el número 13 (para muchos), sino que también se aparece en animales, acciones y determinadas situaciones, etc.

Pero, ¿por qué y cuáles son? En BBC Mundo hicimos un listado.

La sal derramada

sal

Durante siglos y siglos, la sal tuvo un rol importante en las culturas.

Desde utilizarla para condimentar y conservar los alimentos hasta utilizarla como una forma de moneda de intercambio que luego dio origen a la palabra salario.

Por eso, derramar sal es signo de mal presagio para muchos.

También existe la superstición de que no se debe pasar el salero de mano en mano, sino que se apoya en la mesa, por la misma razón anterior: por miedo a que se derrame.

¿Qué culpa tendrá el gato?

Gato negro

Muchas personas consideran que es mala suerte que un gato negro se cruce por delante.

Para el cristianismo, los gatos de color negro eran símbolos del mal y estaban asociados a las brujas.

Sin embargo, para la cultura egipcia eran animales de adoración.

La escalera

Mujer camina debajo de escalera

El origen de por qué pasar debajo de una escalera es de mala suerte también es variado.

Una escalera apoyada en una pared forma un triángulo, forma que el cristianismo representa la santísima trinidad, por lo que atravesarlo, era señal de desafiar lo sagrado.

Otra creencia sostiene que está relacionada a las ejecuciones por ahorcamiento, ya que el verdugo debía subir a una escalera para colocar la soga y luego para retirar el cuerpo.

Abrir paraguas bajo el techo

Este es otro caso de superstición que no tendría un origen común.

El paraguas es un antiguo invento chino que fue pasando de cultura a cultura para distintas funciones hasta la actualidad.

Pero en un principio el paraguas era utilizado por reyes como sombrilla para bloquear los rayos del sol, por eso abrirlo en un lugar con sombra era un sacrilegio.

Hombre sostiene un paraguas

Otra creencia sostiene que si una persona abre un paraguas bajo techo, se trata de una doble protección, por lo que trae mala suerte.

Y tal vez, el más racional de todos, es que si abres un paraguas dentro de tu casa, puedes causar un accidente.

Romper un espejo

Espejo roto

La creencia dice que si rompes un espejo tendrás 7 años de maldición.

Todo surge de la catoptromancia, que es la adivinación por medio del espejo.

El espejo era un elemento que se utilizaba para la magia por lo que si se rompía, el futuro sería aterrador.

La mala fama del pie izquierdo

Sin duda esta no aplicaría a los grandes jugadores de fútbol zurdos, pero es una creencia popular que la gente que se levanta por las mañanas de mal humor, es porque lo hicieron con el pie izquierdo.

Además, durante la historia, siempre se dio preponderancia a todo lo que sucedía a la derecha, por el movimiento de la tierra, la mayoría de las personas son diestras, los santos están a la derecha de Dios, etc.

Y, entre tantos otros motivos sobre lo malo del lado izquierdo, la mala suerte también estaría relacionada con que los pescadores no subían a una embarcación por babor, es decir por la izquierda.

Tijeras

Tijeras

La creencia popular sostiene que dejar las tijeras abiertas mientras no se usen son sinónimo de atraer mala suerte.

Otra sostiene que regalar tijeras equivale a desear el mal.

Si bien se desconoce su origen, en la mitología griega la Moira Átropos (una de las tres que decidían el destino) cortaba con tijeras el hilo de la vida.

Y hay más…

Si bien existen innumerables tradiciones que atraen la mala suerte, también existen muchas otras para evitarla y otras tantas que atraen la buena suerte.

Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

Además de cruzar los dedos para protegerse de la mala suerte, también muchos lo hacen para pedir que un favor se cumpla, o cuando se quiere incumplir lo que se jura.

Aparentemente, en la antigüedad, existía la costumbre de que dos personas enlazaran sus dedos índices formando una cruz para expresar un deseo.

Tocar madera

Se cree que la madera es un elemento de protección, por eso cuando algo sucede muchos tocan madera para librarse de ese mal.

Su origen provine de los pueblos celtas en Europa que solían adorar a los árboles porque a través de ellos una persona se librara de una dolencia y la enviaba a la tierra.

Y tú, ¿crees en alguno?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.