Compra de votos, cada vez más sofisticada: Experto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Compra de votos,
cada vez más sofisticada: Experto

Mientras exista población en estado de pobreza, habrá partidos que sigan ofreciendo bienes a cambio del voto, asegura investigador en la materia
Por Omar Sánchez de Tagle
6 de julio, 2012
Comparte

Recuento distrital de votos.//FOTO: Cuartoscuro

La posibilidad de un fraude en las casillas el pasado primero de julio es poco probable, pues se trató de un día con mucha vigilancia y con la participación de millones de mexicanos en las urnas, pese a ello, hay elementos para suponer que hubo compra o coacción al voto de muchos ciudadanos.

Para Javier Osorio, director de “Más Democracia”, organización de la sociedad civil dedicada a realizar monitoreos electorales, en estas elecciones “se observaron los viejos métodos del clientelismo y las formas más sofisticadas e innovadoras para comprar el voto”.

En entrevista para Animal Político, el también investigador, señaló que previo al proceso electoral se dan mecanismos muy recurrentes y en zonas muy específicas entorno a la compra del voto.

Métodos que se planean meses antes de la elección y que requieren de una buena planeación, logística y conocimiento de las zonas, “este tipo de prácticas son muy difíciles de detectarse sobre todo si no conoces las mañas de los partidos y si no cuentas con alguien que te ayude a informar lo que se orquesta en cada uno de los cuartos de campaña”.

Javier Osorio comentó que en estas elecciones su grupo de observadores logró ver operaciones clientelares viejas y nuevas que a la luz de las leyes son “jurídicamente muy difíciles de comprobarse”, dijo

“Nosotros detectamos la entrega de vales de gasolina, despensas, sacos de cemento, tarjetas de prepago para celulares y un nuevo método muy innovador las tarjetas de débito o de prepago”.

Para el director de “Más Democracia” la compra del voto es una práctica regular que se ha ido modificando y “sofisticando” con el tiempo, en donde lo difícil se vuelve, para los llamados “mapaches”, el monitoreo de sus votantes.

“Lo que hemos observado en los últimos años es que cada vez hay más sofisticación en las prácticas clientelares, y esto significa prácticas mucho más discretas y difíciles de observar, lo cual complica esta parte de detección de compra de voto”.

Durante diez años, Javier Osorio y su equipo se han dedicado a observar los procesos electorales en México, lo cual le ha permitido generar un método empírico para determinar las anomalías de una elección, puesto que manda a sus observadores a lugares en donde existen casillas muy competidas, bastiones muy claros para los partidos y en aquellas casillas en donde aparecen el 100% de los votantes.

Es por ello que Osorio puede afirmar que cada vez son más sofisticados no sólo los acarreos y los monitoreos de los votantes.

“Lo que nos han comentado los mapaches que hemos entrevistado, es que ellos tienen una relación de 10 personas, lo que llegan a hacer son unas redes muy densas de movilizadores. En donde el grupo se puede vigilar incluso por la familia y la cadena que se genera es de tal forma que se percibe que los propios mapaches te pueden ir a buscar.

“Lo que hacen  los partidos es que estas redes las tienen meses antes de la elección y justo el día mandan a sus votantes a las ocho de la mañana, muy temprano a votar, posteriormente al mediodía hacen un corte y esto lo hacen checando sus listas de  movilizados contrastándolas con las listas nominales.

Ahora con la entrega de tarjetas de prepago lo que se ha encontrado por parte de los observadores son métodos que sugieren una coordinación mucho más grave por parte de los partidos y ello “habla de que no son eventos aislados aleatorios, esto habla de un comportamiento sistemático con una infraestructura, con logística, con un esfuerzo coordinado mucho más grande, no es un mapache loco, esto opera de mucho más arriba y opera con mucho mas infraestructura y mayor estrategia” señaló.

Osorio, destacó que la oferta que realizan los partidos políticos con el propósito de que la ciudadanía les favorezca con su voto, se reducirá hasta que la mayoría de la población abandone la pobreza en la que se encuentra.

Enfatizó que el problema del clientelismo es un problema de oferta-demanda, donde la oferta serían los partidos políticos, quienes ofrecen bienes a cambio de votos, “mientras exista una parte de la población que se mantenga pobre, este sector,  va a seguir demandando esta clase de bienes, los cuales son un campo fértil para que los partidos sigan ofreciendo bienes a cambio del voto”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El hijo secreto de Marx, el romance prohibido de Marie Curie y otras historias de amor

Toda historia de amor tiene secretos, pero estos se vuelven más jugosos cuando los protagonistas fueron destacados personajes de la historia. Aquí contamos algunos detalles de alcoba sobre un puñado de historias de amor y desamor
2 de febrero, 2020
Comparte
Corazón partido pintado en una pared.

Getty Images
“Insólitas parejas” es el último libro del escritor y periodista colombiano Daniel Samper Pizano.

Hijos ocultos, amores prohibidos y secretos que salieron a la luz luego de varios años enterrados.

Se trata de historias de amor, engaño, silencio, revelación y rebelión que podrían ser guiones de cualquier película o serie de televisión, pero que sucedieron en la vida real.

El periodista y escritor colombiano Daniel Samper Pizano se encargó de investigar y recolectar algunas de ellas y las plasmó en su libro “Insólitas parejas: doce historias auténticas de enamorados famosos, que presenta en el Hay Festival que se realiza en Cartagena, Colombia, hasta el 2 de febrero.

Aquí les compartimos algunas de esas historias.

1. Karl Marx y un gran secreto

Karl Marx

Getty Images
Karl Marx se llevó a la tumba un secreto.

Karl Marx (1818-1883), el padre del socialismo científico y el comunismo moderno, fue uno de los pensadores más influyentes de todos los tiempos.

Durante su vida de filósofo, economista, sociólogo y militante comunista sufrió persecuciones y vivió en la pobreza con su esposa Jenny von Westphalen, con quien tuvo siete hijos.

Pero se llevó a la tumba un gran secreto que solo fue develado muchos años después: el de un hijo extramatrimonial.

“El primer secreto es que tenía un hijo fuera de su matrimonio, el segundo, que lo tuvo con la chica que ayudaba en la casa (Helen Damuth o “Lenchen”) y tercero que Friedrich Engels —un relevante intelectual junto al que escribió varias obras fundamentales para el nacimiento del marxismo y los movimientos socilista, comunista y sindical — aceptó aparecer como padre del niño”, le cuenta a BBC Mundo, Samper Pizano.

Karl Marx y Friedrich Engels

Getty Images
Karl Marx y Friedrich Engels fueron colaboradores y amigos.

En 1851, Lenchen estaba embarazada, tuvo un bebé al que llamó Frederick y lo dio a una familia para que lo cuidara.

Pero la historia se pone mucho más interesante cuando en una carta Marx le dice a Engels: “Debo revelarte un misterio tragicómico”, según recoge Samper Pizano de la biografía Karl Marx: an Intimate Biography, de Saul Padover y publicado en 1978.

El misterio era en realidad un pedido. Para que Marx salvara su matrimonio, Engels, que era soltero, tenía que declararse padre del bebé de Lenchen. Y Engels aceptó, afirman varias biografías sobre éste.

“Yo creo que Engels pensó: si yo no lo hago, esto podría acabar con la familia de Marx. Y él quería mucho a la familia. No le costó hacer eso por su amigo que era como un hermano”, añade el autor colombiano.

Tumba de Marx en Londres.

Getty Images
Engels reconoció a Frederick como su hijo, aunque el verdadero padre era Marx.

Lenchen no era una simple empleada doméstica de los Marx, sino una institutriz y una persona muy cercana a la familia.

“La prueba es que ella siguió trabajando en la obra de Marx y ayudando a Engels a recopilarlas cuando Marx ya estaba muerto”, dice el periodista.

El secreto permaneció oculto unas cuatro décadas y salió a la luz tras la muerte de Marx y su esposa.

Fue revelado cuando Engels, en su lecho de muerte, se lo confesó a Eleanor Marx, una de las hijas de Marx, según detalló el diario The New York Times en un artículo de 1983.

Se cree que Marx nunca conoció a su hijo y que Frederick nunca supo quién fue su padre.

2. Marie Curie y un segundo amor

Marie Curie.

Getty Images
Marie Curie fue una pionera en muchos aspectos de la ciencia.

Sin duda, Marie Sklodowska (1867-1934), más conocida como Madame o Marie Curie, fue una persona extraordinaria para la ciencia.

Mujer, polaca y pobre, llegó a París con la esperanza de estudiar Física y Matemáticas.

Pese a todas esas limitaciones “logró varios récords en una sociedad y un entorno machista como lo era el de la enseñanza superior en Francia” en esa época, destaca Samper Pizano.

Fue la primera persona en recibir dos premios Nobel en distintas especialidades —Física y Química— y la primera mujer en ocupar el puesto de profesora en la Sorbona, la histórica universidad de París.

Marie se casó con el científico Pierre Curie y juntos ganaron el Premio Nobel de Física en 1903 (que también compartieron con el físico Henri Becquerel). Y en 1911, Marie Curie ganó el Premio Nobel de Química.

Marie Curie con su hija y Piere Curie en 1904

Getty Images
Junto a Pierre Curie, Marie ganó el premio Nobel de Física en 1903.

Pero en los años que separaron un galardón del otro ocurrió la tragedia de la muerte de Pierre Curie aplastado por un carruaje y el nacimiento de un romance entre la científica y uno de los discípulos de Curie: Paul Langevin.

Se trataba de un hombre más joven que ella, alto y elegante. El problema era que Langevin estaba casado.

La relación fue un escándalo, aunque ella fue más castigada por que él. Casi le costó el segundo Nobel.

“Yo creo que ella pensó que el rey de Suecia (quien entrega los Premios Nobel de la Real Academia Sueca de Ciencias) no podía vetarla por algo que ella estaba haciendo como soltera, porque ella era viuda en ese momento. El adulterio era de Langevin“, afirma el autor de “Insólitas parejas”.

Marie Curie, Paul Langevin y un grupo de mujeres en 1910.

Getty Images
Marie Curie compartió con Paul Langevin el dictado de clase en la Sorbona.

Marie Curie fue a recibir su premio con el respaldo de la comunidad científica (incluyendo la de Albert Einstein) “porque a ella no la estaban premiando por su vida privada sino por su vida científica”, explica Samper Pizano.

La relación amorosa entre Marie y Paul no prosperó, pero siguieron siendo buenos amigos y compañeros de cátedra en la Sorbona.

3. Rubén Darío y un amor analfabeto

El poeta nicaragüense Félix Rubén García Sarmiento (1867-1916), mejor conocido como Rubén Darío, fue una de las grandes e influyentes plumas del siglo XX.

Pero su gloria literaria también era compartida con su fama de mujeriego y de alcohólico.

Sin embargo, hubo una mujer que no sabía ni leer ni escribir que lo conquistó y acompañó una gran parte de su vida: Francisca “Paca” Sánchez

Rubén Darío.

Getty Images
El poeta nicaragüense Rubén Darío tuvo un gran amor que no sabía ni leer ni escribir.

“Él estaba paseando en Madrid por los jardines y vio a una muchacha que le llamó la atención. En ese momento ella era analfabeta. Y a él le gustó de ella que fuera tan campesina“, describe Samper Pizano.

“La vio varias veces, la convenció de que se acostara con él y finalmente fue su compañera durante muchos años. Más fiel ella que él”, añade a BBC Mundo.

Ese amor transcurría mientras el poeta seguía oficialmente casado con su segunda esposa Rosario Murillo.

Pese a ello, “Paca” se fue a vivir con él, algo anormal en esa época en España. Lo acompañó a París, entre otros sitios, y tuvieron cuatro hijos pero solo sobrevivió uno.

Francisca Sánchez (sentada) con su hijo Rubén Darío Sánchez y su tía María Sánchez.

Gentileza Biblioteca Universidad Complutense
Francisca Sánchez (sentada) con su hijo Rubén Darío Sánchez y su tía María Sánchez. (Fuente: “Archivo Rubén Darío – Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid)

Con el tiempo,Francisca aprendió a leer y a escribir. Sus maestros fueron el mismo Ruben Darío y sus amigos “quienes la querían mucho, como por ejemplo el poeta mexicano Amado Nervo”, agrega el autor.

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, y a pesar de las quejas de Paca, el poeta decidió viajar a América para promover la paz. Fue la última vez que se vieron.

Rubén Darío murió en 1916 en Nicaragua por una cirrosis tras años de excesos de alcohol.

“Fue una vida muy desgraciada la de Rubén Darío y la de Paca.

Con seguridad él fue un gran poeta pero no un gran marido”, opina Samper Pizano.

4. Winston Churchill y su largo matrimonio

Winston Churchill y Clementine Hozier en 1908.

Getty Images
Winston Churchill y Clementine Hozier tuvieron un matrimonio de 57 años.

El ex primer ministro británico Winston Churchill (1874-1965) estuvo casado con su esposa Clementine Hozier por 57 años.

¿Cuál fue el secreto de un matrimonio duradero?

Probablemente que “cada uno vivía en su cuarto, cenaba por su cuenta, leía sus periódicos, y muchas veces se comunicaban por mensaje. Aunque se quisieron mucho”, describe el autor de “Insólitas parejas”.

“Nunca discuto con Winston, porque me apabulla. Cuando tengo algo importante que decirle, le mando una nota”, escribió Clementine en una postal que rescata Samper Pizano.

Clementine fue un gran apoyo para Churchill, no solamente porque era de las pocas personas que se atrevían a llamarle la atención, sino porque él la escuchaba y en algunos casos llegó a pedir su ayuda en cuestiones relacionadas a la guerra.

Winston Churchill y Clementine Hozier en 1951.

Getty Images
¿Cuál fue el secreto de un matrimonio duradero?

“Curiosamente hizo buenas migas con (Joseph) Stalin, exlíder de la Unión Soviética. Él la recibió. Ella hizo mucho por los niños rusos y todavía hay alguna placa o monumento en nombre de ella en algunos sitios de Rusia”, dice el autor.

Pero quizá el mayor secreto de esta pareja duradera es que eran distintos y se complementaban: a él le gustaba pintar; a ella practicar deportes; a él, la cacería de jabalíes; a ella, la lectura.

“Sus diferencias irreconciliables resultaron esenciales para sus triunfos”, destaca Richard Hough, en el libro Winston and Clementine: the Triumphs and Tragedies of the Churchills (“Winston y Clementine: los triunfos y tragedias de los Churchill”).

Winston Churchill y Clementine Hozier en 1964.

Getty Images
Clementine no solo fue la esposa de Winston, también fue su consejera.

5. El emperador Li Yu y su atracción por los pies diminutos

Yao-niang conquistó al emperador chino Li Yu (937-978) en el siglo X.

Se conoce muy poco sobre el pasado de esa joven que ingresó a la corte del emperador desde muy pequeña para cumplir la función de concubina.

Pero lo que sí se sabe es que sus movimientos como bailarina enamoraron a Li Yuy dejaron un legado doloroso para muchas mujeres chinas.

Emperador Li Yu.

Getty Images
El emperador chino Li Yu se enamoró del baile de Yao-niang y de sus pies.

Y es que un detalle en particular sobre la hermosa muchacha sedujo al emperador: sus pies diminutos.

“Una ilustración que data de finales del siglo X muestra a Yao-niang en trance de atarse los pies con vendas”, describe Samper Pizano en el libro.

Numerosas mujeres que vieron bailar a esta mujer y seducir al emperador decidieron imitarla.

Esto dio origen a la tradición milenaria que ha afectado a miles de mujeres chinas: la de vendar los pies para que sean pequeños, aunque deformes.

Pies vendados de una mujer china.

Getty Images
La tradición de vendar los pies de las mujeres chinas se extendió por mil años aproximadamente.

“Es inconcebible la admiración que suscitó la bailarina en su momento y cómo esos pies pequeños se convirtieron en el asunto más atractivo, más erótico que puede ofrecer una mujer en China”, reflexiona el autor colombiano.

“Y por ella a millones de chinas les destrozan los pies desde niñas para que puedan exhibir un pie pequeño”.

Esta tradición de vendar los pies de las mujeres para prevenir su crecimiento llegó a su fin cuando el régimen comunista de Mao Zedong tomó el poder en 1949 estableciendo la estricta y definitiva prohibición de la práctica.


Este artículo es parte de la versión digital del Hay Festival Cartagena, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad colombiana entre el 30 de septiembre y el 2 de febrero de 2020.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng

https://www.youtube.com/watch?v=xzjd_7qkYtU

https://www.youtube.com/watch?v=dDLDuv7LH48

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.