La inequidad fue determinante en la elección: JVM
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La inequidad fue determinante en la elección: JVM

La panista asegura que en las elecciones "se hicieron visibles circunstancias de inequidad que tuvieron un efecto determinante en el resultado electoral"
6 de julio, 2012
Comparte

“Necesitamos que la autoridad electoral revise con todo detalle los gastos de campaña que evidentemente rebasan los topes establecidos por la ley”, aseguró este jueves la ex candidata panista a la Presidencia, Josefina Vázquez Mota.

La única mujer contendiente a la Presidencia, aseguró que  durante la campaña “se hicieron visibles circunstancias de inequidad que tuvieron un efecto determinante en el resultado electoral”, por lo que llamó a corregirlos “para generar condiciones de competencia genuinas y plenamente democráticas”.

Vázquez Mota dijo también que “la democracia también requiere sancionar las acciones ilegales y el castigo a quienes violentan la legalidad electoral. En esta elección algunas encuestas en algunos medios dieron resultados que sólo pueden interpretarse como instrumentos de propaganda y no basta con un “me equivoqué, Ustedes perdonen”.

La panista también llamó a unirse a su movimiento “Ola Civil”, con el que desean “impulsar la democracia, el combate a la corrupción y la rendición de cuentas de la clase política a la ciudadanía, la defensa y consolidación de los cambios por una educación de calidad, la reconstrucción del tejido social, desterrar al crimen organizado”.

Aquí te dejamos el discurso íntegro de Josefina Vázquez Mota.

 

México no merece quedar atrapado en pugnas partidistas y mucho menos, detenido por intereses de personas o grupos.

Estoy proponiendo que iniciemos desde ya con las reformas que quedaron detenidas y estoy convocando a la ciudadanía a organizarse en un gran movimiento ciudadano que impulse mayor transparencia, rendición de cuentas, combate a la corrupción y a la impunidad, la garantía de una educación de calidad, la reconstrucción del tejido social, desterrar al crimen organizado y así la paz que todos los mexicanos deseamos.

No puede haber marcha atrás en lo que se logró avanzar en democracia.

Si hay voluntad política iniciemos los cambios ahora. Tenemos tiempo para realizar reformas que den certeza que no habrá regreso al pasado. Podemos fortalecer la democracia con rendición de cuentas en los tres órdenes de gobierno.

Es hora ya de hacer valer las coincidencias que surgieron en las campañas y demostrarlas con hechos. Por ejemplo, en las próximas semanas se puede concretar la anhelada reforma laboral que posibilite la creación de nuevos empleos y promueva la democracia y la libertad sindical.

Si el candidato del PRI, de veras quiere realizar la reforma laboral, reitero lo que ofrecimos en el Congreso hace más de un año: acordemos una reforma laboral que posibilite desde ya los contratos por horas, la no discriminación de las mujeres, las pasantías para jóvenes, la flexibilidad en los contratos, la garantía de derechos laborales y seguridad social para todos los trabajadores y la democracia en la vida sindical, mediante el voto secreto, la libertad de afiliación, la recolección voluntaria de cuotas sindicales y la obligación de rendición de cuentas de los líderes sindicales.

No es necesario esperar más, no es válido retrasar lo que debió hacerse hace años.

Simultáneamente se puede iniciar ya el diálogo para acordar una reforma política de gran calado, que democratice al Estado y fortalezca la participación ciudadana, la rendición de cuentas, la división de poderes y el combate a la corrupción. La democracia requiere un nuevo impulso y ampliar las formas de participación ciudadana.

Para exigir estos cambios estoy convocando a la ciudadanía, iniciando por los más de doce millones de mexicanos que me honraron con su voto para que construyamos un gran movimiento ciudadano a favor de la democracia, de las libertades y de los derechos ciudadanos. Los invito a proponer el rumbo y los medios para lograr estos objetivos.

Invito a quienes quieren sumarse a este esfuerzo a registrarse en la página www.olacivil.mx y a proponer a través de ese canal, y de otras formas directas de participación que promoveremos, sus propuestas para definir cuáles serían los medios para impulsar la democracia, el combate a la corrupción y la rendición de cuentas de la clase política a la ciudadanía, la defensa y consolidación de los cambios por una educación de calidad, la reconstrucción del tejido social, desterrar al crimen organizado y así la paz que todos los mexicanos deseamos.

Invito a todos y sobretodo a las mujeres a hacer llegar sus propuestas también a través de la página de Facebook “Yo también soy Josefina” que aglutina más de 500 mil personas a sumarse a este nuevo esfuerzo.

Esta historia no termina y México nos requiere todos los días, no sólo cada 6 años. El movimiento ciudadano que vamos a crear estará centrado en impulsar las causas ciudadanas más sentidas y más urgentes para ensanchar las libertades y transformar nuestra democracia.

A fines del mes de agosto, después de revisar las propuestas de quienes se sumen desde ya a este proyecto y nos hagan llegar sus ideas, daremos a conocer el plan de acción y las formas de participación.

Por mi parte, también estoy invitando y promoviendo una necesaria revisión a fondo de nuestro partido. Hay que impulsar una renovación para un PAN para lo que hoy los ciudadanos demandan y requieren. Tenemos que fortalecer su carácter democrático y republicano. El PAN cuenta con mi compromiso para renovarse y transformarse a favor de las causas ciudadanas.

Respecto al proceso electoral reafirmo que en la democracia, se deben aceptar las derrotas igual que los triunfos. Yo he asumido el resultado desfavorable desde las primeras horas de la noche del domingo.

La democracia también requiere sancionar las acciones ilegales y el castigo a quienes violentan la legalidad electoral. En esta elección algunas encuestas en algunos medios dieron resultados que sólo pueden interpretarse como instrumentos de propaganda y no basta con un “me equivoqué, Ustedes perdonen”.

Necesitamos que la autoridad electoral revise con todo detalle los gastos de campaña que evidentemente rebasan los topes establecidos por la ley, que además se asocian a la compra y coacción a los votantes y uso ilegal de recursos públicos y privados.

En esta elección, se hicieron visibles circunstancias de inequidad que tuvieron un efecto determinante en el resultado electoral. Esas circunstancias se dieron antes y durante la campaña electoral.

Debemos corregir esos elementos de inequidad para generar condiciones de competencia genuinas y plenamente democráticas.

Después de otros procesos electorales, hemos hecho reformas para corregir los elementos que distorsionan la expresión democrática de los ciudadanos. Así ocurrió en 1994 y 2006, para citar los ejemplos más recientes.

En esta ocasión, de inicio debemos ocuparnos de 4 circunstancias. En primer lugar, tenemos que mejorar la forma en que la política interactúa con los medios de comunicación.

En segundo lugar, debemos resolver, de una vez por todas, el financiamiento extralegal, público y privado, en las campañas electorales.

En tercer lugar, debemos incorporar sanciones severas a quienes violen los topes de gastos de campaña. La legitimidad que deriva de las urnas se pierde cuando se ha violado la ley para alcanzar un propósito electoral.

Y cuarto, necesitamos corregir la reforma electoral en cuanto a la libertad de expresión, para ensancharla y hacer de los ciudadanos el centro de la política

Dadas las condiciones en las que esta campaña se desarrolló, el nuevo gobierno solo adquirirá plena legitimidad si muestra disposición a hacer una reforma política profunda.

Aunque el resultado final no se altere, deben sancionarse las acciones que corrompen la vida democrática y violentan los derechos ciudadanos.

No podemos permitir que el uso ilegal de recursos no sea castigado y que rebasar los topes de campaña no sea sancionado con todo rigor.

No podemos aceptar que haya actores políticos que sólo reconocen resultados cuando son favorables.

Mantengo mi actitud propositiva y mi apuesta por el futuro.

Con la fortaleza de quienes se sumaron libremente a nuestro proyecto, invito a todos a dar continuidad a este esfuerzo y a promover los contrapesos y el poder ciudadano que genere las reformas que México requiere.

Para que haya más y mejor democracia, para que los políticos rindan cuentas, para que se enfrente la impunidad y la corrupción, para que México tenga una educación de calidad, la reconstrucción del tejido social, desterrar al crimen organizado y así la paz que todos los mexicanos deseamos, les invito a participar porque la ciudadanía se ejerce cada día y no solo el día de las elecciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué dar positivo a COVID no siempre significa estar infectado

La mayoría de personas solo están infectados durante una semana, pero pueden seguir dando positivo semanas después.
Getty Images
7 de septiembre, 2020
Comparte

El test más común para diagnosticar el COVID-19 es tan sensible que podría estar detectando fragmentos del virus que ya están muertos, según algunos científicos.

Y es que la mayoría de personas solo permanecen infectadas alrededor de una semana. Sin embargo, el diagnóstico podría seguir dando positivo semanas después.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Oxford, este hecho podría estar sobreestimando la escala real y actual de la pandemia.

Pero por otro lado advierten que otro tipo de test, con menos sensibilidad, corre el riesgo de no detectar todos los casos.

El profesor Carl Heneghan, uno de los autores del estudio, afirma que en vez de arrojar un resultado positivo o negativo, las pruebas diagnósticas deberían tener un límite en el que pequeñas cantidades de virus no provoquen un positivo.

Según Heneghan, esta detección de virus muerto o viejo podría explicar cómo en varios de los países que se enfrentan a una segunda ola de infecciones las hospitalizaciones se mantienen estables.

El Centro de Medicina Basada en Evidencia de la Universidad de Oxford analizó 25 estudios en que se colocaron muestras de pruebas positivas sobre una placa de petri para ver si el virus crecía.

Investigador trabajando con placas de petri.

Getty Images
Los científicos de la Universidad de Oxford pusieron varias muestras positivas sobre una placa de petri para analizar si el virus crecía.

Este método, conocido como “cultivo viral”, indica si el virus hallado en un diagnóstico positivo puede reproducirse y propagarse en un laboratorio o persona.

Según Nick Triggle, corresponsal de salud de la BBC, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde el comienzo y que ilustra por qué las estadísticas de la COVID-19 están lejos de ser perfectas.

¿Cómo se diagnostica el coronavirus?

La prueba más común de diagnóstico, la llamada PCR, utiliza químicos que amplifican el material genético del virus para que pueda estudiarse.

Una vez se toma la muestra, esta pasa por varios ciclos de laboratorio para recuperar la mayor cantidad de virus posible.

El número de ciclos necesarios puede indicar qué tanto virus queda, si son pequeños fragmentos o varias cantidades del virus completo.

Realización de prueba PCR a un paciente en Barcelona.

Getty Images
El test PCR es la prueba más común para detectar el coronavirus.

Esta práctica parece revelar la probabilidad de infección del virus. Es decir, mientras más ciclos de amplificación sean necesarios, menos probabilidades de que el virus sea reproducible en el laboratorio.

El riesgo de falso positivo

Cuando uno se hace la prueba de coronavirus, se obtiene un “sí” o un “no”. Pero no hay un indicador de cuánto virus se detectó en la muestra y si se trata de una infección activa.

Una persona con mucha cantidad de virus activo y otra que solo tenga pequeños fragmentos restantes de una infección pasada dan el mismo resultado: positivo.

Sin embargo, Heneghan apunta que la “infectividad del coronavirus parece disminuir tras alrededor de una semana”.

Es decir, su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Añadió que, si bien no sería posible verificar todas las pruebas para detectar si el virus estaba activo o no, el número de falsos positivos podría reducirse si los científicos establecieran un punto de corte.

Mujeres con mascarilla en Italia.

Getty Images
La infectividad del virus es su capacidad para invadir un organismo y provocar una infección.

Esto podría prevenir que una persona dé positivo cuando en realidad solo se le ha detectado los restos de una infección ya pasada.

Para Heneghan, esto ahorraría cuarentenas individuales innecesarias y ofrecería una escala más adecuada de la pandemia.

La sanidad pública de Inglaterra coincidió en que los cultivos virales eran útiles a la hora de evaluar las pruebas de coronavirus y que estaban trabajando con laboratorios para reducir el número de falsos positivos.

Sin embargo, explican que establecer un punto de corte no es fácil porque se usan muchas pruebas con diferentes sensibilidad y formas de detección.

Pero el profesor Ben Neuman, de la Universidad de Reading, dijo que cultivar el virus de una muestra de un paciente “no es trivial”.

“Esta revisión corre el riesgo de correlacionar falsamente la dificultad de cultivar Sars-CoV-2 a partir de una muestra de un paciente con la probabilidad de que se propague”, dijo.

Toma de temperatura en Wuhan, China.

Getty Images
Varios estudios coinciden en que alrededor de un 10% de contagiados retiene virus vivo después de 8 días de infección.

El profesor Francesco Venturelli, epidemiólogo italiano, destaca que no existe “certeza suficiente” sobre cuánto tiempo el virus permanece infeccioso mientras se recupera el paciente.

Algunos estudios basados en cultivos virales indican que alrededor del 10% de infectados permanece con virus vivo después de ocho días de infección.

“En Italia sobreestimamos el número de casos por varias semanas” a causa de pacientes positivos que se habían infectado varias semanas antes, dice Venturelli.

El test PCR es un método muy sensible a la hora de “detectar material genético residual del virus”, explica el profesor Peter Openshaw, del Colegio Imperial de Londres.

“No hay evidencia de la infectividad del virus, pero existe un consenso clínico de que es bastante improbable que un paciente sea infeccioso más allá del décimo día de la enfermedad“, agrega Openshaw.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.