Las cuatro ramas del caso Mónex
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las cuatro ramas del caso Mónex

¿Cuáles son las distintas caras del caso Mónex? Animal Político hace un resumen de cada una de ellas.
Por Dulce Ramos
25 de julio, 2012
Comparte

Presuntas tarjetas Mónex con el logo del Partido Verde.//FOTO: Cuartoscuro

El Grupo Financiero Mónex y el reparto de tarjetas de prepago por parte del PRI, y la supuesta triangulación de fondos en cuentas radicadas en esa institución, han sido parte de un escándalo postelectoral que la coalición de izquierdas Movimiento Progresista ha incluido en el juicio de inconformidad que promueve con el fin de pedir la nulidad de la elección presidencial del 1 de julio.

Antes y después de la jornada electoral, el nombre de ese grupo, propiedad del empresario Héctor Lagos Dondé, ha sido mencionado en distintos casos que, en ciertos puntos, se ligan entre sí; sin embargo, cada uno tiene un desarrollo distinto. ¿Cuáles son las distintas caras del caso Mónex? Animal Político hace un resumen de cada una de ellas.

Mónex y los contratos con Frontera Television Network

Tres de los hombres más cercanos al ex candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, enfrentan una demanda en una corte de California, Estados Unidos, por conspiración y fraude, según informó el periódico Reforma el 14 de junio.

La empresa estadounidense Frontera Television Network (FTN), propiedad de José Luis Ponce de Aquino, acusó al secretario particular de Peña Nieto, Edwin Lino, al coordinador de comunicación social de su campaña, David López, y al secretario de prensa del PRI, Roberto Calleja, de utilizar a su compañía para obtener 56 millones de dólares que, en principio, estaban destinados a que FTN promoviese a Peña Nieto en Estados Unidos a través de espectaculares, radio, televisión e internet.

Ponce de Aquino firmó en noviembre del año pasado un contrato con las empresas Jiramos S.A. de C.V, propiedad de un empresario de nombre Alejandro Carrillo Garza Sada, y con GM Global Media S.A. de C.V. La campaña para posicionar al candidato priista nunca se llevó a cabo, pero Ponce de Aquino asegura que fue testigo de la transferencia de 56 millones de dólares “de procedencia desconocida” a una cuenta bancaria en el Banco Mónex, Banca Mifel.

En esa demanda también están implicados los empresarios Carrillo Garza Sada, Hugo Vigues y Alfredo y José Carrillo Chont-kowsky. Ponce de Aquino asegura que todos los demandados retiraron el dinero y se lo dividieron.

Al día siguiente, los priistas calificaron el caso como “una vulgar extorsión”, puesto que un representante de Aquino, de nombre Javier Torres, exigió al partido 5 millones de dólares “a cambio de no detonar un escándalo”.

Luis Videgaray, quien fungió como coordinador de campaña de Peña Nieto, aseguró que en noviembre de 2011, Alejandro Carrillo Garza Sada le ofreció un proyecto de comunicación para promover a Peña Nieto en Estados Unidos, mismo que rechazaron debido a que la legislación prohíbe esas acciones.

El Grupo Financiero Mónex ha dicho, a través de su presidente Héctor Lagos Dondé, que “está limpio y tranquilo”, pues no formaron parte de ningún fraude. En una entrevista con Reforma, Lagos Dondé negó que exista una transferencia de 56 millones de dólares como denunció Ponce de  Aquino.

2.     Mónex y la denuncia de entrega de tarjetas hecha por el PAN

Diez días después de que el PRI calificara la demanda de FTN como una extorsión, el Partido Acción Nacional, a través de la casa de campaña de Josefina Vázquez Mota, entonces candidata presidencial, pone a Mónex nuevamente en la palestra.

Roberto Gil Zuarth, coordinador de campaña, y el vocero Juan Ignacio Zavala presentan dos tarjetas de débito pertenecientes a ese banco, y copia de la identificación de dos personas originarias de Guanajuato, quienes se las habrían proporcionado y explicado cómo llegaron a su poder.

Los panistas acusaron que a cada uno de los 300 delegados distritales del PRI se les pagó 180 mil pesos por su trabajo en los tres meses de campaña. Igualmente, a cada uno de los 19 mil 490 representantes generales se les depositaron 17 mil 500 pesos más un bono de 2 mil 500.

A esos depósitos se suman 600 pesos por cada uno de los tres representantes de casilla que tendría desplegados en cada una de las 143 mil instaladas. La suma de esas cantidades, informó el PAN, es de 701 millones 471 mil 800 pesos, mismos que serían distribuidos mediante unas 450 mil tarjetas Mónex.

En ese entonces, Gil Zuarth acusó que el PRI incurría en una operación ilegal que constituye “delincuencia electoral organizada”.

Al día siguiente Acción Nacional, a través de su representante en el Instituto Federal Electoral (IFE), Rogelio Carbajal, pidió al organismo que congelara las cuentas del PRI en el Grupo Financiero Mónex; sin embargo, el dirigente del tricolor, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró que el partido no tiene cuenta alguna con Mónex.

El IFE detectó e investiga 9 mil 924 tarjetas con un monto fondeado de 70 millones 815 mil 534 pesos pertenecientes a la cuenta que una persona moral de carácter mercantil contrató con Banca Mónex.

La queja del PAN ante el IFE se tradujo en la detección de 9 mil 924 tarjetas fondeadas con 70 millones 815 mil 534 pesos; no obstante, la petición de congelar las cuentas quedó sin efecto puesto que la Comisión de Quejas y Denuncias del órgano y posteriormente, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinaron que no existieron elementos para comprobar que el dinero sería destinado a la compra de votos.

La Unidad de Fiscalización del IFE ordenó dar vista a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) para que indagase la posible comisión de un delito.

Dado que la coalición de izquierdas Movimiento Progresista denunciaba a la par del PAN la aparición de más tarjetas de Mónex respaldadas por una serie de facturas y notas de crédito, el coordinador de campaña de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal, planteó que Acción Nacional y el Movimiento Progresista podrían ir juntos en la denuncia de la irregularidad. Lo anterior se concretó el 19 de julio cuando los presidentes del PAN, Gustavo Madero y del PRD, Jesús Zambrano, anunciaron que presentarían juntos una denuncia.

El 11 de julio, poco menos de un mes después de que Acción Nacional presentara las tarjetas, la titular de la FEPADE, Imelda Calvillo, informó que había requerido información sobre las transacciones de Monex a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a la Secretaría de Hacienda y a otras instancias.

 Mónex y la denuncia de entrega de tarjetas hecha por el Movimiento Progresista

El miércoles posterior a la elección, el senador con licencia por el PT y coordinador de la campaña de López Obrador, Ricardo Monreal, denunció en MVS Noticias el presunto rebase del tope de gastos de campaña por parte del PRI, con la entrega de monederos electrónicos de Banca Monex, en los que erogó 20 millones de pesos.

La acusación, que se suma a la hecha por el PAN el 27 de junio, cifró en unos 159 millones 400 mil pesos la entrega recursos a operadores priistas.

Cómo pruebas, Monreal exhibió 37 facturas y tres notas de crédito expedidas por Monex a dos empresas: Grupo Comercial Inizzio S.A de C.V, e Importadora y Comercializadora Efra S.A. de C.V.

Distintas investigaciones periodísticas permitieron saber que ambas empresas operan con distintas irregularidades. En el caso de Inizzio, el domicilio fiscal reportado en las facturas, Homero 136 despacho 1004, en Polanco, corresponde en realidad a un consultorio dental en el que atiende la doctora María del Rocío Lozada Neyra, quien aseguró desconocer a la empresa.

En internet, es posible conocer que Inizzio participó en una licitación de la delegación Iztacalco en 2009, misma que perdió. No obstante, MVS Noticias tuvo acceso al padrón de proveedores y en él encontró que uno de los apoderadros legales de la empresa es Alejandro Jaen Pérez Lizárraga. La coalción Movimiento Progresista ya había acusado que ese es el nombre que utiliza como alias José Luis Lozada Neyra, quien a su vez es hermano de la dentista que atiende en el domicilio de Polanco.

En el padrón de proveedores, Inizzio tiene una dirección disinta: Sinaloa 84-3 en la Colonia Roma Norte, sin embargo, en el domicilio negaron conocer a Lozada Neyra y que la empresa ahí ubicada fuese Inizzio.

En el domicilio de la colonia Roma operan las empresas Ambra Consultores y Abastecedora Integral de Cómputo. En el caso de la primera, Alejandro Jaen Pérez Lizárraga aparece como socio.

En el Registro Público de la Propiedad, los accionistas de Inizzio registrados son Juan Óscar Fragoso Oscoy y Ramón Paz Morales.  Del primero, el diario Reforma dio a conocer que en su información fiscal consta que se desempeña como obrero; no obstante, al visitar su domicilio en Tlalnepantla, Estado de México, el padre del supuesto accionista afirmó que su hijo murió el 17 de julio de 2010 en un accidente vial.

En lo que respecta a Ramón Paz Morales, quien vive a la vuelta de donde vivió Fragoso Oscoy, los vecinos aseguran que no tiene un empleo fijo y que se dedica tanto a ayudar a un vendedor de carnitas los fines de semana, como a las mudanzas.

Sobre Efra, cuyo domicilio en las facturas de Mónex es Calderón de la Barca 78, en Polanco, investigaciones de MVS Noticias y Reforma revelaron que tanto la dirección como los teléfonos de la empresa son los mismos que los del despacho de abogados Grupo de Abogacía Profesional, el cual pertenece a Gabino Fraga Mouret y a Gabino Fraga Peña; este último, coordinador regional de Compromisos de Campaña de Enrique Peña Nieto.

Otras empresas vinculadas al caso y señaladas por la Coalición Movimiento Progresista son la ya mencionada Atama, Grupo Coleos, Grupo Empresarial Tiguan y el particular Rodrigo Fernández Noriega, quien según Reforma, se dedica al comercio de zapatos.

Esta misma tarde, a las 13:00 horas, se prevé que el Movimiento Progresista otorgue más pruebas sobre estas irregularidades.

Mónex como proveedor de tarjetas para la empresa Alkino, contratada por el PRI

Un mes después de que el PAN mostrara por primera vez las tarjetas prepagadas de Mónex, el PRI aceptó la contratación de monederos para hacer llegar a sus estructuras más de 66 millones 320 mil pesos.

El coordinador del equipo jurídico de Enrique Peña Nieto, Jesús Murillo Karam, negó que el partido tuviese contratos con Mónex y aseguró que 7 mil 851 tarjetas fueron provistas por la empresa Alkino Servicios y Calidad, que sirvió como intermediaria. Alkino, según referencias encontradas en internet, se dedica a la administración de nóminas y despacha en un edificio modesto en el domicilio Iturbide 38, en el centro de la ciudad de México.

Para explicar los montos erogados, el PRI distribuyó un documento en el que afirma haber gastado un millón 680 mil pesos a Alkino para distribuir las tarjetas, 455 mil pesos para la adquisición de los plásticos y 2 millones 560 de pesos para un servicio de financiamiento que operó entre el 5 de mayo y el 5 de julio.

En el mismo escrito, el PRI negó cualquier vínculo con las empresas Inizzio y Efra, señaladas por el petista Ricardo Monreal como parte de la triangulación de recursos entre Monex y el PRI.

En lo referente a Alkino Servicios y Calidad S.A. de C.V, el diario Reforma reveló que los accionistas son Raúl Ramírez Arvizu y Merit Adriana Silva Montaño, y como apoderado legal figura Rafael Trejo Licea, quien a su vez trabaja en Amicus Promotions, una empresa que comparte domicilio con Alkino.

Empresa fantasma

Hoy, diario Reforma publica que la operación de pago a la estructura electoral del PRI con monederos electrónicos estuvo a cargo de una empresa “fantasma”.

El propio representante legal de la empresa Alkino Servicios y Calidad –la única a la que el tricolor reconoce haber contratado para pagos de operación electoral– reveló ayer que la entidad que tramitó el financiamiento al PRI por 66.3 millones de pesos con tarjetas de Mónex fue Comercializadora Atama.

El PRI ha negado tener nexos con empresas “fantasmas”, de acuerdo con declaraciones de Jesús Murillo Karam.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 factores que le pueden dar la victoria a Biden y 3 que le pueden dar la reelección a Trump

Tras una campaña que en ocasiones se ha sentido eterna, las elecciones presidenciales de Estados Unidos están a la vuelta de la esquina. Repasamos las fortalezas de los dos candidatos principales.
31 de octubre, 2020
Comparte

Las elecciones de Estados Unidos, calificadas como las más importantes de la historia reciente, están a la vuelta de la esquina.

Más de 78 millones de personas ya han votado anticipadamente en persona o por correo, más de la mitad de los votantes de la pasada elección presidencial de 2016, y se esperan cifras récord de participación en los comicios de este martes.

Los dos principales candidatos, el presidente Donald Trump y el exvicepresidente Joe Biden, apuran los últimos eventos de campaña para atraer a los indecisos.

¿Valdrá la ventaja con la que suele contar el presidente a cargo para que Trump consiga la reelección? ¿Será la pandemia de coronavirus el elemento que incline la balanza a favor de Biden?

Carteles a favor de ambas candidaturas en las elecciones de EE.UU. 2020

EPA

Te presentamos 3 factores que pueden decidir la elección para uno u otro candidato, empezando por las posibilidades del actual mandatario.

raya separatoria

BBC

Donald Trump: su camino hacia la reelección

Primer plano de Trump

Reuters
“¡Cuatro años más, cuatro años más!”, suele ser el cántico más coreado en los mítines de campaña de Donald Trump.

1. Una base fiel

La base de simpatizantes con la que cuenta Donald Trump se ha mantenido firme desde la campaña de 2016, cuando los mítines del entonces candidato contaban con miles y miles de asistentes entregados a las promesas del magnate republicano.

Pese a todo lo que ha ocurrido desde entonces, Trump no ha tenido grandes caídas de popularidad (tampoco tuvo grandes subidas), como observa el periodista de BBC Mundo Gerardo Lissardy.

“Es una base fiel, quizás incluso más a él que al Partido Republicano”, apunta.

Seguidores de Trump en un mitin

Reuters
El apoyo a Trump se ha mantenido estable en torno a un 40%.

¿Quién forma esta base? Es una cuestión más compleja de lo que parece a primera vista, pero a grandes rasgos se habla de hombres blancos sin educación universitaria y residentes en áreas rurales.

Su papel fue decisivo en las elecciones de 2016, especialmente en Michigan, Pensilvania y Wisconsin, estados tradicionalmente demócratas que en aquella ocasión se voltearon a favor de Trump.

A lo largo de esta campaña, y a pesar de la actual crisis sanitaria, Trump ha logrado seguir atrayendo a sus eventos una buena cantidad de personas que se manifiestan con un entusiasmo similar al de hace cuatro años.

2. La gestión de la economía

Esta semana salieron a la luz datos que apuntan a una recuperación económica tras los estragos causados por la pandemia.

Según la información revelada el jueves, la economía de Estados Unidos creció a un nivel sin precedentes en el tercer trimestre, con un aumento del 7,4% del PIB, que equivale a un ritmo anualizado del 33,1%.

Cartel de la calle Wall Street en Nueva York con un fondo de banderas de Estados Unidos

EPA
El jueves 29 de octubre se publicaron datos positivos de la economía estadounidense para el tercer trimestre.

Antes de que estallara la crisis sanitaria, la economía era una de las grandes bazas de Trump para conseguir la reelección.

El propio mandatario lo ha reconocido en algunos de sus discursos, en los que le gusta decir que el trabajo estaba “prácticamente hecho” antes de febrero y que tuvo que “ponerse a trabajar en la campaña” por el rápido empeoramiento de la economía a partir de entonces.

En cualquier caso, los sondeos muestran que la ciudadanía suele confiar más en los candidatos republicanos que en los demócratas en lo que atañe a la gestión de la economía y Trump lo ha utilizado en su campaña para generar preocupación o nerviosismo ante la posible llegada de Biden a la Casa Blanca.

3. Defensa de valores conservadores

Uno de los grandes pilares de la campaña de Trump ha sido denostar a su oponente calificándolo de socialista o marioneta de la izquierda radical del Partido Demócrata.

Frente a eso, el presidente se presenta como el único capaz de mantener la ley y el orden y los valores más tradicionales.

“¡Quiere cancelar la Navidad!”, exclamó Trump aludiendo a Biden en un reciente mitin.

El republicano ha tomado las protestas contra la violencia policial que se han producido en distintas ciudades del país en los últimos meses para advertir del “caos y desorden” que, según él, extienden los demócratas allá donde gobiernan.

Amy Coney Barrett, magistrada de la Corte Suprema de EE.UU.

Reuters
La confirmación de Amy Coney Barrett como magistrada de la Corte Suprema le puede valer varios votos a Trump.

El hecho de haber logrado introducir a tres jueces conservadores en la Corte Suprema en un solo mandato le sirve además como carta de presentación ante aquellos votantes que, sin estar de acuerdo con las formas de Trump, aplauden estos nombramientos por su duradero y crucial impacto en el futuro del país.

raya separatoria

BBC

Joe Biden: ¿a la tercera va la vencida?

joe Biden con una mascarilla en la mano

EPA
El demócrata Joe Biden ha basado su campaña en un mensaje de unión y reconciliación.

1. El voto antiTrump

No es por quitarle protagonismo al candidato demócrata, pero prácticamente todos los analistas consultados por BBC Mundo coinciden en que el principal factor que le puede dar la victoria a Biden es el profundo rechazo a Donald Trump, no solo de los demócratas sino también de un sector de republicanos desencantados.

Las elecciones en las que el presidente aspira a un segundo mandato, que históricamente se suele conseguir, son un referéndum a su gestión.

En el caso de Trump, los bajos índices de popularidad indican que puede perder ese referéndum, especialmente por su manejo del coronavirus, al que insiste en restar importancia a pesar de que la cifra de muertos en el país supera los 225.000.

Letrero publicado por RVAT en su página de Facebook

RVAT
Letrero en el jardín de una casa que dice “Soy republicano pero no soy tonto. Biden 2020”.

“Es un voto contra Trump definitivamente”, le dice a BBC Mundo Robert Shapiro, profesor de Ciencia Política en la Universidad de Columbia.

“La gente está más motivada para echarlo. Está el Lincoln Project, un grupo fundado y formado por republicanos que no necesariamente apoyan la agenda de Biden, pero quieren que Trump se vaya”.

Cabe aclarar que el apoyo oficial del Partido Republicano a Trump es indiscutible, pero cada vez son más las voces de figuras que alguna vez tuvieron peso en la formación que admiten que van a votar al Partido Demócrata por primera vez.

El último de ellos ha sido el exsenador Jeff Flake, que el jueves difundió en redes sociales un video en el que explica por qué decidió votar a Biden en un estado en disputa como Arizona.

2. Capacidad de movilizar a una amplia coalición

Según datos del US Elections Project, más de 78 millones de estadounidenses habían votado anticipadamente, por correo o en persona, para finales de esta semana.

Es una cifra superior al total de votos anticipados de las elecciones de 2016 pese a que todavía quedan unos días para los comicios.

Personas votando en Brooklyn, Nueva York

Reuters
Estados como California, Texas, Georgia y Florida arrojan unos números que apuntan a que la participación de este año batirá récords históricos.

“Se tiene la creencia de que una alta participación beneficia a los demócratas, y viceversa”, expone Matthew Record, profesor de Ciencias Sociales en la Universidad Estatal de San José en California.

Esto no es una ciencia exacta: no sabemos si esos votos anticipados son para el candidato demócrata o si simplemente indican que los votantes están siendo más precavidos por la amenaza del coronavirus y prefieren votar antes que esperar al día de la elección.

En cualquier caso, la ciudadanía parece más motivada, y Joe Biden, con su mensaje conciliador y de unión, ha sido capaz de ganarse el apoyo de un variado abanico de sectores que no se sintieron tan apelados para votar por la demócrata Hillary Clinton en 2016.

Su carácter moderado, además, le permite atraer a demócratas de centro e incluso republicanos para quienes Bernie Sanders o Elizabeth Warren representan el ala más izquierdista del Partido Demócrata.

3. La pandemia

Durante la campaña electoral ha quedado claro que la forma que tiene Biden de abordar la pandemia de covid-19 es totalmente opuesta a la del presidente Trump.

No solo en las formas -aparece constantemente con mascarilla, organiza mítines en los que los asistentes participan desde sus autos y recuerda a las víctimas de la enfermedad en sus discursos- sino también en sus propuestas para gestionar la crisis.

Joe Biden y su equipo de seguridad en un evento de campaña al aire libre

EPA
Biden marca claramente en sus actos de campaña las medidas de protección ante el coronavirus.

Tanto él como la candidata a la vicepresidencia, Kamala Harris, o el expresidente Barack Obama han subrayado una y otra vez en los actos de campaña los errores cometidos por el gobierno de Trump y su incapacidad para frenar la expansión del virus.

Un mensaje que posiblemente tendrá eco en importantes grupos del electorado que se han visto más afectados por esta crisis, especialmente los mayores, que parecen decantarse por el candidato demócrata.

Más aún cuando el presidente ha utilizado sus últimos mítines de campaña para burlarse de la atención que se le presta a la pandemia.

“¡Covid, covid, covid! ¡Los medios solo hablan de eso!”, critica Trump, al tiempo que las cifras de contagios diarios en múltiples estados del país marcan récords superiores a los datos de marzo.

Un panorama que presenta un horizonte desalentador para los próximos meses, por más que el mandatario insista en que “ya se está doblando la curva” y pronto se superará la pandemia.

raya separatoria

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bW1ibaFkARg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.