Londres 2012: los cubanos que no compiten para Cuba
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Londres 2012: los cubanos que no compiten para Cuba

25 de julio, 2012
Comparte

El cubano Manuel Huerta celebra su clasificación a los Juegos Olímpicos.

Robin Prendes tiene 23 años, nació en Matanzas, Cuba, y ahora sólo piensa en prepararse para la prueba de remo en sus primeros Juegos Olímpicos. Hay algo atípico en su perfil: Prendes no competirá por su país natal, sino por Estados Unidos.

Desde Oklahoma City, donde realiza parte de sus entrenamientos, comenta que habla español en casa y tiene familiares en la isla. Pero agrega que todos sus logros se los debe a su actual lugar de residencia.

Hay un grupo de cubanos que, tras emigrar de Cuba por diferentes motivos, buscaron fortuna deportiva lejos. Unos fueron a Estados Unidos, otros se instalaron en España, y una más -la saltadora triple Yamilé Aldama- prefirió Sudán y luego el Reino Unido (ver recuadro).

La cubana que saltará por Reino Unido

Yamile Aldama

La saltadora triple Yamilé Aldama tiene una historia personal extraordinaria.

Nacida en La Habana en 1972, Aldama se trasladó a Londres en 2001 con su esposo escocés, Andrew Dodds, quien luego fue sentenciado a 15 años de prisión por narcotráfico (cumplió la mitad de su sentencia).

Llevó la bandera cubana en los Juegos de Sídney 2000, donde llegó en cuarto lugar.

Cuatro años más tarde, ya lejos de Cuba y ante la imposibilidad de conseguir la nacionalidad británica, Aldama aceptó una oferta de Sudán y se vistió con los colores del país africano, con los que terminó en la quinta posición.

Con Sudán compitió durante cinco años, hasta que obtuvo la nacionalidad británica en 2010.

En marzo de este año, tras quedar campeona mundial, recibió la luz verde definitiva para competir por Reino Unido, a sus casi 40 años, en Londres 2012 (aunque deberá, antes, recuperarse de una lesión leve en su hombro).

 

En Londres 2012 llevarán la bandera de sus países de adopción.

Sueño americano

Manuel Huerta tenía 13 años cuando dejó Cuba rumbo a Miami. No hablaba inglés y tuvo problemas para asimilarse. Pero hoy, a sus 28 años, todas esas dificultades son historia, mientras se prepara para competir en la prueba de triatlón en sus primeros juegos Olímpicos.

“Estados Unidos me abrió sus puertas”, comenta desde Miami este deportista que se convirtió en ciudadano estadounidense en 2003.

Esa fecha es tan importante para él, que ve los juegos como “una forma de agradecerle (a EE.UU.), de devolverle el favor y decirle que las grandes personas que deja entrar vienen acá a triunfar”.

“Este es mi sueño americano”, enfatiza, en diálogo con BBC Mundo.

Pero también agrega que “ahora es mayor la representación que pueda tener, ya que puedo representar no sólo a los estadounidenses, sino también a los cubanos que me apoyan”.

Por su parte, Prendes dice desde Oklahoma que él también estará representando más que a sólo los estadounidenses porque “cuando alguien piensa en el equipo nacional de EE.UU. no piensa sólo en los blancos caucásicos”.

“Definitivamente piensan en EE.UU. como un país diverso, y los hispanos tienen cada vez más presencia como una raza importante”.

Además de Prendes y Huerta, el gimnasta Danell Leyva es uno de los favoritos a las medallas en el equipo olímpico estadounidense.

Sueño español

Lejos de Miami y Oklahoma, al otro lado del océano Atlántico, tres cubanos de nacimiento se han estado preparando para llevar la bandera de España en los juegos de Londres.

Se trata de Frank Casañas, Luis Felipe Méliz e Iván Pérez.

Los tres, además de haber nacido en Cuba, comparten otro rasgo: cuentan con amplia experiencia olímpica.

Casañas, lanzador de disco, participó en 2000 y 2004 con su país natal y en 2008 con España.

Méliz -saltador de longitud- también hizo parte de la delegación cubana en 2000 y de la de España ocho años más tarde.

El tercero de la lista, Iván Pérez, es una de las figuras del equipo español de waterpolo y un veterano con 41 años.

A finales de junio, en una rueda de prensa, Pérez anunció su retiro como atleta profesional y dijo que los de Londres serán sus últimos juegos.

El deportista ya participó en dos con España (2004 y 2008) y antes también compitió por su país natal en 1992.

A Sídney 2000, a diferencia de sus dos compatriotas, no pudo viajar. El gobierno de la isla no autorizó que hiciera parte del equipo español, pues según las leyes olímpicas, cualquier atleta nacionalizado debe obtener el permiso de su país de origen antes de participar para su país adoptivo.

“Me cerraron el camino de ganar mi primera medalla olímpica”, dijo en 2004.

Ahora, como Casañas y Méliz, está entrenando para lograr un triunfo en Londres.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid-19: el gráfico que muestra el riesgo de contagio de coronavirus según la actividad que hagas

Un grupo de expertos de Estados Unidos evaluaron la posibilidad de exponerse al virus al hacer actividades como abrir el correo o asistir a un servicio religioso, entre otras.
7 de septiembre, 2020
Comparte
Ilustración de persona corriendo con perro y el coronavirus en el aire

Getty Images | BBC
Los expertos consideran que salir a correr acompañado o pasear al perro tiene un riesgo moderado-bajo.

¿Cuán arriesgado es ir a comprar o comer en un restaurante? ¿Y tomarse un trago en un bar? ¿O ir al cine?

En medio de la actual pandemia de covid-19, seguramente muchos se preguntan cuáles son los riesgos de infección haciendo este tipo de actividades.

Preguntas así quería responder la Asociación Médica de Texas (TMA, por sus siglas en inglés), que juntó un panel de 14 expertos en salud pública, epidemiología y enfermedades infecciosas para diseñar una clasificación según el riesgo que supone hacer distintas acciones cotidianas.

Ir al gimnasio, comer en un buffet o asistir a un concierto multitudinario están entre las más arriesgadas, según la TMA.

“Es un gráfico hecho para Texas (EE.UU.), pero sirve para otros países. Hay que considerar las diferencias de cada lugar, pero también hay muchas semejanzas”, dice a BBC Mundo el médico John Carlo, experto en salud pública y uno de los miembros de TMA que participó en la creación del gráfico.

Gráfico de riesgo de contagio de coronavirus según la actividad

BBC

¿Cómo se hizo el ranking?

La clasificación del 1 (menos arriesgada) al 10 (más arriesgada) sigue los siguientes criterios: si las actividades son realizadas en el interior o en el exterior; la proximidad con otras personas; el tiempo de exposición al virus; la posibilidad de seguir las prácticas de prevención (como el uso de mascarillas) y el riesgo de que una persona se contamine realizando la acción.

Por eso dos actividades muy distintas pueden ocupar la misma categoría.

“El centro comercial, a pesar que suele ser un espacio cerrado, puede ser amplio, estar ventilado y puede permitir mantener la distancia social. En cambio, la playa, aunque es un espacio abierto, puede estar abarrotada”, dice John Carlo.

Para todas las actividades de la lista, los médicos consideraron que los participantes usaban mascarillas, mantenían una distancia de al menos dos metros entre personas (que no fueran sus familiares) y se lavaban las manos siempre que fuera posible.

“Este es el punto de vista de un grupo de médicos que tenían que responder como estas actividades se comparan en términos de riesgo. Pero solamente la propia persona puede saber las condiciones en que va a practicar la actividad y determinar el riesgo total”, añade Carlo.

El experto también recalca que el mismo tipo de negocio puede variar mucho, como en el caso de las peluquerías y/o barberías.

“En Estado Unidos tenemos salones en que hay una persona atendiendo a un solo un cliente. Todo está muy limpio y las dos personas pueden usar mascarillas. Hay otras que no y el riesgo es distinto. Se trata de usar el sentido común para analizar el escenario de cada actividad. Nuestro gráfico es una buena guía, pero la gente tiene que analizar sus propios casos.”, concluye Carlo.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.