Recomendaciones para leer en este verano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Recomendaciones para leer
en este verano

Por Omar Granados
10 de julio, 2012
Comparte

Si bien las elecciones siguen en curso, y como dicen “esto no se acaba hasta que se acaba”, ya muchos como los estudiantes, políticos y muuuchos periodistas están de vacaciones, por lo que entre las distraciones de estas vacaciones, podremos encontrar muchos libros, no sólo físicos, sino digitales.

Reuniendo recomendaciones de la redacción y sitios especializados como son las mismas librerías mexicanas, la revista Wired o la lista de los 100 libros imprescindibles de Best Colleges, presentamos estas recomendaciones para leer en este verano:

1.- Carlos Fuentes, Aura. México, Era, 2012. 

El más vendido según la página web de las librerías Gandhi, lo retomamos para recordar a Carlos Fuentes, con uno de sus libros más polémicos, censurados y que al mismo tiempo lo llevaron a la fama. Un breve pero intenso y fantástico relato que despierta también emociones y pasiones. Otra recomendación para leer a Fuentes es su último libro, publicado en 2012: Personas.

2.- Tomas Tranströmer – Deshielo a mediodía. Nórdica Libros, España, 2011.

El poeta sueco, galardonado con el Premio Nobel en la última edición, destaca por una obra de línea clara pero de una profunda carga moral y de acuerdo con la Academia Sueca, el escritor “a través de sus imágenes condensadas y translúcidas, aporta un fresco acceso a la realidad”. Como muchos aún no hemos tenido oportunidad de conocerlo, no está de más recordar su más reciente título editado en español en 2011. Tranströmer es uno de los escritores fundamentales para entender la poesía del siglo XX. Su obra se ubica entre el modernismo, el expresionismo y el surrealismo. Dueño de una voz poética personal y reconocible, el escritor, paradójicamente, quedó mudo después de una apoplejía que sufrió veinte años atrás. Pero su condición no le ha impedido seguir escribiendo.

3.- José Saramago – Caín. Punto de lectura, México, 2012.

Si en El Evangelio según Jesucristo Saramago dio su visión del nuevo testamento, en Caín regresa a los primeros libros de la biblia. En un itinerario heterodoxo, recorre ciudades decadentes y establos, palacios de tiranos y campos de batalla de la mano de los principales protagonistas del antiguo testamento, imprimiéndole la música y el humor refinado que caracterizan su obra. Caín pone de manifiesto lo que hay de moderno y sorprendente en la prosa de saramago: la capacidad de hacer nueva una historia que se conoce de principio a fin. Un irónico y mordaz recorrido en el que el lector asiste a una guerra secular, y en cierto modo, involuntaria, entre el creador y su criatura

4.- Orhan Pamuk – Estambul. DeBolsillo, México, 2008.

Estambul es un retrato,en ocasiones psnorámico y en otras íntimo y personal,de una de las ciudades más fascinantes de la europa que mira a asia. Pero es también una autobiografía,la del propio orhan pamuk.el recorrido por dicha ciudad viene de la mano de un narrador de lujo ya que estambul ha sido el hogar de pamuk durante más de cincuenta años.

5.- Julio Cortázar – Rayuela. Punto de lectura, México, 2006.

Rayuela es la gran novela de Julio Cortázar. El libro donde el escritor argentino supo condensar sus propias obsesiones estéticas, literarias y vitales en un mosaico casi inagotable donde toda una época se vio maravillosamente reflejada. El amor turbulento de Oliveira y La Maga, los amigos del Club de la Serpiente, las caminatas por París en busca del cielo y el infierno tienen su reverso en la aventura simétrica de Oliveira, Talita y Traveler en un Buenos Aires teñido por el recuerdo. La aparición de Rayuela en 1963 fue una verdadera revolución dentro de la novelística en lengua castellana: por primera vez, un escritor llevaba hasta las últimas consecuencias la voluntad de transgredir el orden tradicional de una historia y el lenguaje para contarla. El resultado es este libro único, abierto a múltiples lecturas, lleno de humor, de riesgo y de una originalidad sin precedentes.

6.- Umberto Eco – Historia de la fealdad DeBolsillo, España, 2007.

La fealdad no es simplemente el “infierno de la belleza”, dice Umberto Eco, autor de las más de 450 páginas del libro. No se trata de entender la fealdad como el sólo contraste de la belleza,sino que ésta tiene una complejidad fascinante, sus propios parámetros en los que no cualquier cosa alcanza el canon necesario para considerarse fea. Un repaso muy gráfico y exhaustivo del concepto de la fealdad y sus cambios a través del tiempo y sus espacios. Definitivamente una pieza para el verano.

7.- John Kennedy Toole – La conjura de los necios. Anagrama, España, 2008.

El protagonista de esta novela es uno de los personajes más memorables de la literatura norteamericana: ignatius reilly -una mezcla de oliver hardy delirante, don quijote adiposo y santo tomás de aquino perverso, reunidos en una persona-, que a los treinta años aún vive con su estrafalaria madre, ocupado en escribir una extensa y demoledora denuncia contra nuestro siglo, tan carente de –teología y geometría– como de –decencia y buen gusto–; un alegato desquiciado contra una sociedad desquiciada. Por una inesperada necesidad de dinero, se ve –catapultado en la fiebre de la existencia contemporánea–, fiegbe a la que ingnatius añadirá unos cuantos grados más.

8.- Denise Dresser, El País de uno. Aguilar, México, 2011.

Muy recomendada por nuestros seguidores en Twitter y el cuarto libro más vendido según las librerías Gandhi, este volumen es una nueva aproximación de esta politóloga mexicana a las críticas realizadas contra el régimen actual tanto económico como político.

9.- Tulio Pericoli – El alma en el rostro (Diez retratos de Samuel Beckett)Siruela, Madrid, 2005.

Cada día las expresiones de nuestra alma escriben en nuestra cara una página de ese relato, en perenne revisión, que es el rostro de cada uno de nosotros. Tullio Pericoli ha observado su alfabeto, ha investigado su gramática, ha estudiado las combinaciones y las huellas que el alma dibuja sobre la superficie del rostro. Por primera vez, en este libro escribe acerca de este misterio, no sólo en el lenguaje figurativo habitual en él, sino en el lenguaje de las palabras, narrando su experiencia, su manera de observar a las personas, de analizar sus caras, el modo en que, en unos cuantos signos esbozados sobre un papel, toma cuerpo la personalidad de un rostro. Y nos ofrece una antología inédita del misterio expresivo de los retratos: diez variaciones sobre la maraña de signos que es el rostro de Samuel Beckett.

10.- Haruki Murakami – After DarkTusquets Editores. Colección Andanzas.México, 2008.

La novela arranca a cuatro minutos para la medianoche (23:56)  con la voz de un narrador que nos guía desde lo alto de una gran ciudad hasta la vida que subyace en la noche. El texto está construido con base en el juego de la identidad, la cual buscará cada personaje en la oscuridad de la noche o en el sueño para hacerse, así, artífices de su propia vida. Murakami asocia, así, la noche con las tinieblas, la inseguridad, los miedos. De este modo, al final de la obra,  las 6:52 horas del día siguiente, los personajes se asirán a la sentencia de un matón chino. Nos enfrentamos a una obra que se aproxima al cine en la descripción de las escenas; en la exposición de los personajes; el movimiento de la mirada, como si fuera una cámara; el planteamiento de puntos de vista; y, como colofón, el soundtrack que fondea las escenas.

11.- Guy de Maupassant – La Belleza inútil. México, Diada, 2011.

Guy de Maupassant No solo han sobrevivido las historias de Guy de Maupausssant, escritas hace más de un siglo, sino que tienen una actualidad sorprendente, que lo convierten en el maestro indiscutido del relato breve de la literatura universal. Las mujeres han ocupado un lugar de privilegio en la obra y en la vida del discípulo de Flaubert, y aparecen como protagonistas en cada uno de sus relatos. En esta colección de cuentos el autor de Bola de Sebo sigue sorprendiendo con sus hallazgos formales y sus ideas revulsivas.

12.- Gabriel García Márquez – Cien años de soledad. Alfaguara, España, 2007.

Cien años de soledad, convertida en corto tiempo en un clásico de la moderna literatura en castellano y tal vez la principal novela latinoamericana, ofrece una aventura de lectura insustituible. Proyectada como una descripción de la vida familiar de la casa donde transcurrió la infancia de García Márquez. Poco a poco, se convierte en una fabulación mágica, en morada de unos personajes ya legendarios inscritos en los mitos profundos de la cultura universal. En Macondo conviven lo real y lo cotidiano con lo poético y lo imaginario.

13.- Philip Roth – Indignación. Debolsillo, España, 2010.

Finalizada la segunda guerra mundial, el miedo se hizo inherente; fue en  esa tensa calma que llegaron los tres años de pugna entre Corea del Norte y Corea del Sur, es en el segundo año de esa guerra en la que se sitúa esta historia. Es 1951 cuando el rebelde y prometedor Marcus Messner decide alejarse de su hogar y del trabajo en la carnicería kosher de su padre en un barrio de Newark, Nueva Jersey. Busca huir de un padre hiper preocupado por su seguridad, convirtiendo ese acto paternal en una inquietud demencial para salvarlo de los peligros del mundo. A sus 19 años, Marcus está empeñado en ser el primero de su promoción en la muy conservadora Universidad de Winesburg para evitar ser llamado a la guerra, aunque se verá arrastrado a hacer lo que no quería y de lo que huía.

14.- Fyodor Dostoyevsky – Crimen y CastigoMéxico, Selector, 2004.

Es la obra de las letras rusas más enraizada en la propia tierra y, a la vez, más universal. En ella, el genio de la novela alcanzó su cumbre. Crimen y castigo es, cronológicamente hablando, la primera de las grandes novelas de Dostoievski; muchos críticos, incluso, la consideraron la máxima obra del escritor. En la figura del protagonista del libro, Raskólnikov, se vio un anticipo de la concepción del superhombre de Nietzche; por otra parte, los agudos análisis psicológicos del novelista ruso constituyen prefiguraciones de la psicología actual. Constituye una de las obras más conocidas del escritor ruso del siglo pasado, Fiodor Dostoievski.

15.- Sofía Macías – Pequeño cerdo capitalista. Aguilar, México, 2011.

¿Realmente quieres sacarle el mejor provecho a tu dinero? Entonces este libro es para ti. No importa si eres músico, poeta y loco; doctor en ciencias ocultas, bohemio, activista, amante de la naturaleza, cirujano, arquitecto de tu propios destino, floricultor, psicoanalista. No importa si no tienes idea de finanzas personales, tienes grandes nociones o crees que eres un experto. Con Pequeño cerdo capitalista tendrás las herramientas más efectivas para saber ahorrar, invertir y repartir de la mejor manera tus ingresos. Además, te explica de manera clara, divertida y con muchos ejemplos de la vida real, los casos en los que personas cómo tú, han hecho maravillas con su dinero o han perdido hasta la camisa.

16.- Walter Isaacson – Steve Jobs. La BiografíaDebate, México, 2011.

El libro más allá del fanatismo por Apple o Jobs es un referencial para quienes tienen más de 30 años; a través de él, vamos recordando el origen de muchas de las cosas con las que crecimos: las arcade; el Atari; las primigénias computadoras de escritorio en letras superverdes y sus floppy discs; la primera vez que nos maravilló un corto de Pixar; hasta llegar a alguno de los productos de Apple.  La biografía de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson es, sin duda, un libro que debe consultarse, aunque sea a pedacitos, pues pese a que la figura impecable que muchos teníamos de Jobs se vaya desdibujando, hay que agradecerle su testarudez y su obsesión por lo perfecto, porque sin él, sin duda, la historia de la tecnología jamás hubiera sido tan portàtil.

17.- Piolo Juvera – Fugando con Juego. Otras inquisiciones, México, 2012.

Esta edición reúne una selección de frases que Piolo Juvera armó con palabras —como si fueran piezas de Lego— y publicó por más de dos años en Twitter. Sus creaciones nos invitan a reflexionar, a pensar y repensar con humor, a mojarnos con una inesperada llovizna de poesía para ser arrastrados a una verdadera aventura del lenguaje.

18.- Anónimo – Kama Sutra y Ananga Ranga. Plaza y Valdés Editores, Estados Unidos, 2002.

Sobre este libro milenario hay poco qué decir, sólo que seguramente tendrán mucho tiempo libre en estas vacaciones y aquí una forma muy entretenida de disfrutar de estas vacaciones.

19.- Simone de Beauvoir – Memorias de una joven formal. DeBolsillo, Argentina, 2006.

Publicada en el año 1958, forma parte de otras tres obras más llamadas La plenitud de la vida, La fuerza de las cosas y Final de cuentas. En este primer volumen de sus memorias, Simone de Beauvoir cuenta cómo surgió su vocación de escritora en un ambiente burgués de su familia. Se trata de la atenta observación de la gestación de una conciencia, del modo en que un ser humano asume su época y se transforma.

20.- E, L. James – 50 sombras de Grey. Grijalbo Mondadori, España, 2012.

Cuando la estudiante de literatura Anastasia Steele va a entrevistar al joven emprendedor Christian Grey, ella se encuentra con un hombre bello, brillante e intimidante. La inocente Ana es incitada a darse cuenta que desea a este hombre y a pesar de la enigmática reserva que guarda el hombre, ella está desesperada por acercarse a él. Incapaz de resistirse a la belleza de Ana y su espíritu independiente, Grey admite que la quiere, pero pone sus propios términos. En shock por los gustos sexuales de Grey, Ana titubea en estar con este millonario, consumido por sus demonios y por la necesidad de tener el control. Ana finalmente enfrenta esta relación, donde encuentra sus propios deseos oscuros.

21.- Suzanne Collins – Los Juegos del hambre. Océano, México, 2009.

Esta es una novela del género distópico y ciencia ficción, escrita por la aclamada autora de Las crónicas de Underland, Suzanne Collins. Fue originalmente publicado en tapa dura el 14 de septiembre de 2008 por Scholastic Press. Es el primer libro de la trilogía de Los juegos del hambre. La protagonista de dieciséis años, Katniss Everdeen, vive en un mundo post-apocalíptico donde un gobierno -llamado el Capitolio- tiene el poder después de varios desastres devastadores. En el libro, “Los Juegos del Hambre” son un evento anual televisado por el gobierno, el cual selecciona al azar un niño y una niña de entre 12 y 18 años de cada uno de los doce distritos de los alrededores del Capitolio para hacerlos competir en una batalla televisada, y en la que sólo uno podrá sobrevivir.

22.- Ray Bradbury – Crónicas marcianas. Booket, España, 2008.

Un clásico del siglo XX: la obra que consolidó a Bradbury como uno de los mejores escritores de la narrativa norteamericana. Esta colección de relatos recoge la crónica de la colonización de Marte por parte de una humanidad que huye de un mundo al borde de la destrucción. Los colonos llevan consigo sus deseos más íntimos y el sueño de reproducir en el Planeta Rojo una civilización de perritos calientes, cómodos sofás y limonada en el porche al atardecer. Pero su equipaje incluye también los miedos ancestrales, que se traducen en odio a lo diferente, y las enfermedades que diezmarán a los marcianos. Conforme a su concepción de lo que debe ser la ciencia ficción, Bradbury se traslada al futuro para iluminar el presente y explorar la naturaleza humana. Escritas en la década de los cuarenta, estas deslumbrantes e intensas historias constituyen un canto contra el racismo, la guerra y la censura, destilando nostalgia e idealismo.

23.- Juan Rulfo – Pedro Páramo. Editorial RM, México, 2005.

Cuando al final de la década de los sesenta la narrativa hispanoamericana alcanzó un prestigio mundial, se volvió la vista atrás en busca de sus “clásicos”. La figura gigantesca de Rulfo destacó inmediatamente. En 1955 aparece Pedro Páramo. Novela gestada largamente por un escritor con fama de poco prolífico y que aunó la propia tradición narrativa hispanoamericana con los principales renovadores de la occidental: Joyce, Faulkner, Woolf… Novela rica, apasionante como pocas, que arrastra al lector del desconcierto a la sugestión. Esta edición ofrece el texto definitivo de «Pedro Páramo», corregido por la Fundación Juan Rulfo, incluye una nueva Introducción, varios Apéndices sobre variantes, cronología de la historia, anotaciones a los fragmentos y aclaraciones de Rulfo y un nuevo aparato de notas.

24.- Bill Bryson – Una breve historia de casi todo. RBA Libros, España, 2006.

Este es un innovador libro de divulgación científica de Bill Bryson escrito en 2003, en el que explica algunas áreas de la ciencia, utilizando un estilo de lenguaje más accesible para el público en general que muchos otros libros dedicados al tema. Fue el libro de divulgación científica más vendido de 2005 en el Reino Unido, vendiendo más de 300 mil ejemplares. En el texto se explora el tiempo desde el Big Bang hasta el descubrimiento de la mecánica cuántica, pasando por la evolución y la geología. Bryson narra la historia de la ciencia a través de las historias de la gente que hizo los descubrimientos, como Max Planck, Edwin Hubble, Isaac Newton y Albert Einstein.

25.- Stieg Larsson – Millenium Trilogy Box Set. Quercus Publishing, Estados Unidos, 2010.

Cuando Larsson finalizó el segundo volumen de la saga, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, teniendo el diseño de la trama del tercero cerrado, pasó su manuscrito a un amigo editor. Falleció en 2004, a los 50 años, de un ataque al corazón, días después de haber entregado a su editor el tercer volumen de la saga, La reina en el palacio de las corrientes de aire, y poco antes de que se publicara el primero (Los hombres que no amaban a las mujeres). No llegó a ver publicada la obra que le llevaría a la fama, y su temprana muerte truncó el plan de continuar la saga.

26.- Jonathan Franzen – Libertad. Salamandra, 2011.

Nunca es tarde para leer este libro que, según El País, es la “primera gran novela norteamericana del Siglo XXI”. Al abrir sus páginas encontrarás la historia de la familia Berglund, una historia que desenvuelve los problemas existenciales de sus miembros. “Libertad” es una novela de ficción que, sin embargo, sucede en un mundo muy real: en el Estados Unidos post 11-S, ese que por una parte apoyaba la estrategia militarista de George Bush y por otra, la repudiaba. Disfruta tus vacaciones, relájate y prepárate para leer un libro salpicado de ideas políticas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es el síndrome VIP y por qué médicos temen que pueda perjudicar a Trump contra el COVID

La combinación de fármacos que le están suministrando y su rápida salida del hospital ha hecho que muchos se cuestionen si no estamos lo que en literatura médica se conoce como el "síndrome VIP".
Getty Images
6 de octubre, 2020
Comparte

De anticuerpos monoclonales a aspirina, de esteroides a melatonina, de medicamentos experimentales a vitamina D o zinc.

Desde que en la madrugada del viernes anunció que había dado positivo de covid-19, el presidente Donald Trump ha recibido una combinación de tratamientos que no todos los pacientes de coronavirus suelen recibir en el país, según han confirmado sus propios médicos.

El doctor de la Casa Blanca, Sean P. Conley, hizo saber que desde el viernes el mandatario había recibido una dosis única de Regeneron, un coctel de anticuerpos experimental.

Conley confirmó, además, que el mandatario estaba tomando otros suplementos, que incluían vitaminas, hormonas e incluso, antiácidos.

Un poco más tarde, en la misma noche del viernes, luego de que el mandatario fuera trasladado al hospital, el médico de la Casa Blanca anunció en un comunicado que Trump había comenzado con otro tratamiento experimental que le sería administrado por cinco días.

“Hemos elegido iniciar el tratamiento con remdesivir. Ha completado su primera dosis y está descansando cómodamente”, indicó.

El domingo, en una conferencia de prensa, luego de reconocer que el presidente había sufrido dos episodios de caída en los niveles de oxígeno en sangre, el equipo médico anunció que el presidente comenzó otro tratamiento con dexametasona,un esteroide que generalmente se reserva a casos delicados y en periodos avanzados de la enfermedad.

Ante la confusión en los reportes oficiales sobre la salud del presidente, varios expertos han señalado que la amplitud del tratamiento suministrado indicaría que su estado es más crítico de lo que la Casa Blanca o sus médicos han reconocido.

Mientras, otros hacen hincapié en que tiene que ver con lo que en la literatura médica se conoce como el “síndrome VIP”.

Es lo ocurre cuando una persona muy importante (VIP) es admitida en un centro de atención médica y su relevancia pública afecta las decisiones sobre la atención médica, tal como se explica en la revista especializada Chest Journal, del Colegio Estadounidense de Cirujanos del Tórax.

Según una serie de estudios médicos, por ello pasaron varios famosos, desde Prince, Michael Jackson o Steve Jobs.

Y aunque no hay ninguna evidencia sólida de que el de Trump es uno de esos casos, son varias voces expertas las que advierten de que debería ser algo a evitar.

trump

AFP
Trump salió en la tarde del domingo a saludar a un grupo de seguidores que estaba en las afueras del hospital.

El hecho de que el domingo el presidente decidiera salir a saludar a sus partidarios que se habían congregado fuera del centro de salud, algo impensable para cualquier paciente con coronavirus hospitalizado, también hizo que muchos se cuestionaran si es su cargo el que está influyendo en las decisiones médicas.

Los comentarios del estilo se multiplicaron en la tarde del lunes, luego de que el equipo médico anunciara que el presidente sería dado de alta y regresaría a la Casa Blanca.

¿Pero qué consiste realmente el “síndrome VIP” y cuáles han sido alguno de los casos más relevantes?

El síndrome VIP

El término fue acuñado a inicios de la década de 1960 por el doctor Walter Weintraub, quien estudió a través de la historia cómo “el tratamiento de un hombre influyente puede ser extremadamente peligroso tanto para el paciente como para el médico”.

Weintraub recurrió a casos célebres como el del rey Jorge III de Inglaterra, a quien le administraron una cuestionable dosis de remedios para su locura, o el rey Luis II de Baviera, quien también recibió una dudosa atención psiquiátrica.

Pero de acuerdo con un artículo sobre el tema del doctor Jay Block, de la Universidad de Florida, el término comenzó a utilizarse más en las décadas siguientes, a medida que sucedieron hechos de gran trascendencia, como los intentos de asesinatos de presidentes de EE.UU. o del papa Juan Pablo II.

De acuerdo con el experto, el síndrome se manifiesta de diferentes formas.

“Puede haber una alteración en la atención habitual del paciente de tal manera que se tome la decisión de realizar menos pruebas, procedimientos diagnósticos o maniobras terapéuticas. Esta decisión generalmente refleja el deseo de salvar al VIP del dolor”, indica.

“En el otro extremo del espectro está la decisión de hacer un seguimiento de cada anomalía minúscula para parecer un médico más completo y competente”, agrega.

atentado

Getty Images
Cuando el atentado a Juan Pablo II también se habló sobre el tema.

Un artículo publicado en el Cleveland Clinic Journal of Medicine, la situación se da cuando”se presiona al equipo de atención médica para que doble las reglas por las que generalmente practican la medicina”.

Sin embargo, según Block, “las desviaciones de la atención estándar a menudo resultan en catástrofes imprevistas“.

“Esta secuencia es probablemente la responsable de algo que se ha observado en los hospitales, y es que les suceden las cosas más extrañas a los familiares de los médicos y otros pacientes importantes. Si las decisiones tomadas sobre los VIP realmente resultaran en una mejor atención, entonces se tomarían para todos los pacientes“, señala.

De acuerdo con Block, las posibilidades de que un caso de este tipo son más recurrentes cuando la atención no es idéntica a la que se brinda a todos los demás pacientes con la misma afección.

“No hay nada biológicamente diferente en un Papa o en un presidente y no hay necesidad de alterar el pensamiento de uno para cuidarlos”, indica el experto.

Casos contradictorios

Los casos documentados de personalidades que se han visto afectadas por este síndrome se han multiplicado a lo largo de los años, lo que ha ayudado a los expertos a entender mejor el fenómeno.

Hace un par de años fue conocido el caso de Martin Sheen, quien presionó a sus doctores para recibir un coctel de células madre porque creía que le podría solucionar un problema en las rodillas.

El médico de Steve Jobs confesó hace unos años que el creador de Apple también lo presionó en varias ocasiones para que le diera unos supuestos tratamientos que le ayudarían a lucir más joven, pero también contó que algunas actitudes del paciente agravaron su situación.

Recordó, por ejemplo, que Jobs se negó a permitirle a su cirujano que le extirpara un tumor pancreático y, en su lugar, lo intentó tratar con una dieta vegana, remedios herbales y acupuntura.

Jobs

Getty Images
Jobs se negó a que sus médicos le operaran un tumor en el páncreas.

En algunos casos, algunos médicos han sido señalados e incluso acusados por prescribir medicamentos por presiones de sus pacientes, algo que terminó costándoles la vida.

El suicidio de Prince, por ejemplo, fue causado —de acuerdo al informe forense— por “fentanilo autoadministrado”, un poderoso opiode que, según las investigaciones posteriores, fue recetado por su propio médico a sugerencia del paciente.

El doctor de Michael Jackson, Conrad Murray, fue acusado de homicidio involuntario luego de que le prescribiera al músico propofol, un poderoso anestésico quirúrgico, para ayudarlo a dormir.

Posteriormente, un jurado determinó que el medicamento jugó un papel clave en la muerte de Jackson.

Unos décadas antes, en 1977, la muerte de Elvis Presley por problemas cardíacos relacionados con medicamentos recetados se convirtió, probablemente, en el caso más famoso de síndrome VIP y llevó a cuestionamientos de por vida contra su médico, George Constantine Nichopoulos.


Los medicamentos que está tomando o ha tomado Donald Trump según su equipo médico:

  • Regeneron
  • Remdesivir
  • Dexametasona
  • Zinc
  • Vitamina D
  • Famotidine
  • Melatonina
  • Aspirina

El caso de Trump

No existe evidencia para relacionar los casos anteriores con la situación actual del presidente de EE.UU.

Sin embargo, la falta de transparencia sobre la salud de Trump, la ausencia de explicación sobre las decisiones detrás de los medicamento que está recibiendo y las informaciones contradictorias que ha dado su equipo médico durante los últimos días han disparado las especulaciones.

Conely admitió el sábado que Trump había iniciado terapias avanzadas “un poco antes que la mayoría de los pacientes que conocemos y seguimos“.

Sin embargo, indicó que esto se debía a que estaban “maximizando todos los aspectos de su atención, atacando este virus con un enfoque múltiple”.

“Este es el presidente y no quería esperar por nada. Si había alguna posibilidad de que algo (algún medicamento) agregara valor a su atención y acelerara su recuperación, entonces quería tomarlo”, dijo.

trump

AFP
Trump abandonó el hospital este lunes.

Otras de las principales dudas surgieron por las medicinas que el equipo médico ha revelado que el presidente está tomando.

“Los tratamientos (contra el coronavirus) se dividen en dos campos: los que atacan directamente al virus y tienen más probabilidades de ser útiles en la primera fase y los medicamentos para calmar el sistema inmunológico, que tienen más probabilidades de funcionar en la segunda”, explica James Gallagher, corresponsal de salud de la BBC.

Sin embargo, aunque no se sabe a ciencia cierta cuándo Trump tuvo su último resultado negativo, el equipo médico comenzó a administrarle desde el sábado una medicina que generalmente se utiliza en fases avanzadas o críticas de la enfermedad, la dexametasona.

“Este esteroide salva vidas al calmar el sistema inmunológico, pero debe usarse en el momento adecuado. Si se administra demasiado pronto, el medicamento podría empeorar las cosas al afectar la capacidad del cuerpo para combatir el virus”, indica Gallagher.

“Este no es un medicamento que normalmente administraría en la etapa ´leve´ de la enfermedad”, agrega.

La Organización Mundial de la Salud aconseja el uso del esteroide en casos “graves y críticos”.

Desametasona

BBC

De acuerdo con Gallagher el presidente también ha sido “una de las pocas personas” fuera de ensayos clínicos que se ha sometido a una terapia de anticuerpos monoclonales con el antivirus, la del Regeneron.

“El enfoque tiene sentido científico y hay grandes esperanzas de que sea eficaz. Sin embargo, la evidencia en pacientes todavía es muy limitada y estos monoclonales todavía se clasifican como un fármaco experimental; los ensayos clínicos están en curso”, explica Gallagher.

Según el corresponsal de la BBC, tampoco hay evidencias sólidas de que se hayan salvado vidas con el remdesivir o cómo el zinc, la vitamina D, famotidina, melatonina o aspirina tiene algún efecto en pacientes con covid 19.

Medios de Estados Unidos también han señalado que, dado que es un tratamiento que no se practica con la mayoría de los pacientes y del que no existe evidencia médica de su efectividad, también genera dudas por los potenciales efectos de interacciones medicamentosas.

Trump

Getty Images
Seguidores de Trump se reunieron durante el fin de semana en las afueras del hospital.

Thomas McGinn, médico en jefe de Northwell Health Hospital, dijo al New York Times que la variedad de medicamentos recetados a Trump dejaba la duda no solo sobre la condición del paciente, sino sobre las decisiones detrás del tratamiento.

“Plantea la pregunta: ¿está más enfermo de lo que estamos escuchando o están siendo demasiado agresivos, porque es el presidente, de una manera que podría ser potencialmente dañina?”, dijo.

Martin Landray, el médico que lidera el estudio más grande del mundo sobre tratamientos para el covid-19 (y que se realiza en Reino Unido) también opinó que “los médicos de Trump deben resistir el síndrome VIP” y que el presidente no debería recibir medicamentos experimentales que aún no se han probado por completo.

“Los mismos principios se aplican a todos los pacientes. No exponga a las personas a medicamentos a menos que sepa que van a ser útiles, excepto en el contexto de un ensayo clínico”, dijo a Sky News.

El equipo médico de Trump, sin embargo, aseguró este lunes que el presidente ha asimilado bien los tratamiento y que los medicamentos administrados fueron aquellos que se valoraron convenientemente con los especialistas entre la variedad de opciones disponibles.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

https://www.youtube.com/watch?v=UtuieuqZq7M&t=27s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.