Sí usamos tarjetas de Monex: PRI

Murillo Karam asegura que el PRI contrató a "Alkino" la cual a su vez se hizo de los servicios de Monex, pero insistió que no tiene vínculo de origen o de orden jurídico con Banco Monex

Sí usamos tarjetas de Monex: PRI
Jesús Murillo Karam, titular de la PGR.
Jesús Murillo Karam, coordinador jurídico del equipo de trabajo de Enrique Peña Nieto.//FOTO: Tomada de un video en YouTube

Las tarjetas Monex sí fueron utilizadas por el PRI, pero éstas se usaron para el pago de estructuras y de los propios observadores de ese partido el día de la elección, así lo aseguró en entrevista para W Radio Jesús Murillo Karam, coordinador jurídico del equipo de trabajo de Enrique Peña Nieto.

Murillo Karam señaló que las tarjetas adquiridas por la empresa Alkino Servicio y Calidad S.A. de C.V.  pertenecen a Grupo Financiero Monex y éstas fueron las que distribuyeron los más de 66 millones de pesos para el pago de estructura del PRI

Cuestionado por Salvador Camarena en torno a si la totalidad de las tarjetas que Alkino Servicios les da es de Monex, el priista contestó:

-“Alrededor de 8 mil, sí”,

-¿Son de Monex todas?

-“Sí, así es. Parece ser que sí, yo no estoy muy al tanto sobre los contadores, pero parece que las 8 mil sí (fueron distribuidas por Monex)”, afirmó.

Murillo Karam recordó que el PRI contrató a la empresa Alkino la cual a su vez se hizo de los servicios de Monex para la distribución de las tarjetas, pero insistió que su partido no tiene vínculo de origen o de orden jurídico o comercial con Banco Monex S.A, institución de banca múltiple, o con grupo financiero Monex.

Por la tarde, en conferencia de prensa, el PRI informó que interpuso una denuncia de hechos contra los presidentes del PAN y del PRD, por las “difamaciones” que realizaron ambos partidos entorno al lavado de dinero que presumen hubo en la pasada elección, según dijo el presidente de dicho partido Pedro Joaquín Coldwell.

Mediante la denuncia presentada, el PRI negó “categóricamente” el uso de recursos de procedencia ilícita en la campaña presidencial, o que se hayan rebasado los topes de gastos de campaña.

Ante ello, el PRI manifestó que Alkino se obligó a prestar servicios de desarrollo, diseño e implementación de soluciones de negocios, basados en mecanismos de disponibilidad inmediata de recursos monetarios, consistentes en la entrega de tarjetas de prepago con recursos disponibles para ser utilizadas por personas autorizadas por el partido.

De hecho, fue el senador Jesús Murillo Karam quien explicó que estas tarjetas fueron utilizadas para pagar los traslados y comidas de cada uno de los representantes de casillas autorizados por el IFE y por la propia ley.

Además de ello, Murillo Karam  destacó que este dinero utilizado para las tarjetas de prepago no fue sacado de los montos de campaña sino de los recursos ordinarios del partido.

Para este servicio, el PRI le pagó a la empresa Alkino 4 millones 243 mil 54 pesos, adicionalmente a esto, el partido se obligó a pagar la cantidad de 50 pesos por cada tarjeta de prepago que contratara de la empresa.

En este contrato con Alkino la dirigencia del PRI logró repartir 7 mil 851 tarjetas de prepago para poder distribuir más de 66.32 millones de pesos. Dinero que el partido justificó ante el IFE y la PGR de la siguiente manera:

“La estructura del PRI fue reforzada con la contratación de personal en distintas áreas de trabajo, para cumplir con metas y objetivos relacionados con tareas ordinarias del partido, lo que obligó a recurrir a un sistema práctico de contratación de personal, acompañado de un método eficiente y eficaz de pago, apto para responder a la velocidad de los requerimientos del partido.

Close
Comentarios