Guía para entender los Paralímpicos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Guía para entender los Paralímpicos

Los primeros Juegos Paralímpicos se realizaron en Roma en 1960. Compitieron 400 atletas de 23 países en ocho deportes. Desde los juegos de Seúl en 1988, los Paralímpicos se realizan en la misma ciudad que los Olímpicos.
30 de agosto, 2012
Comparte

Tras los Juegos Olímpicos de Londres, el Parque Olímpico reabre sus puertas para recibir a los atletas paralímpicos en el segundo evento multideportivo más grande que existe en el mundo.

Los juegos vuelven a casa, ya que el antecedente de los Paralímpicos fueron los juegos de Stoke Mandeville en 1948, en los que 16 veteranos de guerra heridos compitieron en tiro al arco.

Los primeros Juegos Paralímpicos se realizaron en Roma en 1960. Compitieron 400 atletas de 23 países en ocho deportes. Desde los juegos de Seúl en 1988, los Paralímpicos se realizan en la misma ciudad que los Olímpicos.

Hace cuatro años, en Pekín, se rompieron 279 récords mundiales.

Cada deporte tiene diferentes exigencias físicas y por lo tanto tiene su propio conjunto de clasificaciones.

Para no perderse en la cantidad de categorías y deportes –algunos pueden resultar desconocidos- les presentamos una guía.

Atletismo

Personas con todos tipo de discapacidades pueden competir en atletismo, con un sistema de letras y números para diferenciar las categorías.

La letra F es para los atletas de campo (en inglés, field), T representa a los que compiten en la pista (track), y el número que se muestra se refiere a su grado de discapacidad.

11-13: Atletas de campo y pista con discapacidad visual. Los atletas ciegos compiten en la clase 11 y con los ojos vendados y corren con una persona que los guía. Los atletas en la clase 12 son personas con discapacidad visual, que pueden optar por ir con un guía.

20: Atletas de campo y pista con discapacidades intelectuales. Hay tres eventos para hombres y mujeres en el programa de Londres: 1500 metros, salto en largo y lanzamiento de peso.

31-38: Atletas de campo y pista con parálisis cerebral u otras enfermedades que afectan la coordinación y el control muscular. Los atletas en la clase de 31 a 34 compiten en posición sentada; de 35 a38 de pie.

40: Atletas de pista y de campo con estatura baja (enanismo).

42-46: Amputados. En la clase de 42-44 las piernas se ven afectadas y en la clase de 45-46 son los brazos los afectados. Los atletas en estas clases compiten de pie y no utilizan una silla de ruedas.

T51-54: Atletas de pista en silla de ruedas. Los atletas de clase 51-53 se ven afectados tanto en las extremidades inferiores como las superiores, mientras que los atletas T54 tienen tronco parcial y las funciones de la pierna

F51-58: Atletas de campo en silla de ruedas. Los atletas en F51-54 clases tienen limitaciones en el movimiento del hombro, el brazo o la mano y no pueden mover el tronco ni las piernas mientras que los atletas de F55 a 58 atletas tienen la función normal en los brazos y las manos.

Baloncesto

El baloncesto es un deporte paralímpico para personas en silla de ruedas.

Las discapacidades pueden incluir paraplejía, amputación de miembros inferiores, parálisis cerebral y poliomielitis.

Los atletas se clasifican de acuerdo con su capacidad física y se les da una calificación de puntos entre uno y 4,5. Un punto equivale a la discapacidad más severa.

Boccia

Este juego, parecido a las bochas o la petanca, es practicado por atletas con parálisis cerebral y otras discapacidades físicas graves (distrofia muscular, por ejemplo) que compiten en silla de ruedas, y la clasificación se divide en cuatro clases.

BC1: Los jugadores con parálisis cerebral que son capaces de utilizar sus manos o pies para impulsar constantemente la pelota en juego. Los atletas BC1 pueden tener un ayudante en la cancha para pasarles la bola antes de cada tiro.

BC2: Los jugadores con parálisis cerebral que son capaces de utilizar sus manos para impulsar constantemente la pelota y tienen una mayor capacidad funcional que un atleta BC1.

BC3: Los jugadores con parálisis cerebral u otra discapacidad con disfunción locomotriz en las cuatro extremidades que no pueden tirar o patear una pelota y, por los tanto, se les permite utilizar un dispositivo de ayuda, como una rampa para impulsar la pelota y son ayudados por un asistente (” que ajusta la rampa siguiendo sus instrucciones.

BC4: Jugadores que no tienen parálisis cerebral, pero tienen otra discapacidad locomotriz en las cuatro extremidades y tienen una capacidad funcional similar a los atletas BC2. Las enfermedades tales como la distrofia muscular, espina bífida y tetraplejia se incluyen en esta clasificación.

Ciclismo

El ciclismo está abierto a los amputados, a “les autres” (“los otros”, atletas cuya discapacidad no se incluye en ninguna categoría), atletas con parálisis cerebral y atletas con discapacidad visual, que compiten en carrera de ruta individual y pruebas de pista.

Los atletas con discapacidades físicas compiten en bicicletas (carretera y pista) o triciclos (sólo carretera).

Los atletas con discapacidad visual compiten en tándem con un guía vidente.

Triciclo clases H1-4: Los ciclistas de H1-3 compiten en una posición reclinada. Los H1 atletas no tienen movimiento en el tronco o las piernas y el de los brazos es limitado, mientras que los H3 no tienen ninguna movilidad en las piernas, pero sí en el tronco y los brazos. H4 atletas se sientan sobre sus rodillas y se impulsan usando los brazos y el tronco.

Triciclo T1-2: Las carreras de los atletas que no pueden andar en bicicleta a causa de una enfermedad que afecta el equilibrio y la coordinación. Los atletas de la categoría T1 tienen problemas de coordinación más serios que los T2.

Bicicleta C1-5: Los ciclistas pueden tener una enfermedad como parálisis cerebral o una pierna o brazo amputados. Los C1 atletas tienen una limitación más severa, mientras que los atletas C5 cumplen con los criterios de discapacidad mínimos.

Equitación

Todos los grupos de personas con discapacidad puedan participar en el único deporte ecuestre del programa paralímpico.

Los jinetes se dividen en cinco clases.

Grado Ia: jinetes severamente impedidos, con discapacidad en todas las extremidades y poco control del tronco, que suelen utilizar una silla de ruedas en la vida diaria.

Grado Ib: Jinetes, ya sea con el control del tronco muy limitado y control mínimo de las extremidades superiores o control moderado de todas las extremidades y el tronco. . La mayoría utiliza una silla de ruedas en la vida diaria.

Grado II: Jinetes con una capacidad muy limitada en ambos miembros inferiores y un equilibrio del tronco bueno, o limitaciones más leves en las extremidades superiores e inferiores con el control del tronco reducido. Algunos utilizan una silla de ruedas en la vida diaria.

Grado III: jinetes ambulantes (que pueden caminar de forma independiente) que tienen alteraciones en ambos brazos, o no tienen brazos, o deficiencias moderadas de las cuatro extremidades. Esta categoría también incluye los corredores ciegos y las personas con condiciones tales como enanismo.

Grado IV: Los atletas ambulantes, ya sea con dificultades de visión o de movimiento, fuerza muscular reducida o las funciones de brazos o piernas alteradas.

Esgrima

La esgrima está abierta a los atletas en silla de ruedas, cuyas deficiencias pueden incluir lesiones de la médula espinal, amputación de miembros inferiores y parálisis cerebral y cuya situación les impide competir contra atletas de pie.

Los atletas que compiten en este evento se dividen en dos clases.

Categoría A: Deportistas con buen equilibrio y recuperación, y movimiento del tronco completo.

Categoría B: Los atletas con poco equilibrio y recuperación, pero pleno uso de uno o ambos miembros superiores.

Futbol

El fútbol 5 está diseñado para las personas con discapacidad visual, mientras que el fútbol 7 es practicado por atletas con parálisis cerebral.

Todos los jugadores de fútbol 5 deben llevar antifaces, excepto el portero, que ve, pero no puede abandonar una zona muy restringida. No existe el fuera de juego.

La pelota tiene rulemanes y cápsulas que suenan al moverse.

El fútbol 7 incluye las categorías C5, C6, C7 y C8 divisiones, según el control de sus extremidades y los problemas de coordinación.

Todas las clases están compuestas por atletas ambulantes. Los de la clase cinco son los menos ágiles y los de la clase ocho son mínimamente discapacitados.

Goalball

Goalball es un deporte exclusivamente paralímpico, practicado por atletas con discapacidad visual y no hay necesidad de clasificación.

Los participantes visten máscaras para asegurar que todos, ya sean ciegos o con deficiencias visuales, compitan en igualdad de condiciones.

La pelota tiene campanas en su interior para ayudar a orientar a los jugadores y, como resultado, el juego se practica en un silencio total.

Judo

En el judo compiten solamente atletas con discapacidad visual. No hay categorización y los competidores se dividen por peso, de la misma manera que los atletas no discapacitados.

La principal diferencia es que los atletas comienzan la pelea en contacto físico, en lugar de separados.

El deporte comenzó a existir hace 128 años en Japón, cuando el Dr. Jigoro Kano modernizó el arte marcial antiguo de jiu-jitsu. Es una disciplina Paralímpicos desde 1988.

Levantamiento de pesas

También llamado potencia (en inglés powerlifting) es un deporte de fuerza que consiste en tres eventos: el press de banca, las sentadillas y el peso muerto.

Está abierto a todos los atletas con discapacidad física y la clasificación es exclusivamente según el peso.

Los levantadores de pesas que participan en los Juegos Paralímpicos tienen discapacidades en sus extremidades inferiores o caderas tales como parálisis, parálisis cerebral y amputación de extremidades.

Todos los competidores –hombres y mujeres- participan en 10 categorías de peso.

Natación

La natación es el único deporte que combina, en diferentes categorías, discapacidades como la pérdida de extremidades, la parálisis cerebral (coordinación y las restricciones de movimiento), lesión de la médula espinal (debilidad o parálisis que implica cualquier combinación de las extremidades) y otras discapacidades tales como enanismo y las demás minusvalías juntas.

1-10: Nadadores con discapacidad física. Cuanto menor el número, más grave es la discapacidad.

11-13: Nadadores con discapacidad visual.

14: Nadadores con discapacidad intelectual.

El prefijo S indica la clase para estilo libre, espalda y mariposa. SB indica la clase para braza (también llamado pecho), y SM denota combinado.

Las letras y números combinadas dentoan una variada gama de clasificaciones, desde los nadadores con discapacidad severa (S1, SB1, SM1) a aquellos con discapacidad mínima (S10, SB9, SM10).

En cualquiera de las clases, los nadadores pueden empezar con una inmersión o ya en el agua. Esto se tiene en cuenta a la hora de clasificar un atleta.

La clase 14 vuelve a los Juegos Paralímpicos de Londres después de haber sido omitido en Atenas y Pekín.

Remo

El remo se divide en cuatro clases de embarcaciones.

AM1x: Un barco con asientos fijos e individuales para los hombres. Los atletas tienen movimiento completo solamente en los brazos.

AW1x: Igual que la anterior, pero paras mujeres.

TA2x: Un bote de dos personas, de géneros mixtos, para atletas con movimiento del tronco y los brazos solamente.

LTA4 +: Un barco de dos hombres y dos mujeres, además de un capitán, con asientos que se desplazan. Abierto a los atletas con discapacidad pero que tienen movimiento en las piernas, el tronco y los brazos. Un barco puede incluir un máximo de dos atletas con discapacidad visual que usan vendas de los ojos durante el entrenamiento y la competición.

Rugby en silla de ruedas

Los jugadores de rugby en silla de ruedas se clasifican mediante un sistema de puntos, con los atletas más severamente discapacitados siendo calificados en 0,5 puntos, llegando a 3,5 puntos para los menos impedidos.

Cada equipo se compone de cuatro jugadores y se permite un máximo de ocho puntos en la cancha.

Tenis

El tenis se juega desde una silla de ruedas con dos clases abiertas y quad – (discapacidad en tres o más miembros).

En las competiciones de tenis en silla de ruedas, a los jugadores se les permite que la pelota rebote dos veces, siempre y cuando el primer rebote haya sido dentro de la cancha.

Tenis de mesa

El tenis de mesa es practicado por atletas con discapacidad física o intelectual y se divide en 11 clases.

1-5: Los atletas compiten en silla de ruedas, siento los de clase 1 los más gravemente discapacitados y los de clase 5 menos impedidos.

6-10: Atletas ambulantes, siendo, nuevamente, los de menor números los más gravemente discapacitados.

11: Atletas con discapacidad intelectual.

Tiro

El tiro es para atletas discapacidad física y se clasifica en tres clases:

ARW1: Los usuarios de sillas de ruedas con discapacidad en las cuatro extremidades.

ARW2: los usuarios de silla de ruedas con pleno uso de sus brazos.

ARST(de pie): Los atletas que compiten de pie y también aquellos que necesitan ayudarse con un taburete debido a la falta de equilibrio.

Tiro con arco

Los tiradores se dividen en atletas en silla de ruedas y atletas de pie.

Ambos grupos se dividen en seis sub-clases, cada una de los cuales determina el tipo de equipo de que cada competidor puede de usar.

SH1: Para los competidores de pistola y rifle que no necesitan un soporte de disparo.

SH2: Para los competidores de rifle que tienen una discapacidad en las extremidades superiores y requieren un puesto de tiro.

Vela

La vela es un deporte de discapacidad múltiple donde pueden participar atletas amputados, con parálisis cerebral, discapacidad visual, silla de ruedas, y los grupos “les autres” (otras categorías) también pueden competir juntos.

Hay tres clases de vela: el Sonar, con tres tripulantes, el Skud-18, de dos personas, y el 2.4mR, que es con un solo tripilante.

Los competidores se clasifican de acuerdo con un sistema de puntos de uno a siete. Cuantos menos pintos, más severamente discapacitados los atletas.

Voleibol sentado

El voleibol sentado es para los atletas hombres y mujeres con alguna discapacidad física. Hay dos clases llamadas mínimamente Discapacitados (MD) y discapacitados (D). Cada equipo sólo puede tener un jugador MD en la cancha, mientras que los otros cinco jugadores tienen que ser de clase D.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'El núcleo del demonio': cómo era la tercera bomba atómica que EU alistaba para lanzar sobre Japón

Si Little Boy y Fat Man no lograban la rendición de Japón, EU ya tenía prácticamente listo a Rufus, un núcleo de plutonio que nunca explotó, pero sí causó muertes.
6 de agosto, 2021
Comparte

El 6 y 9 de agosto de 1945 Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima y Nagasaki las dos únicas bombas nucleares que se hayan utilizado en una guerra.

Juntas fueron los ataques más letales que jamás hayan ocurrido, en los que se estima que murieron alrededor de 200.000 personas.

Desde la perspectiva de EE.UU., tenían el objetivo de presionar la rendición de Japón y poner fin a la Segunda Guerra Mundial.

Y en caso de que no fueran suficientes, Washington tenía prácticamente lista una tercera bomba atómica.

Su apodo era Rufus, y consistía en un núcleo de plutonio, similar al que se utilizó en la bomba Fat Man, que detonó sobre Nagasaki.

Rufus nunca llegó a convertirse en una bomba funcional, pero sí causó dos accidentes letales, por lo que quedó grabado en la historia como “el núcleo del demonio”.

Hiroshima

Getty
La bomba Little Boy causó devastación en Hiroshima.

“Era esencialmente igual al núcleo de Fat Man”, le dice a BBC Mundo Alex Wellerstein, historiador especialista en armas nucleares y autor del blog Nuclear Secrecy.

Eso quiere decir que podría haberse convertido en una bomba con capacidad de generar una explosión de unos 20 kilotones, como ocurrió en Nagasaki.

Según comunicaciones oficiales de EE.UU. citadas en un artículo de Wellerstein, una bomba fabricada a partir de Rufus tendría que haber estado lista para ser lanzada a partir del 17 o 18 de agosto de 1945.

En los primeros días de agosto de 1945, no estaba claro si dos bombas atómicas bastarían para doblegar a Japón, explica Wellerstein.

Solo después de su rendición el 15 de agosto “quedó claro que dos bombas habían sido ‘suficientes’, sino demasiado“, dice el experto.

Así que finalmente no fue necesario utilizar a Rufus.

“¿Qué ocurrió entre el 15 y el 21 de agosto? No lo sé”, escribe Wellerstein, pero lo que sí está documentado es que a partir del 21 de agosto, los investigadores del Laboratorio Los Álamos en Nuevo México, donde se diseñaron las bombas atómicas, comenzaron a utilizar este núcleo de plutonio para experimentos extremadamente peligrosos.

víctima de radiación.

Getty
Los efectos de la radiación pueden resultar letales para los humanos.

Cosquillas a un dragón

En 1945, los únicos núcleos de plutonio que se habían fabricado eran Rufus, Fat Man y el que se colocó en la bomba Gadget, que se utilizó en la prueba Trinity, el primer ensayo de una explosión nuclear que realizó EE.UU.

En Los Álamos, los investigadores querían averiguar cuál era el límite en que el plutonio se volvía supercrítico, es decir, querían saber cuál era el punto en que una reacción en cadena del plutonio desataría una explosión de radiación mortal.

Los Álamos

Getty
Los experimentos con Rufus se realizaron en el Laboratorio Los Álamos.

La idea era encontrar maneras más eficaces de lograr que un núcleo llegara al estado supercrítico y optimizar la carga de la bomba.

Manipular un núcleo de plutonio es una maniobra extremadamente delicada. Por eso los investigadores se referían a esos ejercicios como “hacerle cosquillas a la cola de un dragón”.

“Sabían que si tenían la desgracia de despertar a la bestia furiosa, terminarían quemados”, escribió el periodista Peter Dockrill en un artículo del portal Science Alert.

Según explica Wellerstein, quienes participaban en estos experimentos eran conscientes del riesgo, pero lo hacían porque era una forma de obtener datos valiosos.

Instantes letales

La primera víctima de Rufus fue el físico estadounidense Harry Daghlian, que para entonces tenía 24 años.

Fat Boy

Getty
Rufus serviría para usarse en una bomba de implosión como Fat Man.

Daghlian había trabajado en el Proyecto Manhattan, con el que EE.UU. fabricó sus primeras bombas nucleares.

El 21 de agosto de 1945 Daghlian se dio a la tarea de construir una pila de bloques de carburo de tungsteno alrededor de Rufus.

Su idea era ver si lograba crear un “reflector de neutrones” en los que rebotaran los neutrones lanzados por el núcleo y de esa manera llevarlo de manera más eficiente al punto crítico.

Era de noche y Daghlian estaba trabajando solo, violando los protocolos de seguridad, según lo documenta el portal Atomic Heritage Foundation.

El joven científico ya había apilado varios bloques, pero cuando estaba terminando de colocar el último, su dispositivo de monitoreo le indicó que si lo hacía, el núcleo podría volverse supercrítico.

Era como jugarse la vida en un jenga extremo.

Maniobró para retirar el bloque, pero infortunadamente lo dejó caer sobre el núcleo, que entró en estado supercrítico y generó una ráfaga de neutrones.

Núcleo de plutonio

Los Álamos National Laboratory
Esta es una reproducción del experimento en el que Daghlian apilaba bloques alrededor del núcleo de plutonio.

Además, su reacción fue desbaratar la torre de bloques, así que quedó expuesto a una dosis adicional de radiación gamma.

Esos instantes resultaron letales.

Durante 25 días Daghlian soportó la dolorosa intoxicación radioactiva hasta que finalmente murió en el hospital. Se calcula que recibió una dosis de 510 rem de radiación iónica.

El rem es la unidad de medida de la radiación absorbida por una persona. En promedio, 500 rem resultan mortales para un humano.

“Eso es todo”

Tan solo nueve meses después el dragón volvió a atacar.

El 21 de mayo de 1946 el físico estadounidense Louis Stolin estaba practicando un experimento que había hecho varias veces.

Los Álamos

Los Álamos National Laboratory
Esta es una reproducción de la sala en la que Stolin realizaba su experimento.

Para entonces, Stolin era el mayor experto del mundo en el manejo de cantidades peligrosas de plutonio, según indica Wellerstein.

Junto a un grupo de colegas, estaba mostrando cómo llevar un núcleo de plutonio -Rufus en este caso- al punto supercrítico.

El ejercicio consistía en unir dos mitades de una esfera de berilio, formando un domo en el que los neutrones rebotaran hacia el núcleo.

La clave para no causar un desastre era evitar que las dos medias esferas cubrieran totalmente el núcleo.

Para ello, Stolin utilizaba como separador un destornillador que servía de válvula de escape para los neutrones. De esa manera podía registrar cómo aumentaba la fisión, sin que la reacción en cadena llegara al punto crítico.

Los Álamos

Los Álamos National Laboratory
En medio del domo de berilio estaba el “núcleo del demonio”.

Todo iba bien, pero ocurrió lo único que no debía ocurrir.

A Stolin se le resbaló el destornillador y el domo se cerró por completo.

Fue solo un instante, pero bastó para que el núcleo llegara al punto crítico y liberara una corriente de neutrones que produjeron un intenso brillo azul.

“El flash azul fue claramente visible en toda la sala, a pesar de que estaba bien iluminada”, escribió en un reporte Raemer Schreiber, uno de los físicos que estaba viendo el experimento.

“El flash no duró más de unas décimas de segundo”.

Los Álamos

Los Álamos National Laboratory
Esta es una recreación del experimento en el que Stolin usaba un destornillador para impedir que el núcleo quedara totalmente cubierto.

Stolin reaccionó rápido y destapó el domo, pero ya era tarde: había recibido una dosis letal de radiación.

Nueve meses antes, él mismo había acompañado a su colega Daghlian durante sus últimos días de vida, y tenía claro que un destino similar le esperaba.

“Bueno, eso es todo”, fueron las primeras palabras que dijo, en todo resignado, después de que se le resbalara el destornillador, según lo recuerda Schreiber en su reporte, citado por Dockrill en Science Alert.

Las estimaciones indican que Stolin recibió en su cuerpo 2.100 rem de neutrones, rayos gamma y rayos x.

Su agonía duró nueve días.

En ese periodo sufrió náuseas, dolor abdominal, pérdida de peso y “confusión mental”, según lo describe Wellerstein en un reportaje de la revista The New Yorker.

Finalmente murió a los 35 años en el mismo cuarto del hospital en el que había muerto su colega Daghlian.

Irónicamente, apunta Wellerstein, Stolin estaba haciendo el procedimiento para que sus colegas aprendieran la técnica en caso de que él no estuviera presente.

bomba nuclear

Los Álamos National Laboratory
Las bombas nucleares son las armas más destructivas y mortales que se hayan creado.

El fin de la maldición

Los accidentes de Daghlian y Stolin sirvieron para que se fortalecieran las medidas de seguridad en los procedimientos con material radioactivo.

A partir de entonces, este tipo de ejercicios comenzaron a maniobrarse de manera remota, a una distancia de unos 200 metros entre el personal y el material radioactivo.

“Sus muertes ayudaron a incitar una nueva era de medidas de salud y seguridad”, dice el portal de Atomic Heritage Foundation.

Según los archivos de Los Álamos, el “núcleo del demonio” fue derretido en el verano de 1946 y se utilizó para fabricar una nueva arma.

“En realidad el núcleo del demonio no era demoníaco“, dice Dockrill.

“Si hay una presencia maligna aquí, no es el núcleo, sino el hecho de que los humanos se apresuraron a fabricar estas terribles armas”, sentencia el periodista.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6kQ0oCfV43I

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.