Los nueve momentos que marcaron a Londres 2012
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los nueve momentos que marcaron a Londres 2012

13 de agosto, 2012
Comparte

Unos Juegos Olímpicos son miles de momentos, de impresiones, de imágenes, de postales.

BBC Mundo elige esos instantes de Londres 2012 que reflejan hazañas personales, logros de un país, avances de un grupo, escándalos de otro.

Usain Bolt

Con su formidable hazaña de ganar por segunda vez en juegos consecutivos los 100 y 200 metros planos y el relevo de 4×100, Usain Bolt confirmó una vez más su condición de héroe del Olimpismo, con un impacto popular sin precedentes.

Los anales deportivos rebosan de ganadores, pero la memoria colectiva se empecina en recordar las proezas de unos pocos. Bolt es uno de ellos, tal vez el más perdurable, debido al énfasis que la televisión global da a su histrionismo.

Su personalidad desafiante, pintoresca, arrolladora, trasciende nacionalidades. Este es un factor importante de su atractivo, pero ahora, tras la consagración definitiva, cabe preguntarse cual será el futuro de su leyenda, porque su actitud y sus declaraciones permiten suponer que ya no lo veremos en su cenit.

 Las mujeres

Estos han sido los juegos de las mujeres. A veces se tuvo la impresión de que los hombres estaban acompañando, como esos guapos desabridos que algunas mujeres espléndidas llevan a los bailes como escoltas, sin compromiso.

Han desaparecido, ojalá que para siempre, las barreras que algunos países interponían a la participación femenina. La figura simbólica en estos juegos fue la saudita Sarah Attar, cuya participación en los 800m ha pasado ya a los anales del atletismo internacional, aunque sería ingenuo suponer que la completa emancipación de la mujer en todo el mundo se ha hecho realidad.

Aparte de este logro más o menos simbólico, las mujeres han tenido una participación crucial, teniendo en cuenta que llaman menos la atención que los hombres en el deporte moderno, que es sirviente del espectáculo: a menos atención, menos cobertura periodística, financiación y alicientes para mejorar.

La mejor atleta de los Juegos fue probablemente la británica Jessica Ennis, ganadora del heptatlón, una formidable colección de 100m vallas, salto en alto, lanzamiento de peso, 200 metros, salto en largo, jabalina y 800 metros.

Pero también hay que mencionar a Ye Shewin, la nadadora china de 16 años que ganó los 400 y 200 metros estilos individual. Su récord mundial en los 400m y su remate de los últimos 50 metros, más rápido que Ryan Lochte en la prueba equivalente de varones, desató una tormenta de suposiciones y reproches que encendieron los juegos con su primera gran polémica.

La reina con James Bond

La ceremonia de apertura de los juegos fue una cabalgata innovadora por la historia y la cultura de Gran Bretaña, con toques típicos de humor y excentricidad.

El director Danny Boyle se arriesgó a combinar la seriedad institucional con el humor, cuando el cómico Rowan Atkinson, en su carácter de Mr. Bean, “robó cámara” a la Orquesta Sinfónica de Londres en Carrozas de Fuego.

Pero el episodio más audaz fue el protagonizado por la Reina Elizabeth II, que accedió a ser filmada recibiendo al agente secreto James Bond (el actor Daniel Craig) y acompañándolo luego en un helicóptero para lanzarse finalmente en paracaídas sobre el estadio. (Esto último obviamente un truco con un doble.)

Michael Phelps

El hecho de que el nadador Michael Phelps no haya estado a la altura incomparable de Pekín 2008 no menoscaba su logro en 2012, al completar una carrera incomparable, ganando en cuatro Juegos Olímpicos nada menos que 22 medallas, 18 de ellas de oro, un récord que tal vez no sea superado.

En Londres, Phelps, el pobre Phelps, “sólo” ganó cuatro oros y dos platas, siendo superado por su compatriota Ryan Lochte en una de sus pruebas preferidas, los 400metros estilos, distancia en la que todavía tiene el récord.

El carácter y los logros de Bolt han oscurecido un tanto la imagen de Phelps en el reconocimiento popular, pero los verdaderos aficionados están boquiabiertos: 39 récords mundiales (29 de ellos individuales), ocho oros en los Juegos de 2008… todas las cifras de Phelps son asombrosas.

Team GB

Así, “Team GB”, se identifica al equipo británico en estos Juegos, en los que su cosecha de medallas -29 oros, 17 platas, 19 bronces- en trece deportes diferentes (la mayor diversidad, luego de Estados Unidos), lo ha colocado en el tercer puesto, por encima incluso de Rusia, una gran potencia olímpica.

Esta hazaña se debe en parte al hecho de ser local, pero también a la probada receta de trabajar mucho, con mucha anticipación, para identificar y entrenar a los atletas justos en cada deporte.

Los británicos han puesto a sus científicos a trabajar en la selección de los atletas más aptos, algo que no es un secreto en el ámbito deportivo pero que requiere la necesaria voluntad política y mucho dinero para programas que “no se ven”… hasta que llegan las medallas.

Hace tiempo que Gran Bretaña avanza gracias a la modernización de su enfoque: tras el relativamente pobre rendimiento de 9 oros (30 medallas en total) de Atenas 2004, cuando el país quedó décimo en el medallero, se pasó a 19 oros (47 en total) y el cuarto lugar en Pekín 2008.

Queda por verse hasta qué punto los recortes en la financiación, para muchos inevitables, afectará negativamente el rendimiento en Rio de Janeiro 2016.

Colombia

Ha sido notable el progreso de Colombia en el ámbito olímpico: en Londres 2012 obtuvo ocho medallas, mientras que su mejor rendimiento anterior había sido de sólo tres, en Munich 1972.

Arturo Wallace señaló en BBC Mundo que el país andino puede presumir además de haber obtenido sus preseas en varias competiciones diferentes: ciclismo, levantamiento de pesas, judo, triple salto, taekwondo y lucha libre.

Solamente Cuba y Brasil, dos potencias deportivas acreditadas, quedaron por delante de Colombia en el ámbito latinoamericano.

Los comentaristas colombianos coinciden en que el proceso se aceleró a partir de la actuación inspiradora de María Isabel Urrutia en los Juegos de Sídney 2000, donde ganó el oro en el levantamiento de pesas categoría de 75kg.

Andrés Botero, director de Coldeportes, reconoce el ejemplo de Urrutia y destaca la importancia de una mayor inversión del Estado: “Hemos ido mejorando en todas las etapas del ciclo olímpico, tanto juegos bolivarianos, centroamericanos, suramericanos, panamericanos y olímpicos, hasta llegar a tener a 104 atletas clasificados para estos juegos”, dijo a BBC Mundo.

El escándalo del Badminton

 

La descalificación de cuatro parejas femeninas de bádminton, dos surcoreanas, una china y una indonesia, por no esforzarse para ganar los dos partidos en los que participaban y así asegurarse cruces más convenientes en la siguiente llave de la competición, dejó un sabor amargo por diversas razones.

En primer lugar, fue evidente la violación del espíritu olímpico, pero el caso también dejó al descubierto una buena dosis de hipocresía, ya que la práctica de no esforzarse en ciertos partidos, cuando no son eliminatorios, es bastante frecuente y no provoca más que algunas tibias protestas de los perjudicados, que no pasan a mayores entre la indiferencia general.

Los casos del bádminton fueron flagrantes, ya que las cuatro parejas compitieron en su esfuerzo para perder, pero normalmente es casi imposible probar la falta de espíritu deportivo.

Un caso controvertido en estos juegos fue la caída del poderoso equipo de baloncesto de España ante Brasil, que le permitió pasar a una llave más favorable, esquivando a Estados Unidos en semifinales.

Esto provocó indignación en Francia, cuyo equipo debió enfrentar a España en cuartos: Le Figaró acusa al equipo español de violar la Carta Olímpica.

El periodismo español, a su vez, acusó de hipocresía a los franceses, que en el Campeonato Europeo de Baloncesto habrían procedido en forma semejante.

Rudisha y Farah

El brillo de Bolt y Phelps no logró oscurecer los logros de otros dos gigantes del atletismo: el keniata David Rudisha, oro en los 800 metros, y el británico de origen somalí Mohammed Farah, oro en 5.000 y 10.000 metros.

Rudisha ganó de punta a punta su especialidad, asombrando por la forma en que lo consiguió: corriendo al frente desde la partida, haciendo las veces de su propia liebre para rematar con un récord mundial de 1m40,91s.

La carrera fue de tanta calidad que todos los finalistas (sí, hasta el último de ellos) habría ganado el oro en los Juegos de Pekín 2008.

Esto no provocó suspicacias porque, a diferencia de la nadadora china Ye Shewin, el brillo de Rudisha era bien conocido antes de esta carrera… y él fue la liebre de todos los demás.

El británico Mo Farah interrumpió la seguidilla de triunfos de atletas keniatas y etíopes en los 10.000 y 5.000 metros. Sus genes son somalíes (de la misma región de El Cuerno de África) y su entrenamiento estadounidense, ya que lo terminó de formar en Oregon el cubanoamericano Alberto Salazar.

El oro de México en futbol

Casi todos hablan de “sorpresa”, pero no lo fue para BBC Mundo: antes del partido dijimos que nadie debía asombrarse si el oro era de México, “porque es uno de los pocos países que cuando juega con Brasil no se apichona de entrada, que sale con ganas de ganar.” Agregamos que si México abría el tanteador tenía una buena probabilidad de ganar el título.

La lección (como si hiciera falta) es que en el fútbol internacional ya no hay equipos que ganen los partidos antes de jugarlos, como también quedó demostrado con los estrepitosos fracasos de España y Uruguay.

Esto fortalecerá aun más la fe de los mexicanos en sus propias fuerzas, dándoles un impulso para seguir buscando su verdadero nivel en el fútbol internacional, un proceso demorado por la debilidad relativa de su confederación internacional, la Concacaf.

En cuanto a Brasil, queda por verse si la “humillación” (así lo viven los brasileños) tiene efectos negativos o positivos en su preparación para el Mundial de 2014, justo cuando sus principales rivales parecen más fuertes.

Y para colmo, además de España, Argentina, Uruguay, Alemania, Italia, Portugal, Holanda y Francia, ahora también habrá que anotar a México entre los adversarios peligrosos que puedan dar un “Maracanazo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: 6 efectos de la catástrofe generacional en la educación en América Latina

En BBC Mundo te presentamos algunos de los efectos y soluciones de emergencia que se han implementado en varios países.
19 de septiembre, 2020
Comparte

Es tan alto el riesgo de contagio al reabrir las escuelas, que en muchos países de América Latina y otras partes del mundo, el sistema educativo tuvo que moverse de la noche a la mañana hacia las clases virtuales.

Pero en las zonas rurales más apartadas o los barrios vulnerables con poca conectividad, las clases online son prácticamente imposibles.

Es ahí, en medio de la emergencia, cuando los maestros reparten guías de trabajo puerta a puerta o dejan los deberes a través de una llamada telefónica.

Sin embargo, hay zonas donde la covid-19 se ha propagado con tanta fuerza que ni siquiera los profesores pueden acercarse a las casas. Y como muchas familias que viven en el campo no tienen teléfono, se ha perdido el contacto.

“Hay niños que se quedaron sin aprender a leer ni escribir”, le dice a BBC Mundo Wilson León, profesor boliviano de primaria en Loman, Chuquisaca, una zona agrícola y ganadera con mínimo acceso a internet.

Wilson León

Wilson León
“Hay niños que se quedaron sin aprender a leer ni escribir”, le dice a BBC Mundo Wilson León, profesor boliviano.

Una de las cosas que más le preocupa es la incertidumbre sobre el futuro de los estudiantes y la imposibilidad de llegar a ellos.

“Donde viven mis alumnos no hay señal de internet”, cuenta León, quien solía caminar durante horas para llevar material educativo casa por casa, algo que ya no puede hacer.

Primero porque en su distrito se han disparado los contagios. Y segundo, porque el gobierno de Bolivia anunció en agosto el cierre anticipado del año escolar, por la falta de condiciones para garantizar el acceso a la educación virtual.

Como resultado, los alumnos fueron promovidos automáticamente al curso siguiente, con un vacío de conocimiento que probablemente será difícil de recuperar.

En América Latina la pandemia de coronavirus provocó el cierre temporal de miles de colegios, afectando a 160 millones de estudiantes, según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La conectividad debería ser un derecho humano“, argumenta Claudia Uribe, directora de Educación para América Latina de la organización, en diálogo con BBC Mundo.

Pero mientras eso no ocurra, la región está expuesta a “enfrentar una catástrofe generacional” en educación, advierte.

Niñas mexicana estudiando en casa

Getty Images
En América Latina la pandemia de coronavirus provocó el cierre temporal de miles de colegios, afectando a 160 millones de estudiantes.

De hecho, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), calcula que cerca del 20% de la población latinoamericana no tiene acceso adecuado a internet móvil.

Y si no están conectados, la posibilidad de que las familias con hijos sigan las clases, es bastante baja.

Estos son seis efectos que ha provocado la pandemia a nivel educacional:

1. Interrupción del aprendizaje

El efecto más evidente del cierre de escuelas es la interrupción del aprendizaje. Aunque es un problema en todos los niveles educacionales, quienes más lo sufren son los pequeños que están iniciando el ciclo escolar y aquellos a punto de egresar.

Los más pequeños porque, si no adquieren las destrezas básicas como leer y escribir o sumar y restar, se enfrentan a un déficit esencial para avanzar hacia los cursos superiores.

Y los más grandes porque se hacen más difíciles sus perspectivas de ingreso a la educación superior o al mundo laboral.

2. Falta de alimentación

Gran parte de las escuelas públicas en Latinoamérica reparten alimentación gratuita a los niños que no tienen los recursos económicos para financiar el desayuno y el almuerzo.

3. Familias sin preparación para enseñar

Ya sea que los niños se conecten virtualmente o que reciban guías de trabajo en papel, muchos padres no están preparados para responder preguntas y para asistir todo el proceso de enseñanza.

Niño frente a computador en México

Getty Images
Las familias han tenido que adaptarse a las duras condiciones que imponen los confinamientos y en muchas ocasiones no tienen los conocimientos necesarios para apoyar a los estudiantes de primaria.

Durante la pandemia les ha caído esta gran responsabilidad que habitualmente se suma a las responsabilidades laborales.

4. Desigualdad en el acceso a las clases digitales

En muchas zonas de la región no hay señal de internet y la posibilidad de que algún día llegue es bastante remota.

Hay países en África donde empresas como Google han invertido en planes piloto como el envío de señal a través de globos aerostáticos, pero son iniciativas muy complejas de replicar a una escala más masiva, como le explica a BBC Mundo Valtencir Mendes, especialista en programas de educación e innovación de la Unesco.

“Es difícil implementar esas alternativas porque el costo es muy alto”, apunta.

Estudiantes en México

Getty Images
Cerca del 20% de la población latinoamericana no tiene acceso adecuado a internet móvil.

También hay casas donde sí tienen acceso a internet -a través de la compra de minutos de conexión- pero es un acceso limitado.

Hay padres que me dicen que tienen que elegir entre comprar minutos o comprar comida”, dice una profesora chilena que se enfrenta a este tipo de problemas trabajando en zonas vulnerables de Santiago.

Los expertos coinciden en que, si bien la brecha digital siempre ha existido, la pandemia ha puesto en evidencia las huellas que deja la desigualdad en el acceso tecnológico.

5. Aumento del abandono escolar

Aunque aún no hay cifras sobre el abandono escolar en Latinoamérica durante la pandemia, fuentes consultadas por BBC Mundo en escuelas y organizaciones que trabajan en barrios pobres o zonas alejadas, dicen que hay estudiantes que abandonaron las clases en los últimos meses a raíz de la pandemia.

Niña estudiando

Dalia Dávila
Aún no hay estadísticas regionales, pero los expertos estiman que durante la pandemia aumentará la tasa de abandono escolar.

“El mayor problema es que algunos de esos estudiantes no van a regresar”, dice Uribe, porque algunos se integran directamente al mercado laboral o las niñas se quedan en la casa ayudando a cuidar a los familiares que necesitan asistencia.

6. Violencia doméstica y embarazos prematuros

“Esta crisis ha afectado más a las niñas”, comenta Mendes, porque al permanecer en la casa quedan expuestas a situaciones de abusos o porque simplemente quedan relegadas a las labores del hogar.

La cara más dramática de esta situación es que han aumentado los embarazos prematuros y en algunos países, los matrimonios forzados.

“La mayoría de esas niñas no va a volver al sistema educativo”, agrega, y su vida cambiará para siempre.


Dado que el cierre de escuelas es una situación tan grave, han surgido algunas iniciativas de emergencia que tratan de mitigar en parte los efectos del cierre de las escuelas por parte de gobiernos, empresas o la propia comunidad.

1. Un modelo “modelo híbrido” durante la pandemia

En muchos países de la región, incluidos Brasil y México, los gobiernos centrales y locales han puesto en marcha programas de educación a través de la televisión y la radio, pensando precisamente en las familias sin acceso a internet.

Sin embargo, expertos como Mendes de la Unesco, aseguran que los estudios han demostrado que las clases por televisión son una buena opción si van acompañadas de material impreso, tutorías por teléfono, o algún tipo de seguimiento a los alumnos.

Si son clases por televisión sin ningún otro complemento, no generan buenos resultados.

“Los más efectivos son los modelos híbridos”, plantea Mendes, y cita como ejemplo el plan que se está implementando en Sao Paulo, Brasil, donde combinan clases por televisión, recursos online y contenidos en papel.

Materiales escolares en una mesa

Getty Images
Expertos en educación recomiendan la aplicación de modelos híbridos de educación para enfrentar la emergencia.

Las clases en Sao Paulo se interrumpieron a mediados de marzo con el cierre de 5.400 escuelas y en septiembre han comenzado a reabrir sus puertas solo algunos establecimientos.

“Creamos una aplicación para celulares, negociada con operadores telefónicos, para ofrecer internet gratuito a los estudiantes más pobres y transmitimos clases en dos canales de televisión”, le explica a BBC Mundo Rossieli Soares da Silva , secretario de Educación del estado de Sao Paulo.

Y en México, desde fines de agosto los estudiantes comenzaron a tener clases por televisión tras un acuerdo del gobierno con las televisoras para impartir contenidos a distancia, dado que solo el 56% de los hogares tiene acceso a internet, según cifras oficiales.

Las autoridades esperan producir 4.550 programas de televisión y 640 de radio en español y en lenguas indígenas.

Niña mexicana estudiando en su casa

Getty Images
A fines de agosto el gobierno mexicano decidió impartir clases a través de la televisión.

Sin embargo, sindicatos de maestros han expresado reparos ante la iniciativa, argumentando que el aprendizaje no funciona con la observación de contenidos informativos, sino a través de la interacción con los alumnos.

2. Participación de empresas

Las alianzas entre empresas y gobiernos u organismos internacionales son uno de los caminos más utilizados para aumentar la conectividad. Este año, con la urgencia impuesta por la pandemia, surgieron nuevos proyectos o se expandieron aquellos que ya existían.

Por ejemplo, en Argentina, la empresa Telefónica hizo un acuerdo con el gobierno para dar acceso gratuito a sitios educativos de internet durante la pandemia a familias que no pueden pagar el servicio.

Y en Perú, la misma empresa junto a Facebook, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), crearon “Internet para Todos”, una firma que ofrece servicios a los operadores móviles locales para llegar a zonas remotas.

A escala más pequeña, hay organizaciones que reparten chips, celulares, paquetes con gigas y minutos de conexión, computadores y cualquier herramienta que ayude a mejorar el acceso a internet.

Niñas estudiando

Getty Images
Las alianzas entre empresas y gobierno ha sido esencial para facilitar el acceso a internet en algunas zonas de la región.

Y en las actuales circunstancias, en aquellas zonas donde las familias no tienen ninguna posibilidad de conectarse, hay organizaciones que reparten tinta para las impresoras en colegios, con el fin de que los padres lleven los deberes en papel a la casa.

También hay iniciativas para entrenar a los maestros en habilidades digitales básicas. Es el caso de Unicef y la empresa Tigo-Millicom que han entrenado a cerca de 130.000 docentes en Bolivia y Paraguay.

O lo que está haciendo Technovation Chile, con apoyo de la empresa telefónica Wom y otros fondos internacionales, al distribuir contenidos digitales -que también se pueden descargar e imprimir en papel- en colegios que entregan canastas de alimentos a sus alumnos.

3. Héroes anónimos de las propias comunidades

Aunque existen iniciativas del sector público y privado, lo cierto es que Latinoamérica está lleno de lugares donde los niños quedaron completamente excluidos del sistema escolar.

Mientras sigue propagándose la covid-19, hay ocasiones en que la única alternativa es la ayuda de los vecinos.

Dalia Dávila

Dalia Dávila
La mexicana Dalia Dávila comparte internet desde su tortillería a los niños del barrio.

Vecinos que se consiguen fotocopiadoras para compartir las lecciones, que hacen turnos para compartir los computadores o que se prestan internet.

Incluso hay personas que ayudan a los estudiantes desde su lugar de trabajo.

Eso hace Dalia Dávila, una mexicana de Tlalpan, que comparte el internet de su negocio, “Tortillerías La Abuela”, con los niños del barrio y les facilita un computador portátil, un celular y un televisor.

Para que no estuvieran sentados en el suelo, Dávila convirtió la cajuela de una camioneta en un lugar de aprendizaje. Y lo llamó “El rinconcito de la esperanza”.

Dalia Dávila

Dalia Dávila
Dávila comenzó habilitando la cajuela de una camioneta para que los niños del sector pudieran continuar aprendiendo.

Tanto éxito tuvo su iniciativa, que llegaron personas a ofrecer ayuda económica a través de un “apadrinamiento” a los niños y maestros voluntarios que refuerzan los contenidos que se transmiten por televisión.

“Me conseguí otros lugares cercanos a la tortillería donde los niños siguen aprendiendo”, le dice a BBC Mundo. Ahora tengo entre 50 y 60 niños que vienen a buscar ayuda.

“Estoy muy feliz“, dice emocionada. “Quisiera que todos los niños pudieran estudiar”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6hsbyQAQcWw

https://www.youtube.com/watch?v=j5UTs94JcUE&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.