Militar será llevado a juzgado civil por caso Jethro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Militar será llevado a juzgado civil
por caso Jethro

El militar será juzgado por el caso de Jethro Ramsés Sánchez Santana, joven desaparecido en Cuernavaca, Morelos, por elementos de la 24va Zona Militar en mayo de 2011.
9 de agosto, 2012
Comparte

Foto: Cuartoscuro.

Por mayoría de ocho votos a favor y dos en contra, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que un juzgado ordinario del orden civil es el competente para conocer del caso de un delito cometido por un militar contra un civil dentro de las instalaciones militares.

El máximo tribunal del país analizó durante las tres sesiones públicas de esta semana el conflicto competencial 38/2012 que se suscitó entre el Juzgado 5 de Distrito en el Estado de Morelos y el Juzgado 5 Militar, adscrito a la I Región Militar, luego de que ambas instancias rehusaron conocer el caso.

Tras la votación el ministro presidente de la Corte, Juan Silva Meza, levantó la sesión. Se espera que la próxima semana se discuta otro conflicto similar entre un juzgado militar y uno civil, así como 28 amparos en revisión referentes al tema del fuero militar.

El conflicto competencial 38/2012 está relacionado con el caso de Jethro Ramsés Sánchez Santana, joven desaparecido en Cuernavaca, Morelos, por elementos de la 24va Zona Militar en mayo de 2011. El cuerpo de Sánchez Santana apareció meses después en Atlixco, Puebla.

El expediente se refiere a una causa penal instruida contra un coronel de Infantería, en su calidad de encubridor de primera clase, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de violencia contra las personas, causando homicidio calificado.

Según consta en los antecedentes del caso, el 1 de mayo de 2011 un civil (Jethro Ramsés) fue presuntamente torturado por dos tenientes del Ejército Mexicano y al parecer el coronel ordenó que se tirara el cuerpo fuera de las instalaciones militares, en lugar de dar parte del delito cometido.

Los ministros del máximo tribunal resolvieron que sí había conflicto competencial entre los dos juzgados, el ordinario civil y el militar.

Asimismo señalaron que el Juzgado 5 de Distrito en el Estado de Morelos es legalmente competente para conocer de los hechos por los que se sigue la causa penal 523/2011, del índice del Juzgado 5 Militar adscrito a la I Región Militar.

En este caso votaron contra los resolutivos los ministros Salvador Aguirre Anguiano y Margarita Luna Ramos; José Ramón Cossío no compartió que el caso se lo lleve un juzgado federal, al plantear que era de índole del fuero común, pero su voto fue a favor de que se lleve a la esfera civil.

Tras la votación el ministro presidente de la Corte, Juan Silva Meza, levantó la sesión. Se espera que la próxima semana se discuta otro conflicto similar entre un juzgado militar y uno civil, así como 28 amparos en revisión referentes al tema del fuero militar.

El caso de Rosendo Radilla, un parteaguas

En julio de 2011, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que los militares que cometan delitos que violen los derechos humanos de civiles serán juzgados en el fuero común y federal, y no en tribunales militares.

La SCJN emitió este fallo en cumplimiento a una parte de la sentencia dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que condenó al Estado mexicano por la desaparición forzada del activista Rosendo Radilla en 1974.

Con información de Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2021
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.