¿Por qué cuesta tanto el nuevo avión presidencial?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Por qué cuesta tanto el nuevo avión presidencial?

Cuánto mide, cuántos pasajeros puede llevar, cuántos kilómetros puede recorrer sin cargar combustible. Te damos todos los detalles
Por Daniel Casillas @daniel_casijazz
29 de agosto, 2012
Comparte

La posible compra  de un nuevo avión presidencial de más de 9 mil millones de pesos (750 millones de dólares) por parte del gobierno federal  ha causado controversia en las últimas semanas por el alto precio de la aeronave, cuyo mayor atributo es, al parecer, evitar escalas para recargar combustible en viajes largos.

Las cuestiones que más han generado controversia alrededor del que será el nuevo avión presidencial son los argumentos esgrimidos por la Sedena para adquirirlo y el sobreprecio al que sería comprado, debido a que el precio comercial del Boeing 787-8, de acuerdo con la página de la empresa, es de 206.8 millones de dólares,  mientras el proyecto del gobierno plantea adquirirlo a un costo de cerca de más de 667 millones de dólares más aproximadamente 83 millones de dólares de mantenimiento, que dan un total de 750 millones de dólares.

En un inicio, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) justificó su intención de comprar el avión trasatlántico argumentando que respondía al “cumplimiento de un exhorto del Congreso de la Unión” para “renovar la flota aérea a cargo de la Fuerza Aérea Mexicana”.

Sin embargo, en la justificación del Proyecto y Programa de Inversión (PPI), enviada a la Secretaría de  Hacienda el 4 de julio, la Sedena no habla de la petición parlamentaria ni de alternativas, sino de la decisión de adquirir “una aeronave nueva de transporte estratégico con capacidad de realizar vuelos de largo alcance (trasatlánticos) que cumple con los requerimientos y regulaciones de la normativa aeronáutica nacional e internacional”.

Pese a que la Sedena también dijo que la decisión de adquirir el nuevo avión presidencial será tomada por la próxima administración federal, hace unos días trascendió que el gobierno federal aprobó la compra de la aeronave destinada  para las giras internacionales del Presidente de la República, que tendrá un costo de 750 millones de dólares, casi 10 mil millones de pesos.

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, explicó en rueda de prensa que la compra del  nuevo avión presidencial tiene, antes que todo, “características de seguridad nacional”, y que si bien el proceso de adquisición del aparato recaerá en la próxima administración, el trabajo preparatorio, dijo, se ha realizado con “absoluta transparencia y claridad”.

¿Pero cuál es y qué características tiene el avión que se ha convertido en la manzana de la discordia?  Aquí te lo decimos:

Pasajeros

El que podría ser el nuevo avión presidencial es un Boeing 787-8, perteneciente a la línea 787, que, de acuerdo con la empresa fabricante, es una aeronave “supereficiente” que transporta  entre 210 y 250 pasajeros en rutas de entre 14 mil 200 kilómetros y 15 mil 200 kilómetros.

El Boeing 787 transporta entre 210 y 250 pasajeros. Foto: Boeing

Eficiencia en combustible

Una de las características más reconocidas del  Boeing 787 es su eficiencia en cuanto consumo de combustible, que le permite utilizar un 20% menos de combustible que cualquier otro avión de su tamaño en misiones similares.

Turbina del Boeing 787

Velocidad

El avión viaja a una velocidad parecida a la de los actuales aviones de fuselaje ancho más rápidos, es decir Mach 0.85 (912 Km. /h). Lo que permite a las aerolíneas  disponer de más ingresos por carga.

El Boeing 787 alcanza una velocidad Mach 0.85. Foto: Boeing

Dimensiones

El Boeing 787-8 tiene una envergadura de 60.1 metros, una longitud de 56.7 metros, una altura de 16.9 metros y tiene un alcance de entre 7 mil 650 y 8 mil 200 millas náuticas.

El Boeing 787-8 tiene una envergadura de 60.1 metros. Foto: Boeing

Interior

El Boeing 787 cuanta con un sistema de iluminación dinámico, grandes ventanas y una menor altura en la cabina que permite una mejor absorción de oxígeno.

Interior del que será el nuevo avión presidencial. Foto: Boeing

Aerolíneas que lo utilizan

Hasta el momento, el Boeing 787 es utilizado por un total de 46 aerolíneas, entre las que destacan All Nippon Airways, AirCanada, United Airlines, Virgin Atlantic, Saudi Arabian Airlines y Aeroméxico, quien a finales de julio encargó 90 aviones de un pasillo Boeing 787-9.

Algunas de las Aerolíneas que utilizan el Boeing 787. Foto: Boeing

Precio

El precio comercial del Boeing 787-8 es de 193.5 millones de dólares, de acuerdo con la página en internet de la empresa, aunque según el proyecto de la Sedena tendrá un costo de cerca de más de 667 millones de dólares, más alrededor de 83 millones de dólares de mantenimiento, que da un total de 750 millones de dólares.

Precios de los aviones Boeing. Foto: Boeing

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo el COVID-19 provocó un aumento de la demanda cirugías plásticas en algunos países

Más gente está sometiéndose a cirugías plásticas gracias a que pueden trabajar desde casa mientras se recuperan y esconderse detrás de las mascarillas.
11 de julio, 2020
Comparte

Una consecuencia inesperada de los confinamientos y el distanciamiento social que nos ha traído la pandemia de coronavirus lo podemos encontrar en las clínicas de cirugía plástica de algunos países.

Y es que no son pocos los que han decidido someterse a una operación de estética gracias a que se ha extendido el trabajo desde casa y el uso de mascarillas por la pandemia de covid-19.

Es cierto que el virus está cerrando negocios en todo el mundo, pero también que otros han visto aumentar su clientela: y entre ellas algunas clínicas de cirugía estética, eso sí, adoptando medidas sanitarias estrictas como la aplicación de pruebas de covid-19 y la limpieza más frecuente.

Centros en EE.UU., Japón, Corea del Sur y Australia han registrado un incremento de pacientes que buscan tratamientos como rellenos labiales, bótox, estiramientos faciales y rinoplastias.

“Decidí hacerme los procedimientos durante la cuarentena porque me permitía sanar a mi propio ritmo”, dijo a la BBC Aarón Hernández, que se puso rellenos labiales y se eliminó grasa de las mejillas en Los Ángeles.

“Operarse los labios no es algo que los hombres tiendan a hacer, por lo que para algunas personas puede ser algo diferente. Por lo tanto, preferí quedarme en casa y recuperarme por completo y que la gente no supiera qué operación me había hecho una vez que estuviera fuera”, cuenta.

La última vez que se hizo el procedimiento antes de la cuarentena, dijo, tuvo que salir a trabajar en público y sus labios estaban “extremadamente hinchados y magullados”.

Rod J. Rohrich, cirujano plástico de Texas, dijo que estaba atendiendo a muchos más pacientes. “Más de lo normal. Probablemente podríamos operar seis días a la semana si quisiéramos. Es bastante sorprendente”, contó a la BBC.

El cirujano dijo que, por lo general, las personas tendrían que tomar en cuenta el periodo de recuperación en el hogar al considerar la cirugía, pero ahora que muchas trabajan desde su casa, esto no necesita ser considerado.

“De hecho, pueden recuperarse en casa y también pueden usar una mascarilla cuando salen a la calle después de una rinoplastia o una cirugía estética. La gente quiere reanudar su vida normal y parte de eso consiste en verse tan bien como se sienten”, dijo.

Pero no solo EE.UU. está registrando un aumento de pacientes estéticos durante el brote.

Descuentos para los nacionales

Corea del Sur, conocida por su oferta de cirugía estética, fue uno de los primeros países en registrar casos de covid-19.

En lugar de imponer un bloqueo nacional, aplicó un plan de distanciamiento social y alentó a la gente a trabajar desde casa.

Aunque han disminuido los pacientes extranjeros, los locales han seguido yendo a las clínicas cosméticas.

Varias de estas optaron por ofrecerles descuentos.

Posters para cirugía plástica en Seúl.

Getty Images
La cirugía cosmética es increíblemente popular en Corea del Sur.

Un maestro de secundaria de 54 años que se sometió a una cirugía de párpados en febrero le dijo al periódico Joongang Daily que todas las clínicas de cirugía plástica que visitó “estaban llenas”.

El Hospital BK en Seúl le dijo a la BBC que al comienzo de la pandemia, la gente estaba nerviosa, pero que luego comenzaron a ir cada vez más a las clínicas.

“Los pacientes comenzaron a sentirse seguros y cómodos para someterse a una cirugía, a pesar del covid-19. El número de pacientes aumenta continuamente”, dijo el portavoz de BK.

“A pesar del coronavirus, se estima que el número de pacientes aumentará en 50% en comparación con la misma temporada del año pasado”, añadió.

Las consultas de pacientes extranjeros y las que se hacen en línea también han aumentado, dijo el vocero.

Aumento en Japón

Japón no aplicó un cierre oficial, sin embargo, el primer ministro, Shinzo Abe, decretó un estado de emergencia que duró hasta el 31 de mayo y le pidió a la gente que se quedara en casa.

Gente en Tokio con mascarilla.

EPA
Japón decretó un estado de emergencia hasta fines de mayo.

A pesar de esto, las clínicas estéticas también registraron un aumento de pacientes.

El incremento provocó que la Asociación de Medicina Estética de Japón advirtiera que los tratamientos cosméticos “no eran esenciales para muchas personas” y pidiera que se mantuvieran alejadas de las cirugías para “evitar una mayor propagación del virus”.

“Como clínica ambulatoria de cirugía plástica equipada para realizar procedimientos el mismo día, definitivamente hemos visto una afluencia de pacientes que quieren recibir tratamientos durante este período”, dijo Michelle Tajiri, coordinadora de la clínica en Bliss Clinic en Fukuoka, en el sur de Japón.

“Las razones principales son que están fuera del trabajo y el tiempo de inactividad no es un problema, así como el hecho de que todos usan máscaras y, por lo tanto, cualquier procedimiento facial puede disfrazarse fácilmente”, añadió.

Para Hernández, en EE.UU., el brote fue el momento perfecto para someterse a cirugía. “Definitivamente tuve más tiempo para sanar. Pude tomar medicamentos que probablemente no habría podido tomar si hubiera tenido que conducir y pude poner más hielo en el área de mis labios y cara”, contó.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XBfltfjAEZk

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=K3Ul81J5oEU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.