Cárceles latinoamericanas, un viaje al infierno: The Economist
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cárceles latinoamericanas, un viaje al infierno: The Economist

En México, los homicidios en prisión han crecido junto con la expansión del crimen organizado, pues mientras que en 2007 sólo se reportaron 15 casos, en 2011 ascendió a 71, registrando más de 80 en sólo tres meses de 2012.
21 de septiembre, 2012
Comparte

“Un viaje al infierno” fue el calificativo que la revista británica The Economist utilizó para describir las cárceles latinoamericanas, las cuales -afirmó- “lejos de ser lugares seguros de rehabilitación, demasiadas (…) son violentas incubadoras de la delincuencia, a pesar de algunas señales de cambio.” Además de análisis regionales, la revista hizo énfasis en casos específicos como El Salvador, México y Venezuela.

Penal de Culiacán en febrero pasado. Foto: Cuartoscuro.

El 28 de agosto, seis miembros del Concejo Local de Derechos Humanos, una agencia oficial, se aparecieron de sorpresa en la prisión Romeu Gonçalves de Abrantes, en João Pessoa, la capital del estado de Paraíba, en el noreste pobre de Brasil. Dentro de la cárcel encontraron suciedad, sobrepoblación, celdas con prisioneros enfermos, sedientos, algunos incluso con lesiones no tratadas. Los guardias de la cárcel se rehusaron a abrir las puertas del ala de encierro por castigo, la cual olía a vómito y heces. Los visitantes pasaron una cámara por el ducto de aire, la cual regresó con imágenes de reos desnudos saturando el espacio entre barrotes y celdas sin muebles ni luz. Aunque los guardias afirmaron que los presos eran mantenidos en esta forma “temporalmente” debido a un supuesto plan de fuga descubierto, los reos habían estado así por cuatro días. Los custodios demandaron que se entregara la cámara. Cuando los miembros del consejo se rehusaron, los seis visitantes fueron detenidos y fueron encerrados por tres horas hasta que otros funcionarios estatales llegaron a la cárcel y los liberaron.

Tales condiciones son más cercanas a ser la regla que la excepción en las cárceles de América Latina, las cuales, comparadas con otras regiones del mundo, encarcelan a un porcentaje más alto (y creciente) de su población, aunque menos que en Estados Unidos (ver gráficas al final). Sin embargo, pocas prisiones latinoamericanas cumplen con las funciones básicas de castigar y rehabilitar criminales. No sólo los prisioneros frecuentemente son sujetos de tratos brutales en condiciones de sobrepoblación masiva y suciedad extraordinaria, sino que las cárceles de AL muchas veces están bajo el poder de pandillas criminales.

Un resultado ha sido una serie reciente de masacres e incendios en prisiones, algunos causados deliberadamente. En Honduras, un incendio mató a más de 350 internos en la cárcel del pueblo de Comayagua, en febrero pasado. En el mismo mes, en México, tres docenas de prisioneros miembros de Los Zetas asesinaron a 44 internos en la cárcel de Apodaca, Nuevo León antes de escapar, con la colusión de las autoridades.

Operativo en el Cereso de Cieneguillas, Zacatecas, en agosto pasado. Foto: Cuartoscuro.

El mes pasado, al menos 26 prisioneros murieron en una batalla entre pandillas en la prisión de Yare, en Venezuela. Posteriormente, las autoridades decomisaron un pequeño arsenal de los prisioneros, incluyendo rifles de asalto, rifles sniper, metralletas, granadas y dos morteros. Un número similar de reos murió en El Rodeo, otra cárcel venezolana, el año pasado, donde se vio a jefes de pandillas aguantar la presión de tropas regulares por casi un mes.

Un incendio que inició durante una pelea entre los presos de San Miguel, en Santiago, Chile, en diciembre de 2010, quitó la vida a 81 prisioneros y lesionó a 15. Los sobrevivientes afirmaron que un grupo de reos usó un lanzallamas hecho por ellos mismos con una manguera y un recipiente de gasolina, para quemar una barricada de colchones levantada por el grupo rival en sus celdas. San Miguel no era una prisión de alta seguridad y las víctimas del peor incendio carcelario de la historia en Chile tenían condenas de hasta cinco años, por crímenes como piratería y robos menores.

Casi tan letal como San Miguel, aunque menos atractivo para los medios, es la tragedia cotidiana de asesinatos en las cárceles de toda la región. En Venezuela, bajo el gobierno de Hugo Chávez, un socialista, más de 400 internos fueron asesinados cada año entre 2004 y 2008. Para el año pasado, la cifra aumentó a 500 y parece que rebasará los 600 en 2012 (de una población carcelaria de 45 mil), de acuerdo con el Observatorio de Prisiones, un regulador local independiente. En otras palabras, un venezolano tiene 20 veces más posibilidades de morir en las cárceles que en libertad, a pesar del crecimiento en la tasa de asesinatos total del país en la década anterior. Aún los titulares de las prisiones no quedan inmunes, pues dos han muerto este año.

En México, los homicidios en prisión han crecido junto con la expansión del crimen organizado, pues mientras que en 2007 sólo se reportaron 15 casos, en 2011 ascendió a 71, registrando más de 80 en sólo tres meses de 2012, de acuerdo con el investigador Eduardo Guerrero, experto en seguridad.

Vista aérea del Cereso de Piedras Negras, Coahuila, de dónde se fugaron más de 130 reos el 17 de septiembre pasado. Foto: Cuartoscuro.

Cárceles, territorio de bandas

La razón principal para la violencia es que muchas cárceles están en la práctica bajo el control de las bandas o pandillas de internos, los cuales las usan como refugios donde pueden organizar más crímenes a su salida. Muchas muertes son consecuencia de choques entre pandillas rivales por el lucrativo negocio de extorsionar a los internos y traficar drogas o armas al interior de la prisión. Un prisionero paga por todo lo necesario en el interior, incluyendo un lugar para dormir e incluso el derecho a vivir. En las cárceles de El Salvador un chip de celular vale alrededor de 250 dólares, afirmó a The Economist Miguel Ángel Rogel Montenegro, un activista de derechos humanos.

En Venezuela, las únicas funciones de los custodios son un conteo diario de los internos, la seguridad del perímetro y transferir a los internos a la Corte. Los familiares son sometidos a revisiones al desnudo para poder hacer una visita, mientras que no es un secreto que las pistolas, drogas, celulares y otros artículos que están disponibles en el interior son traficadas por la guardia nacional, la responsable del perímetro de seguridad, afirmó la revista británica.

En México, los prisioneros hacen lo que gustan en las cárceles administradas por las entidades, afirmó The Economist. El año pasado, la policía hizo una redada en una prisión en Acapulco y encontró 100 gallos de pelea, 19 prostitutas y dos pavo reales. Unos mese antes, internos en una cárcel de Sonora fueron encontrados administrando rifas en torno a una celda de lujo que habían equipado con aire acondicionado y un DVD. En 2010, se hizo público que los custodios de una prisión de Durango habían permitido que prisioneros salieran en las noches a cometer asesinatos a sueldo.

Las fugas en las prisiones se han vuelto cada vez más comunes en México. El 17 de septiembre, más de 130 reclusos se fugaron de la cárcel de Piedras Negras, cerca de la frontera con Estados Unidos. En otro caso latinoamericano, este mismo mes, el líder de una pandilla desapareció de la cárcel de Tocorón en Venezuela, donde en total, unos 100 delincuentes han escapado en meses recientes.

La singularidad de Brasil es que el origen de la pandilla más poderosa del país, el Primeriro Comando da Capital (PCC), está principalmente dentro del sistema de cárceles. El PCC se fundó en la cárcel de Taubaté, en Sao Paulo, en 1993, para pelear por los derechos de los prisioneros y vengar la masacre de 100 internos por la policía, en la cárcel de Carandiru el año anterior. Desde entonces, el PCC se ha movido más allá de los muros de las cárceles entre la extorsión, venta de droga prostitución y asesinatos. En 2006, hubo un golpe para el gobierno después de un intento de endurecimiento en la materia: los líderes de las pandillas coordinaron motines en 73 de las 144 cárceles, mientras ordenaban asaltos bancarios y la quema de camiones, en un caos que quitó la vida a muchas personas, muchas de ellas a manos dela policía, de acuerdo con The Economist.

El PCC ahora controla la mayoría de las cárceles de São Paulo (aunque otros estados de Brasil tienen sus propias pandillas) con una política de no hablar con los custodios, a quienes llaman “alemanes”, queriendo decir “nazis.” Marcos Fuchs, abogado de un grupo de derechos humanos en São Paulo, quien ha conocido de cerca las prisiones desde 2004, afirmó a la publicación británica que no habla con internos sin que un líder de pandilla esté presente. De lo contrario, el interno se arriesga al llamado “Gatorade”, el cual contiene cocaína, viagra y agua, el cual se les da a los reos en amplias cantidades hasta inducir un paro cardiaco.

Después del control de las pandillas, la revista The Economist consideró que los principales problemas de las cárceles latinoamericanas son la sobrepoblación y, por lo tanto, las condiciones inhumanas. Las cárceles de Brasil, por ejemplo, mantienen a 515 mil internos, la cuarta población carcelaria en el mundo, sólo después de EU, China y Rusia (México es el séptimo lugar, ver gráficas al final), mientras que está alrededor de 66% más de la capacidad oficial. En 1990 tenía sólo 90 mil prisioneros. Fuchs ha visto celdas para ocho personas con 48 reos, casos de gangrena y tuberculosis sin tratamiento y reos en celdas metálicas sin ventilación bajo el ardiente sol. Un informe legislativo sobre condiciones de las cárceles, publicado en 2009, documentó golpizas rutinarias y tortura por parte de los guardias, comida sucia e inadecuada, así como prisioneros encerrados sin luz por meses.

Después de duplicar su población carcelaria en menos de una década, El Salvador llegó a una sobrepoblación tres veces por encima de la capacidad oficial y tiene hoy las cárceles más sobrepobladas de América Latina, sólo detrás de Haití. La vida al interior es un “viaje al infierno”, afirmó David Blanchard, un cura católico en San Salvador. Él describe el intolerable calor y humedad. La iglesia lleva misiones mensuales a las cárceles con pasta de dientes, shampoo alimentos básicos y reportaron que las tormentas del año pasado llevaron a un brote de sarna en las cárceles.

Aquí, una serie de comparativos internacionales en estadísticas carcelarias (pasa el cursor sobre las tablas para obtener datos por país):

Comparación entre 23 países significativos en el indicador “reos por cada 100 mil habitantes.”

El crecimiento en la tasa de encarcelamiento en las últimas dos décadas. EU y Reino Unido Vs América Latina:

Comparativo internacional de 23 países significativos en ocupación carcelaria (# de reos/capacidad oficial de penales):

México, la séptima población carcelaria del mundo, con 237 mil 580 reos:

Gráficos y traducción: Omar Granados (@ogranados1)

(Consulta aquí la base de datos completa en Spreadsheet de Google Docs)

Fuente: International Centre for Prison Studies (ICPS)

The Economist*

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 países que reabrieron tras la cuarentena y ahora registran un elevado aumento de COVID-19

Al menos cinco países en América y Medio Oriente que reabrieron su vida social tras los confinamientos están registrando un aumento de contagios de coronavirus. La OMS ha advertido que adelantar los tiempos puede ser muy peligroso.
13 de junio, 2020
Comparte

Mientras en el resto de América la pandemia de covid-19 iba en acelerado crecimiento, Costa Rica destacaba en abril por ser uno de los países que mejor frente le había hecho a los contagios.

El número de nuevos casos confirmados se redujo constantemente ese mes, hasta llegar a casi cero a comienzos de mayo, con un escaso número de fallecimientos.

Sin embargo, las cosas comenzaron a cambiar en la segunda mitad de mayo hasta casi duplicarse el número de nuevos casos, de 800 hasta 1.500 en menos de 30 días.

El ministro de Salud, Daniel Salas, reconoció esta semana que el país atraviesa por la “segunda ola” de contagios, la cual llega durante la tercera fase de reapertura de la vida social y comercial.

Una fila para recolección de alimentos en San José

Reuters
La distancia social en algunos sitios comenzó a perderse en Costa Rica luego de la reapertura.

Aunque los casos en Costa Rica son considerablemente menores en número a los de otros países, existe un nuevo incremento en el número de nuevos contagios de covid-19 en varios países o regiones donde ha habido un relajamiento de las restricciones sanitarias.

Los más grandes han sido detectados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en América y Medio Oriente, indicó el organismo a BBC Mundo.

Todo mientras en el mundo hay nuevos récords de contagios. El más alto hasta ahora es de 140.000 el 7 de junio, pero la OMS informó que este mes han superado los 100.000 casi a diario en un lapso de 10 días.

Tedros Adhanom Ghebreyesus

AFP
El director general de la OMS señaló que América Latina está en niveles altos de contagio de covid-19.

“Más de seis meses después de esta pandemia, este no es el momento para que ningún país se relaje“, alertó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el pasado lunes.

Pero varios países es lo que han hecho desde hace varias semanas para incentivar la recuperación económica.

La situación en Costa Rica

La OMS ha ubicado la situación más grave de la pandemia en los países de América Latina, donde muchas naciones están recién llegando a la punta de contagios del virus surgido en 2019 en China.

“Si bien la curva continúa disminuyendo en Europa, a nivel mundial la situación está empeorando y es especialmente preocupante en Centro y Sudamérica, donde muchos países están viendo epidemias aceleradas”, explicó a BBC Mundo Tarik Jašarević, portavoz de la OMS.

No obstante, Costa Rica ha sido un caso especial.

Personas hacen fila en Costa Rica

AFP
Las prácticas de distanciamientos social fueron acatadas por los costarricenses durante los meses pasados.

El país centroamericano fue el primero que vio una reducción considerable de casos confirmados de covid-19 hasta casi cero, y el primero en iniciar el proceso de levantar la cuarentena.

Pero un análisis de los registros a partir del 20 de mayo muestra un crecimiento sostenido, lo que llevó al ministro de Salud, Salas, a advertir que el país ya pasa por un nuevo periodo de contagio.

Casos en Costa Rica

BBC

“En estos momentos estamos en la segunda ola pandémica (…) Tiene características diferentes a la primera. Estamos teniendo una focalización importante en trabajadores del sector agrícola, empresas empacadoras y con riesgo en el sector de la construcción”, dijo Salas el lunes.

El doctor Luis Villalobos, especialista en salud pública, dice a BBC Mundo que ha habido un “brote explosivo” en la región norte del país, en especial en zonas agrícolas donde se emplean a trabajadores migrantes de la vecina Nicaragua, donde no ha habido cuarentena.

“Esta población pobre, que es víctima social de la falta de oportunidades de trabajo en su país y recurre a la movilidad autorizada o no regularizada hacia Costa Rica, ha sufrido las consecuencias de su propia condición de vulnerabilidad”, dice Villalobos.

Un chequeo médico en Costa Rica

AFP
Las autoridades están tratando de incrementar los controles sanitarios en la frontera con Nicaragua.

Los esfuerzos por crear albergues adecuados para evitar los contagios no han sido suficientes para evitar el nuevo brote.

A pesar del nuevo brote, los 322 casos por cada millón de habitantes ponen a Costa Rica en la mitad inferior de la escala mundial de contagios. Y el país solo registra 12 muertes hasta este viernes.

EE.UU. se abre con nuevos récords

Los gobiernos estatales en EE.UU., el país con más casos y muertes del mundo desde finales de marzo, han eliminado casi todas las restricciones a sus habitantes desde distintos momentos de mayo.

Mientras la grave situación del país parecía estar controlada, o en descenso como el caso de Nueva York, muchos estadounidenses volvieron a las actividades públicas bajo recomendaciones como el distanciamiento social que muchos no siguen.

Una playa en California

EPA
Las playas en California lucieron llenas el fin de semana de “Memorial Day”.

Pero un fin de semana en particular ha sido identificado por los expertos como el detonante de un pronunciado aumento de casos en los últimos días: la celebración del “Memorial Day” del 25 de mayo.

Los grandes repuntes de contagios en Arizona, California, Florida y Texas, principalmente, se han dado dos semanas después de ese fin de semana largo, el tiempo en el que el virus genera síntomas en las personas contagiadas.

Esos estados sufren más ahora que en los meses pasados, donde el epicentro estaba en Nueva York, Nueva Jersey, California, Washington o Luisiana.

Casos de covid-19 registrados en estados de EE.UU.. . .

A pesar de los repuntes en estos estados ahora, varios de los cuales son los más poblados del país, los gobiernos estatales y el federal siguen con los planes de reapertura en marcha.

Otro aspecto vinculado a los aumentos han sido las protestas contra el racismo a raíz de la muerte del afroestadounidense George Floyd bajo custodia policial el 25 de mayo.

Sobre si EE.UU. puede ver una “segunda ola” de contagios generalizada, la doctora Elaine Nsoesie, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston, explica a BBC Mundo que es cuestión de esperar más tiempo.

Un paseo marítimo en California

AFP
La reapertura en California llevó a cientos de personas a congregarse en lugares como las playas.

“La epidemia de covid-19 difiere según la región. Entonces, una segunda ola en un país o estado podría verse diferente de la de otro (…) Estaría indicada por un pico en los casos después de un período de disminución constante tras el pico inicial”, explica.

Estados como Arizona o California ya ven ese nuevo brote en marcha.

El gran repunte en Medio Oriente

La OMS indicó a BBC Mundo que tres países de Medio Oriente -Arabia Saudita, Irán y Pakistán- están entre las naciones “especialmente preocupantes” por el repunte de casos.

En la nación saudí, el primer caso fue registrado el 2 de marzo y comenzó a relajar las medidas de confinamiento a mediados de mayo, indicaron agencias locales citadas por BBC Monitoring.

Casos de covid-19 registrados en Arabia Saudita y Pakistán. . .

La curva de contagios había caído en mayo, lo que permitió al reino aligerar las medidas restrictivas. Pero los primeros días de junio han superado ampliamente los nuevos contagios y muertes de los meses previos.

La situación en Pakistán ha sido igual de alarmante, al pasar de 70.000 a 125.000 casos tan solo en junio. El primer ministro Imran Khan ha criticado repetidamente las medidas de confinamiento que considera perjudiciales para la economía.

En tanto, Irán fue uno de los primeros en tener un brote masivo después de China y Corea del Sur a principios de año. La curva de contagios iba a la baja en abril y mayo, pero nuevamente se dio un repunte.

Casos en Irán

BBC

Los más de 3.500 nuevos casos confirmados el 5 de junio es el nuevo récord que superó al de marzo.

El gobierno de Hasán Rohaní permitió la reapertura de mercados y bazares el 20 de abril, las mezquitas el 12 de mayo y los cafés y restaurantes el 26 del mes pasado.

El ministro de Salud, Saeed Namaki, criticó a la gente que ignoraba las reglas de distanciamiento social: “La gente se ha vuelto completamente descuidada con respecto a esta enfermedad”, dijo a la agencia de noticias iraní.

“Si nuestra gente no respeta los protocolos de salud, debemos prepararnos para la peor situación”.

El presidente Rohaní ha advertido que las restricciones deben reintroducirse si el brote empeora.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0LMiekyc95A

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=lu1IxGRfsyM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.