Desplazados del narco: Casas que gritan su abandono
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Desplazados del narco: Casas que gritan su abandono

Animal Político te presenta la investigación de El Faro, un medio de El Salvador, sobre cómo miles de familias han sido desplazadas por pandillas como Barrio 18 y la Mara Salvatrucha.
Por Por Daniel Valencia Caravantes (El Faro, El Salvador)
5 de octubre, 2012
Comparte

Insight Crime presenta un especial realizado por cuatro medios latinoamericanos sobre crimen organizado y derechos humanos. El primer especial es sobre desplazamiento forzado en México, Colombia, Guatemala y El Salvador.

Después de los tres reportajes de Animal Político sobres desplazados, (La fuga del Triángulo DoradoMejor me voy para San Diego y Los exiliados de Juárez) te traemos el reportaje de El Faro, de El Salvador, sobre cómo miles de familias han sido desplazadas por pandillas como Barrio 18 y la Mara Salvatrucha.

¿Qué asustó a la comunidad El Guaje?

En los suburbios de El Salvador hay cientos de casas abandonadas, desmanteladas, en colonias manchadas por los grafitos de la Mara Salvatrucha o de la pandilla Barrio 18. Esas casas cuentan el drama de cientos de familias que viven en silencio sus propias historias de violencia: las de los desplazados por las pandillas.

Hay casas que hablan. Gritan cosas, cuentan retazos de grandes historias. Esta, en la que recién entramos, es una de ellas. No es muy grande: cuatro cuartos, una pequeña terraza y un patio. Por los acabados que sobreviven -piso cerámico, ladrillo rojo que decora las paredes exteriores, portón de rejas metálicas- uno diría que la familia que vivió aquí le puso mucho cariño y empeño a esta casa. Por las advertencias pintadas en las paredes, uno también diría que la familia que vivió aquí sufrió el desplazamiento, la huida, el dejarlo todo.

***

Si la vida de Sabine Moreno pudiera explicarse con una línea de tiempo, una sucesión de hechos representados por coordenadas y picos unas veces altos, otras veces bajos, podríamos decir que la antigua vida de Sabine Moreno acabó cuando su familia recogió lo poco que podía y huyó de la comunidad sin rumbo fijo.

Pico alto en el diagrama: la familia huye sin rumbo fijo. Un momento trágico, aunque quizá no tanto como el asesinato del abuelo, emboscada en el camino, no muy lejos de la comunidad, muy cerca de la estación de taxis; tres balas, ningún testigo, sangre manando de la boca. Un momento no tan trágico, quizás, pero doloroso al fin de cuentas.

Pico alto en el diagrama: asesinato de su abuelo. Mauricio Moreno. Q.E.P.D. 06/10/1960 – 18/11/2010.

El asesinato de Mauricio activó por fin esos sensores nerviosos que desde el cerebro le ordenan a los pies correr. Los mismos sujetos que se presume lo mataron, en ese mismo año, ya habían acabado a otros seis miembros de la familia de Sabine, para entonces una colegiala de 16 años con muchos sueños. Uno podría preguntarse: ¿por qué esa familia no huyó cuando cayó la primera de sus víctimas? ¿Quién aguanta tanta muerte antes de decidir largarse de su comunidad? Entre las mujeres que ahora lideran a la familia hay versiones encontradas. Blanca, la madre de Sabine, dice que al principio no creyeron que esas muertes tuvieran que ver directamente con ellos. Amelia, la abuela paterna de Sabine, dice que no se iban por culpa de su marido. La familia hacía todo lo que dispusiera Mauricio, y Mauricio se oponía a abandonar ese pedazo de tierra en medio de huertas y cafetales que tanto les había costado a todos.

Mauricio era un evangélico comprometido y confiaba en que Dios resolvería todos los problemas en los que se metieron solo por el hecho de vivir donde vivían. Decía que si Dios quería que dejaran este mundo, no había por qué oponérsele. Pero el abuelo también era un pecador. Lo dice Amelia, su viuda. Se refugiaba en la iglesia para huir del trago. En su batalla interna entre el bien y el mal, los asesinatos en contra de sus familiares poco a poco fueron inclinando la balanza hacia su principal flaqueza. Por eso, en una de sus tantas borracheras perdió la compostura y desenmascaró sus rencores frente a unos ojos que se enfurecieron cuando lo escucharon proferir una amenaza. Una noche, a la orilla de un camino que atraviesa la comunidad, tambaleante y extasiado Mauricio se olvidó de Dios y dijo que haría justicia con sus propias manos. A los días de esa borrachera y de esa amenaza lo emboscaron y lo acribillaron a balazos. Su familia encontró su cadáver ensangrentado, con tres balas en el pecho y una en el rostro. A esos que ofendió no les gusta que los amenacen.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo es un huracán espacial, el espectacular fenómeno detectado por primera vez en la Tierra

Los científicos observaron un remolino de cerca de 1.000 km de ancho a una altura de cientos de kilómetros.
6 de marzo, 2021
Comparte

Los científicos jamás habían observado un huracán como este.

Los huracanes se dan en las capas bajas de la atmósfera, pero no habían sido detectados hasta ahora en la atmósfera superior.

Un equipo internacional de científicos liderado por el profesor Qing-He Zhang, de la Universidad de Shandong, en China, realizó la primera observación de este fenómeno.

“Observamos un fenómeno con características de huracán en la atmósfera superior sobre el polo norte magnético, al que llamamos huracán espacial“, señaló el Profesor Zhang a BBC Mundo.

Si bien se teorizaba sobre la existencia de esos huracanes en las capas superiores de la atmósfera terrestre, es la primera vez que se confirma su existencia.

El estudio sobre el hallazgo fue publicado en la revista Nature Communications.

Electrones en lugar de agua

Los científicos describieron al huracán como un remolino de plasma de cerca de 1.000 kilómetros de ancho ubicado a una altura de cientos de kilómetros. Las observaciones de plasma fueron realizadas a unos 860 km de la superficie terrestre.

Hasta ahora ni siquiera había certeza de que los huracanes de plasma existieran, así que lograr probar que sí existen con esta observación es increíble”, afirmó Mike Lockwood, científico espacial de la Universidad de Reading, en Inglaterra, quien también participó en el estudio.

El plasma es un gas en el que debido a fuertes colisiones a alta temperatura los átomos se han roto, y los electrones negativos e iones positivos se mueven libremente.

Profesor Qing-He Zhang

Gentileza Qing-He Zhang
“Pasamos cerca de dos años estudiando miles de imágenes”, señaló el profesor Qing-He Zhang a BBC Mundo.

“El huracán espacial se caracteriza por una estructura en espiral con múltiples brazos porque precipita electrones en lugar de agua, una fuerte circulación de plasma con flujo horizontal cero en el centro (el ojo del huracán), y un flujo y deposición de energía enorme y veloz hacia la ionósfera polar”.

La ionósfera es una parte muy activa en la atmósfera que se superpone a las capas de la atmósfera denominadas mesosfera, termosfera y exosfera.

La ionósfera crece y se encoge dependiendo de la energía que absorbe del Sol.

Su nombre se debe a que los gases son agitados por la radiación solar y forman iones o átomos con carga eléctrica.

Partes de la ionosfera se superponen con la magnetósfera de la Tierra, que es el área alrededor de nuestro planeta en la que las partículas cargadas experimentan el campo magnético terrestre.

El huracán espacial se prolongó durante cerca de ocho horas.

“En este estudio presentamos una observación de un huracán espacial duradero, enorme y energético en la ionósfera sobre el Polo Norte magnéitco, que depositó energía del viento solar y la magnetósfera en la ionósfera durante un período de varias horas”, señala el estudio.

(El viento solar es la corriente de partículas cargadas liberadas desde la atmósfera superior del Sol, llamada corona solar).

“Miles de imágenes”

La confirmación del huracán espacial se basó en observaciones satelitales de 2014.

“Mi grupo de investigación en la Universidad de Shandong se enfoca principalmente en la conexión de la ionósfera y la magnetósfera, y sus impactos en las condiciones meteorológicas y espaciales”, afirmó el profesor Zhang.

Mi estudiante y yo pasamos cerca de dos años estudiando miles de imágenes de auroras observadas por satélites DMSP en los últimos 15 años y encontramos decenas de casos con características de huracanes espaciales, algunos no tan claros. El caso que mostramos en el estudio es el mejor”.

El programa DMSP o Programa de Defensa de Satélites para Meteorología (Defense Meteorological Satellite Program) monitorea las características físicas meteorológicas, oceanográficas y solares para el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

“Podrían ser un fenómeno común”

“La presencia de plasma y de campos magnéticos puede verse en la atmósfera de otros planetas en el universo, por lo que los huracanes espaciales podrían ser un fenómeno común”, señaló Lockwood.

Gráfico de un huracán espacial

Zhang et al
El huracán espacial “duradero, enorme y energético” depositó energía del viento solar y la magnetósfera en la ionósfera durante un período de varias horas

En el espacio, los astrónomos han detectado huracanes en Marte, Saturno y Júpiter, que son similares a los huracanes de la atmósfera baja terrestre. También hay gases que giran en gigantescas formaciones en espiral en la atmósfera solar, y son conocidos como tornados solares.

Sin embargo, no se habían detectado huracanes en la atmósfera alta en ninguno de los planetas de nuestra heliósfera.

Impacto en las comunicaciones

El estudio del huracán espacial ayudará a comprender mejor las interacciones entre el viento solar, la magnetósfera y la ionósfera en condiciones de baja actividad geomagnética, explicó el Profesor Zhang.

“En general se cree que la transferencia de energía del viento solar y plasma a la ionósfera es muy débil cuando la actividad geomagnética es baja. Este estudio indica que aún en condiciones geomagnéticas extremadamente tranquilas existen deposiciones de energía comparables a las que ocurren en las supertormentas”.

“Esto sugiere que los indicadores de actividad geomagnética no representan apropiadamente la actividad dramática dentro de los huracanes espaciales, que se encuentran más hacia el norte que los observatorios de índices geomagnéticos”.

Campo magnético terrestre

Science Photo Library
El estudio de huracanes espaciales puede ayudar a comprender las conexiones entre la ionósfera y el campo magnético terrestres.

Comprender mejor huracanes como el observado también es clave por otros motivos.

El huracán espacial causa efectos como perturbaciones en las radiocomunicaciones de alta frecuencia y errores en navegación satelital y sistemas de comunicaciones, señaló el profesor Zhang.

Para el experto de la Universidad de Shandong, la primera observación de un huracán espacial plantea numerosas preguntas.

“Este estudio es solo el comienzo”, afirmó.

“Hay muchos interrogantes abiertos como por ejemplo: ¿qué controla la rotación de los huracanes espaciales?, ¿Son estas tormentas espaciales estacionales como sus contrapartes tropicales?, ¿Pueden predecirse los huracanes espaciales como los eventos del clima terrestre?.

“Esperamos continuar nuestras investigaciones para contestar algunas de esas preguntas y seguir aprendiendo de las respuestas”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dMEho2ZcVtE&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.