La reunión Peña-Obama en la Prensa de EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La reunión Peña-Obama en la Prensa de EU

Por Omar Granados
28 de noviembre, 2012
Comparte

Este miércoles, la presencia de Enrique Peña Nieto en Estados Unidos fue replicada por los medios estadounidenses con interés, sobre todo en la agenda de la reunión y en la perspectiva de la situación de inseguridad que atraviesa nuestro país.

La próxima toma de posesión de Peña Nieto y su posición contra la legalización de las drogas son algunos de los acentos que puso la prensa estadounidense, además de la afirmar que uno de los principales mandatos para el priista será restaurar la seguridad en el país y superar la “monotemática relación bilateral” con la Unión Americana sobre la guerra contra las drogas.

The Washington Post: Obama discute el desarrollo y la seguridad fronteriza con el próximo presidente de México

Obama discusses development, border security with incoming president of Mexico

El presidente Barack Obama saludó una “ambiciosa agenda de reformas” propuesta por el presidente electo de México, mientras él y Enrique Peña Nieto se reunieron el martes en la Casa Blanca. Obama afirmó que la reunión entre Peña y él refleja la cercana relación que mantendrán ambos países durante el periodo que ambos gobernarán.

Obama afirmó también que ha forjado una relación de trabajo muy cercana con el presidente que llega al término de su administración, Felipe Calderón,  y que confía en poder establecer una relación personal y profesional con Peña Nieto, próximo presidente del PRI. También se mostró confiado en que EU podrá fortalecer el entendimiento económico y comercial, así como incrementar la seguridad a lo largo de la frontera común.El presidente de EU afirmó que presionará por una reforma migratoria comprensiva y afirmó que espera mayor cooperación y entendimiento con Pena Nieto para tomar medidas contra la migración ilegal.

Peña Nieto, por su parte, felicito a Obama por ganar un segundo mandato en las elecciones presidenciales afirmó que busca acercar aún más las relaciones con EU e hizo notar que él y Obama fueron legisladores en sus países, lo cual les da una perspectiva más profunda en el entendimiento de la política y afirmó que ambos están enfocados en la generación de empleo como su principal prioridad.

Peña Nieto elogió el llamado de Obama para una reforma migratoria en EU y afirmó que trabajaría con funcionarios de EU para crear una frontera “segura, moderna, conectada” entre nuestros países. Peña invitó a Obama a visitar México en cualquier momento, una oferta que Obama considerará, según afirmó.

Time: ¿Obama y Peña Nieto pueden limpiar el humo de la mariguana?

Can Obama and Peña Nieto Clear the Marijuana Smoke?

El presidente Barack Obama y el presidente electo de México Enrique Peña Nieto tuvieron una satisfactoria reunión bilateral este martes tras la visita de Peña Nieto a la Casa Blanca, donde discutieron preocupaciones mutuas, las cuales incluyeron desde la reforma migratoria hasta el comercio con Asia. Sin embargo, una figurativa pero molesta nube de marihuana pesó sobre la conversación tras la decisión histórica de Colorado y Washington para legalizar esta droga.

Como un creciente número de líderes latinoamericanos, Peña, quien tomará el cargo de presidente de México este 1º de diciembre, afirma que podría ser tiempo de reconsiderar la guerra contra las drogas. En una entrevista con la revista Time previa al encuentro con Obama, Peña hizo sus primeras afirmaciones directas sobre la legalización de la marihuana en EU, afirmando que complican una estrategia de cuatro décadas que ha sido considerada ampliamente como un fracaso en México y EU. “Sin lugar a duda”, Peña afirmó este mes durante las conversaciones de la transición del gobierno en México, “se abre la puerta para repensar la política de guerra contra las drogas. Abre un debate sobre el curso que esta guerra debería estar tomando. No significa necesariamente que el gobierno mexicano vaya a cambiar sus acciones repentinamente … pero estoy en favor de un debate hemisférico sobre la efectividad de la ruta que hemos llevado con la guerra contra las drogas.”

“Pienso que podemos finalmente empezar a ir más allá que la a veces monotemática relación bilateral del combate a las drogas”, afirmó Peña. “Podemos empezar a enfocarnos en los temas de prosperidad otra vez”, como la participación de México con EU en las pláticas del Acuerdo de Sociedad Transpacífica (TPP, por sus siglas en inglés). Pero restaurar la seguridad pública  en México es aún el primer mandato. “Personalmente, estoy contra la legalización”, afirmó Peña a la revista Time. “No pienso que sea el camino”, un tema en el cual está de acuerdo con Obama y aún con la ley federal estadounidense. La legalización estatal en EU “crea ciertas distorsiones e incongruencias, pues esta en conflicto con las leyes federales de EU”, añadió Peña. “Esto impactará en cómo México y otros países responderán el hemisferio.”

New York Times: Un nuevo líder presiona un lado diferente de México

A New Leader Pushes a Different Side of Mexico

Peña Nieto, quien toma el cargo de presidente de México este sábado, discutió este martes una amplia agenda en la sala Oval de la Casa Blanca con el presidente de EU, Barack OBama, entre los cuales se encontraron las negociaciones sobre el papel de Méxicoen el Acuerdo de Sociedad Transpacífica (TPP, por sus siglas en inglés) un tratado guberamentalque se negocia entre Asia y las naciones del hemisferio occidental.

Los asesores de Peña Nieto han sido cuidadosos en afirmar que continuarán trabajando de cerca con los funcionarios estadounidenses en la lucha contra el tráfico de drogas y el crimen organizado, y ha prometido a los mexicanos que reducirá la violencia relacionada con el crimen.

Sin embargo, Peña Nieto ha dejado claro que la caída imagen de México en el exterior ha disminuido el crecimiento del país. Su equipo planea un fuerte empujón para “modernizar los acuerdos comerciales, acelerar y aumentar las transacciones comerciales a través de la frontera, aumentar la inversión extranjera y tomar ventaja de los nuevos pozos petroleros encontrados a poca profundidad cerca de la frontera con EU, así como los encontrados en Querétaro.

“En los próximos años, el gran reto es tener éxito en hacer que estos ejemplos se multipliquen rápidamente”, afirmó Peña Nieto. México cayó en una recesión profunda a inicios de 2009,cuando la demanda estadounidense de productos colapsó. Sin embargo, la recuperación bajo el gobierno de Calderón ha sido notable, de acuerdo con este diario al llegar a uncrecimiento nuevamente de 4% este año, lo cual duplicaría el crecimiento de EU en este mismo periodo.

Huffington Post: Enrique Peña Nieto, presidente de México, visita EU ansioso de dejar atrás la imagen negativa del país

Enrique Peña Nieto, Mexico President, Visits U.S. Eager To Leave Country’s Negative Image Behind

Cuatro días antes de ocupar su puesto como presidente electo de México, Enrique Peña Nieto se reunió este martes con el Presidente Barack Obama, por espacio de una hora, y ambos líderes coincidieron en la necesidad del trabajo bilateral entre las naciones vecinas. Desde el Salón Oval, ambos líderes aseguraron trabajar por excelentes relaciones profesionales y personales y Obama destacó que “si ambos países ejercen y comparten la democracia se logran resultados”.

La reforma migratoria fue uno de los temas abordados y Peña Nieto le enfatizó al líder estadounidense que colaborará con todo lo que se requiera para que sea una realidad la reforma migratoria integral en el 2013. En un momento de humor, Obama le dijo al próximo presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que sentía celos del Vicepresidente Joe Biden, quien encabezará la comitiva de Estados Unidos que asistirá a la toma de posesión el próximo 1 de diciembre en la Ciudad de México.

Ambos mandatarios se felicitaron por el triunfo electoral en sus respetivos países y Obama elogió al dirigente mexicano de 46 años de su “ambiciosa agenda reformista”, así como expresó confianza de que las relaciones económicas y comerciales de ambos países se fortalecerán. Obama y Peña Nieto hablaron el martes con la prensa antes de la reunión en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

En horas de la tarde, el presidente electo de México se reunió con la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y ambas partes coincidieron que Estados Unidos y México tienen que “tener una relación más estrecha, propositiva y constructiva”. Esta es la primera gira oficial por América del Norte de Peña Nieto. En Canadá se reunirá en Ottawa con el primer ministro canadiense, Stephen Harper. En una carta publicada el domingo en el diario The Washington Post, Peña Nieto aseguró que tanto su victoria en las urnas como la reelección de Obama ofrecen “una oportunidad para redirigir la relación bilateral”.

Wall Street Journal: El nuevo líder de México trata de cambiar la dinámica

Mexico’s New Leader Tries to Shift Dynamic

Enrique Peña Nieto, quien iniciará su gobierno el próximo sábado, tendrá una clara meta en su sexenio: bajar el número y la tasa de homicidios y conseguir una economía más dinámica. El próximo presidente de México, de 46 años, llevó a EU un mensaje de esperanza para poder resolver los problemas económicos y los perennes temas de guerra contra las drogas y migración ilegal. En esta primera reunión con Barack Obama en Washington, el presidente de EU propuso mayores lazos económicos y saludó la agenda reformista de Peña Nieto, así como la increíble contribución que los “mexicano-americanos (Mexican-Americans) hacen  a nuestra economía, nuestra sociedad y a nuestra política,”

Peña Nieto, ex gobernador del Estado de México, tomará posesión en medio del periodo más sangriento en la historia más reciente del país, con un estimado preliminar de 65 mil asesinados en el contexto de la guerra contra el narcotráfico, iniciada e l presidente saliente, Felipe Calderón. Lo sangriento de la batalla ha dañado la imagen del país en el exterior, afirmó el diario.

Calderón, hizo de esta guerra su prioridad principal, aun cuando la economía mexicana creció a un promedio de 2%al año en este sexenio, tras ser golpeada por la crisis financiera de 2008. La débil economía mexicana fue una razón importante por la cual el partido conservador de Calderón fue derrotado en las elecciones pasadas, dándole una oportunidad a Peña y al PRI, de acuerdo con el análisis del Wall Street Journal.

El mensaje fue escuchado por Peña Nieto, quién promerió reducir la violencia más que sólo capturar líderes de cárteles de la droga, quienes fueron el centro de la estrategia de Calderón. En lugar de esto, Peña Nieto tomará las reformas económicas como una prioridad. Entre estas reformas económicas se encuentran una reforma fiscal para aumentar la recaudación, abrir la inversión en áreas de inraestructura y educación, así como derogar leyes que han prevenido que el capital privado y extranjero invierta en el sector energético, “la piedra angular del nacionalismo mexicano.”

Sin embarog, según el diario, esto no será fácil: tres presidentes han fallado en el intento de pasar las dos mayores reformas en los últimos 15 años. En cuanto al gobierno de Peña, este diario afirma que tiene signos de esperanza, como el hecho de que la violncia ya haya pasado el máximo, con la estimación de que este año los homicidios bajen un 7%. La economía crecerá 4% este 2012, una cifra encima del promedio mundial, mientras se registra baja inflación.

Univision – Seguridad y migración en la agenda de Peña Nieto y Obama

El presidente de EEUU, Barack Obama, recibió en la Casa Blanca al presidente electo de México, el priista Enrique Peña Nieto, para repasar los retos de una extensa y compleja agenda bilateral que incluye la lucha antidrogas y el fomento de la competitividad económica. El encuentro en el Despacho Oval, anunciado por la Casa Blanca hace una semana, es el primero entre Obama y Peña Nieto, y se produce en unos momentos en que México ha logrado reducir la emigración ilegal hacia EEUU y la violencia del crimen organizado.

Por ello, el encuentro también ha generado expectativas de que ambos líderes fortalezcan la ya sólida relación comercial entre EU y México, marcando el inicio de una nueva era para ambos países. Según la Casa Blanca, Obama espera escuchar de Peña Nieto “su visión para liderar a México en los próximos seis años”, y abordar también “una amplia gama de asuntos bilaterales, regionales y globales”.

El encuentro duró aproximadamente 50 minutos, dividido en dos partes: la primera, acompañados con colaboradores (35 minutos) y la segunda, en privado (15 minutos). Peña Nieto, que ganó en los comicios del pasado 1 de julio y asumirá el poder el próximo 1 de diciembre, también prevé reunirse mañana en privado con la líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid. También sostendrá un encuentro privado con la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, y realizará una rueda de prensa al final de la jornada, según su agenda.

“Nuestros intereses mutuos son demasiado vastos y complejos para que estén restringidos en una forma miope”, dijo Peña Nieto, quien aseguró que en su encuentro con Obama discutirá “la mejor manera de reajustar nuestras prioridades comunes”. Peña Nieto busca, asimismo, que ambos países pongan más énfasis en la integración económica de Norteamérica y en la cooperación energética. Agregó que la lucha antidrogas debe seguir siendo una “responsabilidad compartida” y aunque prometió continuar los esfuerzos del presidente saliente, Felipe Calderón, consideró que la “estrategia debe necesariamente cambiar”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué hay detrás de los cambios de política de EU hacia Cuba y Venezuela

El alivio de algunas restricciones a ambos países marca un giro de Washington respecto a la estrategia de mano dura de Trump y busca dar señales de cambio a la región, según analistas.
19 de mayo, 2022
Comparte

Después de insistir por un buen tiempo con sanciones, reproches y presión extrema, Estados Unidos comenzó a flexibilizar su política hacia dos de sus mayores antagonistas latinoamericanos: Cuba y Venezuela.

Washington anunció por separado esta semana que aliviaría sus restricciones para viajes y remesas a Cuba, así como para las negociaciones de la principal petrolera estadounidense en Venezuela.

Las medidas son limitadas y están lejos de suponer una normalización de las relaciones de EE.UU. con los gobiernos de ambos países.

Pero sí resulta evidente el giro que la Casa Blanca de Joe Biden busca darle a la estrategia de mano dura diseñada por el anterior presidente Donald Trump para esos países.

Y detrás de este cambio hay varios motivos, según expertos.

Una cumbre polémica

Los anuncios de Washington surgieron mientras el gobierno de Biden se prepara para organizar la novena Cumbre de las Américas el mes que viene en Los Angeles.

La antesala del cónclave está signada por pugnas y un riesgo de boicot de algunos presidentes por la probable exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua, países a los que EE.UU. ha sugerido que dejaría fuera por considerarlos autocráticos.

Joe Biden

Getty Images

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha condicionado su asistencia al encuentro a la participación de esas tres naciones, una postura que también asumió su homólogo boliviano, Luis Arce.

Otros gobiernos latinoamericanos cuyos presidentes prevén asistir a la cumbre, como Argentina, Chile y Honduras, también pidieron que todos los países de la región sean invitados.

EE.UU. ha respondido que aún debe tomar la decisión final sobre los invitados y abrió un diálogo con López Obrador sobre su reclamo.

En el gobierno de Biden niegan que esta polémica por la cumbre tenga alguna relación con los cambios de política hacia Cuba y Venezuela.

“El momento de esto diría que está completamente separado de lo que ha dicho el presidente mexicano respecto a Cuba”, sostuvo un alto funcionario del gobierno de EE.UU. al explicar el martes a periodistas el alivio de sanciones a Venezuela.

El funcionario dijo que las medidas, que incluyen una autorización “limitada” a la petrolera estadounidense Chevron para negociar posibles actividades futuras con Venezuela, buscan respaldar un reinicio del diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y sus opositores.

Nicolás Maduro

Getty Images
El gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela podrá entablar negociaciones con la petrolera estadounidense Chevron.

Señaló además que el gobierno de Biden llevaba meses preparando su nueva política hacia Cuba, que autoriza vuelos comerciales a ciudades de la isla más allá de La Habana y suspende el límite de US$1.000 por trimestre a las remesas.

Sin embargo, algunos analistas observan un vinculo claro entre estos cambios y las críticas de la región a la Cumbre de las Américas a celebrarse del 6 al 10 de junio.

“Es una muestra de que la administración Biden no quiere llegar a la cumbre con las manos vacías”, dice Cynthia Arnson, directora del programa latinoamericano del Wilson Center, un centro de análisis independiente en Washington, a BBC Mundo.

Y agrega que el objetivo de la Casa Blanca es mostrar diferencias con el gobierno de Trump en las políticas sobre Cuba, Venezuela y la migración, en medio de las dudas sobre los compromisos que se lograrán en la cumbre.

De hecho, muchos anticipaban que Biden aliviaría las restricciones impuestas por Trump a Cuba y Venezuela poco después de asumir en enero de 2020, pero diferentes razones demoraron el cambio.

Banderas de países americanos en Washington.

Getty Images
La cumbre de las Américas se realiza en junio en Los Angeles.

“El país obvio”

Pese al afloje de las restricciones a Cuba y Venezuela, los analistas consideran improbable que Biden invite finalmente a ambos países al cónclave de Los Angeles.

En esto también pesan razones de política doméstica: la presencia de autoridades de cubanas o venezolanas en EE.UU. provocaría rechazos internos a meses de las elecciones de mitad de período en noviembre.

Los cambios anunciados esta semana por Washington fueron criticados no solo por opositores republicanos, sino también por demócratas como Bob Menéndez, que preside el poderoso comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE.UU.

Bob Menéndez

Getty Images
El senador demócrata Bob Menéndez ha rechazado los planes de la administración Biden para Cuba y Venezuela.

“Darle a Maduro un puñado de dádivas inmerecidas solo para que su régimen prometa sentarse a negociar es una estrategia destinada al fracaso”, sostuvo Menéndez en un comunicado.

El alto funcionario del gobierno de Biden que habló bajo la condición de que su nombre se mantuviera en reserva negó que el permiso a Chevron vaya a derivar en un aumento de ganancias para el gobierno de Maduro, quien sigue bajo sanciones de Washington.

También advirtió que EE.UU. podría aumentar o aliviar más las sanciones a Venezuela en función de lo que ocurra en el diálogo entre el gobierno de Maduro y sus opositores.

Y señaló que el objetivo de Washington es lograr avances hacia elecciones libres y justas en Venezuela, negando que el foco esté en el petróleo.

Pero algunos prevén un mayor rédito para la petrolera estatal venezolana PDVSA luego de este anuncio.

“Tarde o temprano, Chevron explorará petróleo y PDVSA se beneficiará de eso”, dice a BBC Brasil Ryan Berg, investigador para América Latina del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), una organización bipartidista en Washington.

Otros creen que EE.UU. ve en Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de crudo en el mundo, una oportunidad para rebajar el precio del petróleo, que se disparó tras la invasión de Rusia a Ucrania en febrero.

En marzo, mientras EE.UU. impulsaba sanciones al petróleo ruso, enviados de Biden viajaron sorpresivamente a Venezuela para conversar reservadamente con Maduro, un aliado de Moscú que dijo estar dispuesto a aumentar la producción petrolera.

Venezuela liberó a dos prisioneros estadounidenses luego de aquel encuentro, que también generó críticas de republicanos y demócratas en Washington.

Ahora cobra fuerza para algunos la idea de que el pulso de Occidente con Rusia también ha movido la política de EE.UU. hacia Venezuela.

“La visita en marzo (a Maduro) fue parte de una mirada global sobre cómo sustituir el petróleo de Rusia al mundo con producción en otros sitios”, señala Arnson. “Y en América Latina, el país obvio es Venezuela”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rlYN7MCr_i0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.