Crisis en Gaza: ¿cuán frágil es el cese el fuego?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Crisis en Gaza: ¿cuán frágil es el cese el fuego?

Tras la tregua alcanzada entre Israel y Hamas para detener el último brote de violencia, son muchos los cambios estructurales necesarios para superar de manera permanente el conflicto entre palestinos e israelíes.
23 de noviembre, 2012
Comparte

Horas antes del cese el fuego entre israelíes y palestinos, en una escuela de Naciones Unidas en la ciudad de Gaza, repleta de familias que huían de los ataques israelíes, una niña de aproximadamente 13 años arrojó a las manos de uno de mis colegas un pedazo de cartón de una caja de galletas.

Era una lista de deseos para el futuro:

  • Espero detener la guerra
  • Espero vivir una vida feliz
  • Espero estar en paz para siempre
  • Feliz sueño

Pero esto es Gaza, el lugar donde las pesadillas se hacen realidad.

Su familia había abandonado apresuradamente su casa cerca de la frontera con Israel, después de que Israel dejó caer miles de panfletos en los que advertía un inminente ataque en su barrio. No mucho tiempo después de que se fueron, los israelíes empezaron a bombardear.

¿Logra el cese el fuego acercar a la niña a la vida que sueña con tener? Probablemente no.

En los años desde que Israel retiró sus tropas y asentamientos de Gaza en 2005, ha habido múltiples episodios de muertes transfronterizas. Todos seguidos por ceses el fuego, algunos tácitos, otros acordados por diplomáticos extranjeros. Todos fallidos.

Esto es porque Israel y Hamas, grupo que tomó el control interno de la Franja de Gaza en 2007, están sumergidos en una guerra perpetua, a veces la guerra está más fría; otras veces, está ardiendo. Hamas, que no representa en realidad una amenaza militar para Israel, se ha mostrado muy duro de vencer.

Me consta que hay niños del otro lado de la línea fronteriza, en los pueblos israelíes como Sderot, que tienen las mismas esperanzas que la niña palestina en la escuela de la ONU.

¿Un breve respiro?

Los adultos en ambas partes son mucho más escépticos sobre el futuro.

Al anunciar el cese el fuego, el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu le dijo a sus ciudadanos que sabía que algunos de ellos esperan medidas militares más drásticas, agregando que eso podría ser necesario en el futuro.

Una encuesta realizada por Channel 2 News en Israel, y publicada justo antes del cese al fuego, sugirió que el 70% de los israelíes estaban en contra del mismo.

En un hospital de Gaza, un hombre de unos 30 años, envuelto en vendajes desde la cabeza hasta el pecho por heridas de metralleta, dijo que no creía que esta medida fuera a hacer alguna diferencia más allá del corto plazo.

“Los judíos no quieren tregua alguna, no va a funcionar en absoluto para ellos… La situación no cambiará mucho con o sin cese el fuego”.

En El Cairo, el líder político de Hamas, Jaled Meshaal, declaró la victoria.

“Dios obligó a las manos de los sionistas a dejar de golpear a nuestra gente de Gaza, y se han sometido a nuestras condiciones”, proclamó.

Los oficiales de Netanyahu, por su lado, dijeron que Israel le causó verdadero daño a Hamas, enseñándole la capacidad de rearmarse de Israel para disuadir a sus enemigos.

Un entendimiento frágil

Este cese el fuego es un empate que les sirve Israel y Hamas por igual. Ambos pueden afirmar que reforzaron sus posiciones.

Pero la historia ha demostrado que una tregua que no compra tiempo para un proceso político que resuelva los problemas de fondo entre israelíes y palestinos, no durará.

Esta vez el cese el fuego viene con una página escrita que dice “entendimientos” que contempla algunos de los grandes temas entre los dos. Los palestinos deben detener el fuego contra Israel. Israel debe abrir los pasos fronterizos en Gaza para facilitar el desplazamiento de la gente y el transporte de mercancías.

Detener el ataque de cohetes y levantar el bloqueo son los factores que pueden -si llegara a pasar- generar una mejoría real en la vida de las personas, e incluso restauraría la esperanza en el futuro entre los adultos y los niños.

Pero Israel ha dicho en muchas ocasiones que el bloqueo es vital para su seguridad. Incluso si Hamas impone el cese el fuego entre sus propias tropas, podría tener que luchar por controlar pequeñas milicias armadas en Gaza.

Excepto por un milagro político, las condiciones para la siguiente espiral que convierta la tensión en violencia están tristemente ahí.

El nuevo Egipto se ganó el reconocimiento de los estadounidenses por el papel que desempeñó su presidente Mohamed Mursi en el acuerdo de cese el fuego.

El presidente egipcio, aliado ideológico de Hamas, mostró un pragmatismo considerable en la elaboración del acuerdo. No le conviene una matanza en Gaza que lo distraiga de los monumentales retos económicos y políticos de su país.

Los elogios que recibió de la Casa Blanca no le vendrán mal para sus relaciones con el Fondo Monetario Internacional, que está en proceso de otorgarle a Egipto un salvavidas económico.

No obstante, poco después del cese el fuego, oficiales de la Casa Blanca afirmaron que el entendimiento era frágil.

Palestinos e israelíes tienen ahora un espacio para respirar. Convertir esta tregua en algo más que una pausa, requerirá mucho más de lo que ninguna de las partes parece estar dispuesto a ceder.

El texto del cese el fuego

  • Israel debe acabar con todas las hostilidades por tierra, mar y aire en la Franja de Gaza, incluyendo las incursiones y el ataque a individuos.
  • Todas las facciones palestinas deben acabar con las hostilidades desde la Franja de Gaza hacia Israel, incluidos los ataques con cohetes a lo largo de la frontera.
  • Deben abrirse los cruces fronterizos y facilitar el movimiento de personas y la transferencia de bienes y abstenerse de restringir la libertad de movimientos de los residentes en las áreas fronterizas. La implementación de estas medidas debe entrar en vigor 24 horas después del comienzo del cese al fuego.
  • Otros problemas se tratarán cuando surjan.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La izquierda que representa Petro en Colombia (y cómo se compara con AMLO, Boric y otros gobernantes de América Latina)

El primer presidente de izquierda electo en Colombia, un economista y exguerrillero que se moderó como candidato, tiene parecidos y diferencias con otros líderes de la región.
21 de junio, 2022
Comparte

La noticia recorrió el mundo: Gustavo Petro es el primer presidente izquierdista electo en la historia de Colombia. Pero, ¿qué tipo de izquierda representa exactamente?

En la segunda vuelta de las presidenciales del domingo, Petro obtuvo el 50,44% de los votos contra 47,31% de su adversario, el magnate de la construcción Rodolfo Hernández, con más del 99,99% de las mesas escrutadas.

“Lo que viene es un cambio de verdad”, anticipó el economista y exguerrillero de 62 años en su primer discurso público luego de ser electo.

Petro es el caso más reciente de un izquierdista de América Latina que llega al poder en una ola de descontento social con la clase política, la desigualdad y el estancamiento económico.

Desde 2020, esa lista incluye también a Luis Arce en Bolivia, Pedro Castillo en Perú, Xiomara Castro en Honduras y Gabriel Boric en Chile.

Estos y otros mandatarios de la región felicitaron al nuevo presidente electo colombiano el domingo.

“El triunfo de Gustavo Petro es histórico. Los conservadores de Colombia siempre han sido tenaces y duros”, sostuvo el presidente mexicano, el también izquierdista Andrés Manuel López Obrador, en un hilo de tuits.

Sin embargo, hay grandes diferencias entre estos gobernantes.

Y las comparaciones de Petro con otros líderes de izquierda de la región surgieron desde que fue electo alcalde de Bogotá en 2011.

Ahora que llega a la presidencia del tercer país más poblado de Latinoamérica, cobra aún más importancia la cuestión sobre el lugar de Petro en el espectro político.

¿Cómo AMLO?

Petro militó en la guerrilla urbana y nacionalista del M-19 en las décadas del ’70 y ’80, un pasado por el que muchos intentaron asociarlo en la campaña electoral con la izquierda radical.

Sin embargo, el M-19 se desmovilizó en 1990 y Petro se presentó en este, su tercer intento de llegar a la presidencia, como un político moderado luego de haber sido senador.

Colombia

Getty Images
Gustavo Petro fue electo presidente de Colombia en su tercer intento.

“La moderación en algunas de sus propuestas lo ha llevado a ser visto por un sector de la ciudadanía más como un candidato de centro izquierda que de izquierda radical”, dice Patricia Muñoz Yi, directora de posgrados en ciencia política en la Universidad Javeriana de Bogotá, a BBC Mundo.

De hecho, Petro ha negado que Colombia tenga que ir al socialismo y que él piense recurrir a expropiaciones o a reformas de la Constitución para ser reelecto como hicieron otros presidentes latinoamericanos de izquierda.

Pero sí ha propuesto cambiar el sistema económico del país, mermar la extracción recursos naturales, una reforma agraria para terminar con los latifundios improductivos y ofrecer empleo en el Estado a quienes no lo encuentren en el sector privado.

“Vamos a desarrollar el capitalismo en Colombia”, dijo Petro en su discurso triunfal el domingo. “No porque lo adoremos, sino porque tenemos primero que superar la premodernidad en Colombia, el feudalismo”, agregó.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

EPA
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha sido calificado de “dictador” por parte de Petro.

Si bien en el pasado mostró simpatía por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, y muchos de sus adversarios también buscaron asociarlo con él, Petro ha marcado distancia con el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro.

“Si usted me pregunta si Chávez fue un dictador yo le digo que no. Si usted me pregunta si Maduro es hoy un dictador yo le digo que sí”, dijo Petro a la revista Newsweek en 2018.

El presidente electo de Colombia ha señalado como referentes a izquierdistas como el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva o el ecuatoriano Rafael Correa.

Sin embargo, otros le ven similitudes con el actual mandatario mexicano, conocido por sus iniciales de AMLO.

Petro “viene de una tradición de izquierda nacionalista y antiimperialista, un poco parecida quizás a la que inspira a López Obrador en México”, dice Yann Basset, profesor de ciencia política en la Universidad del Rosario en Bogotá, a BBC Mundo.

Y agrega que Petro tiene “un estilo agresivo, con discursos a veces populistas, que genera mucha resistencia y temores a que tenga un gobierno con rasgos un poco autoritarios, otra vez al estilo de lo que está pasando en México”.

Andrés Manuel López Obrador

Gobierno de México
El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador respaldó públicamente a Petro en el final de la campaña electoral colombiana.

López Obrador, de 68 años, fue en 2018 el primer presidente de izquierda electo en México en siete décadas.

Y este mes AMLO causó polémica al apoyar a Petro afirmando que enfrentaba una “guerra sucia” como le pasó a él mismo en México, algo que la Cancillería colombiana calificó de “injerencia” en los asuntos del país.

¿Como Boric?

Por otro lado, también hay semejanzas entre el modo en que Petro llega a la presidencia de Colombia y cómo lo hizo Boric en Chile en diciembre.

Y ambos ganaron sus elecciones luego de los estallidos sociales que revelaron un cansancio con el establishment y el modelo económico de sus países, según analistas.

Gabriel Boric

Getty Images
Algunos ven coincidencias entre el contexto en que Gabriel Boric llegó al poder en Chile y la forma en que lo hace Petro en Colombia.

Petro y Boric prometieron reformas estructurales para asegurar la paz, con el Estado en el centro de sus proyectos sociales, económicos y de cuidado medioambiental.

Con la selección Francia Márquez como vicepresidenta —la primera negra, feminista y ambientalista que llega al cargo—, Petro mostró voluntad de acercarse a temas de género, raza y clima de una izquierda más joven como la que representa Boric, señala Basset.

Y agrega que esto ocurrió pese a tensiones que la campaña de Petro tuvo con sectores feministas, que lo acusaron de rodearse de políticos de la “vieja guardia” con una visión machista.

En temas sociales, el presidente electo de Colombia también ha defendido el acceso de las mujeres al aborto y prometió garantizar los derechos a la diversidad de orientación sexual.

Colombia

Getty Images
La vicepresidenta electa de Colombia, Francia Márquez, le dio aire fresco a la campaña de Petro.

Eso, así como su idea de terminar con el enfoque prohibicionista de las drogas, lo aproxima más a figuras como el expresidente uruguayo José Mujica, otro exguerrillero, que a otros izquierdistas más clásicos de la región.

Pero claro que una cosa es la propuesta electoral y otra la forma en que se gobierna, sobre todo en un país polarizado y con claros contrapesos de poder.

Adam Isaacson, un experto en Colombia de la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) cree que todavía es incierto el tipo de gobernante de izquierda que será Petro después que asuma en agosto.

¿Cuál es su duda?

“La personalidad de Petro”, explica. “Si va a resistir controles sobre su poder, o si va a ser más como Boric, Mujica o Lula y soltar un poco su agarre sobre el poder”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Nr-X0X4b8wQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.