close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Diputados aprueban fusión de SSP con Segob
Esto fue decidido con 333 votos a favor, 84 abstenciones y 50 en contra en la Cámara de Diputados y en lo general.
23 de noviembre, 2012
Comparte

Foto: Cuartoscuro.

La Cámara de Diputados aprobó en lo general, por 333 votos en favor, 84 abstenciones y 50 en contra, la fusión de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a la Secretaría de Gobernación (Segob), así como la desaparición de la Función Pública (SFP).

Asimismo la creación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, y la consolidación de la oficina de la Presidencia de la República, además de reformas a la Secretaría de Desarrollo Social para trabajar en el combate a la pobreza.

El pleno de este órgano legislativo también acordó mantener la autonomía de gestión y transversalidad del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (Conai).

A partir del 1 de diciembre el Poder Ejecutivo reducirá el número de dependencias federales de 18 a 16 secretarías de Estado.

La discusión del dictamen elaborado por las Comisiones Unidas de Gobernación y Seguridad Pública inició poco antes de las 14:00 horas y una hora y media después fue avalado en lo general por diputados del PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza.

Al fundamentar el dictamen de reforma a diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, elaborado por esas dos instancias legislativas, el presidente de la Comisión de Gobernación, Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, dijo que la iniciativa tiene como fin organizar de mejor manera el gobierno, para rendir mejores resultados a los ciudadanos.

Destacó que este resolutivo ha sido producto de un intenso y muy responsable trabajo, que reconoce el interés y participación de diputados y diputadas de todos los partidos.

Explicó que es una reforma que la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha hecho suya, porque reconoce la necesidad de que al inicio de un nuevo gobierno es indispensable transformar el diseño institucional y administrativo.

Ello, añadió, para cumplir con los compromisos de conducir un cambio con rumbo, tener un gobierno y un Estado eficaz.

Abundó que la iniciativa tiene como fin dar un sentido integral a los esfuerzos de la política social; y atender la necesidad urgente de reordenar el desarrollo territorial, urbano y agrario a partir de la creación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

Con el fin de lograr un nuevo sistema de control gubernamental, añadió, se propone crear unidades de auditoría preventiva, lo que implica la desaparición de la Secretaría de la Función Pública y la distribución de facultades en distintas estructuras y órganos, sobre todo en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Se trata, abundó, de instrumentar una concepción moderna y honesta de la administración pública con suficientes órganos de control y facultades de investigación y sanción no para la burocratización, sino para la rendición de cuentas y el ejercicio transparente del gobierno.

También se propone el ordenamiento legal de la Oficina de la Presidencia de la República como unidad integrante de la administración pública centralizada y una instancia de apoyo técnico y asesoría del Ejecutivo federal en la instrumentación de políticas públicas y otras funciones prioritarias que se le asignen.

En el marco de la división y el equilibrio de poderes, aseveró, corresponderá al Congreso de la Unión y a los representantes de la soberanía popular pedir cuentas de la instrumentación de estas reformas y esperar mejores resultados para el beneficio de nuestro país, enfatizó.

A nombre del Partido Acción Nacional (PAN), la diputada Esther Quintana Salinas dijo que no habrá posiciones “mezquinas” en su partido, por lo cual apoyarán esa iniciativa pero sin que ello represente un retroceso para el país.

“Bienvenidas las reformas que velan por el bienestar de toda la sociedad y las reservas que presentaremos serán de fondo porque no vamos a permitir retrocesos en el país”, recalcó.

“Coincidimos con la necesidad de contar con un órgano constitucional autónomo, responsable del combate a la corrupción y celebramos que el gobierno que inicia el 1 de diciembre esté dispuesto a atender esa problemática”.

Sin embargo, aclaró, dicha propuesta implica reformas constitucionales que requieren un amplio proceso legislativo, por lo que rechazaron la desaparición de la Secretaría de la Función Pública hasta que se cuente con dicho órgano constitucional autónomo.

En materia de seguridad, expuso, “estamos a favor de que se trasladen las facultades de la Secretaría de Seguridad Pública a la Secretaría de Gobernación, pues no constituye un peligro un aumento a sus atribuciones, ya que el cambio es una transferencia administrativa y organizacional.

“Pero que quede claro, no es un cheque en blanco, México ya cambió, no es el mismo de los tiempos hegemónicos, por eso creemos que sería peligroso utilizar a la policía con fines políticos”, sentenció.

A su vez el perredista Fernando Belaunzarán Méndez indicó que la reforma propuesta pretende concentrar el poder en un triunvirato formado por las Secretarías de Gobernación, Hacienda y la Oficina de la Presidencia, sin que se establezcan contrapesos.

“Nos quieren presentar las soluciones a problemas del presente con recetas del pasado, el asunto de que Gobernación sea la que acapare las policías y la inteligencia nos vuelve al viejo autoritarismo”, precisó.

En tanto Mónica García de la Fuente, del Partido Verde, subrayó que la materia del dictamen, que votaría a favor su fracción, contempla aspectos sumamente relevantes como el fortalecimiento de las secretarías de Gobernación, Hacienda y Desarrollo Social, así como la reorganización en materia agraria.

“Plantea una Secretaría de Gobernación integral que retoma la conducción de la política de seguridad en nuestro país, lo que brindará mayor coordinación que hoy es indispensable, además de que Hacienda asume las tareas en materia de vigilancia del gasto público y Desarrollo Social fortalece sus facultades y fomentará la participación de la sociedad civil”, expuso.

Ricardo Monreal Ávila, de Movimiento Ciudadano, advirtió que si el dictamen se aprobaba generaría una crisis política constitucional de seguridad nacional.

“La pretensión de poner a disposición de Gobernación una tropa de policía prevista de armas en disposición de atacar puede convertirse en un ejército de guerra civil que de manera legítima puede combatir manifestaciones sociales”, expresó.

En representación del Partido del Trabajo (PT), Manuel Huerta Ladrón de Guevara enfatizó que el dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal criminaliza los movimientos sociales.

Luis Antonio González Roldán, de Nueva Alianza, manifestó su apoyo al dictamen, en especial la propuesta de transferir las atribuciones de la Secretaría de Seguridad Pública a la de Gobernación.

Consideró que esa medida responde a la urgencia de replantear la estrategia de seguridad que se ha aplicado en los últimos años.

En tanto, el panista Rubén Camarillo Ortega advirtió que no se puede otorgar una cortesía parlamentaria al nuevo gobierno.

“Rechazo por insostenible el argumento de que el Ejecutivo tiene el derecho de libremente decidir la estructura para ejercer sus funciones.

“Sostengo que la Constitución prevé de manera muy clara que es responsabilidad del Poder Legislativo la aprobación de dicha estructura de gobierno”, recalcó.

Notimex.

*Nota publicada originalmente el 22 de noviembre de 2012.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Quentin Tarantino: 6 claves de su nueva película "Érase una vez en Hollywood"
"Érase una vez en Hollywood", la nueva película de Quentin Tarantino, recibió muy buenas críticas en el Festival de Cannes. El largometraje, que junta a Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, se estrena en América Latina en agosto.
Getty Images
23 de mayo, 2019
Comparte

¡Luces, cámara, acción! Quentin Tarantino ya recibió las primeras críticas de “Érase una vez en Hollywood” (“Once Upon a Time in Hollywood”), su última película, que se presentó el martes en el Festival de Cannes.

El largometraje es una recreación extravagante de Hollywood en 1969, antes de los asesinatos cometidos por los seguidores de Charles Manson, el líder y cerebro de la llamada familia Manson, en agosto de 1969 en Los Ángeles, California.

Hasta el momento, los críticos de cine han elogiado la cinta, que se estrena en agosto en América Latina.

Peter Bradshaw, de The Guardian, la considera “totalmente indignante, desorientadora, irresponsable y también brillante”.

También la han comparado con Pulp Fiction, hito de Tarantino en la cultura pop, 25 años después de su lanzamiento en el festival.

Aquí recogemos seis puntos que las reseñas discuten sobre el nuevo filme.

1. Pitt y DiCaprio son los nuevos Redford y Newman

Leonardo DiCaprio interpreta a Rick Dalton, un actor alcohólico que recibe papeles de vaqueros; y Brad Pitt da vida a Cliff Boon, un doble de películas y mejor amigo del personaje anterior.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, ambos entregan actuaciones “matadoras”, “llenas de ironía y agradable química”.

“Es difícil no recordar la energía que tenía la mejor pareja anterior en una película de Tarantino, John Travolta y Samuel L. Jackson en ‘Pulp Fiction'”, agrega la revista Time Out.

Robert Redford y Paul Newman hicieron dos películas clásicas juntos, “El Golpe” (“The Sting”) y “Dos hombres y un destino” (“Butch Cassidy and the Sundance Kid”).

¿Deberíamos esperar una nueva versión de cualquiera de las dos cintas en el futuro con Pitt y DiCaprio?

2. Hollywood se representa a sí mismo en la pantalla

La película representa a varias personalidades de la industria cinematográfica, por lo que la revista Variety la califica como un “espectacular collage nostálgico” que rinde homenaje a la era perdida de Hollywood.

Rafal Zawierucha interpreta al director Roman Polanski, y Margot Robbie, a su esposa, Sharon Tate, en los meses previos a su trágico asesinato por la familia Manson.

Mike Moh y Damian Lewis interpretan a los actores Bruce Lee y Steve McQueen, entre otros intérpretes que dan vida a figuras conocidas de la época.

3. Los asesinatos de Manson son solo una parte de la película

Antes de la presentación en Cannes, se especuló que la película giraría en torno al impacto de los crímenes de Charles Manson en Hollywood.

En 1969, sus seguidores, conocidos como la Familia Manson, mataron a nueve personas, incluida Sharon Tate, que tenía ocho meses y medio de embarazo, mientras Polanski estaba filmando en el extranjero.

Una de las jóvenes seguidoras de Manson, Susan Atkins, apuñaló a la actriz y garabateó “PIG” (cerdo) en la puerta de la casa con su sangre.

Los asesinatos conmocionaron a la industria cinematográfica de EE.UU. de la época y se les atribuye el final sangriento de la generación del amor libre y la contracultura de los años 60.

Sin embargo, la película de Tarantino rechaza esta narrativa y comienza seis meses antes de los crímenes.

Una canción de Manson suena en la película, pero el derramamiento de sangre no es el foco principal.

Todavía es un misterio cómo se representan los crímenes en la cinta, pues Tarantino envió una carta al público de Cannes pidiéndoles que no revelaran nada de la trama.

4. DiCaprio prende fuego a los nazis

El tráiler muestra al personaje de DiCaprio, Dalton, quemando nazis en un set de grabación durante un flashback a sus aparentes días de gloria como actor.

Es un guiño irónico a “Bastardos sin gloria”, película de 2009 de Tarantino, y típico de la afición del director por la violencia exagerada.

5. Falta de diversidad

Cuando se anunció el lanzamiento de la película, usuarios en redes sociales criticaron el hecho de que el elenco fuera completamente blanco.

La participación de MikeMoh como Bruce Lee aporta un breve destello de diversidad racial, pero el tráiler sigue siendo abrumadoramente blanco.

Este blanqueo ha provocado un animado debate en redes sociales, especialmente por el apoyo de Tarantino para el talento negro en los años 90, mucho antes de #OscarsSoWhite.

Anteriormente, el director había recibido críticas por usar la palabra “nigger” (forma despectiva de referirse a una persona negra) en los guiones, pero actores como Samuel L. Jackson y Jamie Foxx lo han defendido ya que simplemente refleja de manera realista el habla de los personajes en cuestión.

6. Los pies siguen siendo la fascinación de Tarantino

Los seguidores de la trayectoria de Tarantino reconocen que los pies ocupan un lugar destacado en sus películas.

Por ejemplo, en la escena “Mueve tu dedo gordo” de “Kill Bill”, o cuando Hans Landa de “Bastardos sin gloria” confirma que un zapato encontrado en la escena de un tiroteo le pertenece a la actriz Bridget von Hammersmark.

¿Un aparente fetichismo de pies? ¿Una broma? La razón exacta no está clara.

Pero una cosa es segura, hay muchos pies descalzos en “Érase una vez en Hollywood”.

Como concluye la revista Sight & Sound, es el “elogio descalzo” de Tarantino para la industria que adora.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.