La tregua pandillera que nació entre rejas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La tregua pandillera que nació entre rejas

La Barrio 18 está negociando una tregua que desde marzo de este año está en vigor con la Salvatrucha para reducir los homicidios y poner fin al reclutamiento forzoso de jóvenes.
Por Ignacio de los Reyes BBC
24 de noviembre, 2012
Comparte

Le llaman “El Zombie”. Este joven pandillero vaga a oscuras por el penal de Cojutepeque, en El Salvador. Con la mirada perdida y con sus intestinos resguardados por una sucia bolsa de plástico.

Es miembro de Barrio 18, una de las bandas callejeras más violentas del mundo y la segunda más poderosa en el país, sólo por detrás de su archienemiga, la Mara Salvatrucha.

Y sus compañeros le presentan como el ejemplo extremo de la vida dentro de una prisión salvadoreña.

Una mala praxis médica le dejó con las tripas al aire, le cuenta a BBC Mundo el también preso Carlos Mojica Lechuga o, como todos lo conocen en su banda, El Viejo Lin.

Él es uno de los máximos líderes de Barrio 18, pero también negociador de la tregua que desde marzo de este año está en vigor con la Salvatrucha para reducir los homicidios y poner fin al reclutamiento forzoso de jóvenes.

En una prisión donde se raciona el agua potable, donde mil hombres comparten catres en un dormitorio para 200 y sin luz… la salud simplemente parece un lujo, explica Lin señalando el estómago de su compañero.

El momento

Sin embargo, es en estas celdas de condiciones inhumanas, en la casa de El Zombie, donde muchos han puesto sus esperanzas para la paz en El Salvador, que desde hace tres décadas vive una cruenta guerra entre pandillas.

Un pacto mediado por el obispo castrense Fabio Colindres y el ex guerrillero Raúl Mijango que ha recibido la atención de organizaciones internacionales, como Naciones Unidas, pero también de otras pandillas de la región.

Y que, según el gobierno de El Salvador, ha favorecido la reducción del número de asesinatos en más del 50% en algunas partes del país.

A cambio, los promotores del acuerdo piden más oportunidades de educación y empleo en las cárceles, beneficios penitenciarios similares a los de otros reos y mejores condiciones de vida para las comunidades donde viven los pandilleros y sus familias.

Líderes de las pandillas han forjado el acuerdo, mediado por un obispo y un ex guerrillero.

Algunas medidas empiezan a llegar. En Cojutepeque al menos ya hay retretes, todo un hito para una prisión donde era habitual defecar en el suelo. El olor a excrementos, sin embargo, no se ha ido de la cárcel.

El siguiente paso, esperan los presos, es que instalen cubos de basura para evitar que el suelo del patio y los dormitorios sigan cubiertos de desperdicios.

“Tenemos miles de muertos en dos décadas, inocentes y combatientes, gobiernos que durante años creían equivocadamente que su política de mano dura o de hierro iba a sofocar el flagelo de las pandillas”, dice el Viejo Lin durante una entrevista en la cárcel, rodeado por algunos de los pandilleros más veteranos de la 18.

“Han llenado las cárceles de compañeros jóvenes, pero nada ha funcionado. Ahora entendimos que las condiciones estaban maduras para que las autoridades del país entendieran que si hemos sido parte del problema, también podemos ser parte de la solución”, añade.

Luciendo el 18 de su camiseta se hace paso entre sus compañeros, presos que llevan la marca de su pandilla en cada rincón de su piel, tatuajes que sirven de homenaje a los amigos caídos y tintas por cada rival “bajado”.

“No podemos dejar de ser parte de la pandilla, estamos tatuados de por vida. Tenemos dos opciones: continuamos por el camino de robos, extorsiones y asesinatos; o, si logramos que se nos dé una oportunidad, reintegrarnos de nuevo a la sociedad como seres productivos”, explica el Viejo Lin.

La Paz Mafiosa

Carlos Mojica Lechuga, como el obispo Colindres, habla ya de un “proceso de paz” en al país, similar al que El Salvador vivió hace 20 años tras el fin de su cruenta guerra civil.

Pero no todos ven en esta tregua una epifanía pacifista de los pandilleros.

Sectores conservadores de la sociedad salvadoreña, activistas y algunos medios de comunicación han asegurado que los líderes de B18 y la MS pretenden sólo mejorar sus condiciones en prisión, donde cumplen condena unos 100.000 pandilleros.

El Viejo Lin, como otros cabecillas, fue trasladado desde la cárcel de máxima seguridad de Zacatecoluca a una prisión ordinaria poco después de que se declarara la tregua, en lo que muchos interpretaron como un gesto del gobierno salvadoreño a cambio de la reducción en los índices criminales.

“Estamos ante una paz mafiosa”, dice Antonio Rodríguez, un sacerdote que dirige un programa de rehabilitación de mareros en Mejicanos, uno de los barrios más humildes de San Salvador y bastión de la Salvatrucha.

“Cambiar la vida de 50.000 jóvenes afectados por las pandillas en todo el país no se va a conseguir dando televisores de plasmas y regalías a quienes están en la cárcel”, le dice a BBC Mundo.

“Las pandillas se han convertido rápidamente en actores políticos, han alcanzado casi un rango diplomático, sentados en reuniones con el mismo secretario de la Organización de Estados Americanos”, sostiene.

Gobierno “facilitador”

En efecto, la tregua entre los que están considerados como los principales enemigos para la seguridad pública de El Salvador –las pandillas causan el 90% de los asesinatos, según el gobierno— es un tema delicado para la clase política nacional.

Por un lado, altos funcionarios presumen de la drástica reducción de los homicidios que revelan los datos oficiales.

Por otro, se afanan en puntualizar que el gobierno no participa de este diálogo.

No quieren que dentro y fuera del país se pueda acusar al presidente Mauricio Funes de negociar con grupos criminales mientras los demás gobiernos de la región están sacando al ejército para combatir sus propios problemas de Seguridad Pública.

“Lo que hemos hecho es servir de facilitador de la tregua”, le dice a BBC Mundo el ministro de Seguridad y Justicia, David Munguía Payés.

“Abrimos los espacios para que otros actores de la sociedad salvadoreña y la comunidad internacional pudieran participar en este proceso”, afirma.

Este país centroamericano tiene la segunda tasa de asesinatos más alta del mundo, con cerca de 69 homicidios por cada 100.000 habitantes, según Naciones Unidas, solo por detrás de la vecina Honduras (con 92).

Pero según Munguía ya se ha pasado de 14 homicidios al día a un promedio de 5, y la mayoría siguen estando relacionados con la violencia entre bandas juveniles callejeras.

“Estábamos convencidos de que el gobierno sólo no podía disminuir los índices delincuenciales del país —sostiene el ministro—, ellos hicieron algo que el gobierno no podía hacer: sentarse a hablar con las pandillas para evitar la guerra entre ellas”.

“Que de verdad cumplan”

En cualquier caso, los homicidios, las extorsiones y los robos con violencia no han desaparecido del todo en El Salvador.

Lo sabe bien la familia de Alison Renderos, una joven atleta de 16 años de la ciudad San Vicente.

Esta promesa nacional de la lucha deportiva desapareció de su escuela semanas después de declararse la tregua, en mayo.

Su cuerpo fue hallado desmembrado y con signos de tortura, un crimen que conmocionó a un país normalmente acostumbrado a la violencia.

El gobierno sostiene que Alison tenía relación con un pandillero. Pero su familia, que aún dice vivir bajo la amenaza de estos grupos, dice que la única culpa de la adolescente fue vivir, sin saberlo, en un territorio disputado por la M-13 (Mara Salvatrucha) y Barrio 18.

El secuestro y asesinato de la joven Alison Renderos en plena tregua conmocionó a su país.

“Si yo tuviera enfrente a las pandillas les diría que se pongan la mano en el corazón, que se den cuenta que todos tenemos familia”, dice una de sus allegadas.

“Y que si de verdad han hecho un pacto, que sean hombres, y que de verdad cumplan lo que digan y dejen de llevarse a la juventud de El Salvador, que es la que está peligrando”, le asegura a BBC Mundo.

Su escuela todavía permanece rodeada por jóvenes que obervan atentos, desde la acera de enfrente, la llegada de extraños.

“¿Algún proceso de paz ha sido perfecto durante conflictos armados?”, responde el Viejo Lin cuando se le cuestiona sobre crímenes como el de Alison Renderos, cometidos aún bajo la tregua.

“No tenemos una varita mágica. En unos pocos meses no es posible desaparecer todos los males”, advierte.

Reconciliación

Quienes participan en la mediación aseguran a BBC Mundo que El Salvador se enfrenta ahora a uno de los mayores retos de su historia.

Transformar un pacto entre pandilleros en una paz duradera que no olvide a las víctimas y que a su vez permita la reinserción de los presos.

Y ofrecer una alternativa a miles de jóvenes sin oportunidades en los barrios más humildes del país, que ven en estos grupos la única manera de encontrar reconocimiento.

El Salvador celebra este año el vigésimo aniversario de los pactos que pusieron fin a una sangrienta Guerra Civil.

Pero la reconciliacion entre las pandillas y la sociedad, entre los compañeros de El Zombie preso y la familia de la joven Alison, podría ser mucho mas difícil de alcanzar que cualquier acuerdo de paz.

Al menos todos parecen estar de acuerdo en algo.

Lo que sueñan para El Salvador es que algún día se pueda cruzar de un barrio a otro sin miedo a que los maten.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es Roe vs. Wade y por qué está en el centro de la batalla política por el aborto en EU

La filtración de un borrador de la Corte Suprema de EU indica que el alto tribunal se acerca a la anulación del fallo que garantiza el derecho constitucional al aborto en ese país. ¿Cuáles pueden ser las consecuencias?
4 de mayo, 2022
Comparte

Es el precedente legal más discutido en la historia moderna de Estados Unidos y su eliminación cambiaría el estado de derecho para millones de mujeres.

Un borrador de la Corte Suprema de ese país que se filtró el lunes indica que una mayoría de jueces del más alto tribunal estadounidense es favorable a revocar Roe vs. Wade, un fallo legal que protege el aborto como un derecho constitucional.

El documento fue difundido por el medio Politico y el martes la Corte Suprema confirmó su autenticidad, aunque aclaró que no es una decisión definitiva ni refleja la postura final de ninguno de los magistrados.

Según analistas, es la primera vez en la historia de la nación que este tipo de documento se filtra a la prensa antes de ser final y firme.

Su publicación ha consternado a quienes apoyan el derecho al aborto, mientras que los detractores celebran la posibilidad de que se confirme un fallo en esa línea el próximo julio.

Representantes de los dos partidos políticos principales de Estados Unidos reaccionaron en uno u otro sentido. También lo hizo el presidente Joe Biden, quien dijo que “recaerá sobre nuestros cargos electos en todos los niveles de gobierno proteger el derecho de una mujer a decidir”.

El juez presidente de la Corte, John Roberts, calificó la filtración como una “atroz ruptura de la confianza” y ordenó que se abra una investigación.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

Getty Images

Pero… ¿Qué es Roe vs. Wade y qué implicaciones tendría su revocación?

¿Por qué el caso se llama Roe vs. Wade y cuándo se decidió?

En 1969, una mujer soltera de 25 años, Norma McCorvey, bajo el seudónimo de “Jane Roe”, desafió las leyes de Texas sobre el aborto.

El estado prohibía el aborto por no estar contenido en la Constitución, excepto en los casos en los que la vida de la madre estuviera en peligro.

Como defensor de la ley contra el aborto estaba Henry Wade, el fiscal de distrito del condado de Dallas. Es por esto que la batalla legal se conoce como Roe vs. Wade.

McCorvey estaba embarazada de su tercer hijo cuando afirmó que había sido violada y presentó su caso en tribunales. No obstante, su alegato fue rechazado y la obligaron a dar a luz.

En 1973, su apelación llegó a la Corte Suprema de EU, donde su caso se escuchó junto con el de una mujer de Georgia de 20 años, Sandra Bensing.

Imagen de una protesta frente a la corte suprema de estados unidos

Getty Images

Ambas argumentaron que las leyes de aborto en Texas y Georgia iban en contra de la Constitución porque infringían el derecho de la mujer a la privacidad.

Por una votación de 7-2, los jueces de la Corte dictaminaron que los gobiernos carecían del poder para prohibir los abortos.

Los letrados decidieron que el derecho de una mujer a interrumpir su embarazo estaba protegido por la Constitución.

¿Cómo cambió aquel caso los derechos de las mujeres?

La determinación legal creó el sistema de “trimestre” que:

  • Otorga a las mujeres estadounidenses el derecho absoluto a un aborto en los primeros tres meses del embarazo.
  • Permite regulaciones gubernamentales en el segundo trimestre del embarazo.
  • Declara que los estados pueden restringir o prohibir los abortos en el último trimestre a medida que el feto se acerca al punto en el que podría vivir fuera del útero.
  • Roe vs. Wade también estableció que en el último trimestre una mujer puede someterse a un aborto a pesar de cualquier prohibición legal solo si los médicos certifican que es necesario para salvar su vida o su salud.

¿Por qué se desafía el caso en la actualidad?

La Corte Suprema está considerando un nuevo caso legal que desafía la prohibición del aborto después de 15 semanas en Misisipi.

Fachada del Tribunal Supremo de Estados Unidos

Getty Images
De acuerdo con varios analistas, es la primera vez en la historia de EE.UU. que se filtra el borrador de una decisión de la Corte Suprema.

Si la Corte falla a favor de Misisipi, terminará efectivamente con el derecho constitucional al aborto a nivel nacional.

Hay nueve jueces en el alto tribunal, seis de los cuales fueron designados por presidentes republicanos y cuyas decisiones suelen ser conservadoras.

El borrador que se filtró contiene la opinión del juez Samuel Alito, que afirma que Roe vs. Wade fue un “error flagrante”.

“Roe (vs. Wade) fue un error flagrante desde el inicio”, se lee en el documento. “Consideramos que debe ser anulado”, agrega.

“Ha llegado el momento de acatar la Constitución y devolver el asunto del aborto a los representantes elegidos por el pueblo”, añade.

¿Qué pasará si se anula Roe vs. Wade?

El aborto no se volverá ilegal de inmediato en todo el país. En cambio, recaerá en las legislaturas estatales decidir sobre este tema.

Pero se estima que alrededor de la mitad de los 50 estados del país se moverán para prohibir los abortos de inmediato. En algunos se han discutido decenas de leyes sobre el tema en los pasados años.

Protestan a favor de prohibir el aborto frente a la Corte Suprema de EE.UU.

Getty Images
Frente a la Corte Suprema también se congregaron personas que apoyan la prohibición al aborto.

Hay 13 estados que tienen las llamadas leyes de activación, lo que conduciría a una prohibición inmediata si la Corte Suprema decide anular el precedente.

Estos son: Arkansas, Idaho, Kentucky, Luisiana, Misisipi, Misuri, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Tennessee, Utah, Texas, Oklahoma y Wyoming.

Otros estados continuarían brindando acceso, no solo para las mujeres en su jurisdicción, sino también para aquellas que vivan en estados donde esté prohibido.

De acuerdo con el Instituto Guttmacher, estos estados que protegerían el aborto suman 16 e incluyen al Distrito de Columbia, capital del país.

¿Qué grupos se verán más afectados?

El Instituto Guttmacher calcula que unos 36 millones de mujeres en edad reproductiva vivirían en estados sin acceso al aborto.

La revocación afectaría mayormente a mujeres pobres, en estados sureños y del oeste, que tendrían que movilizarse a las jurisdicciones progresistas para realizarse un aborto.

En concreto a mujeres jóvenes y afroestadounidenses, ya que estos grupos tienen más probabilidades de buscar un aborto, según datos oficiales.

Una joven llora frente a la Corte Suprema en medio de una protesta luego de la filtración del borrador

Getty Images
Datos indican que las mujeres jóvenes son quienes se realizan abortos de forma más frecuente, así que cualquier restricción afectaría a este grupo directamente.

Cerca del 57% de los abortos reportados en 2019 se realizaron en mujeres de entre 20 y 29 años.

¿Qué implica para otros derechos civiles?

Algunos expertos afirman que el razonamiento esbozado para eliminar Roe vs. Wade, que no ha sido oficialmente presentado, podría sentar un precedente para que la Corte Suprema revoque otros derechos civiles, como el matrimonio igualitario.

Un abogado radicado en Denver, David Lane, le dijo al medio USA Today que la eliminación de la disposición crearía una “vía subterránea” en la que los ciudadanos tendrían que moverse de estado a estado para alcanzar los derechos que tenían a nivel nacional.

“Hay innumerables eventos trascendentales que podrían derivarse de esto”, dijo el experto en derechos civiles.

La decisión que consagra el derecho nacional al matrimonio igualitario no es tan antigua ni está tan establecida como Roe vs. Wade. Este fallo data de 2016.

Cartel de personas LGBTT en apoyo al aborto

Getty Images

En el borrador que se filtró, el juez Samuel Alito hizo una distinción entre los derechos enunciados en la Constitución, como el derecho que otorga la Segunda Enmienda a portar armas, y el tipo de “derechos no enumerados” que el tribunal en Roe vs. Wade dijo que garantizaban el acceso al aborto.

Aunque Alito no lo mencionó, esto también protege el matrimonio homosexual y los métodos anticonceptivos, opinó el corresponsal de la BBC en Estados Unidos, Anthony Zurcher.

Para el periodista, la Corte entiende que los primeros son mucho más seguros que los segundos, que deben estar fuertemente arraigados en la historia y “tradición” de Estados Unidos.

“Puede que no pase mucho tiempo antes de que los opositores al matrimonio homosexual, la fertilización in vitro o ciertas formas de anticoncepción citen las palabras de Alito para argumentar que tampoco hay nada en la Constitución que prohíba vetar esas prácticas”, detalló Zurcher.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.