No son “niños polleros”, son víctimas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

No son “niños polleros”, son víctimas

Los niños que guían a migrantes hacia Estados Unidos cada vez son más comunes. El problema es que se vuelve su forma de vida, el director de un albergue.
Por Gabriela Gutiérrez M
26 de noviembre, 2012
Comparte

Retadores y temerarios, seguros que son casi intocables por la policía, debido a su minoría de edad, los “menores guías” –mal llamados “polleritos”- se encargan de cruzar a miles de indocumentados de México a Estados Unidos.

“Aquí llegan todos garreados y muy gallitos. Luego luego comienzan diciéndote que no necesitan nada y que ya se quieren ir. Traen dinero para pagar su taxi y se van”, relata Martín Villagómez, del albergue para menores de la organización YMCA en Tijuana.

Por sus servicios, los menores, cuyas edades oscilan entre los 15 y 17 años, primordialmente, reciben entre 50 y 100 dólares por indocumentado; sólo una migaja de los dos mil dólares que sus jefes reciben por cada migrante, en promedio. Aún a pesar de ello, perciben ingresos de 500 dólares por semana, con lo que se convierten, de facto, en los proveedores de su familia y con ello obtienen el permiso implícito de sus padres para dedicarse a esta actividad, no obstante los riesgos que corren.

Los menores guía conforman el eslabón más frágil en la larga cadena lucrativa de las redes de tráfico de personas, cuyas ganancias, sólo por parte de la población latina que busca adentrarse a EU, asciende a seis mil 600 millones de dólares anualmente, de acuerdo con estimaciones de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer, vía transparencia, que de 2008 a septiembre de 2011, fueron detenidos un total de 93 menores (23, en promedio, al año), quienes presuntamente se dedican al tráfico de personas.

“Están muy conscientes de que se van a dedicar a esto hasta cumplir 18. Tanto ellos como las redes de tráfico de personas saben que lo que los ampara es su edad. Los agarran y los vuelven a soltar”, dice Uriel González, coordinador de las casas YMCA de menores migrantes.

En archivos constan los nombres de menores que han sido deportados en más de una veintena de veces, lo que es señal, casi inequívoca, de que se dedican a cruzar ilegales. “A diferencia de los adultos, los menores que viajan a EU en busca de la reintegración familiar, intentan pasar dos o tres veces. Cuando tienen más de cinco deportaciones, sobre todo en un período corto de tiempo, se puede presumir que se dedican al tráfico de indocumentados”, agrega el activista.

 

“De aquí a sicarios”

Salen de noche. Si hay neblina, mejor; las probabilidades de no ser descubiertos aumentan. Conocedores del terreno, los niños guía saben qué arbustos los tapan, en donde están los puntos ciegos. Suelen llevar sólo una pequeña mochila, la cual, en ocasiones, es aprovechada para el trasiego de droga.

Preparados para enfrentar un recorrido de horas, que se puede prolongar por un par de días, en caso que las condiciones no sean propicias. Algunos de estos niños viajan bajo el influjo de estupefacientes para combatir el cansancio.

“Lo único que llevan es un celular, por donde le van dando informes a su patrón de cómo van o por dónde van”, señala VIllagómez. Aunque también se ha detectado que en ocasiones, son también aprovechados para el trasiego de droga. Si alguno de los “pollos” se arrepiente o ya no puede seguir, las instrucciones son claras: dejarlos.

Los menores provienen de familias disfuncionales, en las cuales se convierten en parte importante del sostén de las mismas: “las mamás aceptan a lo que se dedican sus hijos, para que ayuden al ingreso de la casa y el mantenimiento de los hermanos más pequeños”, señala González.

La suerte para estos jóvenes ya está echada: cesarán de traficar con indocumentados hasta cumplir los 18 años, después seguirán con el tráfico de drogas o serán sicarios. “Estos jovencitos aprenden las rutas casi como un juego o para ganar un dinero que, a su corta edad, no consiguen trabajando. Terminan convirtiéndose en traficantes de personas y de drogas”, señala Uriel González, director de la YMCA.

 

La papa caliente

 

El problema de los menores guías es interinstitucional y llega a los tres niveles de gobierno, sin embargo, por su complejidad, las autoridades titubean para asumir la responsabilidad de alejar a los menores de las redes de tráfico y garantizarles un ambiente libre de violencia, como dictan los derechos del niño.

Estos menores, antes de ser vistos como criminales, deben ser considerados víctimas y, por tanto, sujetos de protección, pasan por las manos del Instituto Nacional de Migración (INM), de los DIF estatales, de los consulados mexicanos en Estados Unidos, así como por las autoridades del país vecino, sin que, a la fecha, se hayan puesto de acuerdo en cómo proceder para evitar que, una vez cuando han sido detectados en EU y repatriados a México, ya no se le regresen al círculo de violencia y delincuencia que los llevó al tráfico de indocumentados.

Rosa Elena Moreno García, ex subdirectora de Protección al Migrante del INM en Baja California, de 2003 a 2010, señaló en entrevista que el tema de los menores traficantes causó escozor entre las distintas dependencias ya mencionadas, para definir sobre quién debía caer la responsabilidad: “Migración tuvo mucho tiempo la papa caliente en las manos. Por un lado estaba EU presionando porque no teníamos ningún protocolo de acción. Por el otro lado, el DIF que ya no me los aceptaba. Asimismo, las autoridades migratorias de EU informan al consulado antes que a nosotros. Lamentablemente creo que nadie le quiso entrar a los toros por los cuernos”

Y agrega: “Es u problema muy complejo que requiere mucha voluntad e interés por parte de las autoridades y entrarle a los temas que no le quieren entrar porque les resta votos en materia electoral”.

La cónsul mexicana Remedios Gómez, ubicada en San Diego, California, una de las principales entradas a EU que emplean los migrantes indocumentados , así como de punto de recepción de las deportaciones, puntualizó que el problema de los menores guía sale de las atribuciones de su oficina: “No es competencia del consulado investigar quiénes son los menores guías… Las autoridades estadunidenses tienen este récord (de a quiénes son los reincidentes)… No es facultad de nosotros estar buscando esa información”.

Antonio Valladolid, delegado del INM en Baja California, declaró que para que el instituto pueda actuar, necesita una orden de aprehensión: “Mientras que no la haya, no se les puede detener”.

Por su parte, Francisco Castillo, director del DIF en la misma entidad, expuso que toda vez el principal interés de la institución es proteger al menor, no se encuentran facultados para denunciar a los menores a la PGR: “La única autoridad que tiene la facultad para interponer la denuncia es el INM. Yo no puedo poner esa querella aunque me digan que son polleros. Cosa que saben, porque al INM no le dicen y a nosotros sí. Nosotros no le podemos hablar a PGR”.

El problema se discute y se han hecho mesas de trabajo para definir un plan de acción ante la problemática, en las que participan todas las fuentes consultadas, sin que a la fecha se haya definido de qué manera se procederá. Mientras tanto, el número de menores empleados en el trasiego de drogas y gente aumentó en 2010 y 2009, con respecto años anteriores.

 

Infografía de la responsabilidad

1-     Las autoridades estadounidenses detienen al grupo de indocumentados, entre ellos, los menores guías, que en muchas ocasiones ya tienen identificados por el número de reincidencias.

2-     Esta información se le proporciona a los respectivos consulados.

3-     Los consulados dan aviso al INM sobre las deportaciones.

4-     INM entrega a los menores de edad no acompañados al DIF estatal.

5-     DIF estatal devuelve a los menores a sus familiares o responsables a cargo.

6-     Los menores guía regresan a las calles en 24 horas, promedio.

El eslabón perdido: en algún punto de esta cadena, alguna de las autoridades debe intervenir para notificar a la PGR, la cual, no buscará procesar a los menores, sino identificar a la red para la cual trabajan, sus jefes, y buscar la reinserción del menor a la sociedad de una manera digna.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El científico que asegura que China ‘encubrió’ primeros casos de COVID-19 (y cómo eso empeoró la pandemia)

El investigador Yuen Kwok-yung fue uno de los primeros científicos en buscar el origen del coronavirus en China. Asegura que el retraso de una semana en anunciar que había contagios de COVID-19 en humanos hizo más grave la pandemia.
28 de julio, 2020
Comparte

Al menos una semana antes de que lo anunciaran por primera vez en enero, asegura el investigador Yuen Kwok-yung, el gobierno de China sabía que el nuevo coronavirus podía propagarse entre humanos.

Esa es la conclusión de este investigador de la Universidad de Hong Kong, quien hizo la denuncia en el programa Panorama de la BBC.

El experto asegura haber alertado al gobierno el 12 de enero de la sospecha de la transmisión humana del SARS-CoV-2, causante del covid-19, pero sus advertencias no se dieron a conocer hasta el 19 de enero.

Yuen, quien ayudó a identificar un brote de síndrome respiratorio agudo grave (SRAS, en inglés) en 2002, diagnosticó a una familia de siete integrantes que tenía el nuevo coronavirus en Shenzhen, a 1.100 kilómetros de Wuhan, considerado el primer epicentro del pandemia.

Solo unos pocos miembros de la familia estuvieron en Wuhan, lo que provocó la advertencia sobre la naturaleza infecciosa del virus. Yuen dijo que inmediatamente informó a las autoridades en Pekín.

Yuen Kwok-yung

BBC
Yuen Kwok-yung habló en el programa Panorama de la BBC.

El señalamiento contradice la versión oficial del gobierno de China.

Los funcionarios de salud en ese país siempre han afirmado tener un alto respeto por la transparencia y que hicieron un anuncio público tan pronto como tuvieron evidencia clara sobre la transmisión del coronavirus entre humanos.

China ha sido criticada por su respuesta inicial al brote y por tomar medidas en contra de un médico, Li Wenliang, que intentó alertar a sus colegas sobre el virus a fines de diciembre. Murió después de tratar a pacientes con covid-19.

El anuncio de que se estaba transmitiendo un misterioso virus similar al SARS entre humanos fue hecho el 19 de enero, en medio de uno de los períodos de viaje más concurridos del año, cuando millones de pasajeros abordan trenes y aviones para la celebración del Año Nuevo Lunar.

Destrucción de evidencia

Según el profesor Yuen, la evidencia física fue destruida y fue lenta la respuesta del gobierno chino a los hallazgos clínicos.

Además de ocultar el hecho de que la enfermedad podía transmitirse entre los humanos, científicos y médicos habrían sido instruidos por Pekín a guardar silencio sobre la situación.

Li Lanjuan

BBC
Li Lanjuan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang, dice que el gobierno chino actuó correctamente.

Aun así, ellos trataron de advertirse mutuamente sobre la gravedad del nuevo coronavirus. Sin embargo, se les ordenó detenerse.

Li Lanjuan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang, en China, estuvo entre los primeros expertos convocados por el gobierno chino después del brote inicial de coronavirus.

“Anunciar que el coronavirus podría transmitirse entre humanos antes de confirmarse habría causado pánico en la población. Solo después de haber verificado los hechos podíamos revelar la información al público”, le explicó a la BBC.

El embajador de China en el Reino Unido, Liu Xiaoming, también defendió las acciones de su gobierno en los primeros días de la pandemia.

Li Wenliang

BBC
El médico Li Wenliang, quien fue uno de los primeros en advertir de los contagios, murió luego de tratar a pacientes de covid-19.

“Cuando se trata de algo peligroso, siempre existe el riesgo de pánico: debemos asegurarnos de que no haya pánico”, añadió.

“Encubrimiento”

El diagnóstico de casos de coronavirus por contagio entre humanos ocurrió el 12 de enero en Shenzhen, a más de 1.000 kilómetros de Wuhan.

Fue en este punto que el profesor hongkonés fue llamado para ayudar. “Sabía que el virus se estaba propagando de manera muy efectiva. Si no corres contra el tiempo, estás en un gran problema”, dijo Yuen.

Ya en Wuhan, Yuen visitó el mercado donde se cree que se dieron las primeras infecciones de covid-19 entre humanos. Le preocupó lo que vio.

“Me dijeron que el lugar estaba muy sucio, con orines y heces de animales, y ratas correteando”.

Locales de un mercado "húmedo"

Getty Images
Yuen Kwok-yung se dirigió a uno de los llamados mercados “mojados” de Wuhan para investigar el brote.

Pero el mercado había estado cerrado tres semanas y fue completamente desinfectado. Como resultado, no todas las muestras de animales vendidos allí fueron recolectadas.

“Cuando fuimos al mercado, no había nada que ver porque estaba limpio, la ‘escena del crimen’ ya estaba alterada, por lo que no pudimos identificar ningún huésped que tuviera el potencial de transmitir el virus a los humanos”, explica.

También asegura que las autoridades se negaron a dar una explicación sobre el número de personas infectadas y si el personal médico tuvo contacto con el virus.

“Sospecho que estaban haciendo algún tipo de encubrimiento local en Wuhan. Se suponía que las autoridades locales debían transmitir información, pero no lo hicieron tan rápido como deberían. Si lo hubieran hecho más rápido, este desastre sería 100 veces menor“, agregó.

Un vendedor en un mercado mojado en Bangkok

Getty Images
No en todos los mercados “mojados” se venden animales salvajes, de los cuales se cree que se dio la transmisión del nuevo coronavirus.

Yuen dice que alertó al gobierno chino el 14 de enero sobre la posible transmisión del virus entre humanos, pero las autoridades no prestaron la debida atención.

Eran mediados de enero, cuando millones de chinos se preparan para viajar durante el feriado nacional más grande del país, el Año Nuevo chino.

Tan solo en Wuhan, cinco millones de personas salieron de la ciudad para visitar a familiares y amigos, pero el gobierno no hizo nada para detenerlos.

Matthew Henderson, director del Centro de Estudios Asiáticos de la Sociedad Henry Jackson, que tiene sede en Reino Unido, dijo a la BBC que las autoridades “deberían haber alertado a la población de Wuhan, pero no lo hicieron”.

“Permitieron que las personas viajaran desde el lugar que sabían era el epicentro de la epidemia “, señala.

Xi Jinping

BBC
EL presidente Xi Jinpinp ha asegurado en reiteradas ocasiones que su gobierno se condujo correctamente.

Andrew Tatem, profesor de la británica Universidad de Southampton y quien estudió los datos celulares en Wuhan, agregó: “Esto es equivalente a nuestra Navidad y es el mayor movimiento de seres humanos en el planeta”.

Y los que salieron de Wuhan no solo viajaban por China, sino que también viajaban por el mundo.

El 18 de enero, China afirmó tener solo 45 casos confirmados del nuevo coronavirus, aunque los expertos británicos estiman ese número era más de 4.000.

La profesora Li recomendó el confinamiento y sostiene que el gobierno chino actuó en el momento adecuado: “Fue cuando la epidemia en Wuhan amenazó a todo el país, por lo que el momento era el correcto“.

Sin embargo, el profesor Tatem cree que si China hubiera actuado antes, el mundo podría haber visto un resultado muy diferente.

“Si las mismas intervenciones implementadas el 23 de enero se implementaban el 2 de enero, podríamos haber visto una reducción del 95% en el número de casos”.

China dice que menos de 5.000 personas en su territorio han muerto por covid-19, pero los expertos creen que ese número podría ser mayor.

En todo el mundo, hasta este martes, se habían confirmado más de 16,6 millones de infectados por el nuevo coronavirus y 650.000 muertos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.