Por qué se van de México los expresidentes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Por qué se van de México los expresidentes

Felipe Calderón, quien pronto se sumará a la comunidad académica en Harvard, es uno de los tantos exmandatarios mexicanos que han decidido abandonar el país al término de su gobierno. BBC Mundo le explica las razones.
5 de diciembre, 2012
Comparte

Felipe Calderón besa la banda presidencial.

Dentro de unas semanas el expresidente Felipe Calderón cumplirá una costumbre de la política mexicana: abandonará el país para residir en el exterior.

Es una práctica que han seguido otros mandatarios, quienes suelen emigrar casi inmediatamente después de entregar el poder.

De hecho, en las últimas décadas sólo dos expresidentes han logrado quedarse en México: Miguel de la Madrid, quien gobernó entre 1982 y 1988, y Vicente Fox cuyo período abarcó de 2000 a 2006.

En algunos casos los exmandatarios salieron del país por un virtual exilio impuesto por el nuevo presidente. En otros la migración fue para evitar escándalos por irregularidades y crisis en sus respectivos gobiernos.

Ahora Calderón se mudará a Massachusetts, Estados Unidos, donde a lo largo de 2013 participará en el Programa Angelopoulos de Líderes Públicos Globales de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy.

Aunque oficialmente la mudanza tiene razones académicas, algunos analistas han dicho que la salida del país también es por la seguridad del ex presidente y su familia, tras los seis años de guerra contra el narcotráfico que causaron la muerte a más de 50.000 personas.

Amenazas

De acuerdo con la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR), durante su gobierno Calderón recibió al menos seis amenazas contra su seguridad.

El riesgo fue tal que en 2007, antes de realizar un viaje a Tamaulipas, al noreste del país, el presidente mexicano grabó un video para despedirse de sus hijos pues su equipo de seguridad tenía sospechas fundadas de que podría ocurrir un atentado a su avión.

Recientemente Calderón contó la historia durante una comida con sus colaboradores, según fue documentado por algunos medios locales. El viaje no fue suspendido.

Las amenazas, sin embargo, no son las razones oficiales para abandonar México pues según uno de los últimos comunicados del gobierno anterior el expresidente fue invitado a participar en Harvard para compartir su experiencia de gobierno.

Algo que el mismo Calderón ya tenía planeado. Desde hace varios meses había dicho en entrevistas y discursos que al concluir su gobierno tenía planeado dedicarse “a la academia”.

Crisis y corrupción

Con Calderón será la primera vez en la historia reciente que un exmandatario abandona el país sin que existan problemas financieros y políticos de por medio.

Muy distinto al caso de Luis Echeverría Álvarez, quien al concluir su gobierno en 1976 el país vivía una fuerte crisis económica y una ola de violencia por la confrontación de policías y militares contra grupos guerrilleros.

Echeverría pretendió seguir al frente de su Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo, ubicado en en la capital mexicana pero en lugar de ello debió viajar como embajador a Australia por órdenes de su sucesor, José López Portillo.

En espacios editoriales de la época se interpretó la decisión como un virtual exilio para evitar interferencias del expresidente hacia el nuevo gobierno. La especie pareció confirmarse con el destino diplomático: por esos años las relaciones de México con Australia eran mínimas.

López Portillo también se fue del país al concluir su gobierno, en 1982, entre acusaciones de corrupción y una nueva crisis financiera por un excesivo endeudamiento gubernamental para financiar proyectos petroleros que no prosperaron.

Pasó varios años en Europa, donde con frecuencia encontraba a mexicanos que, al reconocerlo, lo insultaban.

Años después, en 1995, el expresidente Carlos Salinas de Gortari siguió el mismo camino después que su hermano Raúl fue encarcelado con la acusación de ordenar el asesinato de su cuñado.

También ese año estalló una de las crisis económicas más severas de la historia mexicana, que según funcionarios de nuevo gobierno -encabezado por Ernesto Zedillo- fue provocada por el mal manejo financiero en el equipo de Salinas.

Volver…

El expresidente permaneció fuera de México durante los seis años del gobierno de su sucesor. Fue una decisión obligada, le explica a BBC Mundo Gerardo Ávalos Tenorio, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

“Zedillo quiso mantener a Carlos Salinas afuera de la política, no fue sólo un autoexilio”, cuenta. “El expresidente tenía un clima muy adverso, y el nuevo gobierno tenía necesidad de consolidarse”.

Paradójicamente, Ernesto Zedillo también abandonó México al concluir su administración y después que el PRI (Partido Revolucionario Institucional) perdiera el poder tras 70 años de gobierno.

El mandatario vive desde 2000 en Estados Unidos y hasta ahora es el único que no parece interesado en regresar a su país. Sus antecesores sí lo han hecho, explica el académico Ávalos Tenorio.

“Todos los expresidentes vuelven subrepticiamente a México, aunque no lo hacen para participar en actividades políticas”, explica. “Se quedan al precio de no hablar”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué AMLO se resiste a vacunar a todos los adolescentes pese a que una resolución judicial lo ordena

Un juzgado dio un ultimátum para que el gobierno incluya a todos los niños de entre 12 y 17 años en el plan de vacunación, pero López Obrador insiste en que no hay suficiente evidencia científica para hacerlo.
28 de octubre, 2021
Comparte

La Justicia de México aumentó su presión sobre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y le dio un ultimátum para que todos los adolescentes del país puedan ser vacunados contra la Covid-19.

Hasta el momento, México solo está inmunizando a menores de entre 12 y 17 años que tienen alguna enfermedad crónica, al considerar que no existe suficiente evidencia científica respecto al efecto de la vacuna sobre los niños.

Pero el miércoles se hizo público que un juzgado dio un plazo de cinco días al gobierno para incluir a todos los adolescentes en el plan de vacunación o, de lo contrario, denunciará el posible desacato judicial ante la Fiscalía General de la República.

Cuando se dio a conocer una primera resolución de este juzgado hace dos semanas, López Obrador adelantó que la impugnaría.

Sin embargo, el gobierno mexicano no se ha posicionado aún sobre este nuevo pronunciamiento judicial. BBC Mundo solicitó comentarios a la Secretaría de Salud, pero no obtuvo respuesta.

Algunos expertos en salud criticaron en las últimas semanas la postura del gobierno mexicano, que va a contracorriente de la estrategia de la mayoría de países de América Latina.

Sin embargo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) afirmó este miércoles que en la actualidad “los grupos prioritarios (para la vacunación) en la región no son los niños”.

Las decisiones judiciales

El enfrentamiento entre la Justicia y el gobierno mexicano sobre la vacunación de menores contra la covid-19 viene de lejos.

Desde hace semanas, son cientos los niños que consiguieron ser inmunizados en el país solo después de que sus padres o tutores presentaran amparos ante los juzgados, especialmente desde que el 30 de agosto se reiniciaran las clases presenciales en las escuelas tras el cierre por la pandemia.

A finales de septiembre, el gobierno rectificó su estrategia y desde esta semana se está vacunando a 1,5 millones de jóvenes de entre 12 y 17 años con comorbilidades como cáncer, VIH, diabetes y enfermedades cardiovasculares, del riñón o pulmonares graves, entre otras. También se incluyó a adolescentes embarazadas.

Niña mexicana recibe su vacuna de covid-19.

Getty Images
En México, solo los adolescentes con comorbilidades pueden ser vacunados contra covid-19.

Sin embargo, hace dos semanas se conoció que un juzgado federal de Estado de México ordenó a las autoridades ampliar la vacunación a todos los menores de esta edad, sin importar su estado de salud.

Aunque la resolución fue emitida para resolver un recurso concreto interpuesto por los padres de una joven de 15 años, se especificó que la orden tenía efectos generales sobre toda la población y que el plan de vacunación nacional debía ser modificado en 48 horas.

“Se hace hincapié en que los efectos de esta medida cautelar comprenden no solamente a la menor quejosa, sino a todas las y los menores de 18 años”, se leía en el fallo.

Sin embargo, el presidente López Obrador se apresuró a aclarar que la decisión judicial sería impugnada y que no era definitiva.

“Cuando se presenta un amparo se protege a la persona que lo solicita, no se puede hacer extensivo”, señaló, a la vez que aseguró que no es posible definir una política pública a partir del “interés de una persona o de un grupo”.

AMLO

Gobierno de México
López Obrador anunció que impugnaría la resolución judicial que obliga al gobierno a vacunar a todos los adolescentes.

No obstante, el mandatario aclaró que “legalmente, esto se va a respetar” y aseguró que de ser necesario se firmaría un nuevo contrato con Pfizer, la única vacuna autorizada en México para adolescentes de entre 12 y 17 años.

Días después, el mismo juzgado dio a conocer que el 14 de octubre recibió la solicitud de una prórroga por parte de la Secretaría de Salud para acatar la resolución.

Finalmente, esta semana anunció su decisión: conceder un plazo de cinco días hábiles desde su notificación legal para que el gobierno incluya a los adolescentes en el actual plan de vacunación, que está previsto concluya en marzo de 2022.

¿Por qué no se vacuna a todos los adolescentes?

La postura de México sobre la vacunación de adolescentes discrepa con la de la gran mayoría de países de América Latina, que en algunos casos incluso ya están inmunizando a niños más pequeños.

El último en sumarse fue Nicaragua, que esta semana comenzó a vacunar a niños de entre 2 y 17 años con las vacunas cubanas Abdala y Soberana. Perú, por su parte, anunció que el 2 de noviembre iniciará la inmunización de personas a partir de los 12 años.

Sin embargo, López Obrador insistió hace unos días en que “no hay una recomendación médica , todavía no definen”.

Niña ecuatoriana recibiendo su vacuna de covid-19

Getty Images
Ecuador es uno de los países que inició la vacunación de menores de 18 años.

El doctor Malaquías López, vocero de la Comisión Covid-19 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cree que la razón principal para vacunar a los menores no es solo protegerlos y que el gobierno mexicano no entiende el motivo real.

“La razón de hacerlo es para romper la circulación del virus. Es imposible llegar al 90% de personas con inmunidad, que es lo que necesitamos, si no se les vacuna. De lo contrario, el virus puede seguir replicándose e incluso surgir nuevas cepas que echarían por tierra toda la inmunidad acumulada”, critica.

El secretario de Salud mexicano, Jorge Alcocer, afirmó el martes que los niños “tienen un sistema inmunológico de maravilla” y que la aplicación de la vacuna podría “entorpecer ese aprendizaje” de su sistema de defensas.

“A mis nietos no los vacuno. Si tienen una comorbilidad, adelante”, aseguró.

Jorge Alcocer

Gobierno de México
“A mis nietos no los vacuno”, aseguró el secretario de Salud de México, Jorge Alcocer.

“Es una barbaridad que diga que esta vacuna sí afecta al sistema inmunológico de sus nietos, pero las demás no. Es absolutamente insensato”, responde López, preocupado por si esto anima a algunos padres a no inmunizar a sus hijos contra enfermedades como sarampión o tuberculosis al confiar en sus defensas naturales.

“Pese a lo bueno que es el sistema inmunológico en la gente joven, hay algunos que no van a poder manejar la infección y esos lo pagan muy caro”, recuerda en conversación con BBC Mundo.

Para el especialista, detrás de la oposición del gobierno mexicano a la vacunación de menores está “la incapacidad técnica de las autoridades de salud y la necedad y cerrazón política del presidente” ante la necesidad de cambiar su estrategia.

“El gobierno va a resistir todo lo que pueda, pero creo que los jueces están interpretando correctamente el problema como una cuestión de derecho para todos los ciudadanos, no solo los adultos”, opina.

Mexicana vacunándose

Getty Images

La OPS, sin embargo, aseguró este miércoles que los niños no son un grupo prioritario para la inmunización contra la covid-19 en América Latina y el Caribe en este momento.

Si bien aclaró que hacerlo o no es “una decisión soberana” de cada país que la organización no puede “apoyar o criticar”, enfatizó que menos de la mitad de la población de la región cuenta con una pauta completa de la vacuna.

“Tenemos todavía muchos adultos mayores que tienen un riesgo enorme de morir por una covid -19”, apuntó el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

En México, que este miércoles sumó 386 muertes y casi 5.000 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, casi el 62% de los mayores de 18 años cuenta con un esquema completo de vacunación y el 80% recibió al menos una dosis.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3KQvURTJmgA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.