Nicolás Maduro podría ser el sucesor de Hugo Chávez: Control Risks
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Nicolás Maduro podría ser el sucesor de Hugo Chávez: Control Risks

Ante una eventual muerte del presidente venezolano Hugo Chávez en las próximas semanas, el más probable sucesor en la línea de mando venezolana podría ser Nicolás Maduro, nombrado vicepresidente de Venezuela el pasado 10 de octubre. Lo anterior, de acuerdo con el análisis de Nicholas Watson, director general de Análisis para América Latina de Control Risks, consultora internacional e independiente en evaluación global de riesgos a la estabilidad y la seguridad política y económica.
Por Omar Granados
17 de enero, 2013
Comparte

Ante una eventual muerte del presidente venezolano Hugo Chávez en las próximas semanas, el más probable sucesor en la línea de mando podría ser Nicolás Maduro, nombrado vicepresidente de Venezuela el pasado 10 de octubre. Lo anterior, de acuerdo con el análisis de Nicholas Watson, director general de Análisis para América Latina de Control Risks (@Control_Risks), consultora internacional e independiente, especializada en evaluación global de riesgos a la estabilidad y la seguridad política y económica.

Diosdado Cabello, Hugo Chavez, Nicolas Maduro

Diosdado Cabello, recién nombrado canciller venezolano; el presidente Hugo Chavez; y Nicolas Maduro, vicepresidente. Imagen: Associated Press (AP).

Watson -investigador y analista británico especializado en Venezuela y América Latina- afirmó en entrevista telefónica con Animal Político que a pesar de una supuesta competencia por la sucesión presidencial entre el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y el vicepresidente Maduro, éste último tendría una posición más fuerte, la cual fue reforzada por el nombramiento de Elías Jaua como canciller venezolano el pasado martes 15 de enero, lo cual posicionaría aún mejor “las fuerzas de Maduro dentro del Chavismo, mientras que Cabello podría estar aceptando esto”, afirmó.

Para el vicepresidente Maduro es más probable ser el sucesor de Chávez, si su muerte -y con ella, la transición- suceden en el corto plazo. “Si Chávez no muere y la situación de hoy sigue más o menos igual en los próximos meses, la legitimidad del chavismo podría verse afectada, aunque realmente todo depende de la condición de Chávez”, afirmó el especialista.

Nicholas Watson, quien también cuenta con el grado de Magíster en Estudios Políticos para América Latina del Instituto de Estudios sobre las Américas (Institute of the Study of the Americas), afirmó que la información sobre la salud de Chávez es “muy difícil de confirmar”, aunque diarios como el ABC español parecieran tener fuentes médicas en el hospital de Chávez, en La Habana.

Un hecho confirmado sobre la salud de Hugo Chávez -de acuerdo con el analista- es que el pasado martes 15 de enero pudo firmar el nombramiento de Jaua como canciller, por lo que se sabe que Chávez tiene condición para firmar papeles documentos oficiales en la Gaceta Oficial y estaría consciente y, hasta cierto punto, involucrado en funciones del Estado. No obstante,su situación parece ser muy seria y podría morir en los próximos meses, aunque recordó que “Venezuela es un país lleno de especulaciones y rumores, mientras que mucha gente acusa especulaciones de los medios e incluso la utilización política de un eventual regreso ‘milagroso’ de Chávez”, sin embargo él afirma no estar muy de acuerdo con esta teoría, la cual le parece “tal vez exagerada.”

Refuerza el análisis de Watson el hecho de que, según la constitución, el vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela es el más directo colaborador del presidente, siendo un puesto fue creado por Chávez en 1999, al prinicipio de su gobierno y está ubicado en el primer lugar en la línea de sucesión del Presidente de Venezuela según los casos establecidos en los artículos 233 y 234 de la Constitución Nacional venezolana.

Nicolas Maduro y Disodado Cabello. Foto: AP.

Diosdado Cabello y Nicolas Maduro. Foto: AP.

Para el director de análisis sobre AL de la consultora Control Risks, el próximo paso que tiene que dar Maduro para asegurar la presidencia en una eventual transición sería “consolidar el apoyo de las fuerzas armadas venezolanas y hacer algún tipo de demostración de fuerza de las milicias chavistas.” Sin embargo, Maduro ya tendría asegurado el apoyo de la Asamblea Nacional y de la Corte Suprema.

Otro factore en la transición son las crecientes quejas de la oposición por supuestas violaciones a la constitución debido a la ausencia de Chávez en el inicio de su nuevo mandato. No obastante, en el análisis del investigador británico radicado en Bogotá, estos argumentos servirán de poco a los opositores, pues las instituciones venezolanas “están bajo el control de Chavez y de chavistas.”

Mientras el líder opositor venezolano, Henrique Capriles, ha evitado explotar la salud del presidente con fines políticos, otros sectores contrarios a Chávez creen que Capriles ha sido demasiado cauteloso en este aspecto, aunque de acuerdo con Watson, “Capriles es un líder que posiblemente será presidente en el futuro y que hizo una excelente campaña presidencial en 2012.” Agregó al análisis que  “derrotar a Chávez no es entrar en el campo de batalla, porque vas a perder. Hay que ser un poco más sutil, crear un movimiento y enfocarlo en cosas de la vida diaria de los venezolanos, cosa que ha hecho Capriles.”

A pesar del buen paso de Capriles y la inestabilidad el chavismo, Watson duda de la posibilidad de una derrota electoral del oficialismo venezolano, pues en la victoria de la elección presidencial de octubre pasado la ventaja fue de 11%, lo que equivale en términos absolutos a 1.5 millones de votos, lo cual podría ser una diferencia demasiado amplia. Para el investigador birtánico, la vieja frase acuñada por la oposición “sin Chávez, el chavismo no existiría”, podría enfrentar serias dudas, pues el chavismo podría seguir con Maduro, aunque, si muere Chávez y el actual vicepresidente gana la elección, enfrentaría muchos problemas y un escenario muy difícil, por lo que concluye que “tal vez por esto el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, ha estado dispuesto a dejar sus propias ambiciones por el momento pues ve que el próximo presidente enfrentará muchas dificultades.”

Si llegara el caso de una transición en Venezuela y Maduro llegara a ganar la elección, el analista en jefe para América Latina afirmó que el actual vicepresidente venezolano podría mantener el régimen chavista en su persona, sin embargo la creación de una cierta institucionalidad como la creada por el PRI mexicano a mediados del Siglo XX es muy difícil y representaría un reto muy grande, pues “Chávez ha centralizado todo en su propia figura”, lo cual es una de las debilidades y, sin embargo, una de las ventajas del aún presidente.

Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Foto: AP.

Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Foto: AP.

A pesar de lo anterior, Watson no se considera “una de esas personas que son 100% anti chavistas”, sino que reconoce “los logros de Chávez”, así como “los problemas que existían antes de él”, a lo que concluyó que “hay que admitir que Chávez ha logrado algunas cosas. En términos de salud, educación y calidad de vida, para ciertos sectores de la población se ha mejorado, pero al ir a Caracas -por ejemplo- te preguntas dónde está el dinero, pues la seguridad es cuatro veces peor que hace 14 años. Hay problemas de infraestructura, la policía está totalmente politizada y corrupta y muchas instituciones no funcionan por una altísima corrupción.”

Además, aunque Watson señaló que estos problemas ya existían antes de Chávez -“cuando había una clase política muy corrupta e ineficicaz y hasta asquerosa”-, con el actual presidente “la economía cada vez depende más del petróleo, la diversificación que prometió no ha ocurrido, la corrupción es peor, las condiciones de vida para muchas personas siguen siendo muy complejas, la inflación es muy alta y el país es el quinto lugar global en secuestros.” Para Watson el socialismo del Siglo XXI “no se puede definir porque no se sabe qué es, porque no se ven muchos logros ahí.”

La cuestión internacional

Una cuestión que impactará la relación entre Venezuela y sus vecinos sudamericanos es la entrada de este país al Mercado Común del Sur (Mercosur), donde fue aceptado hacia el último trimestre de 2012 y en el que causará diversas consecuencias que tendrán las relaciones comerciales con los países miembros (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y, próximamente, Ecuador y Bolivia). “El gran desafío será para Venezuela más que para los otros países del Mercosur, debido a la falta de competitividad y capacidades en sus exportaciones, por lo que podría haber ventaja para Argentina y Brasil, que han aumentado su presencia en el mercado venezolano”, afirmó el especialista.

Nicholas Watson afirmó que dentro del sector privado venezolano hay mucha preocupación, sobre todo en el sector industrial, pues creen que simplemente no podrán competir con las exportaciones de Brasil y Argentina. Sin embargo, señaló que la entrada de Venezuela al Mercosur podría tener un resultado interesante para Argentina porque implica la entrada de un contrapeso que le favorecería ante Brasil. Otro efecto previsto por la entrada de Venezuela al Mercosur es que el bloque regional podría dejar su faceta eminentemente económica y ser un bloque cada vez más político. Finalmente, en su análisis el Mercosur aún debe resolver sus problemas de asimetría comercial entre sus miembros, para impulsar su crecimiento y peso específico en el mundo.

La consultora global Control Risks publicó su reporte global 2013 sobre análisis de riesgos en este mes, puedes consultar el reporte completo o descargarlo a continuación. Se incluye también un documento del analista Nicholas Watson en el que se hace un ejercicio de prospectiva económica para Venezuela en el 2013.

RiskMap_2013_REPORT by http://www.animalpolitico.com

VENEZUELA: STORING UP ECONOMIC TROUBLE by

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Donald Trump y su esposa Melania dan positivo a COVID-19

El presidente estadounidense y su mujer se encuentran en cuarentena tras dar positivo por coronavirus. Todavía no se sabe cómo afectará este contagio al próximo debate presidencial, programado para el 15 de octubre.
2 de octubre, 2020
Comparte

Donald Trump y su esposa Melania dieron positivo por covid-19, así lo anunció el presidente de Estados Unidos en la madrugada de este viernes, poco después de que se conociera que una de sus ayudantes más cercanas resultó contagiada.

Apenas unas horas antes de conocerse la noticia se supo que Hope Hicks, de 31 años y una de las asistentes de mayor confianza del mandatario, contrajo el nuevo coronavirus.

Ambos viajaron juntos el martes en el avión presidencial rumbo al primer debate presidencial realizado en la ciudad de Cleveland (estado de Ohio) frente al candidato demócrata Joe Biden.

El presidente, que tiene 74 años y por tanto pertenece al grupo de alto riesgo, anunció la noticia en su cuenta de Twitter.

Según el examen físico más reciente de Trump pesaba a principios de este año110,7 kg. Esto se considera obeso para su altura de 1,9 metros.

Cuarentena

“Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Lo superaremos juntos!”, escribió en su red social.

Todavía no está claro cómo afectará este contagio a la organización del segundo debate presidencial, programado para el 15 de octubre en Miami, Florida.

El médico de Trump, Sean Conley, emitió un comunicado en el que dijo que el presidente y la primera dama “están bien en este momento” y “planean quedarse en la Casa Blanca durante su convalecencia”.

Trump casi nunca usa mascarilla y, a menudo, no mantiene el distanciamiento social con sus ayudantes u otras personas durante los compromisos oficiales.

Estados Unidos acumula ya 208.000 fallecidos por coronavirus, la cifra más alta de muertes en el mundo.

Trump y Bolsonaro

EPA
Trump y Bolsonaro son dos de los mandatarios mundiales contagiados con coronavirus.

El presidente de Estados Unidos se suma a la lista de mandatarios que se vieron contagiados en los últimos meses, como el de Brasil, Jair Bolsonaro, y el de Reino Unido, Boris Johnson.

Minimizar la pandemia

Durante meses Trump dio a entender públicamente que la gripe común es más peligrosa que la covid-19 y se mostró escéptico sobre la gravedad de la enfermedad.

“No podemos dejar que el remedio sea peor que el problema”, tuiteó Trump el 23 de marzo, al cuestionar el cierre de la economía por la pandemia y las medidas de distanciamiento social.

“Va a desaparecer. Un día, como un milagro, desaparecerá“, dijo también sobre el virus.

Sin embargo, antes de que el coronavirus llegara al país, el presidente de Estados Unidos ya sabía que era más letal que la gripe, pero según le dijo al periodista Bob Woodward quería minimizarlo para evitar el pánico.

Woodward, quien destapó el escándalo de Watergate y es uno de los periodistas más respetados de EE.UU., entrevistó a Trump 18 veces entre diciembre y julio.

La cuestión ahora es cómo afectará la convalecencia de Trump a la campaña electoral.


¿Cuán trascendental es esto?

Análisis de Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC para Norteamérica

Una semana después de que Donald Trump les dijera a los estadounidenses que no se preocuparan por la covid-19 porque “prácticamente no afecta a nadie”, excepto a los ancianos y a las personas con afecciones cardíacas, el propio presidente dio positivo por el virus.

Es difícil decir exactamente cuán trascendental es esto a tan solo 32 días de las elecciones estadounidenses, sobre todo ahora que el mandatario tuvo que ponerse en cuarentena para recibir tratamiento.

Los mítines de campaña están cancelados y en dos semanas debería celebrarse el próximo debate presidencial.

El habitual mensaje del presidente, de que la nación está “dando la vuelta” a la pandemia, se ha visto socavado por su propia enfermedad.

Hace solo dos días, durante el primer debate, Trump menospreció al oponente demócrata Joe Biden por usar con frecuencia mascarillas y no dar mítines de campaña del mismo tamaño que los suyos.

Ahora, la Casa Blanca y la campaña tendrán que responder por qué el presidente adoptó una actitud aparentemente tan arrogante, y cuántos altos cargos en la Casa Blanca pueden haberse vistos expuestos.


Hicks

Getty Images
Hicks es señalada de ser una de las asistentes de mayor confianza de Trump.

Hicks

Según el portal informativo Bloomberg, Hicks ya experimenta síntomas del coronavirus y fue puesta en cuarentena desde el viaje de regreso de Minnesota.

La funcionaria era la última reciente persona de la Casa Blanca en contagiarse. La secretaria de prensa del vicepresidente Mike Pence, Katie Miller, dio positivo en mayo.

El consejero de seguridad Robert O’Brien, varios agentes del Servicio Secreto, un piloto del helicóptero presidencial y un trabajador de la cafetería de la Casa Blanca también dieron positivo en los últimos meses.

Ahora también el matrimonio presidencial.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.