Nicolás Maduro podría ser el sucesor de Hugo Chávez: Control Risks
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Nicolás Maduro podría ser el sucesor de Hugo Chávez: Control Risks

Ante una eventual muerte del presidente venezolano Hugo Chávez en las próximas semanas, el más probable sucesor en la línea de mando venezolana podría ser Nicolás Maduro, nombrado vicepresidente de Venezuela el pasado 10 de octubre. Lo anterior, de acuerdo con el análisis de Nicholas Watson, director general de Análisis para América Latina de Control Risks, consultora internacional e independiente en evaluación global de riesgos a la estabilidad y la seguridad política y económica.
Por Omar Granados
17 de enero, 2013
Comparte

Ante una eventual muerte del presidente venezolano Hugo Chávez en las próximas semanas, el más probable sucesor en la línea de mando podría ser Nicolás Maduro, nombrado vicepresidente de Venezuela el pasado 10 de octubre. Lo anterior, de acuerdo con el análisis de Nicholas Watson, director general de Análisis para América Latina de Control Risks (@Control_Risks), consultora internacional e independiente, especializada en evaluación global de riesgos a la estabilidad y la seguridad política y económica.

Diosdado Cabello, Hugo Chavez, Nicolas Maduro

Diosdado Cabello, recién nombrado canciller venezolano; el presidente Hugo Chavez; y Nicolas Maduro, vicepresidente. Imagen: Associated Press (AP).

Watson -investigador y analista británico especializado en Venezuela y América Latina- afirmó en entrevista telefónica con Animal Político que a pesar de una supuesta competencia por la sucesión presidencial entre el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y el vicepresidente Maduro, éste último tendría una posición más fuerte, la cual fue reforzada por el nombramiento de Elías Jaua como canciller venezolano el pasado martes 15 de enero, lo cual posicionaría aún mejor “las fuerzas de Maduro dentro del Chavismo, mientras que Cabello podría estar aceptando esto”, afirmó.

Para el vicepresidente Maduro es más probable ser el sucesor de Chávez, si su muerte -y con ella, la transición- suceden en el corto plazo. “Si Chávez no muere y la situación de hoy sigue más o menos igual en los próximos meses, la legitimidad del chavismo podría verse afectada, aunque realmente todo depende de la condición de Chávez”, afirmó el especialista.

Nicholas Watson, quien también cuenta con el grado de Magíster en Estudios Políticos para América Latina del Instituto de Estudios sobre las Américas (Institute of the Study of the Americas), afirmó que la información sobre la salud de Chávez es “muy difícil de confirmar”, aunque diarios como el ABC español parecieran tener fuentes médicas en el hospital de Chávez, en La Habana.

Un hecho confirmado sobre la salud de Hugo Chávez -de acuerdo con el analista- es que el pasado martes 15 de enero pudo firmar el nombramiento de Jaua como canciller, por lo que se sabe que Chávez tiene condición para firmar papeles documentos oficiales en la Gaceta Oficial y estaría consciente y, hasta cierto punto, involucrado en funciones del Estado. No obstante,su situación parece ser muy seria y podría morir en los próximos meses, aunque recordó que “Venezuela es un país lleno de especulaciones y rumores, mientras que mucha gente acusa especulaciones de los medios e incluso la utilización política de un eventual regreso ‘milagroso’ de Chávez”, sin embargo él afirma no estar muy de acuerdo con esta teoría, la cual le parece “tal vez exagerada.”

Refuerza el análisis de Watson el hecho de que, según la constitución, el vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela es el más directo colaborador del presidente, siendo un puesto fue creado por Chávez en 1999, al prinicipio de su gobierno y está ubicado en el primer lugar en la línea de sucesión del Presidente de Venezuela según los casos establecidos en los artículos 233 y 234 de la Constitución Nacional venezolana.

Nicolas Maduro y Disodado Cabello. Foto: AP.

Diosdado Cabello y Nicolas Maduro. Foto: AP.

Para el director de análisis sobre AL de la consultora Control Risks, el próximo paso que tiene que dar Maduro para asegurar la presidencia en una eventual transición sería “consolidar el apoyo de las fuerzas armadas venezolanas y hacer algún tipo de demostración de fuerza de las milicias chavistas.” Sin embargo, Maduro ya tendría asegurado el apoyo de la Asamblea Nacional y de la Corte Suprema.

Otro factore en la transición son las crecientes quejas de la oposición por supuestas violaciones a la constitución debido a la ausencia de Chávez en el inicio de su nuevo mandato. No obastante, en el análisis del investigador británico radicado en Bogotá, estos argumentos servirán de poco a los opositores, pues las instituciones venezolanas “están bajo el control de Chavez y de chavistas.”

Mientras el líder opositor venezolano, Henrique Capriles, ha evitado explotar la salud del presidente con fines políticos, otros sectores contrarios a Chávez creen que Capriles ha sido demasiado cauteloso en este aspecto, aunque de acuerdo con Watson, “Capriles es un líder que posiblemente será presidente en el futuro y que hizo una excelente campaña presidencial en 2012.” Agregó al análisis que  “derrotar a Chávez no es entrar en el campo de batalla, porque vas a perder. Hay que ser un poco más sutil, crear un movimiento y enfocarlo en cosas de la vida diaria de los venezolanos, cosa que ha hecho Capriles.”

A pesar del buen paso de Capriles y la inestabilidad el chavismo, Watson duda de la posibilidad de una derrota electoral del oficialismo venezolano, pues en la victoria de la elección presidencial de octubre pasado la ventaja fue de 11%, lo que equivale en términos absolutos a 1.5 millones de votos, lo cual podría ser una diferencia demasiado amplia. Para el investigador birtánico, la vieja frase acuñada por la oposición “sin Chávez, el chavismo no existiría”, podría enfrentar serias dudas, pues el chavismo podría seguir con Maduro, aunque, si muere Chávez y el actual vicepresidente gana la elección, enfrentaría muchos problemas y un escenario muy difícil, por lo que concluye que “tal vez por esto el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, ha estado dispuesto a dejar sus propias ambiciones por el momento pues ve que el próximo presidente enfrentará muchas dificultades.”

Si llegara el caso de una transición en Venezuela y Maduro llegara a ganar la elección, el analista en jefe para América Latina afirmó que el actual vicepresidente venezolano podría mantener el régimen chavista en su persona, sin embargo la creación de una cierta institucionalidad como la creada por el PRI mexicano a mediados del Siglo XX es muy difícil y representaría un reto muy grande, pues “Chávez ha centralizado todo en su propia figura”, lo cual es una de las debilidades y, sin embargo, una de las ventajas del aún presidente.

Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Foto: AP.

Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Foto: AP.

A pesar de lo anterior, Watson no se considera “una de esas personas que son 100% anti chavistas”, sino que reconoce “los logros de Chávez”, así como “los problemas que existían antes de él”, a lo que concluyó que “hay que admitir que Chávez ha logrado algunas cosas. En términos de salud, educación y calidad de vida, para ciertos sectores de la población se ha mejorado, pero al ir a Caracas -por ejemplo- te preguntas dónde está el dinero, pues la seguridad es cuatro veces peor que hace 14 años. Hay problemas de infraestructura, la policía está totalmente politizada y corrupta y muchas instituciones no funcionan por una altísima corrupción.”

Además, aunque Watson señaló que estos problemas ya existían antes de Chávez -“cuando había una clase política muy corrupta e ineficicaz y hasta asquerosa”-, con el actual presidente “la economía cada vez depende más del petróleo, la diversificación que prometió no ha ocurrido, la corrupción es peor, las condiciones de vida para muchas personas siguen siendo muy complejas, la inflación es muy alta y el país es el quinto lugar global en secuestros.” Para Watson el socialismo del Siglo XXI “no se puede definir porque no se sabe qué es, porque no se ven muchos logros ahí.”

La cuestión internacional

Una cuestión que impactará la relación entre Venezuela y sus vecinos sudamericanos es la entrada de este país al Mercado Común del Sur (Mercosur), donde fue aceptado hacia el último trimestre de 2012 y en el que causará diversas consecuencias que tendrán las relaciones comerciales con los países miembros (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y, próximamente, Ecuador y Bolivia). “El gran desafío será para Venezuela más que para los otros países del Mercosur, debido a la falta de competitividad y capacidades en sus exportaciones, por lo que podría haber ventaja para Argentina y Brasil, que han aumentado su presencia en el mercado venezolano”, afirmó el especialista.

Nicholas Watson afirmó que dentro del sector privado venezolano hay mucha preocupación, sobre todo en el sector industrial, pues creen que simplemente no podrán competir con las exportaciones de Brasil y Argentina. Sin embargo, señaló que la entrada de Venezuela al Mercosur podría tener un resultado interesante para Argentina porque implica la entrada de un contrapeso que le favorecería ante Brasil. Otro efecto previsto por la entrada de Venezuela al Mercosur es que el bloque regional podría dejar su faceta eminentemente económica y ser un bloque cada vez más político. Finalmente, en su análisis el Mercosur aún debe resolver sus problemas de asimetría comercial entre sus miembros, para impulsar su crecimiento y peso específico en el mundo.

La consultora global Control Risks publicó su reporte global 2013 sobre análisis de riesgos en este mes, puedes consultar el reporte completo o descargarlo a continuación. Se incluye también un documento del analista Nicholas Watson en el que se hace un ejercicio de prospectiva económica para Venezuela en el 2013.

RiskMap_2013_REPORT by http://www.animalpolitico.com

VENEZUELA: STORING UP ECONOMIC TROUBLE by

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Super Bowl: 5 curiosidades del primer súper tazón que se jugó hace 50 años

La primera "final" del futbol americano apenas se pareció al grandioso, multimillonario, exagerado y a veces chabacano espectáculo deportivo actual, el más importante de Estados Unidos.
2 de febrero, 2020
Comparte

Pocos de los espectadores del Super Bowl de este domingo habrán tenido memoria del incierto y relativamente humilde inicio de lo que ahora es el espectáculo deportivo más cotizado de Estados Unidos.

Hace medio siglo, el 15 de enero de 1967, se enfrentaron en esa final dos equipos del interior del país, los Green Bay Packers y los Kansas City Chiefs.

Carecían del carisma típico de las escuadras de hoy en día, el partido se organizó a las carreras y no se lograron vender todas las entradas.

Casi nada de lo que sucedió en torno a ese primer encuentro “final” de futbol americano daría indicación del grandioso, multimillonario, exagerado y, a veces, chabacano espectáculo que combina deportes, farándula y comercio desmedido que es el Super Bowl.

Para que te hagas una idea de cómo fue ese primer Super Bowl y lo puedan comparar con lo que hayan visto en recientes ediciones o lo que vayan a ver este domingo, BBC Mundo te presenta 5 curiosidades del partido inaugural.

1. No se llamaba “Super Bowl”

Los organizadores no sabían cómo llamar el evento que definiría el campeón absoluto de ese año del fútbol americano.

En ese entonces existían dos ligas, la Liga Americana AFL y la Liga Nacional NFL.

Habían sido organizaciones rivales que competían por la contratación de jugadores, por aficionados y por audiencia, pero ninguno de sus equipos se habían enfrentado entre sí.

Logo de la NFL

Getty Images
Las ligas se han consolidado bajo una sola, la NFL.

El partido por el campeonato entre los Green Bay Packers de la NFL y los Kansas City Chiefs de la AFL fue el resultado de la fusión que se acordó entre ambas ligas para consolidar sus intereses comerciales.

Se propusieron varios nombre, como “The Big One” (El Grande) y “The Game” (El Juego).

Pero finalmente se decidieron por el poco sexy título de “Partido por el Campeonato Mundial entre la AFL y la NFL”.

Fue el entonces dueño de los Chiefs, Lamar Hunt, que tomó la palabra “bowl” o “tazón” (porque los estadios donde se juega el fútbol americano tienen esa forma) y la combinó con “súper”, inspirado en una pelota de intenso rebote y muy popular de la época con la que jugaba su hijo llamada “Super Ball”.

Pasaron dos años más antes de que “Super Bowl” se impusiera como el nombre del magno evento.

2. Un tercio del estadio estaba vacío

Es difícil creerlo ahora, pero para el partido de 1967 no se lograron vender todas las entradas.

El estadio del primer Super Bowl en Los Ángeles, California

Getty Images
No hubo lleno completo en el Coliseo Memorial de Los Ángeles, en 1967.

En realidad, el evento fue organizado a último momento. Sólo unas semanas antes se decidió que sería en el Coliseo Memorial de Los Ángeles, California, con capacidad para 94.000 espectadores.

Sólo vendieron 62.000 entradas. Algunos se quejaban de que el precio, que oscilaba entre los US$6 y US$12, era demasiado alto.

Se hace difícil de entender, teniendo en cuenta que es uno de los espectáculos deportivos más cotizados en EE.UU. y que una entrada promedio cuesta hoy en día varios miles de dólares, sin mencionar el precio que se puede conseguir en reventa.

Además, varias ciudades se pelean por el derecho a ser sede del “Super Bowl”, cuya organización puede inyectar cientos de millones de dólares en la economía local, gracias a la visita de los miles de aficionados y periodistas que llegan para el partido y el sinnúmero de fiestas y otras actividades asociadas.

3. Dos cadenas de TV transmitieron el partido

La cadena de televisión CBS tenía el derecho sobre los partidos de la NFL y la cadena NBC trasmitía los de la AFL.

Trasmisión del Super Bowl por NBC

Getty Images
Las cadenas NBC, CBS y Fox toman turnos para tener los derechos de transmisión de los partidos de temporada y el Super Bowl.

Cada una pagó US$1 millón por los derechos de transmisión y, aunque las imágenes del partido fueron producidas por CBS, ambas cadenas tuvieron sus propios locutores, analistas, cámaras y otros equipos de difusión.

CBS y NBC se pelearon por la audiencia con la misma intensidad con la que los equipos jugaban fútbol en el campo.

Tras el intermedio, NBC se encontraba trasmitiendo comerciales cuando los Packers patearon el saque para iniciar el segundo tiempo y la jugada tuvo que ser anulada y repetida para que la audiencia de NBC no se perdiera el saque.

Esa fue la única transmisión conjunta del Super Bowl.

En la actualidad, CBS, NBC y Fox se turnan por los derechos de transmisión de los partidos de la temporada y la final, por los cuales pagan cerca de US$3.000 millones, según la revista Forbes.

4. Se utilizaron dos marcas de pelota de juego

La rivalidad entre las ligas no sólo influyó en la transmisión conjunta del partido sino también en la pelota con la que se jugó.

Pelota oficial Wilson

Getty Images
Wilson ha sido desde entonces la pelota oficial del Super Bowl.

Cada liga tenía su pelota oficial. La NFL usaba en sus partidos el modelo de pelota ovalada “The Duke”, de marca Wilson.

La AFL, por su parte, prefería la J5-V fabricada por Spalding, que era más fácil de pasar porque era un poco más delgada y alongada.

La concesión a la que se llegó fue que, cuando un equipo tomaba la ofensiva jugaría con su pelota acostumbrada, así que hubo dos marcas en el partido.

Los Packers atacaron con la Wilson y los Chiefs con la Spalding.

Wilson ganó esa competencia. Y desde entonces, suya es la pelota de uso oficial en todos los Super Bowl.

5. Varias bandas universitarias entretuvieron al público

El fútbol americano es apenas una parte del espectáculo en un Super Bowl.

Igual de atractivo, sino más energético y emocionante, es el espectáculo musical que se apodera del campo durante el medio tiempo.

Beyoncé, Chris Marin y Bruno Mars, en el show del Super Bowl 50

Getty Images
El espectáculo del medio tiempo es parte central de un Super Bowl.

En este participan las grandes estrellas del momento, como lo hicieron Beyoncé, Bruno Mars, los Rolling Stones y Shakira, últimamente.

En 1967, sin embargo, fueron las bandas de la Universidad de Arizona y la Grambing College las amenizaron el intermedio, además de las acrobacias del equipo de la escuela local de Anaheim.

Parte del espectáculo incluyó el lanzamiento de 10.000 globos de helio y se soltaron cientos de palomas que, se dijo después, dejaron más de un recuerdo sobre las cabezas de los aficionados.

Lo único a lo que aspiraban los organizadores de ese primer campeonato entre la ALF y la NFL era que, alguna vez, su audiencia fuera superior a la Serie Mundial de Béisbol de las Grandes Ligas.

Poco se imaginarían entonces que alcanzaría las proporciones míticas del espectáculo que es hoy en día.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=cJ0SgPMkbDM

https://www.youtube.com/watch?v=YPmLtudnWbo

https://www.youtube.com/watch?v=NphJULxY5ng

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts