El día que Elba Esther llegó a dirigir el SNTE
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El día que Elba Esther llegó a dirigir el SNTE

El 24 de abril de 1989 Elba Esther Gordillo llegó para dirigir al SNTE. Un día antes, Carlos Jonguitud Barrios presentó su renuncia tras reunirse con el presidente Salinas de Gortari
Por Emily Gómez Ramsey
28 de febrero, 2013
Comparte

jonguitud001

El domingo 23 de abril de 1989, saliendo de una audiencia con el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari en la residencia oficial de Los Pinos, Carlos Jonguitud Barrios renunció a la dirigencia sindical de los maestros del país, lugar que retomaría en unas cuantas horas, la maestra Elba Esther Gordillo.

Teodoro Palomino, el entonces dirigente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), aseguró que la renuncia del líder moral del SNTE no respondía a una decisión del gobierno de Salinas, sino que llegaba como respuesta a las demandas de miles de maestros disidentes quienes mantenían un paro indefinido de labores desde siete días antes (17 de abril) buscando la democratización del sindicato y un aumento salarial del 100%.

Carlos Jonguitud Barrios había dirigido a la organización sindical durante más de 15 años y era el líder de formaciones gremiales más importante desde que, a principios de ese año, el gobierno mandara encarcelar al poderoso cacique del sindicato petrolero, Joaquín Hernández Galicia.

La renuncia de Barrios había sido reclamada desde tiempo atrás por sectores significativos del sindicalismo magisterial, quienes aseguraban que el líder no hacía ningún servicio al sistema que lo prohijó y patrocinó.

La misma noche del domingo, el entonces secretario de Gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios, miembros del Comité Ejecutivo del SNTE y Elba Esther Gordillo se reunieron en la Secretaría de Gobernación en Bucareli. Horas más tarde, el formal secretario general del SNTE, J. Refugio Araujo del Ángel, quien había sido impuesto en el cargo menos de tres meses antes por Jonguitud, presentó su renuncia y el consejo designó para relevar al renunciante a la profesora, quien desde ese lunes se puso a la cabeza de la delegación que negociaba con la disidencia los asuntos que mantenían parado el servicio educativo del país.

A pesar que los disidentes festejaron la renuncia de Jonguitud y Araujo, “los manifestantes en el Zócalo no podían dejar de considerar que sus exigencias apenas habían sido tocadas y desde luego no resueltas, y que la designación de la profesora Gordillo, vinculada durante largo tiempo a Jonguitud, y de cuyo alejamiento político no había evidencias, podría significar simplemente más de lo mismo”, escribió entonces el diario La Jornada.

“Llega al liderazgo nacional del magisterio condicionada por términos que sólo puede alterar en la medida en que efectivamente se abra al diálogo y a la concertación, reconociendo por un lado la necesidad de instaurar la democracia en un sindicato donde tanta falta hace, y por otro la semejante necesidad de admitir que los otros, los diferentes, los que no piensan como vanguardistas, tienen amplia presencia y no menos derechos que los demás”, redundó el diario.

Para la mañana del martes 25, se perfilaban las nuevas vías de solución al conflicto magisterial que podrían llevar a un levantamiento del paro.

Gordillo planteó, entonces, al titular de la SEP, Manuel Bartlett, que estudiara la posibilidad de un incremento salarial que beneficiara de forma real a los maestros.

Lo demás es historia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Jeff Bezos: cómo fue el viaje de 11 minutos al espacio del multimillonario

El fundador de Amazon fue acompañado por su hermano Mark, la pionera de la carrera espacial Wally Funk y el estudiante Oliver Daemen.
20 de julio, 2021
Comparte

El multimillonario y fundador de Amazon, Jeff Bezos, voló este martes al espacio en un exitoso vuelo tripulado a bordo de su nave New Shepard.

Bezos estuvo acompañado por su hermano Mark, la pionera de la carrera espacial Wally Funk y el estudiante Oliver Daemen. Funk, con 82 años, y Daemen, con 18, son respectivamente la mayor y el más joven en viajar al espacio.

Viajaron a bordo de una cápsula con las ventanas más amplias jamás enviadas al espacio, lo que les brindó unas espectaculares vistas a la Tierra.

La New Shepard, construida por la empresa de Bezos Blue Origin, está diseñada para servir al naciente mercado del turismo espacial.

La nave despegó a las 13:12 GMT desde un centro privado de lanzamiento cerca de Van Horn, Texas. La cápsula luego descendió con la asistencia de paracaídas en el desierto del occidente de Texas 11 minutos después.

Después de tocar tierra, Bezos declaró: “Astronauta Bezos : ¡el mejor día de mi vida!”

La tripulación del New Shepard (de izq. a der.): Mark Bezos, Jeff Bezos, Oliver Daemen, Wally Funk.

Blue Origin
La tripulación del New Shepard (de izq. a der.): Mark Bezos, Jeff Bezos, Oliver Daemen, Wally Funk.

A dos minutos de partir, la cápsula se separó del cohete y continuó ascendiendo hacia la línea de Kármán, la ampliamente reconocida frontera del espacio, a 100 km de altura.

Los pasajeros experimentaron unos cuatro minutos de ingravidez y pudieron soltarse de sus cinturones de seguridad para flotar y disfrutar del panorama de nuestro planeta a la distancia.

“Quienes han volado —los astronautas— dicen que se puede ver lo frágil que es la Tierra”, había dicho Bezos antes del vuelo.

“¡Caramba, mira el mundo!”, dijo Funk maravillada por la vista.

Antes del vuelo había dicho que anticipaba con mucho entusiasmo dar volteretas en la microgravedad.

Después de que la cápsula alcanzara una altitud máxima de unos 106 km, inició el descenso con un paracaídas para amortiguar el aterrizaje.

Al tocar tierra, Mark Bezos dijo: “Me siento increíblemente bien”.

El cuarto pasajero es el hijo del financista Joes Daemen, que fundó la firma de capital privado neerlandesa Somerset Capital Partners.

Originalmente, su hijo había asegurado un puesto en el segundo vuelo, pero fue reclutado para reemplazar al ganador anónimo de una subasta pública.

Este ganador desconocido, que pagó US$28 millones para unirse al primer vuelo tripulado del New Shepard, tuvo que declinar la oportunidad “debido a conflictos de agenda”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0y8-oEJtz60&t=9s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.