El locutor Christopher Ortiz, desaparecido desde octubre
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El locutor Christopher Ortiz, desaparecido desde octubre

El también promotor musical viajaba en su auto de Satélite hacia el centro histórico, cuando desapareció; su madre denuncia que ninguna autoridad los ha ayudado
Por Paris Martínez
21 de febrero, 2013
Comparte

Es 10 de octubre de 2012 y Christopher Ortiz Jiménez, promotor musical muy conocido en la escena metalera capitalina, sale de su casa, en Satélite, a bordo de su BMW, con rumbo al Centro Histórico. Son las 18:30 horas y circula por Periférico, desde donde realiza una llamada a sus abuelos, una hora después de iniciado su recorrido.

De lo que con sus familiares platica el joven de 34 años, también locutor de radio, nada les hace pensar que esté atravesando por una situación anormal y, de hecho, su plan expreso es volver a Satélite, para verse con su novia, tras cumplir una cita en la calle Madero.

Treinta minutos después, sin embargo, de Christopher se pierde todo rastro.

“¿Es una desaparición, es un secuestro, es un levantón? –se pregunta Georget, su madre– No sé cómo se llame esto. Sólo sé que mi hijo desapareció, con todo y su auto, un BMW serie 325I, y que ninguna autoridad nos ha ayudado: la PGR y las procuradurías del DF y del Estado de México dicen que no está involucrado el crimen organizado y que por eso no hay nada que hacer, pero no es posible que lleguen a esta conclusión sin haber realizado ninguna investigación; además, el Instituto Federal Electoral se negó a facilitarnos la huella digital de mi hijo, que en hospitales nos han solicitado, para hacer una búsqueda efectiva… y he pasado así cuatro meses de angustia y sufrimiento, buscándolo sólo con apoyo de nuestros amigos“.

Laberinto burocrático

La denuncia por la desaparición de Christopher fue admitida por la Procuraduría del Estado de México, pero no para iniciar una indagatoria formal, sino para incluir el caso en su lista de personas extraviadas y, acusó su madre, aún cuando la familia ha recabado información valiosa para su búsqueda, las autoridades mexiquenses “no han hecho absolutamente nada: no han solicitado los videos de las cámaras de vigilancia que hay en Periférico, ni tampoco pidieron el historial de llamadas de su celular, que posteriormente yo logré obtener y le proporcioné a la PGJEM, y ni aún así han investigado los teléfonos desconocidos desde los que mi hijo recibió llamadas, durante el lapso en que desapareció”.

Por su parte, la Procuraduría del DF emitió una ficha de búsqueda, aunque, afirma la señora Georget, días después el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes le anunció que abandonaba el caso, “porque nada les hacía pensar que la desaparición ocurriera en el territorio del Distrito Federal”.

En la misma línea, la Procuraduría General de la República descartó en automático que se trate de un caso de desaparición forzada y “se negó a atendernos”, mientras que en el Instituto Federal Electoral “se negaron a proporcionarnos la huella digital de Christopher y, a pesar de que les llevé toda la documentación judicial sobre su desaparición, me dijeron que sólo con la orden de un juez podrían ayudarme, y tal vez ni siquiera con eso, tal como me advirtieron”.

Además, abunda, la Presidencia de la República, “a la que hemos escrito en distintas ocasiones, solicitando su auxilio, incluso a través de la cuenta personal de presidente Enrique Peña Nieto en Twitter, nos ha ignorado tajantemente”.

La única autoridad que ha brindado algún apoyo a la familia del locutor es la Comisión de Derechos Humanos del DF, la cual, narra Georget, “me orientó y acompañó a presentar la denuncia nuevamente ante la PGR, pero no ya en sus oficinas centrales en la capital del país, sino en una delegación estatal, para obligar así a que inicie el trámite de recepción, declaración de no competencia y posterior turnado a las sede principal de la Procuraduría General de la República… sólo así logramos que la PGR se involucre, aunque yo me pregunto ¿cuánto tiempo deberá pasar para que el expediente dé toda esa vuelta y llegue, por fin, al mismo punto al que, desde hace meses, acudí sin obtener respaldo? Las autoridades en todas partes sólo han complicado las cosas, con sus trámites burocráticos, su despotismo, su indolencia y su desgano ante el dolor que vivimos”.

Voluntad de metal

Ante la falta de atención oficial, la búsqueda de Christopher ha recaído exclusivamente en sus familiares y amigos, que han realizado diversas acciones para difundir el caso, entre las que se encuentran la apertura de las cuentas @CHRISTOORT, en Twitter, y Buscando a Christopher Ortiz, en Facebook, además de que en enero pasado, una decena de bandas de heavy metal realizaron un concierto benéfico para recaudar fondos con los cuales imprimir carteles de localización.

christopher2

Sin embargo, denunció la madre, las autoridades han obstaculizado aún estas labores que autónomamente han emprendido los amigos y seres queridos de Christopher, cuya voz solía escucharse en el pasado a través del Instituto Mexicano de la Radio y, hasta 2012, en Televisa Radio.

“En noviembre colocamos diversas mantas con su retrato y los teléfonos a los que podían comunicarse quienes pudieran tener datos que apoyaran en su búsqueda en distintos puntos de la Ciudad de México –narra Georget–, y todas fueron retiradas el mismo día: el 16 de diciembre, no sé si las autoridades creían que estas mantas evidenciaban su ineficiencia y por eso las quitaron, no lo sé… Yo sabía que estas cosas pasaban porque las veía en las noticias, pero nunca pensé que en mi familia fuera a caer esta desgracia, nunca lo creí, no puede ser… me entra la desesperación y los miedos, y todo –concluye entre lágrimas.

Si tú posees algún dato que pueda ayudar en la búsqueda de Christopher Ortiz Jiménez, puedes proporcionarlo a los teléfonos 51131091 (PGJEM), 53464268 y 018000025200 (PGR), así como a las cuentas en redes sociales antes citadas y al correo electrónico [email protected].

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Venezuela le quita 6 ceros a su moneda y el bolívar soberano se convierte en bolívar digital

Con esta nueva reconversión, ya son 14 los ceros que se han quitado al bolívar en 14 años.
1 de octubre, 2021
Comparte
Bolívares venezolanos

Getty Images

A partir de este viernes, el bolívar soberano pasa a llamarse bolívar digital, con seis ceros menos.

De esta manera, el gobierno de Venezuela pone en marcha su decisión de apostar nuevamente en una reconversión monetaria para contrarrestar el proceso de hiperinflación que vive el país.

Solamente en lo que va año, el bolívar se ha depreciado más de un 70% y este viernes se necesitaban más de 4 millones 500 mil bolívares soberanos para comprar un dólar, según la plataforma venezolana Dolar Today.

El nuevo nombre “bolívar digital” se basa, según un comunicado del Banco Central de Venezuela (BCV), “en la profundización y desarrollo de la economía digital” en Venezuela.

La vicepresidenta del país, Delcy Rodríguez, anunció el jueves que todo el sistema bancario nacional ya se encontraba preparado para quitarle seis ceros a la moneda.

Pero la medida ha sido criticada desde la oposición, que la considera como una muestra del “fracaso” de la política económica del gobierno de Nicolás Maduro.

“Podría perderse en seis meses”

El exdiputado opositor José Guerra aseguró hace dos semanas que la nueva reconversión monetaria se podría perder “en meses” si no se pone en marcha un programa contra la hiperinflación.

“Si esa actualización del cono monetario no va relacionada con un programa económico para acabar con la hiperinflación y hacer crecer la economía, esa reconversión monetaria se va a perder en meses, tal vez en un año”, explicó en un video difundido por la oposición.

“Las causas de la hiperinflación siguen estando ahí y el cono monetario pierde otra vez sus atributos para facilitar y hacer factible la transacción”, añadió.

En los últimos 14 años, Venezuela le ha quitado 14 ceros a su moneda.

En 2007 se eliminaron tres y nació el bolívar fuerte. Once años después se eliminaron cinco ceros y surgió el bolívar soberano.

Ninguno de estos procesos de reconversión logró parar la hiperinflación, que ha pasado a ser la más alta del mundo.

Una economía altamente dolarizada

No obstante, esta nueva reconversión se da en un contexto diferente. En la actualidad, la economía venezolana está altamente dolarizada.

La moneda preferida hacer pagos en efectivo es el dólar estadounidense, y en caso de utilizar bolívares, la mayoría prefiere utilizar tarjetas o transferencias electrónicas.

Ya a comienzos del año, escribía el excorresponsal en Venezuela de BBC Mundo Guillermo D. Olmo, se estimaba “que más de un 55% de las transacciones en el país se realizan en dólares”.

El cambio en la moneda ha sido descrito por las autoridades económicas como “un hito histórico necesario en un momento en que el país comienza el camino de la recuperación económica”.

El BCV añadió que la introducción del bolívar digital no afectará el valor de la moneda y que “el tipo de cambio de referencia seguirá siendo el que determine el sistema de mercado cambiario venezolano”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SzEkz4DM-wU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.