Filial de Pemex oculta información sobre floteles en España
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

Filial de Pemex oculta información sobre floteles en España

PMI Internacional no quiere que se conozcan los contenidos de los contratos con dos empresas españolas para evitar que se afecten las negociaciones con las mismas.
Foto: Cuartoscuro
Por Lilia Saúl Rodríguez
18 de febrero, 2013
Comparte

Petróleos Mexicanos (Pemex) celebró contratos con las empresas españolas en Galicia, Navantia e Hijos de J. Barreras, respectivamente, los cuales tienen por objeto la construcción de dos floteles en los astilleros de dichas empresas.

Sin embargo, PMI Comercio Internacional SA de CV, filial de Pemex, no quiere que se conozcan los contenidos de estos contratos ni los montos específicos por los cuales se estaría pagando por estos servicios.

“En el caso de proceder a su difusión se pudieran menoscabar la conducción y las negociaciones con las contrapartes”, argumenta PMI Internacional.

Desde el pasado 19 de septiembre de 2012, PMI Internacional –que ahora dirige Luis Felipe Luna Melo–  celebró diversos contratos con las navieras españolas.

Los primeros contratos fueron firmados en España, por parte de PMI Norteamérica S.A., filial de Petróleos Mexicanos, de acuerdo con la solicitud de información 18600000007512 presentada por Animal Político.

Y aunque los contratos deben ser públicos, de acuerdo con el artículo 6 de la Constitución y la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información, la dependencia, a través de PMI Comercio Internacional SA de CV –filial de Pemex—negó el acceso a la documentación por haber pactado confidencialidad con las empresas españolas.

La misma filial de Pemex argumentó secreto comercial, industrial y fiscal, para no entregar la documentación requerida.

“…En el caso de proceder a su difusión se pudieran menoscabar la conducción y las negociaciones con las contrapartes. Así también, PMI NASA y sus contrapartes pactaron en los dos contratos se mantuviera con estricta confidencialidad la información derivada de los términos y condiciones ahí contenidos.

“En caso de que PMI NASA viole o incumpla con sus obligaciones de confidencialidad establecidas en los contratos de referencia, podría ser sujeto de responsabilidad contractual ante autoridades jurisdiccionales del extranjero, en virtud de que los efectos del contrato respectivo se formalizaron fuera de territorio nacional”, respondió la filial de la paraestatal.

Sin embargo, en diarios de Galicia se publicitó que el representante de Hijos de J. Barreras, Sergio Gálvez, estaría en México para concluir con el cierre del contrato, que a más tardar debía concluir este 18 de febrero.

La información que niega PMI Internacional SA de CV también la negó Pemex Corporativo y Pemex Exploración y Producción, pero estas dos últimas instancias declararon inexistencia de los documentos.

La controversia

La firma de los contratos y las negociaciones por parte de PMI Comercio Internacional comenzaron desde mayo de 2012.

En septiembre de ese mismo año,  a través de un comunicado, Pemex dio a conocer que desde el 19 de septiembre se habían firmado los contratos para la construcción de dos floteles en los astilleros españoles.

“Estos contratos, plenamente válidos, incluyen cláusulas suspensivas que entrarán en vigor en los tiempos acordados”, señaló el comunicado de Pemex en su momento.

La inversión total, según especifica la misma paraestatal, será de un total de 800 millones de dólares para la renovación de su flota.

Sin embargo, en días posteriores,  Juan José Suárez Coppel, director de la paraestatal, afirmaría lo contrario al señalar que no se había contratado “ningún servicio de floteles”.

Días más tarde, en España esto causó confusión, pero se aclaró al definirse que lo que hacía falta eran los últimos acuerdos del contrato que sería firmado por PMI Comercio Internacional, filial de Pemex que a su vez le “vende” a la paraestatal mexicana.

Los acuerdos con las empresas españolas y en específico con la Xunta de Galicia incluyen la construcción de siete remolcadores en Galicia y siete de forma conjunta con astilleros mexicanos, siempre que “se den las condiciones de calidad, precio y oportunidad, así como para el posible establecimiento de una terminal logística de hidrocarburos en el puerto de Punta Langosteira”.

Avales y negativas

Antes de partir de España, Sergio Gálvez, presidente del comité de empresa de Barreras informó que sólo faltaban unos días para que estuvieran listos los avales bancarios para comenzar la construcción del buque encargado por Pemex.

“El tema de los avales bancarios está bastante avanzado y en el caso de que no se llegue al plazo del día 18 dado por la empresa para el proyecto, la solución no se prolongará mucho en el tiempo, será de días o de una semana”, declaró Sergio Gálvez a diarios de Galicia, en España.

Sin embargo, es la fecha en que las cifras con los montos del contrato ofrecido por PMI no se conocen.

Gálvez mencionó que sería una operación de 140 millones de euros mientras que en los mismos comunicados de Pemex se mencionó que se trataba de una cifra mayor, por un total de 800 millones de dólares.

Los astilleros Hijos de J. Barreras es una de las empresas privadas más importantes en España y tiene su sede en la ciudad de Vigo. La naviera estatal Navantia Ferrol está ubicada en Santiago de Compostela.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Nancy Pelosi desafía a China y llega a Taiwán, a pesar de tensiones y amenazas

La última vez que un político estadounidense de más alto rango viajó a Taiwán fue 1997.
2 de agosto, 2022
Comparte

La presidenta de la Cámara de Representantes de EU, Nancy Pelosi, llegó en la noche de este martes a Taiwán, en medio de fuertes tensiones y amenazas de China, que considera a la “isla rebelde” parte de su territorio.

El avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que llevaba a la tercera máxima autoridad del gobierno de EE.UU. aterrrizó en la capital taiwanesa sobre las 10:40 PM (hora local).

La posibilidad de la visita, que forma parte de una gira por Asia, ya había elevado las tensiones entre Washington y Pekín y el gobierno chino había amenazado de “fuertes consecuencias”, si Pelosi llegaba a Taipei.

La última vez que un político estadounidense de tan alto rango viajó a Taiwán fue 1997.

China ve a Taiwán como una provincia rebelde que se reunificará con el continente tarde o temprano.

Mientras, Taiwán se ve a sí mismo como un país independiente, gobernado democráticamente, pese a que nunca ha declarado oficialmente su independencia.

Si bien Estados Unidos mantiene lo que llama una “relación sólida y no oficial” con Taiwán, tiene vínculos diplomáticos formales con China y no con la isla.

El viaje de Pelosi se produce también en medio de mayores tensiones entre Washington y Pekín, y en un contexto en el que China ha realizado varias incursiones aéreas y navales en la isla vecina.

Más información en breve…


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-Vto6Gt3SeI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.