Red de falsas enfermeras opera en el Centro Médico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Red de falsas enfermeras opera en el Centro Médico

Se identifican como “Enfermeras Londres” y operan al interior de las instalaciones del Centro, donde ofrecen sus falsos servicios a los familiares de personas hospitalizadas.
Por Francisco Sandoval Alarcón
18 de febrero, 2013
Comparte

En el Hospital de Especialidades del Centro Médico Siglo XXI de la Ciudad de México opera una red de falsas enfermeras que estafan a los familiares de pacientes hospitalizados en el área de cuidados intensivos.

Se trata de un grupo de personas que se ofrece a cuidar a los enfermos por las noches. Se presentan con el nombre de “Enfermeras Londres” y su líder podría ser una mujer vinculada con el Centro de Salud.

De acuerdo con una denuncia penal interpuesta en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), los integrantes de la  red tienen acceso a las instalaciones del hospital. Para ello portan batas blancas y se desenvuelven en el interior de una de las áreas que, en teoría, cuenta con un estricto control de seguridad para su ingreso: Cuidados intensivos.

Para entrar a esa área, por ejemplo, hay que pasar por dos puestos de control y vigilancia y es necesario dejar una identificación oficial. La política del hospital es que a ese lugar sólo ingrese su personal y familiares de los pacientes.

Una búsqueda hecha al reglamento interno del Centro Médico, arrojó que en sus diferentes instalaciones no se permite que enfermeras o médicos externos ofrezcan sus servicios para el cuidado de enfermos, tal y como ocurre en otros hospitales.

¿Falsa doctora, cabeza de la red?

La denuncia ante la PGJDF se presentó el viernes 11 de enero de 2013, por el familiar de un paciente –quien pidió anonimato- defraudado por la red.

En su denuncia penal, cuya copia está en poder de Animal Político, señala que estas personas se contactaron con él cuando el miércoles 9 de enero al mediodía, acudieron a cuidados intensivos del hospital para ofrecer sus “servicios”.

Hasta la cama donde se encontraba su familiar, llegaron las falsas enfermeras y le dejaron una tarjeta de presentación, en la que sólo aparece el nombre impreso con el que se identifican y los números telefónicos para contactarlas.

Interesado por los servicios, el denunciante se contactó telefónicamente con “Enfermeras Londres”. Una mujer que se identificó con el nombre de Leticia, le ofreció por el auricular un “paquete” para cuidar a su familiar por ocho noches a cambio de dos mil pesos. Cerrado el trato, Leticia le pidió que depositara el pago en una cuenta bancaria perteneciente a la supuesta “doctora” María del Carmen Ramírez Martínez, pues esa misma noche iniciarían los cuidados.

“Lo hicimos para estar tranquilos y descansar del ajetreo que nos había significado el viaje, la operación y la recuperación de mi familiar”, dice el denunciante originario del norteño estado de Sonora al ser entrevistado por Animal Político.

Fue hasta la segunda noche de ausencia y tras varias llamadas telefónicas donde la única respuesta era que si cumplirían con el trato, que el denunciante intuyó  que se trataba de un fraude.

Una búsqueda hecha al Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) arrojó que no existe ninguna doctora con el nombre de María del Carmen Ramírez Martínez. Lo que sí existe es una enfermera con ese nombre, quien en 1985 obtuvo su cédula profesional como “Técnico en Enfermería”, al egresar de la Escuela de Enfermería del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Más denuncias

En la PGJDF aseguran que ésta es la primera denuncia que se tiene de una supuesta red de falsas enfermeras operando al interior del Hospital de Especialidades del Siglo XXI, pero reconocen que no se trata del primer hecho ilícito que ahí se registra.

Apenas el año pasado se reportó un asalto a mano armada en el restaurante particular que se localiza dentro del Centro,  cuando todos los clientes fueron despojados de sus pertenencias. Además, se reportó un millonario asalto a mano armado a la farmacia. No sólo eso, se tienen documentados varios robos a las pertenencias de los pacientes y sus familiares.

Se trata de un Centro de Salud que por sus características, de alta especialidad,  recibe todos las semanas a cientos de personas de otros estados del país, que no conocen la dinámica de la ciudad y que atraviesan por una etapa de recuperación de sus enfermedades.

Animal Político buscó una entrevista con el doctor Carlos Cuevas, director del Hospital de Especializadas del Centro Médico Siglo XXI, para conocer si tienen conocimiento de la operación de la red de falsas enfermeras,  pero hasta el cierre de la edición no había ofrecido una postura del tema.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Tanya Dalton

Cómo reducir el estrés en la pandemia de COVID en 3 simples pasos

La demanda de atenciones relacionadas con la salud mental han aumentado durante los meses en que la COVID-19 se ha propagado por el mundo. ¿Cómo enfrentar los altos niveles de estrés y ansiedad que provoca la pandemia? Esta es una de las herramientas que puede ayudarte.
Tanya Dalton
19 de noviembre, 2020
Comparte

La pandemia de COVID-19 ha dejado ya más de 40 millones de personas infectadas en el mundo y más de un millón de víctimas fatales.

Quienes no han sido afectados de manera directa por el virus, probablemente han tenido que hacer cambios en su vida para adaptarse a las presiones familiares, económicas o laborales que la pandemia ha impuesto en un contexto de incertidumbre.

Según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 130 países, la demanda de consultas relacionadas con problemas de salud mental se ha incrementado, mientras que los sistemas de salud no dan abasto para responder a esos requerimientos.

Los especialistas hablan de una “crisis de salud mental sin precedentes”, donde una de las causas son los altos niveles de estrés.

Tanya Dalton, consultora especializada en productividad laboral, fundadora de la firma estadounidense Inkwell Press y autora de The Joy of Missing Out (“La alegría de perderse las cosas”), se ha especializado en el trabajo con mujeres.

En estos meses le ha tocado ver cómo muchas de ellas han aumentado su autoexigencia para responder a las demandas del trabajo y de su vida familiar, particularmente aquellas que suelen ser perfeccionistas y que, por ese motivo,no se permiten fallar.

“Tenemos que ser agresivamente imperfectos”, dice Dalton en diálogo con BBC Mundo, refiriéndose a la urgente necesidad de aceptar la imperfección como parte de nuestras vidas de una manera frontal.

No basta, explica, con bajar las revoluciones y reducir el número de tareas. Lo que se requiere es un profundo cambio de mentalidad que permita aceptar la imperfección en nuestras vidas como algo natural.

Una ilustración con personas usando mascarillas

Getty
“Está bien sentirse vulnerables”, argumenta Dalton.

Y ahora, en tiempos de pandemia, es el mejor momento para hacerlo. “Está bien sentirse vulnerable porque todos nos estamos sintiendo de esa manera”.

“En todos mis años de experiencia, he visto cómo ese cambio de mentalidad las ayuda enormemente en el trabajo y en sus vidas”, señala.

Estos son tres simples pasos para ser agresivamente imperfectos y bajar los niveles de estrés, según la consultora.

1. Priorizar lo que es importante y urgente

Se trata de identificar las tareas que nos llevan hacia objetivos a largo plazo y que tienen una fecha límite apremiante.

Para eso, hay que ponerlas en la parte superior de una listay darles máxima prioridad.

El problema es que cuando las personas están corriendo contra el reloj, no queda espacio para innovar o para encontrar soluciones creativas. Ahí es donde entra el segundo nivel.

2. Desarrollar lo que es importante, pero no urgente

En el segundo nivel están las actividades que nos acercan a nuestros objetivos finales porque se centran en la planificación futura y la superación personal, pero no tienen una fecha límite inminente.

Y precisamente porque no tienen un plazo a cumplir de manera urgente, es muy fácil que desaparezcan completamente del radar.

Es importante dejarles un espacio, dice Dalton, porque se trata de las actividades y proyectos que eventualmente aumentarán las posibilidades de un mejor desempeño laboral y personal.

3. Adaptarse (dejando de lado las cosas sin importancia)

En el tercer nivel entran las cosas sin mayor importancia, que no ayudan a alcanzar las metas a largo plazo pero que hacen muchísimo ruido.

Por ejemplo, cualquier tarea cotidiana del hogar como lavar los platos. O cumplir con un compromiso extralaboral simplemente porque nos sentimos obligados a hacerlo.

Una ilustración que muestra a una mujer sentada en posición de yoga frente a un reloj

BBC
Dalton plantea que es necesario priorizar las tareas partiendo por las cosas que son importantes y urgentes al mismo tiempo.

Por eso, hay ocasiones en que hay que decir que no. “No pasa nada si la cocina es un desastre”, apunta Dalton. Si se tiene que hacer más tarde o incluso mañana… tendrá que quedar para después.

Lo bueno de hacer una lista de cuestiones importantes, agrega, es que dejamos de desperdiciar energía pensando en qué viene a continuación y, en cambio, trabajamos por prioridades.

“Centrarse en nuestras prioridades es lo que separa a los ocupados de los verdaderamente productivos”, apunta.

“Pasé años sintiendo que todos los días se quedaban cortos. Finalmente me desperté y me di cuenta de que no existe lo perfecto”.

“Es hora de liberarse”, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.