Una novia falsa en Facebook por US$5
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Una novia falsa en Facebook por US$5

Hay una nueva tendencia de aparentar una falsa relación en el perfil de Facebook. Está principalmente dirigida a hombres y, dicen, suelen acudir quienes quieren dar celos a una exnovia. Dave Lee de BBC cuenta su experiencia.
Por Dave Lee *BBC Mundo
14 de febrero, 2013
Comparte

Sophia, de 24 años, es inteligente, guapa y espera poder graduarse en la Universidad. Y por US$5 será tu novia.

“En realidad no es gran cosa”, dice ella, al final de lo que ha sido una semana muy peculiar.

“Es fácil hacerlo… Sólo tienes que marcar la casilla de ‘en una relación'”.

Sophia es una entre muchas mujeres, y algunos hombres, que llevaron a las redes sociales el viejo oficio de la dama o el caballero “de compañía”.

Ahora, en lugar de contratar a alguien para que te tome del brazo y salga contigo a una fiesta o cena, se trata de aparentar en la red.

“Son sobre todo chicos que quieren dar celos a otra persona”, explica Sophia. “O para que parezca que tienen el perfil de Facebook repleto de chicas”.

El precio incluye el privilegio de cambiar tu perfil de Facebook a “en una relación con Sophia” durante una semana, así como comentarios y “likes” en los estados.

Pero, ¿realmente esto puede engañar a alguien? ¿Son los amigos y la familia, sin duda alguna, capaces de ver a través de un ardid tan falsamente construido?

Decidí intentar descubrirlo. Durante toda una semana (hoy es el último día), estuve viviendo en una especie de mentira, confundiendo a amigos y colegas.

Contraté a Sophia para que fuera mi novia falsa en Facebook.

Chicas brasileñas

El viaje para encontrarla tomó un poco de tiempo, pero se inició con el descubrimiento de una página que se publicó en Brasil el mes pasado.

Llamada Namoro Fake, la web lanzaba esperanzas prometedoras: “¿Quién no pensó en impresionar a sus amigos mostrando una mujer hermosa?”

“Con apenas unos clics, estas cuestiones se pueden resolver fácilmente”.

La web ofrece varias “candidatas” entre las que elegir, todas deseosas de dejar comentarios a los hombres que “quieran provocar celos en sus recién exnovias”.

Si bien no hay nada malo en ello, convencer a mis amigos de que había encontrado de repente a una novia tremendamente atractiva iba a ser tan difícil como realmente fue (sin contar con el problema añadido de que debía comunicarme con ella exclusivamente en portugués).

Así que, en vez de eso, di un paso adelante con Cloud Girlfriend, una web estadounidense.

Como Namoro Fake, permite a los usuarios definir su novia “perfecta” durante el proceso de registro.

Resistí la tentación de pedir simplemente a alguien “real” y opté por (y aquí va una pequeña pista sobre mis gustos) una chica morena, de 25 años, que tuviera una buena formación y con un interés en monólogos, cine y, por supuesto, ya que estamos soñando, el fútbol.

Abogados de Facebook

Pero algo no iba bien. Si bien estas webs estaban dirigidas a proporcionar una novia de “Facebook”, se hizo evidente que Cloud Girlfriend no parecía implicar nada en la red social.

Me puse en contacto con los propietarios para averiguar qué estaba pasando.

“Hemos recibido 85.000 mensajes de correo electrónico en las primeras 3 semanas de gente que quería saber más”, dice el cofundador David Fuhriman.

“Algunos contaban sus historias, otros decían qué era lo que querían de una chica, algunas chicas querían trabajar para nosotros para actualizar su estado de novias (falsas)”.

“La respuesta fue sorprendente, sincera, enorme y muy internacional”.

Pero entonces, vino el golpe bajo: “Desafortunadamente, llamamos la atención de los abogados de Facebook, que nos enviaron cartas sobre sus términos y condiciones”.

Parecía que Facebook no estaba muy interesado en ver surgir este tipo de servicio en su plataforma. No por la naturaleza de la web, sino por sus estrictas reglas sobre cuentas falsas.

Fuhriman decidió dar marcha atrás y, empezó a ejecutar un servicio de chat “anónimo”, lo que no tenía ninguna utilidad para mí.

Encontrar a Sophia

Una búsqueda en Google reveló que muchas otras webs ofrecían servicios de “contratación online de novias”, incluida una página con sede en Estados Unidos llamada Fiverr, que muestra lo que la gente está dispuesta a hacer por US$5.

Algunos ejemplos incluyeron “Haré tarjetas de felicitación hechas a mano para sus seres queridos” y “Grabaré un mensaje en video al estilo Robert De Niro”.

La búsqueda de “novia falsa” me llevó a montones de mujeres (u hombres que pretendían ser mujeres) que ofrecían sus servicios como personas con quien tener una relación fingida.

Hubo pocas ofertas para novios falsos, en casi todos los casos eran mujeres quienes ofrecían el servicio.

Elegí a Sophia, en parte por su ubicación (mostraba “Reino Unido”), pero sobre todo por su perfectamente redactado perfil en Facebook.

En un día ya lo teníamos todo, y entonces, antes de darme cuenta, ahí aparecía: estaba “en una relación”.

“Woohoo!”, comentó Sophia en mi página, con un pequeño corazón para añadir un poco de efecto.

No pasó mucho tiempo hasta que hubo una primera respuesta.

“Sophia?!? NOVIA?!”

Dejando de lado mi disgusto por la magnitud de la sorpresa de mi colega Andy, era bueno ver que mis más cercanos amigos intentaban adivinar qué pasaba.

Y así, se sucedieron una serie de preguntas inquisitorias de mis padres y amigos.

Descubriéndome

Sin embargo, como cada vez había más “likes” y mensajes, empecé a preocuparme.

No tenía una historia que me respaldara, ni una habilidad para actuar convincentemente cuando me preguntaban.

En ausencia de una explicación, mis amigos me ofrecieron sus propias teorías: que nos habíamos conocido en internet, sugirió uno, mientras otra especulaba con que nos habíamos enamorado en la azotea del más alto rascacielos de Londres, el Shard.

En un par de días, me descubrí a Sophia y le expliqué que era periodista.

“En realidad, es muy divertido”, dijo, antes de que compartiera abiertamente la motivación que había detrás de todo.

“Sophia es sólo mi nombre de usuario. ¡Nada de mi perfil en Facebook es real!“.

“¿Que si me gusta? Supongo, en el sentido de que es un ingreso extra. Siento que es algo inocente en Facebook cuando es tan sólo un cambio en el estado online”.

“Es una persona online, no siento que en realidad tenga algo que ver conmigo”.

“¡Es asunto tuyo!”

Recientemente, Facebook ha estado tomando medidas contra los perfiles falsos.

Pregunté a la compañía qué pensaba de mi experimento, y si Sophia o yo habíamos ido contra las directrices de Facebook.

Por mi parte, no. Pero en el caso de Sophia, era un poco más complicado.

“Suponiendo que la identificación de la cuenta es real y que la actividad del “negocio” no se está llevando a cabo en Facebook, no sería una violación de la política”, explicó un vocero.

“La única actividad ‘en Facebook’ es cambiar el estado de la relación y escribir comentarios amistosos. Cualquier acuerdo comercial que se derive de ello, fuera de Facebook, ¡es asunto tuyo!”.

Pero según explicaba Sophia, aunque el perfil que utilizaba era real, con sus propias fotos, el nombre no lo era.

Si Facebook le llamaba la atención a Sophia, tendría que utilizar su nombre real, o deshabilitar la cuenta.

Pero el vocero admitió que fue difícil para la compañía detectar este tipo de actividad.

“Nuestro negocio no es validar las relaciones de la gente”, dijo.

Canten a coro

Según avanzaban los días, mis amigos más cercanos empezaban a sospechar.

Tener una novia en Facebook era un trabajo muy duro. ¿Y para qué? Como dijo Sophia, la principal motivación para contratar a alguien como ella es para hacerle sentir mal a otra persona.

Con ello en mente, volví sobre mis pasos a Fiverr para ver si mi dinero podría conseguirme algo que me hiciera sentir mejor.

Encontré a Suzi Lindner (su nombre real, por fin), una cantante de Nueva York.

Ella ofrecía un jingle de 30 segundos con el tema que yo eligiera, así que, naturalmente, le pedí que contara mi calvario.

“¡Salga y consiga una novia real!”, cantaba Suzi. Y qué razón tenía.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo el ejercicio físico puede ayudarnos a crear nuevas neuronas y a mejorar la memoria

Por mucho tiempo se pensó que el cerebro no podía generar nuevas neuronas, pero ahora se sabe que la neurogénesis no se detiene ni siquiera durante la vejez.
31 de agosto, 2021
Comparte

Hace tiempo se pensaba que en el cerebro no se podían generar nuevas neuronas. Éste se entendía como una entidad estática e invariable que, simplemente, degeneraba a medida que envejecíamos o debido a lesiones cerebrales.

No obstante, a partir de los experimentos de la bióloga de la Universidad de Berkeley (Estados Unidos) Marian Diamond, se demostró en 1964 que el cerebro adulto era plástico y adaptativo.

Ese estudio fue pionero en identificar cómo las características del entorno afectaban directamente al desarrollo y crecimiento cerebral.

El experimento realizado contaba con una jaula grande y espaciosa con doce ratas que crecían en un ambiente enriquecido (elementos para jugar o correr en la rueda giratoria, compañía, alimentación diversa), así como con otras doce ratas que se encontraban en una jaula pequeña, aisladas, sin estímulos sociales o de juego.

Tras ochenta días, Diamond analizó sus cerebros y descubrió que el córtex cerebral se había modificado en el grupo del ambiente enriquecido.

En estos, la corteza cerebral era más extensa, debido al crecimiento de las espinas dendríticas de las neuronas, se observó angiogénesis —mayor número de vasos sanguíneos—, se vió incrementado el nivel del neurotransmisor acetilcolina, así como el del factor neutrófico derivado del cerebro, conocido por sus siglas en inglés BDNF, una proteína que se expresa especialmente en la corteza cerebral y el hipocampo, áreas fundamentales para procesos como aprendizaje y memoria.

Estos datos han generado un sinfín de estudios dirigidos a analizar el papel de cada uno de los elementos que componían ese ambiente enriquecido.

Neurogénesis y ejercicio físico

Desde los estudios pioneros de neuroplasticidad, múltiples han sido las evidencias científicas que demuestran cómo factores tales como la dieta, la actividad cognitiva diversa, el ambiente social, la novedad y el ejercicio físico son elementos que favorecen indiscutiblemente este fenómeno.

Cerebro.

Getty Images
El ejercicio físico regular puede contribuir a la neurogénesis.

Centrémonos en el ejercicio físico.

Los múltiples beneficios del ejercicio físico regular se han demostrado ampliamente en modelos humanos y animales. Sabemos que puede contribuir a la neurogénesis, así como poseer un rol importante para revertir y reparar el daño neural existente, tanto en mamíferos como en peces.

Comprender cómo se produce este proceso, y qué factores lo ponen en marcha, puede resolver el rompecabezas para mejorar la pérdida de memoria relacionada con la edad y tal vez prevenir enfermedades neurodegenerativas, incluido el Alzhéimer.

El cerebro promedio contiene alrededor de 100 000 millones de células cerebrales, la mayoría de las cuales se formaron antes del nacimiento. En las primeras etapas de la infancia se siguen generando nuevas células cerebrales a un ritmo acelerado.

Con los años, la neurogénesis disminuye gradualmente, pero el proceso no se detiene ni durante la vejez. Los factores neurotróficos ayudan a estimular y controlar este proceso, siendo el BDNF el más importante.

Entre 700 y 1.500 nuevas por día

Eso es especialmente cierto en el giro dentado del hipocampo, a pesar de que hay otras regiones cerebrales que también producen nuevas células cerebrales.

Recientemente, un equipo de investigación de la Universidad de Harvard, liderado por Rudolph Tanzi, ha encontrado que el hipocampo puede producir entre 700 y 1.500 nuevas neuronas cada día.

Hipocampo.

Getty Images
El ejercicio consigue acelerar la maduración de células madre a células adultas totalmente funcionales.

Quizás esto pueda no parecer mucho si tenemos en cuenta la vasta galaxia de neuronas que poseemos, pero incluso este pequeño número tiene valor, ya que mantiene activas muchas conexiones neurales ya existentes.

Así, si bien la mayoría de los cerebros puede desarrollar nuevas células, el objetivo de la ciencia ahora es encontrar las mejores maneras de hacerlo.

La idea sería que, si se puede aumentar el número de neuronas aún más a través de la neurogénesis, se podría intensificar la función principal del hipocampo y mejorar la forma en que las personas aprenden nueva información y acceden a la memoria a corto y largo plazo.

Los resultados de este estudio respaldan el vínculo entre ejercicio y neurogénesis.

Se encontró que el ejercicio aeróbico durante ocho semanas puede doblar la ratio de generación de nuevas neuronas en el hipocampo, en relación a aquellos sujetos que no realizan ejercicio.

Además de producir BDNF, el ejercicio aeróbico podría ayudar a aumentar la producción hepática de una enzima (Gpld1), que también puede ayudar con la neurogénesis.

Sabemos que el ejercicio consigue acelerar la maduración de células madre a células adultas totalmente funcionales y fomenta el principal mecanismo celular existente para el aprendizaje y la memoria, denominado aprendizaje a largo plazo. Todos estos elementos son clave para fomentar el aprendizaje y la memoria.

¿Cómo reducir el riesgo de enfermedades como el alzhéimer?

Aunque estos hallazgos provienen de estudios en animales, las personas podrían obtener los mismos beneficios cerebrales a través del ejercicio aeróbico. En este momento, no hay sustituto para el ejercicio regular para ayudar con la neurogénesis.

Mujer haciendo deporte.

Getty Images
Cualquier ejercicio físico que aumente la frecuencia cardíaca es ideal.

Sin embargo, no está claro qué tipo de ejercicio aeróbico funciona mejor, ni cuánto tiempo y cuánto es suficiente. Existen datos que sugieren entre 120 y 150 minutos recomendados de ejercicio de intensidad moderada por semana.

Estudios apuntan a la natación como uno de los deportes más completos. Promueve un claro beneficio cognitivo (mejoras en procesos atencionales, flexibilidad cognitiva, memoria) tanto en jóvenes como en personas mayores.

No obstante, cualquier ejercicio físico que aumente la frecuencia cardíaca, como usar usar una cinta de correr, andar en bicicleta o caminar con fuerza, son ideales. El cerebro en movimiento aprende más rápido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpyNdI_pg38

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.